Skoda Fabia RS. Corredor de fondo.



Skoda es la marca "barata" del grupo Volkswagen, y bendito sea, porque a similitud de acabados y gracias al aprovechamiento de chasis, motores y tecnología de otras marcas del grupo entendidas como premium, pueden ofrecernos un "pepino" como el Fabia RS a un precio por debajo de sus competidores directos como lo son sus primos Volkswagen Polo GTI y Seat Ibiza FR.
Estéticamente no es muy agraciado que digamos y su configuración de 5 puertas no ayuda, pero no te dejes engañar, debajo ruje un motor con 180cv, una caja de cambios DSG de 7 marchas con levas detrás del volante (no existe caja manual para esta versión) y el sistema electrónico XDS, que emula a un diferencial autoblocante mecánico. ¿Como te quedas?.

Para los menos entendidos, el diferencial autoblocante es un sistema que envía la fuerza no aprovechada en una rueda que está patinando a la rueda que tiene más tracción para evitar, en la medida de lo posible, que el coche se te vaya de las manos en una conducción deportiva.
Todo este conjunto impulsa al Skoda hasta los 225km/h de velocidad punta haciendo el 0-100 en unos 7,3 segundos desde parado y con unos consumos muy contenidos, (debido a su motor de baja cilindrada sobrealimentado con solo 1400cc) de 6,2 litros por cada 100km recorridos en ciclo mixto.

Exteriormente se le distingue de sus hermanos de gama por un paragolpes delantero rediseñado para albergar unas tomas de aire más grandes e incorporar luces diurnas por led, unas llantas de 17" bastante atractivas y disponibles en cuatro colores distintos, la doble salida de escape que asoma por un difusor trasero que, si bien no desempeña ninguna función especifica, queda muy bien estéticamente hablando, unas suspensiones rebajadas 15mm, unos asientos deportivos con las siglas RS bordadas en en respaldo, el volante deportivo de cuero de tres radios con las levas del cambio incorporadas, toma USB, pedalier de aluminio, asistente de arranque en pendientes y climatronic, todo ello de serie en este modelo.



Dinámicamente hablando, aparte de las suspensiones rebajadas, se le ha dotado de sendas estabilizadoras (delanteras y traseras) más suaves, para que el conjunto no tenga pérdidas de tracción, montadas junto con unos silent-bloks más rígidos que favorecen la inmediatez y precisión en el guiado del coche. Además se le ha retocado el tacto de la dirección para que sea más directa.
En definitiva, es un coche muy serio disfrazado de utilitario, muy efectivo en carreteras de toda índole y con un extenso equipo de serie.

Se puede elegir entre una gama de colores bastante variada y les puedes combinar con el techo y spoiler trasero pintados en negro, blanco o plata, además se ofrece en carrocería combi, por si no quieres renunciar a la deportividad y quiere más espacio de carga.
El precio es de 19.650 euros sin opciones, pero a cambio te ofrecen un gran GTI. Aunque pienso yo...¿podrían completar la gama RS con el bloque diésel de 146cv del grupo VAG?



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC