¿Cual es el mejor neumático?

Siempre hablo sobre los coches; sus características, su tecnología, su diseño... pero de vez en cuando me gusta comentaros cositas curiosas, también relacionadas con el mundo del motor, como fue el caso de la biografía de Ferruccio Lamborghini o el proyecto Car2Car.
Pues bien; hoy toca hablar de algo que para mí, es muy importante en un vehículo; las ruedas.
Son la única conexión entre el asfalto y el vehículo y de su correcto funcionamiento y mantenimiento depende si el coche consume más o menos, el agarre óptimo en todas las circunstancias, la estabilidad del coche, la distancia de frenado y el control por medio del volante.
Sabemos que en la actualidad existen las ruedas de invierno y de verano, aunque la mayoría solo utilicemos un juego de neumáticos, independientemente de la estación del año en la que nos encontremos. También tenemos muchas marcas para poder elegir y de toda la gama de precios pero... ¿cual es la mejor?.
La elección por nuestra parte es subjetiva y se basará exclusivamente en el tipo de conducción que realicemos y de si nos queremos gastar más o menos. Pero las marcas en general, realizan muchos test antes de comercializar un neumático y les someten a duras condiciones y pruebas exhaustivas, para que el cliente final elija su rueda predilecta, aunque seamos serios; probablemente sea una de las cosas en las que los clientes no sean fieles a la marca.

Mi experiencia personal a pasado por muchas fases; con mi anterior coche, tuve unas Bridgestone Turanza que venían de serie y con las que, debido a mi conducción "agresiva" de chaval de 22 años, estaba encantado. Agarraban muy bien en curva y pegaban el coche a la carretera como una lapa, pero tenían el inconveniente de que en mojado no agarraban lo que deberían y se desgastaban con suma facilidad. Mi siguiente juego de ruedas fue unas GoodYear; eran muy equilibradas en todos los campos y más duraderas, pero no tenían el carácter deportivo de las Bridgestone. Ahora con mi coche actual, tengo unas Hankook de serie, que también son muy equilibradas, actúan muy bien con asfalto mojado y mejoran un tanto por ciento la distancia de frenado del coche, pero son para circular "tranquilo" pese a ser unas 225/45 R17...

Para que no os "perdáis", el código numérico que acompaña a cada rueda está determinado de la siguiente manera, por ejemplo; en la rueda que lleva mi coche, el 225 corresponde al ancho de la banda de rodadura expresado en milímetros, osea, la parte que está en contacto con el asfalto. El 45, es el perfil de la rueda también en milímetros y corresponde al ancho de goma que hay entre la llanta y la banda de rodadura y el R17, es el radio que tiene la llanta expresado en pulgadas.

La medida que os expondré es una 235/35 R19; una rueda empleada cada vez más en compactos deportivos de tracción delantera con aspiraciones deportivas y más de 200cv.

Las ruedas a comparar son: Bridgestone Potenza S001, Continental ContiSportContact 5P, Dunlop SP Sport Maxx GT, GoodYear Eagle F1 Asimmetric, Hankook Ventus S1 Evo, Kumho Ecsta SPT KU31, Michelín Pilot Sport PS2, Pirelli PZero K1 y Toyo Proxes Sport T1.

La prueba la realizaron en el circuito Contidrom, a las afueras de la ciudad alemana de Hannover y donde Continental prueba todos sus neumáticos antes de comercializarlos. El coche que se utilizó fue un Renaut Megane RS en diferentes situaciones; simulando todo tipo de trazado y condiciones que nos podamos encontrar en nuestra conducción cotidiana, pero dentro de un circuito cerrado específico para ésta comparatíva.
Los datos numéricos proceden de la revista especializada del motor Car & Techno.

La primera prueba consiste en la reacción de las ruedas ante una conducción sobre suelo mojado en una carretera secundaria, con diferentes trazados de curvas lentas y rápidas.


Las Continental y las GoodYear, fueron las que mejor puntuación registraron en éste campo, siendo las más equilibradas y las que menor tiempo atesoraron en realizar el recorrido sin comprometer la seguridad del conductor. Bridgestone, Dunlop y Pirelli ocupan los siguientes puestos de la tabla, todas ellas con tiempos muy similares y ya bastante por detrás están las Michelín, Toyo, Hankook y Kumho, que tenían una conducción bastante desequilibrada y no favorecian el guiado del coche, haciendo que los sistemas electrónicos de seguridad, como el ESP, se activasen una y otra vez para poner las cosas en su sitio.

Las fuerzas G que son capaces de soportar en curva, también son el indicativo del agarre que atesoran éstas ruedas. La prueba se realiza sobre una pista circular totalmente mojada y se trata de medir lo que soportan antes de perder adherencia. Continental y GoodYear, vuelven a encabezar la clasificación seguidas ésta vez por unas deportívas Pirelli. Michelin, Bridgestone y Dunlop aguantan en mitad de la tabla, relegando a las asiáticas a las tres últimas posiciones; Toyo Hankook y por último Kumho.

Las sensaciones subjetivas que ofrecen las GoodYear, son de mayor seguridad y aplomo, pero las Continental son las mejores en ésta prueba con las cifras en la mano, aunque un poco más radicales a la hora de conducir. Kumho es la clara perdedora de ésta prueba, siendo las ruedas más irritantes en el guiado y comportamiento del coche, obligando al conductor a poner sus cinco sentidos en el volante.




La segunda prueba es la reacción del coche ante el aquaplaning. Ésta es una circunstancia muy peligrosa y se le denomina al momento en el que las ruedas no pueden evacuar suficiente agua y se crea una película entre la rueda y el asfalto de unos 6 a 12mm, lo que hace que el coche literalmente "flote" y perdamos totalmente el guiado del vehículo. 
La prueba se realiza en un carril, donde la mitad derecha está encharcada con 7mm de agua y la mitad izquierda solamente mojada. Entonces se acelera a fondo y se mide el momento en el que la rueda derecha aumenta la velocidad un 15% respecto a la rueda izquierda.


Continental se alza con la victoria perdiendo adherencia a partir de los 77Km/h, seguida muy de cerca por Bridgestone. GoodYear, Michelín y Dunlop, mantienen unos registros más que aceptables y de nuevo las tres marcas asiáticas les siguen en la clasificación , perdiendo adherencia a unos 69Km/h. Lo más sorprendente es la presencia de Pirelli en el "farolillo rojo", que fue el neumático que menos traccionaba bajo éstas condiciones.

La segunda prueba consiste en circular por una curva de radio amplio con 6mm de agua, entre 60 y 90Km/h, para medir la evolución lateral del coche.




Continental vuelve a ser la ganadora dentro de éste campo seguida, de Bridgestone y GoodYear con unos registros muy similares. En la mitad de la tabla empiezan los "bailes" y Dunlop y Hankook empatan en la cuarta posición, dejando a Michelín, Toyo, vuelvo a repetir; !!unas sorprendentes Pirelli!! y Kumho, en posiciones más retrasadas. 

La tercera prueba es la frenada y se mide en seco y en mojado con el ABS conectado y a 96 y 80Km/h, respectivamente.

Sobre suelo seco, las prestaciones que ofrecen todas las marcas son muy similares. Continental es la clara vencedora con tan solo 33 metros necesarios para detener el coche, seguidas de Pirelli y Michelín que necesitan un metro más. En mitad de la tabla nos encontramos a Dunlop, Bridgestone y Hankook, dejando en las tres últimas posiciones a Goodyear, Toyo y Kumho, necesitando casi 3 metros más para frenar por completo el coche.


En mojado la cosa varía minimamente; así pues las más efectívas son ahora las GoodYear, necesitando 36,3 metros para detener el coche, seguidas por Bridgestone, Pirelli y Continental, todas ellas con un margen de un metro más o menos de diferencia. Dunlop y Michelín, empatan en la quinta posición, relegando otra vez a Hankook, Toyo y Kumho a las últimas posiciones, necesitando casi 40 metros para frenar o sobrepasandoles claramente como en el caso de Kumho con 40,4 metros necesarios para parar el vehículo. La diferencia entre la primera y la última es...una berlina media de distancia...


La cuarta prueba es la conducción sobre suelo seco. Se realiza en un circuito primero, midiendo el tiempo de vuelta y en un óvalo continuo para valorar las fuerzas G.
En circuito seco, todas las ruedas se mueven prácticamente en los mismos tiempos, otra cuestión es lo que te transmite cada una. Mientras que la primera clasificada ésta vez es la Michelín, seguida por las Continental y las Hankook, las sensaciones no podrían ser más dispares. Los Michelín son más incisivos y tienen muchísimo agarre, pero no son tan progresivos como los Continental, también valorados muy positívamente. En cambio los Hankook, pese a ser los terceros más rápidos, son más seguros que divertidos y mantienen la trasera completamente al margen de lo que hagan los neumáticos delanteros; siempre están las ruedas pegadas hagas lo que hagas... Pirelli y Toyo empatan por tiempos y en cualidades deportivas. Les siguen Dunlop, GoodYear y Kumho, quedando las Bridgestone en última posición por tiempos y sensaciones, ya que son muy poco incisivos, deslizantes y ruidosos.

La última prueba y la que más se asemeja a una conducción habitual es circular por carretera abierta siguiendo un mismo itinerario.
Aquí las Pirelli quedan en el primer puesto, debido a su baja sonoridad de marcha, un guiado preciso y su tendencia a enderezar la dirección en las rectas. Las Continental también puntúan muy alto, con un tacto directo sobre la dirección, pero son muy "rebotonas" y más ruidosas que las Pirelli. Los GoodYear son muy incisivos sobre la marcha y aportan un tacto de dirección muy suave, aunque no brillante. Los Michelín aportan una información muy clara de lo que pasa debajo del coche y la dirección de guiado es muy buena, pero pierden precisión sobre firmes bacheados, aunque son muy progresivos a medida que aumentamos el ritmo. Los Toyo tienen un gran comportamiento general, pero son los más ruidosos con diferencia. Los Hankook, son los más confortables a la hora de circular, pero muy lentos en reaccionar sobre cambios buscos de dirección. Los Kumho son como los Michelín pero menos informativos y con un tacto de dirección más blando. Bridgestone son los más equilibrados, pero no aportan ningún tipo de sensaciones, ni buenas ni malas... Y por último, las Dunlop son muy buenas en incisividad y dirección pero penalizan con creces en el confort de marcha.

Como veis, en éstas pruebas hay un claro ganador que son las Continental, pero como bien he dicho al principio, la elección de los neumáticos es muy subjetiva y responde más a tus necesidades, tipo de conducción, el coche en el que las vayas a montar o tu economía en el momento de cambiarlas, que a las valoraciones que te hagan al respecto, aunque sean revistas, publicaciones, foros o instituciones con mucha reputación.
Todos éstos factores influirán a la hora de cambiarlas y tus sensaciones a lo largo de los kilómetros son las que determinarán si sigues con la misma marca o cambias la próxima vez.
Yo me quedo con las GoodYear...¿y tú?.

Entradas populares de este blog

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC