sábado, 10 de julio de 2010

Lo demás es historia: Opel Senator



Por una petición personal, voy ha hacer una pequeña reseña sobre un coche que en su época de niño, le gustaba a un compañero de trabajo; el Opel Senator.



Él me decía, que aparte de que era un coche espectacular y enorme para aquellos maravillosos años, el nombre de Senator le daba un porte especial y "pegaba" muy bien con su estética.



Yo le comenté que su ancestro se llamó Kapitan, y que también era un sobrenombre bastante potente, pero realmente ese coche no triunfó en Europa hasta casi el final de su vida comercial, así que de momento no comentaremos nada sobre él.


El Opel Senator apareció en 1978 sobre la plataforma del Opel Rekord pero con 4.83 metros de largo. Era la berlina más grande de Opel y estuvo a la venta con la misma carrocería hasta 1987, que sufrió un profundo restyling, para dejarse de fabricar en 1994. Sus motores eran todos de gasolina y ofrecían potencias de entre 115 y 204cv y se podía elegir con cambio manual o automático.



En la última hornada de Senator, los coches tenían un equipamiento de serie bastante imponente y podías elegirlos con ABS, climatizador, doble airbag delantero, los cuatro elevalunas eléctricos...



Por su parte, el precio era bastante elevado para la época y costaba a partir de casi 21.000 euros al cambio.



Más tarde, y poco a poco, fue sustituido por el Opel Omega como berlina de representación, aunque estuvieron conviviendo durante varios años en el mercado.



Sin lugar a dudas, el Opel Senator fue un gran coche, aunque también, por precio o características; fue también un incomprendido. 


sábado, 10 de julio de 2010

Lo demás es historia: Opel Senator



Por una petición personal, voy ha hacer una pequeña reseña sobre un coche que en su época de niño, le gustaba a un compañero de trabajo; el Opel Senator.



Él me decía, que aparte de que era un coche espectacular y enorme para aquellos maravillosos años, el nombre de Senator le daba un porte especial y "pegaba" muy bien con su estética.



Yo le comenté que su ancestro se llamó Kapitan, y que también era un sobrenombre bastante potente, pero realmente ese coche no triunfó en Europa hasta casi el final de su vida comercial, así que de momento no comentaremos nada sobre él.


El Opel Senator apareció en 1978 sobre la plataforma del Opel Rekord pero con 4.83 metros de largo. Era la berlina más grande de Opel y estuvo a la venta con la misma carrocería hasta 1987, que sufrió un profundo restyling, para dejarse de fabricar en 1994. Sus motores eran todos de gasolina y ofrecían potencias de entre 115 y 204cv y se podía elegir con cambio manual o automático.



En la última hornada de Senator, los coches tenían un equipamiento de serie bastante imponente y podías elegirlos con ABS, climatizador, doble airbag delantero, los cuatro elevalunas eléctricos...



Por su parte, el precio era bastante elevado para la época y costaba a partir de casi 21.000 euros al cambio.



Más tarde, y poco a poco, fue sustituido por el Opel Omega como berlina de representación, aunque estuvieron conviviendo durante varios años en el mercado.



Sin lugar a dudas, el Opel Senator fue un gran coche, aunque también, por precio o características; fue también un incomprendido.