Infiniti M. La alternativa.


Infiniti es una marca bastante desconocida en el viejo continente, pero lleva muchos años comercializandose con cierto éxito en algunos mercados a nivel mundial. Se trata de la marca de lujo de Nissan, al igual que Lexus, lo es de Toyota y cuenta solo con dos años de vida en Europa, así que todavía le queda mucho por andar.
Dentro de su nicho de mercado lo tiene muy complicado, ya que compite con Mercedes, Audi, Jaguar, el ya comentado Lexus... pero sobre todo, por características comunes, tiene su punto de mira puesto en BMW.
Todos los Infiniti tienen una estética agresiva, motores potentes, son lujosos y tienen un plus de deportividad muy definido, igual que BMW, pero en lo que nunca se había podido comparar con el gigante alemán era en la gama de motores, ya que los nipones no tenían variantes diesel.
Pero como bien he dicho, era; porque después de dos años, la marca se a decantado para sus coches por el motor de 2.993cc V6, diseñado y construido por Renault y que utilizan también el Nissan Pathfinder y el Renault Laguna Coupé, claramente revisado para éstos modelos y para el continente europeo.
Después de incorporar ésta mecánica a sus todo-camino FX y EX, lo ha hecho ahora con su berlina más lujosa por el momento; el Infiniti M.
Éste coche pertenece al segmento de las berlinas de representación y rivaliza directamente con los Audi A6, Mercedes Clase E y BMW Serie 5 entre otros.
Como he dicho antes se desmarca de sus competidores por la agresividad y deportividad de su silueta, con una linea lateral ascendente, un frontal muy "enfadado" y una zaga muy bien definida y marcada. En cuanto al interior, rezuma calidad y lujo por todos sus poros, está muy bien rematado, es muy amplio y posee mucha tecnología al alcance del afortunado conductor.
Por poner algunos ejemplos, tiene cuatro variables en la respuesta del vehículo; Standard, Eco- para una conducción responsable-, Sport y Snow-para firmes con baja adherencia-. Tiene una cámara frontal que delimita la distancia con el coche precedente y frena el vehículo en casos de emergencia además de tensar los cinturones en el caso de una colisión inminente, alerta de cambio de carril, alerta de vehículo en el ángulo muerto del coche, dirección a las cuatro ruedas-4WAS-, que varía el ángulo de inclinación de las ruedas traseras según a la velocidad a la que vayamos para favorecer la maniobravilidad del coche en circunstancias concretas , como un cambio brusco de carril, atacando curvas a ritmos elevados o simplemente adelantando, siempre con una gran efectividad, climatización inteligente, que controla temperatura y humedad idóneas en el habitáculo y detecta y elimina los posibles malos olores procedentes del exterior, los altavoces de la marca Bose generan ondas que contrarrestan los sonidos del interior procedentes de la mecánica y del exterior y hasta la pintura está tratada con nanotecnología, !!!!que auto-repara pequeños arañazos y picadas de la carrocería!!!!.
Como habréis podido leer, es lo más de lo más en cuanto a tecnología punta, pero además cuenta con un equipamiento común al resto de competidores, también muy extenso, con un sistema de sonido envolvente firmado por Bose, como hemos dicho antes, llantas de 18", volante calefactado, asientos de cuero y navegador, según acabados.




Todos los Infiniti M cuentan con propulsión trasera y cambio automático y los bloques motor que hacen que ésta belleza se mueva con soltura, aparte del mencionado V6 diesel que ya hemos comentado, son un 3.7 V6 atmosférico de gasolina y un 5.0 V8 también de gasolina, pero solo para el mercado americano, ya que la marca no tiene previsto comercializarlo en Europa. También tienen prevista la comercialización de un híbrido, con el V6 de gasolina y un motor eléctrico que genera 68cv.
Las potencias son 238cv para el V6 diesel y 320cv para la variante de gasolina a elegir con los cuatro acabado disponibles, GT, GT Premium, S y S Premium.
Los precios parten de los 51.600 euros de la versión básica de gasolina y 54.215 euros de la versión básica en diesel, hasta los 65.300 euros que te pedirán por la versión tope que es el S Premium.





En conclusión; si quieres una berlina diferente, quieres destacar sobre los demás, te gusta ir rápido y cómodo, te gusta la tecnología y te gusta el lujo, no lo dudes ni lo más mínimo y compratelo. Además, si estás dudando entre un BMW y éste coche, solo te digo que la relación calidad-precio-equipamiento, favorece totalmente al coche asiático, otra cosa será el valor de post-venta, pero si tienes un buen coche...¿por qué cambiarlo?.

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC