Dacia Duster. ¿Eres de campo o ciudad?










Para los que amamos el mundo del automóvil, Dacia es una marca que probablemente no nos llame absolutamente nada la atención. Quizás no tenga una historia deportiva ejemplar, ni unos coches llamativos, ni destaquen por sus prestaciones, ni por su estética... pero ahí están, ocupando un nicho de mercado que es el de los vehículos denominados "low cost".

Originalmente, esta marca rumana, fabricaba coches orientados al mercado de los países del éste que no eran nada más que Renault descatalogados por la marca en la europa occidental, el R 12, el R 5... Dacia compraba las máquinas obsoletas y fabricaban bajo licencia.

Pero un buen día, la marca francesa quiso implicarse más con este fabricante y lo adoptó dentro de su grupo para fabricar coches de bajo coste. Así nació el Logan, que aprovechaba las piezas de coches Renault de las anteriores generaciones, para reducir costes y poder vender más barato, y lo mezclaba con un diseño original nada moderno, pero muy aprovechable y atemporal.


Ahora la marca se ha hecho mayor y tras el éxito de sus vehículos en todo el mundo, se atreve con el segmento SUV, tan demandado.

El nuevo Dacia Duster es el todo-camino de la marca.

Como es obvio, no tiene grandes aspiraciones pero tampoco le hace falta codearse con lo más granado del segmento como el Suzuki Grand Vitara o el Toyota Rav-4, simplemente pretenden arañar clientes del sector de los polivalentes, que busquen una estética más campera y necesiten de espacio y habitabilidad y no le den importancia a los gadgets tecnológicos y los acabados por una módica cantidad de dinero. Esta es la filosofía Dacia, coches robustos a precio de saldo.


Así pues, si quieres uno con tracción delantera y el acabado Base, solo te costará 11.900 euros; eso sí, olvidate de los elevalunas eléctricos, el aire acondicionado, el cierre centralizado...pero a cambio tendrás un coche que aún con tracción 4x2, se mueve muy bien por caminos en mal estado y trialeras, ya que su altura respecto al suelo de 20cm, le permite tener un ángulo de ataque de 30º y de 36º en salida, lo que tampoco le resta efectividad en carretera.



Los motores son todos de origen Renault y destacan por su rendimiento y su bajo coste de mantenimiento. En un principio se moverá con tres motorizaciones, un 1.6 de gasolína con 110cv y dos diésel 1.4 de 85cv (solo para el tracción delantera) y de 110cv, asociados a transmisiones manuales de 5 o 6 velocidades, en el caso del diésel más potente.

La habitabilidad es bastante buena, sus 4,31 metros de largo y 1,82 de ancho así lo certifícan, pero las tres plazas posteriores no son tan comodas como cabría esperar para tres adultos.

El maletero sí que es inmenso, con 475 litros de capacidad o 443 litros en el caso del 4x4, ya que el típo de suspensión que utiliza hace que pierda un poco de esa capacidad, pero si abatimos los asientos traseros, aumenta hasta los 1.636 y 1.604 litros respectivamente.

En cuanto a sus prestaciones son bastante discretas claro, por ejemplo; el motor de gasolina con 110cv alcanza una velocidad máxima de 165Km/h, consigue el 0-100 en 11,5 segundos y tiene un consumo mixto de 7,5 litros a los 100km.

Los precios, como ya hemos dicho antes, son su gran baza. 11.900 cuesta el tracción delantera con acabado Base y 13.900 euros te pediran por el 4x4 con el acabado Laureate que incluye un gran equipamiento, pasando por el acabado Ambiance, que es el intermedio. Como opción, te ofrecen el ESP por unos 300 euros, muy recomendable para este tipo de vehículo.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC