Chevrolet Orlando. Espácio a la americana.

Durante algunos años en España, los monovolúmenes y los todo-caminos, experimentaron un crecimiento de ventas espectacular año tras año. Mientras en el resto de Europa la tendencia pasaba por adquirir berlinas con carrocería familiar, aquí "devorábamos" éste otro tipo de coches cuando requeríamos algo más de espacio.

Como consecuencia de la situación actual, las ventas de vehículos han descendido, y obviamente, el sector de los monovolúmenes y SUV a sido el de mayor retroceso, por eso, la mayoría de las marcas han empezado a ofertar sobre la máxima de "más por menos" y en la actualidad, podemos encontrar en el mercado un amplio abanico de éstos vehículos a muy buen precio o muy bien equipados por el mismo precio de antes.

El Chevrolet Orlando es una muestra de ello. Se añade también el hecho de que la marca todavía no está consolidada como alternativa real a otros coches en España y por eso, vamos a desgranar éste modelo; para que lo conozcáis un poquito más y los ávidos de espacio, podáis, por lo menos, tenerlo o no en consideración, a la hora de hacer vuestra compra.


A titulo personal, me parece un diseño horrible. Parece como sacado de otra época pasada, cuando el segmento de los monovolúmenes estaba todavía en pañales y por la calle solo podías observar el Renault Espace y algún que otro Chrysler Voyager "despistado" de algún "guay".
Tiene mucho espacio interior, pero es compacto por fuera y es muy cuadrado en sus formas, para ofrecer 7 plazas reales, por eso de su diseño convencional y funcional, pero feo.
En éste apartado y compitiendo con los gigantes del momento como lo son el Citroën C4 Grand Picasso o el Renault Grand Scenic; lo tiene más que complicado para triunfar.

Si nos adentramos en el interior, la cosa parece que cambia un poco. El salpicadero es moderno y funcional y la disposición de sus mandos muy ergonómica, con todos muy a mano. La calidad de los materiales es simplemente correcta, en la que predominan los plásticos duros, pero agradables al tacto y la habitabilidad... !ahora sí que podemos sacar pecho!. Es enorme en todas sus cotas y pueden viajar en él hasta siete personas comodamente incluidos en los dos asientos traseros adicionales, aunque siendo serios, éstas plazas son mejor para niños. Si lo que necesitas es un gran espacio de carga en un momento puntual, tampoco tienes problema; abate todos los asientos de la segunda y tercera fila y tendrás un espacio de carga de ni más ni menos 1.500 litros sobre una superficie totalmente plana, aunque el espacio para las maletas en una configuración normal, me parece un poco insuficiente, según el tipo de vehículo, y es que tan solo tiene 458 litros de capacidad. Lo que sí tiene, y que es de agradecer, son muchos huecos porta objetos por todo el habitáculo, incluido uno secreto debajo del panel de la radio, muy curioso.




Los motores elegidos para impulsar a éste representante de los monovolúmenes son; un 1.8 16V de gasolina, con 141cv con el que alcanza una velocidad punta de 185Km/h y un 2.0 de ciclo diesel Common Rail, con dos gamas de potencia; una con 130cv y la más enérgica de 163cv con el que llega hasta los 197Km/h de velocidad máxima. Todas las mecánicas van asociadas a una transmisión manual de 5 velocidades en las versiones de gasolina y de 6 relaciones en las versiones con motor diesel, pudiendo elegir opcionalmente en éste último, una transmisión automática también de 6 velocidades.
Los acabados son tres; desde el LT, que es el acabado más básico, pasando por el LT +, el intermedio, hasta el LTZ que es el acabado con mayor equipamiento.
La dotación de serie según acabados puede traer sensor de lluvia, sensor de luces, control de velocidad de crucero, navegador, llantas de hasta 18", sensor de aparcamiento, ESP,ABS, control de tracción, techo solar eléctrico...




A la hora de rodar con él, hay que tener en cuenta que es un coche diseñado y fabricado en pos de la familia y de la comodidad de los ocupantes, así que olvídate de hacer tramos de montaña a un ritmo endiablado..., limítate a disfrutar de un viaje relajado con tu familia y amigos observando el paisaje.
Con ésto no quiero decir que el coche no dé para más; su potencia y su gran par disponible desde muy bajas revoluciones hasta el corte de inyección (más en el diesel que en el gasolina), favorecen unas recuperaciones estratosféricas en cualquier tipo de situación y la entrega de potencia es lineal y constante.
Las suspensiones son bastante duras para mermar los cabeceos y balanceos de la carrocería en las curvas más cerradas, pero sin resultar incómodas para los ocupantes del vehículo, y la dirección es poco comunicativa, pero con la asistencia justa para no resultar imprecisa.

Los precios en los que se mueve éste coche están un poco por debajo de los "grandes" a igualdad de equipamiento y motores, así pues; arrancan desde los 16.630 euros que te pedirán por la versión LT básica con motor de gasolina, hasta los 25.800 euros de la versión LTZ 2.0 diesel automático de 163cv y totalmente equipado.





En conclusión; si tienes la necesidad de tener espacio, viajas mucho y siempre en compañía, pero tienes un presupuesto ajustado; éste es tu coche. Es muy polivalente, es cómodo, amplio, potente, gasta poco y tiene un correcto equipamiento de serie a un precio más que asequible.
Uno de los "peros" que le puedo achacar es en relación al equipamiento; podría tener una más extensa lista de opciones ya que ni siquiera tiene la posibilidad de incorporar faros de xenón y una mayor coherencia, ya que por ejemplo, la tapicería de cuero no viene de serie ni en el acabado más lujoso...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC