Peugeot 508. El león se vuelve más fiero.


Algo está cambiando en el país galo, y es que últimamente apuntan con sus creaciones directamente al corazón de los alemanes. Primero fue el Citroën C5, recientemente Renault a presentado el Latitude, del cual hablaré en un futuro próximo, y casi al unísono, Peugeot lanza su 508.

El denominador común de éstos tres coches es que, aparte de ser de Francia, son berlinas medias pero con carácter premium (algunos más que otros) y dignos rivales de los todopoderosos BMW Serie 3, Audi A4, Mercedes Clase C y en menor medida también del Lexus IS.


Hasta hace relativamente pocos años, ésta comparación sería casi imposible, ya que los coches galos y demás, eran los populares y los alemanes los exclusivos; pero llegó un día en el que la clase media de algunos países, favorecida por una economía boyante y unos créditos bancarios asumibles (independientemente de la "tontería" de algunas personas), podía acceder a éste tipo de vehículos con cierta facilidad. Ésta circunstancia propició que las marcas generalistas poco a poco, dotasen a sus coches de una mayor calidad, tecnología y un diseño mejorado, para compartir ese cacho de pastel de ventas en el que se habían colado los alemanes y que hasta hacía bien poco, había sido solo suyo.

La primera estrategia fue crear coches de alta gama, como el Renault Safrane o Vel Satis, el Citroën XM o C6 y en el caso de Peugeot, el 605 y el 607. Pero se dieron cuenta que ese territorio estaba abonado casi en su totalidad, para los coches germanos, así que la segunda estrategia que parecen que están empezando a seguir, es la de hacer coches a caballo entre los dos segmentos y dotarles de soluciones técnicas, propias de segmentos superiores, pero a precios más populares. Aunque las marcas generalistas de todo el mundo también se dieron cuenta de ésta situación y se pusieron las pilas, asi que vuelven a ser rivales por ejemplo del Ford Mondeo, el Opel Insignia o el líder en ventas Volkswagen Passat.

Con éstas premisas a nacido la nueva criatura de la marca del león; el 508.

Oficialmente, es el sustituto del 407 pero es bastante más coche, por lo menos, aparentemente. Su diseño es muy bonito, pero sabes que se trata de un Peugeot tan solo con un golpe de vista, además, la trasera para mi gusto, parece que la han aprovechado de otro coche y se la han soldado; no fluye con las lineas generales del resto de la carrocería, y si no, observad su perfil durante un rato y veréis que parece desproporcionada con respecto al coche en general. A "grosso modo", a mejorado en todos los aspectos a su predecesor; es 10cm más grande, de los que 9,2cm, corresponden a la distancia entre ejes, con lo que la habitabilidad y el maletero se ven claramente favorecidos. Así ahora cuenta con una capacidad de entre 515 a 545 litros, dependiendo si lleva o no, la rueda de repuesto original o la "galleta", y un adulto se encontrará mucho más cómodo en los asientos traseros y tendrá un mayor espacio para las piernas.


Los motores son muchos y muy variados. En las versiones de gasolina nos encontramos dos variantes del mismo bloque motor; la primera es un 1.6 VTI con 120cv y transmisión manual de 6 velocidades y la segunda es un 1.6 THP con 156cv y se podrá elegir con cambio manual o automático de 6 velocidades en ámbos casos. En cuanto a las motorizaciones diesel contamos con tres bloques; un 1.6 HDI con 112cv y transmisión manual de 5 marchas, un 2.0 HDI con 140 y 163cv y el más potente 2.2 HDI con 204cv y cambio automático. También habrá una versión de bajas emisiones ligada al motor más básico de 112cv y cambio manual de 6 velocidades y un futuro híbrido del que todavía no se sabe gran cosa.




Si hablamos del interior podemos decir sin atisbo de duda, que a mejorado mucho en calidad, con materiales agradables al tacto y con unos mandos mejor ordenados que transmiten solidez al conjunto. Los asientos son también dignos de comentario, ya que acogen muy bien al cuerpo para ser un coche sin pretensiones deportivas y el equipamiento de serie es bastante amplio incluso desde las versiones más básicas, pudiendo incluir arranque por botón y sin llave, al que te tendrás que acostumbrar puesto que está situado en un lugar poco habitual, faros bixenón con luces diurnas de Led,s, climatizador de cuatro zonas, equipo de HI-FI JBL con 10 altavoces y un HUD (Head Up Display), cuyos mandos también están situados en un lugar poco accesible, entre otros elementos.

Ya en marcha, es de agradecer la insonorización del interior, pese a que los motores diesel son algo ruidosos y el confort de marcha es muy reseñable. Es un coche con una gran relación entre dinamismo y comodidad, vamos, que no le asustan las curvas, aunque su hábitat natural son las autopistas y autovías con buen firme. El ahorro de 35Kg respecto a su predecesor le hacen ser bastante ágil en carreteras viradas, lástima que la poca altura entre los pedales y los guarnecidos, limiten la conducción deportiva además de una palanca de cambios de tacto artificial y recorridos muy largos. La dirección es directa, pero no transmite fielmente lo que ocurre debajo de las ruedas, aun así, guía al coche sobre raíles.


Los consumos en lineas generales y con independencia del tipo de motor, son bastante ajustados, pero a velocidades elevadas o apurando las marchas antes de cambiar, puede hacer que éste dato se dispare de una forma asombrosa, así que quitate los plomos de los zapatos antes de salir de casa...


Los precios se sitúan el la zona medio-alta de la tabla, igualándose a rivales como el Volkswagen Passat, al que le puede considerar competidor más directo. Parten de los 23.400 euros de la versión de gasolina 1.6 VTI con 120cv, acabado Access y 4 puertas a los 37.100 euros del 508 2.2 HDI con 204cv y acabado GT.

Definitivamente, es un coche muy recomendable para hacer viajes largos con toda la familia y para comerciantes que se pasan la vida en la carretera. Es muy cómodo y circula muy aplomado por todo tipo de carreteras sin un consumo desorbitado. Habría que limar algunos aspectos como la caja de cambios de recorridos largos, algunos acabados y situación de algunos botones de mando, pero por lo demás, es un gran coche. Y si quieres más espacio de carga también existe la versión Station Wagon, con un maletero más práctico y accesible.

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC