miércoles, 19 de febrero de 2020

BMW X1 y X2 xDrive25e. Los top se hibridan.


BMW pone en escena a dos componentes muy deseados y versátiles en sus versiones híbridas-enchufables dentro de un segmento inagotable y que parece no tener fin.
Obviamente, estas alternativas son imprescindibles dentro de la gama y viendo cómo se nos presenta el futuro, así que BMW ha aprovechado para presentarnos a dos miembros originales de su estrategia de electrificación.


En los nuevos BMW X1 xDrive25e y BMW X2 xDrive25e se puede experimentar la interacción de forma inteligente entre un motor de combustión y un eléctrico, así como desplazamientos sin emisiones locales en el, tan afamado, segmento SUV premium a partir de 2020. Una propulsión eléctrica eficiente y una batería de iones de litio de última generación permiten que su autonomía eléctrica alcance hasta 57 kilómetros en los dos nuevos modelos híbridos enchufables. Con un consumo combinado de combustible de 2,1 a 1,9 l/100 km (homologado por la marca) y unas emisiones de CO2 de 48 a 43 g/km para el BMW X1 xDrive25e y 2,1 a 1,9 l/100 km y de 47 a 43 g/km para el BMW X2 xDrive25e. El consumo combinado de energía del BMW X1 xDrive25e es de 14,3 a 13,8 kWh cada 100 km y de 14,2 a 13,7 kWh cada 100 km correspondientes del BMW X2 xDrive25e. Ambos modelos cuentan, por supuesto, con la tracción total de la marca xDrive.


Los dos híbridos enchufables se suman y extienden la amplia gama de modelos BMW en el segmento compacto premium de vehículos SUV ya que, además de numerosas variantes con motores de gasolina y diésel extremadamente eficientes, ofrecerán por primera vez versiones con propulsión electrificada. Por lo tanto, la gama incluirá, además de modelos de acceso con un motor de combustión de 3 cilindros, también los nuevos híbridos enchufables y el BMW X2 M35i, el tope de gama con una potencia máxima de 306 CV. Con la ampliación de su gama en el segmento compacto premium, la ofensiva de modelos del Grupo BMW gana un mayor impulso en el área de los híbridos enchufables, ya que la oferta actual comprende al MINI Cooper SE Countryman, que pasó por nuestras manos, el BMW 225xe Active Tourer, los BMW Serie 3 y BMW Serie 5 y la berlina de lujo híbrida enchufable de la Serie 7 de BMW. En el futuro también estarán disponibles cuatro modelos BMW X con propulsión híbrida enchufable.


Como pionero en movilidad eléctrica, BMW tiene la intención de introducir más de un millón de vehículos con conducción electrificada en la carretera hasta finales de 2021, ya que la marca prevé que para 2021 el 25% de los vehículos vendidos por BMW en Europa contarán con propulsión electrificada. Para 2025 esta cifra alcanzará el 33% y el 50% para 2030. De esta manera, el Grupo BMW planea ampliar su gama con 25 vehículos electrificados adicionales para 2023.


El sistema híbrido enchufable de los nuevos BMW X1 xDrive 25e y BMW X2 xDrive25e, que son los modelos que nos ocupan ahora, consta de un motor de gasolina 1.5 y 3 cilindros y un sistema de propulsión eléctrico especialmente desarrollado para estos modelos; que proviene del sistema modular de tecnología eDrive del Grupo BMW. El motor de gasolina desarrolla una potencia máxima de 125 CV y ​​un par de 220 Nm. Transfiere su potencia a las ruedas delanteras a través de una transmisión Steptronic de 6 velocidades. Por su parte, el motor eléctrico genera una potencia de 95 CV y ​​entrega 165 Nm de par a las ruedas traseras a través de una transmisión de una velocidad única. Esto lo convierte en un tracción total gracias a su específico sistema híbrido, que aporta a ambos modelos un nivel único de agilidad, muy propio de los productos BMW.


La entrega de potencia del motor eléctrico, que entrega su par máximo al instante desde el inicio del movimiento, permite al conductor reaccionar extremadamente rápido a las condiciones cambiantes de la conducción. Además, la disposición del motor eléctrico sobre el eje trasero contribuye a una equilibrada distribución de los pesos que, junto con la interacción controlada de forma inteligente entre las dos unidades de potencia, proporciona la máxima estabilidad, comodidad y respuesta dinámica en ambos componentes.


En conjunto, el motor de combustión y el eléctrico proporcionan una potencia máxima de 220 CV y el par máximo es de 385 Nm. El nuevo BMW X1 xDrive25e acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, alcanzando una velocidad punta de 190 Km/h, mientras el nuevo BMW X2 xDrive25e lo cubre en 6,8 segundos y llega hasta los 195Km/h. Además, el refuerzo eléctrico proporcionado por el sistema de transmisión garantiza reservas de seguridad adicionales así como una deportiva respuesta al adelantar en carretera.


Con la última tecnología de batería de alto voltaje los nuevos BMW X1 xDrive25e y BMW X2 xDrive25e cuentan con generosas reservas de energía eléctrica, que permiten al conductor desplazarse a diario sin emisiones locales sólo con el empleo del motor eléctrico. La batería de iones de litio de última generación tiene una capacidad de 10 kWh, que permite una autonomía eléctrica de 54 a 57 km (en condiciones óptimas) en el BMW X1 xDrive25e y de 55 a 57 km en el nuevo BMW X2 xDrive25e. La batería se puede cargar en tomas domésticas convencionales con el cable de carga del equipo de serie en unas 5 horas y en 3,5 horas se cargaría al 80%. Con el BMW i Wallbox la operación de carga requiere menos de 3,2 horas y el 80% de la capacidad total se alcanza a las 2,4 horas.


La disposición de la batería bajo los asientos traseros no sólo consigue un muy bajo centro de gravedad, que optimiza la agilidad de los nuevos BMW X1 xDrive25 y BMW X2 xDrive25e, sino también una capacidad de transporte sólo ligeramente reducida frente a las variantes con propulsión convencional, puesto que el volumen del maletero principal dispone de una capacidad total en el nuevo BMW X1 xDrive25e de 450 litros, que pueden aumentar de forma exponencial si abatimos los asientos traseros.


Una vez en marcha, el conductor puede usar el botón eDrive en la consola central para intervenir en el sistema de propulsión. En la configuración estándar AUTO eDRIVE el sistema de conducción inteligente garantiza una interacción óptima entre los dos motores en todas las situaciones de conducción y los datos de navegación también se utilizan en la operativa del sistema híbrido enchufable tanto para aumentar la eficiencia como el placer de conducir. Si activamos el modo MAX eDrive aprovecharemos al máximo el funcionamiento en modo eléctrico, alcanzando hasta los 135 Km/h en los dos modelos. Además, también existe el modo SAVE BATTERY, que permite al conductor mantener el nivel de carga de la batería mientras conduce o aumentarla mediante la recuperación de energía. De esta manera, la electricidad de la batería se puede ahorrar para su uso posterior cuando se conduce en modo puramente eléctrico en la ciudad, por ejemplo.


Complementariamente, los nuevos BMW X1 xDrive25e y BMW X2 xDrive25e cuentan con protección acústica para peatones de serie. Al conducir en modo eléctrico a velocidades de hasta 30 km/h se genera un sonido, diseñado específicamente para los modelos BMW electrificados, con el fin de alertar a otros usuarios de la vía de que se aproxima un coche sin que ello afecte a la comodidad acústica de los ocupantes del vehículo. Además, el equipamiento de serie de los dos modelos compactos de BMW X híbridos enchufables también incluye llantas de 17 pulgadas, climatizador bizona y climatización auxiliar; con lo que el habitáculo se puede acondicionar previamente de forma remota desde BMW Connected a través de un smartphone.


Como alternativa a la versión de acceso, el nuevo BMW X1 xDrive25e está disponible con los Acabados Sport, xLine y M Sport. Para el nuevo BMW X2 xDrive25e, los clientes pueden elegir entre las siguientes opciones: Impulse, M Sport y M Sport X. Además de los paquetes de equipamiento respectivos, prácticamente todo el equipamiento opcional para los BMW X1 o BMW X2 con motor de combustión están disponibles en los híbridos enchufables.


Con estas dos nuevas variantes, BMW nos muestra el camino que seguirán sus futuros modelos y se posiciona un poco mejor dentro del segmento SUV. Una solución inteligente que obtiene la etiqueta ECO de la DGT y que cuenta con innumerables ventajas para una utilización diaria en las grandes urbes. 




miércoles, 19 de febrero de 2020

BMW X1 y X2 xDrive25e. Los top se hibridan.


BMW pone en escena a dos componentes muy deseados y versátiles en sus versiones híbridas-enchufables dentro de un segmento inagotable y que parece no tener fin.
Obviamente, estas alternativas son imprescindibles dentro de la gama y viendo cómo se nos presenta el futuro, así que BMW ha aprovechado para presentarnos a dos miembros originales de su estrategia de electrificación.


En los nuevos BMW X1 xDrive25e y BMW X2 xDrive25e se puede experimentar la interacción de forma inteligente entre un motor de combustión y un eléctrico, así como desplazamientos sin emisiones locales en el, tan afamado, segmento SUV premium a partir de 2020. Una propulsión eléctrica eficiente y una batería de iones de litio de última generación permiten que su autonomía eléctrica alcance hasta 57 kilómetros en los dos nuevos modelos híbridos enchufables. Con un consumo combinado de combustible de 2,1 a 1,9 l/100 km (homologado por la marca) y unas emisiones de CO2 de 48 a 43 g/km para el BMW X1 xDrive25e y 2,1 a 1,9 l/100 km y de 47 a 43 g/km para el BMW X2 xDrive25e. El consumo combinado de energía del BMW X1 xDrive25e es de 14,3 a 13,8 kWh cada 100 km y de 14,2 a 13,7 kWh cada 100 km correspondientes del BMW X2 xDrive25e. Ambos modelos cuentan, por supuesto, con la tracción total de la marca xDrive.


Los dos híbridos enchufables se suman y extienden la amplia gama de modelos BMW en el segmento compacto premium de vehículos SUV ya que, además de numerosas variantes con motores de gasolina y diésel extremadamente eficientes, ofrecerán por primera vez versiones con propulsión electrificada. Por lo tanto, la gama incluirá, además de modelos de acceso con un motor de combustión de 3 cilindros, también los nuevos híbridos enchufables y el BMW X2 M35i, el tope de gama con una potencia máxima de 306 CV. Con la ampliación de su gama en el segmento compacto premium, la ofensiva de modelos del Grupo BMW gana un mayor impulso en el área de los híbridos enchufables, ya que la oferta actual comprende al MINI Cooper SE Countryman, que pasó por nuestras manos, el BMW 225xe Active Tourer, los BMW Serie 3 y BMW Serie 5 y la berlina de lujo híbrida enchufable de la Serie 7 de BMW. En el futuro también estarán disponibles cuatro modelos BMW X con propulsión híbrida enchufable.


Como pionero en movilidad eléctrica, BMW tiene la intención de introducir más de un millón de vehículos con conducción electrificada en la carretera hasta finales de 2021, ya que la marca prevé que para 2021 el 25% de los vehículos vendidos por BMW en Europa contarán con propulsión electrificada. Para 2025 esta cifra alcanzará el 33% y el 50% para 2030. De esta manera, el Grupo BMW planea ampliar su gama con 25 vehículos electrificados adicionales para 2023.


El sistema híbrido enchufable de los nuevos BMW X1 xDrive 25e y BMW X2 xDrive25e, que son los modelos que nos ocupan ahora, consta de un motor de gasolina 1.5 y 3 cilindros y un sistema de propulsión eléctrico especialmente desarrollado para estos modelos; que proviene del sistema modular de tecnología eDrive del Grupo BMW. El motor de gasolina desarrolla una potencia máxima de 125 CV y ​​un par de 220 Nm. Transfiere su potencia a las ruedas delanteras a través de una transmisión Steptronic de 6 velocidades. Por su parte, el motor eléctrico genera una potencia de 95 CV y ​​entrega 165 Nm de par a las ruedas traseras a través de una transmisión de una velocidad única. Esto lo convierte en un tracción total gracias a su específico sistema híbrido, que aporta a ambos modelos un nivel único de agilidad, muy propio de los productos BMW.


La entrega de potencia del motor eléctrico, que entrega su par máximo al instante desde el inicio del movimiento, permite al conductor reaccionar extremadamente rápido a las condiciones cambiantes de la conducción. Además, la disposición del motor eléctrico sobre el eje trasero contribuye a una equilibrada distribución de los pesos que, junto con la interacción controlada de forma inteligente entre las dos unidades de potencia, proporciona la máxima estabilidad, comodidad y respuesta dinámica en ambos componentes.


En conjunto, el motor de combustión y el eléctrico proporcionan una potencia máxima de 220 CV y el par máximo es de 385 Nm. El nuevo BMW X1 xDrive25e acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, alcanzando una velocidad punta de 190 Km/h, mientras el nuevo BMW X2 xDrive25e lo cubre en 6,8 segundos y llega hasta los 195Km/h. Además, el refuerzo eléctrico proporcionado por el sistema de transmisión garantiza reservas de seguridad adicionales así como una deportiva respuesta al adelantar en carretera.


Con la última tecnología de batería de alto voltaje los nuevos BMW X1 xDrive25e y BMW X2 xDrive25e cuentan con generosas reservas de energía eléctrica, que permiten al conductor desplazarse a diario sin emisiones locales sólo con el empleo del motor eléctrico. La batería de iones de litio de última generación tiene una capacidad de 10 kWh, que permite una autonomía eléctrica de 54 a 57 km (en condiciones óptimas) en el BMW X1 xDrive25e y de 55 a 57 km en el nuevo BMW X2 xDrive25e. La batería se puede cargar en tomas domésticas convencionales con el cable de carga del equipo de serie en unas 5 horas y en 3,5 horas se cargaría al 80%. Con el BMW i Wallbox la operación de carga requiere menos de 3,2 horas y el 80% de la capacidad total se alcanza a las 2,4 horas.


La disposición de la batería bajo los asientos traseros no sólo consigue un muy bajo centro de gravedad, que optimiza la agilidad de los nuevos BMW X1 xDrive25 y BMW X2 xDrive25e, sino también una capacidad de transporte sólo ligeramente reducida frente a las variantes con propulsión convencional, puesto que el volumen del maletero principal dispone de una capacidad total en el nuevo BMW X1 xDrive25e de 450 litros, que pueden aumentar de forma exponencial si abatimos los asientos traseros.


Una vez en marcha, el conductor puede usar el botón eDrive en la consola central para intervenir en el sistema de propulsión. En la configuración estándar AUTO eDRIVE el sistema de conducción inteligente garantiza una interacción óptima entre los dos motores en todas las situaciones de conducción y los datos de navegación también se utilizan en la operativa del sistema híbrido enchufable tanto para aumentar la eficiencia como el placer de conducir. Si activamos el modo MAX eDrive aprovecharemos al máximo el funcionamiento en modo eléctrico, alcanzando hasta los 135 Km/h en los dos modelos. Además, también existe el modo SAVE BATTERY, que permite al conductor mantener el nivel de carga de la batería mientras conduce o aumentarla mediante la recuperación de energía. De esta manera, la electricidad de la batería se puede ahorrar para su uso posterior cuando se conduce en modo puramente eléctrico en la ciudad, por ejemplo.


Complementariamente, los nuevos BMW X1 xDrive25e y BMW X2 xDrive25e cuentan con protección acústica para peatones de serie. Al conducir en modo eléctrico a velocidades de hasta 30 km/h se genera un sonido, diseñado específicamente para los modelos BMW electrificados, con el fin de alertar a otros usuarios de la vía de que se aproxima un coche sin que ello afecte a la comodidad acústica de los ocupantes del vehículo. Además, el equipamiento de serie de los dos modelos compactos de BMW X híbridos enchufables también incluye llantas de 17 pulgadas, climatizador bizona y climatización auxiliar; con lo que el habitáculo se puede acondicionar previamente de forma remota desde BMW Connected a través de un smartphone.


Como alternativa a la versión de acceso, el nuevo BMW X1 xDrive25e está disponible con los Acabados Sport, xLine y M Sport. Para el nuevo BMW X2 xDrive25e, los clientes pueden elegir entre las siguientes opciones: Impulse, M Sport y M Sport X. Además de los paquetes de equipamiento respectivos, prácticamente todo el equipamiento opcional para los BMW X1 o BMW X2 con motor de combustión están disponibles en los híbridos enchufables.


Con estas dos nuevas variantes, BMW nos muestra el camino que seguirán sus futuros modelos y se posiciona un poco mejor dentro del segmento SUV. Una solución inteligente que obtiene la etiqueta ECO de la DGT y que cuenta con innumerables ventajas para una utilización diaria en las grandes urbes.