domingo, 13 de octubre de 2019

Mercedes Benz EQV. El monovolumen eléctrico con carácter español.


Una de las novedades que presentó Mercedes-Benz en el Salón del Automóvil de Frankfurt es el monovolumen premium totalmente eléctrico EQV que pasará a la producción en serie en breve. 


Para este modelo hablamos de una autonomía eléctrica de 405 Km, un dato que aún es provisional y 204 cv de potencia, con una velocidad máxima autolimitada de 160 Km/h. Además tendrá la función de carga rápida, que carga la batería de un 10 a un 80% en tan solo 45 minutos. Por supuesto, tendrá un gran nivel de confort y versatilidad interior gracias a que se podrán elegir diferentes tipos de configuraciones, con 6 u 8 plazas y podrá elegirse con dos longitudes de carrocería.


El motor eléctrico y la transmisión de una velocidad están situados sobre el eje delantero junto con el sistema de refrigeración y las placas de gestión electrónica, lo que constituye una unidad muy compacta, con una conexión de carga en el lateral del parachoques y la batería de 90KWh útiles se sitúa en el piso de la carrocería, por lo que la ganancia en espacio del interior es, simplemente, superlativa y, obviamente, también obtiene un gran comportamiento dinámico gracias a esa ubicación.


A la hora de conducirlo, por supuesto, las baterías se recargarán gracias a las frenadas regenerativas, pero el conductor también tendrá su parte de protagonismo si utiliza el avanzado sistema de recuperación por levas. Las levas situadas detrás del volante, en esta ocasión no sirven para cambiar de marcha, sino que aumentan o disminuyen el grado de recuperación del vehículo, pudiendo llegar a utilizar un solo pedal para conducir el EQV. El nivel de recuperación en posición automática (D Auto) refleja la inteligencia del EQV. Por otra parte, el Asistente ECO activado automáticamente ayuda al conductor a lograr la mejor eficiencia posible. Combina datos de navegación, reconocimiento de señales de tráfico e información proporcionada por los sistemas inteligentes de asistencia de seguridad (radar y cámara) ajustando automáticamente el grado de recuperación.


De todas formas, una parte de la tecnología de la marca EQ (los eléctricos de Mercedes-Benz) es un ecosistema integral de electro movilidad, del que el nuevo EQV se beneficia como un miembro más de la familia EQ. Esto incluye una gran gama de servicios, que abarca desde funciones del vehículo como navegación adaptada hasta la infraestructura de carga. En combinación con la navegación optimizada para EQ, la gestión de guiado activo asegura que el conductor alcance el destino de forma segura incluso si se pierde una parada de carga.


Si hablamos de su diseño exterior, todos los vehículos EQ se distinguen por una parrilla delantera de color negro con lamas cromadas y en este caso, también observamos unas llantas de aleación de 18 pulgadas que transmiten movimiento hasta con el vehículo parado. Por supuesto, el interior no se queda a la zaga e incorpora el sistema MBUX que une un sistema de control por voz con autoaprendizaje. El tapizado del salpicadero y los paneles de las puertas "Midnight Blue" le da un acabado muy fresco, junto con las costuras decorativas en color oro rosa en asientos y paneles.

Y es que el nuevo EQV será un buen revulsivo para el entramado empresarial de España, ya que la fabricación en serie del EQV se integrará en la producción de la planta española de Mercedes-Benz en Vitoria donde también se fabrican el Clase V y la furgoneta Vito. Esto permite fácilmente flexibilizar su producción adaptándose a la demanda de cada uno de los modelos.


domingo, 13 de octubre de 2019

Mercedes Benz EQV. El monovolumen eléctrico con carácter español.


Una de las novedades que presentó Mercedes-Benz en el Salón del Automóvil de Frankfurt es el monovolumen premium totalmente eléctrico EQV que pasará a la producción en serie en breve. 


Para este modelo hablamos de una autonomía eléctrica de 405 Km, un dato que aún es provisional y 204 cv de potencia, con una velocidad máxima autolimitada de 160 Km/h. Además tendrá la función de carga rápida, que carga la batería de un 10 a un 80% en tan solo 45 minutos. Por supuesto, tendrá un gran nivel de confort y versatilidad interior gracias a que se podrán elegir diferentes tipos de configuraciones, con 6 u 8 plazas y podrá elegirse con dos longitudes de carrocería.


El motor eléctrico y la transmisión de una velocidad están situados sobre el eje delantero junto con el sistema de refrigeración y las placas de gestión electrónica, lo que constituye una unidad muy compacta, con una conexión de carga en el lateral del parachoques y la batería de 90KWh útiles se sitúa en el piso de la carrocería, por lo que la ganancia en espacio del interior es, simplemente, superlativa y, obviamente, también obtiene un gran comportamiento dinámico gracias a esa ubicación.


A la hora de conducirlo, por supuesto, las baterías se recargarán gracias a las frenadas regenerativas, pero el conductor también tendrá su parte de protagonismo si utiliza el avanzado sistema de recuperación por levas. Las levas situadas detrás del volante, en esta ocasión no sirven para cambiar de marcha, sino que aumentan o disminuyen el grado de recuperación del vehículo, pudiendo llegar a utilizar un solo pedal para conducir el EQV. El nivel de recuperación en posición automática (D Auto) refleja la inteligencia del EQV. Por otra parte, el Asistente ECO activado automáticamente ayuda al conductor a lograr la mejor eficiencia posible. Combina datos de navegación, reconocimiento de señales de tráfico e información proporcionada por los sistemas inteligentes de asistencia de seguridad (radar y cámara) ajustando automáticamente el grado de recuperación.


De todas formas, una parte de la tecnología de la marca EQ (los eléctricos de Mercedes-Benz) es un ecosistema integral de electro movilidad, del que el nuevo EQV se beneficia como un miembro más de la familia EQ. Esto incluye una gran gama de servicios, que abarca desde funciones del vehículo como navegación adaptada hasta la infraestructura de carga. En combinación con la navegación optimizada para EQ, la gestión de guiado activo asegura que el conductor alcance el destino de forma segura incluso si se pierde una parada de carga.


Si hablamos de su diseño exterior, todos los vehículos EQ se distinguen por una parrilla delantera de color negro con lamas cromadas y en este caso, también observamos unas llantas de aleación de 18 pulgadas que transmiten movimiento hasta con el vehículo parado. Por supuesto, el interior no se queda a la zaga e incorpora el sistema MBUX que une un sistema de control por voz con autoaprendizaje. El tapizado del salpicadero y los paneles de las puertas "Midnight Blue" le da un acabado muy fresco, junto con las costuras decorativas en color oro rosa en asientos y paneles.

Y es que el nuevo EQV será un buen revulsivo para el entramado empresarial de España, ya que la fabricación en serie del EQV se integrará en la producción de la planta española de Mercedes-Benz en Vitoria donde también se fabrican el Clase V y la furgoneta Vito. Esto permite fácilmente flexibilizar su producción adaptándose a la demanda de cada uno de los modelos.