Alfa Romeo Giuletta. Tradición italiana.


Hace varios años, cuando decidí comprar mi segundo coche (el primero que me iba a comprar nuevo), estuve tanteando el mercado de los compactos. Miré el Mazda 3, el Renault Megane, el Ford Focus... pero realmente me sentía atraído por el Alfa Romeo 147. Allí estaba; negro, con su motor 1.6 con 120cv, muy bien equipado con el paquete sport y con esas llantas de aleación características de Alfa, tipo dial telefónico de los 80. Su diseño me parecía muy original, era un cinco puertas pero con aspecto cupé, ya que la manilla de las traseras estaba perfectamente camuflada; en cuanto a su motor...bueno, ya sabéis lo que se suele decir de los motores italianos... Pero todo eso no me importaba, estaba dispuesto a tentar a la suerte con ese coche. Fui al concesionario para que me informaran y la boca se me hacía agua por momentos, hasta que nos sentamos para hablar del precio. ¿6000 euros más que un coche similar de la competencia? Eso fue lo que hizo que me decantase por un Seat León Sport.
La verdad es que nunca me arrepentí de haberme comprado el Seat, ya que me parecía un buen coche, pero siempre me quedará la espiníta clavada de haberlo intentado con el Alfa. Todo el mundo que conozco que ha tenido uno, me ha comentado que tienes que conducirlo, sentirlo y sufrirlo para saber lo que es ser un "alfista"; toda una experiencia.


Teóricamente, Alfa es lo que Seat en sus respectivos grupos automovilísticos; la marca deportiva.
Así pues, sus coches poseen un gran atractivo para gente dinámica y además tienen un gran impacto visual debido a su diseño.Pero después de un lavado de cara y varios años peleando en el segmento semi-premium, ha llegado la hora de sustituir al viejo 147.
Giuletta, es el nombre del coche que a partir de ahora está destinado a ocupar el segmento de los compactos en la marca y que han recuperado de un modelo de éxito en sus días. Su linea exterior no cambia de apariencia, sigue siendo un tres volúmenes y tiene esa rejilla del radiador característica, aunque todo lo demás es totalmente nuevo. Ahora su diseño es más redondo, tiene unos faros más bonitos en la calandra trasera y los de la parte delantera incorporan unos leds de iluminación diurna.
Es 15cm más largo y 8cm más ancho que su antecesor, con lo que gana enteros en habitabilidad y aplomo, aunque los que vayan en las plazas posteriores tendrán que tener cuidado al entrar con el marco de la puerta. El maletero es suficiente, igualando en capacidad al del Golf pero más pequeño que la mayoría de sus competidores actuales.
En cuanto al orden de marcha se refiere ha ganado mucho, ya que pese a su aumento de tamaño, pesa apenas 60kg más, así que es un coche ligero con una dirección muy precisa que hará las delicias de los conductores más atrevidos. Además, toda la gama cuenta ahora con el sistema DNA, estrenado en el Alfa Mito. Este sistema te permite elegir, por medio de una palanquíta en el salpicadero, tres formas de conducción: Dynamic, Normal y All wheather. En todas modifica la respuesta del motor, la dirección y el diferencial, según en que condiciones estemos conduciendo. También se incorpora el sistema Stop/Start en todas sus versiones menos en la más potente Quadrifoglio Verde, para hacer sus motores más eficientes en cuanto a consumos y emisiones.


En el interior también han echado el resto y han mezclado varios materiales plásticos, duros y blandos de una forma exquisita, ya que en los modelos anteriores predominaban los duros y con unos ajustes más que discutibles, que provocaban ciertos "grillos" con el paso de los años. Ahora, la posición de los mandos es más ergonómica que en modelos pasados y todo está más a mano para el conductor. También puedes elegir el tipo de navegador; o uno denominado "pop-up", escamoteable e integrado en el salpicadero o un Tom-Tom de quita y pon.


En cuanto a los motores, tiene 3 gasolina y 2 diésel. El básico de gasolina es un 1.4 turbo que rinde 120cv, seguido por el mismo bloque pero con tecnología multiair (patentado por el grupo Fiat y que optimiza el rendimiento del motor) con 170cv y el más potente 1750cc turbo, que genera 265cv y se denomina Quadrifoglio Verde. Los motores diésel son un 1.6 JTD multijet, que rinde 105cv y un 2.0 JTD multijet que se pone también en 170cv, todos con caja de cambios manual de 6 velocidades.
Los precios se sitúan dentro de la clase media-alta para este tipo de vehículos, desde 20.725 euros del más básico de gasolina hasta los 29.965 euros que cuesta la versión más enérgica.



En definitiva, parece que las marcas italianas por fin se han puesto las pilas y pueden competir de tu a tu con las marcas alemanas más prestigiosas. Atrás quedaron los años en que un Alfa era un quiero y no puedo y se estropeaba con unos cientos de kilómetros.



Si se me plantease una situación como la relatada al empezar el articulo de nuevo, volvería a negociar con los amigos del concesionario para ver si al fin me puedo convertir en un "alfista".
Por cierto, ¿os habéis fijado que el salpicadero tiene cierta similitud al de un Fiat 500?


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC