Lo demás es historia: Seat Ibiza

Éste será uno de los coches a los que más cariño les tengo. Nunca he tenido ninguno, pero sí que he conocido a mucha gente con modelos de todas las épocas y alguna vez he llegado a conducir alguno de la primera y tercera serie.
Además fue el estandarte y el pilar sobre el que se apoyó la marca durante la transición del grupo Fiat al grupo Volkswagen. Por eso hoy voy a explicaros su historia y los Ibiza más destacados que se comercializaron.

El primer Seat Ibiza se fabricó en 1984 sobre la base del Seat Ronda, pero totalmente nuevo. La Filosofía era la de crear un coche mediterraneo pero con carácter alemán, y el Ibiza era una buena muestra de ello.
Para su fabricación tiraron la casa por la ventana y colaboraron empresas tan ilustres como Giugaro, que se encargó del diseño; Karmann, que se dedicó a la ingeniería, y Porsche, que desarrolló los motores... Sí, sí...has leído bien; en los motores de inyección de la marca se podía leer un letrero que rezaba "System Porsche", lo cual era un aliciente estupendo para fardar con los amigos.
Se presentó en el salón de París de ese año, adquiriendo una gran popularidad durante los años posteriores, y se comercializaron numerosas versiones, siendo el SXI la más deportiva de todas.
Ya por aquel entonces, el pequeño deportivo de la marca tenía un motor 1.5 con 100cv, alcanzaba los 184 Km/h y pesaba tan solo 935Kg. Era un digno rival para los Peugeot 205 GTX, el Opel Corsa GSi o el Ford Fiesta XR2 de la época.






Poco más tarde se le realizó un pequeño restyling y la carrocería de la primera serie nos acompañó hasta 1992, siendo la versión Cobi (mascota de las olimpiadas del 92 en Barcelona), de las últimas que se vendieron en España. 



En ese mismo año, se presentó la segunda generación. Ahora es un coche totalmente nuevo, con una plataforma procedente del Volkswagen Polo y con un diseño más actual y estilizado.
Este coche rompió totalmente las relaciones con el pasado y se veía que en ésta ocasión, la marca estaba plenamente adoptada por el grupo alemán. Desde 1993, el año de su comercialización, también tuvo un gran éxito de ventas, no obstante, bajo su carrocería tenía componentes de los coches de referencia en el mercado por aquel entonces; el Polo y el mismísimo Golf.
De hecho, la versión GTI del Ibiza, compartía motor con el citado... !!!Golf GTI!!!; concretamente un 2.0 con 115cv.
Parece mentira que los chicos de Volkswagen se atrevieran a comercializar un coche con las mismas prestaciones, más compacto, más barato y más bonito que su coche estrella..., pero el resultado fue obvio y durante varios años, el Seat Ibiza ocupó los primeros puestos en el ranking de ventas en España y parte de Europa.
También pudo influir que los motores diesel que se montaban en la marca eran cada vez más suaves, menos gastones y más potentes; llegando al "sumum", con la famosa versión GT TDI de 130cv que se presentó en éste modelo y que compartió con sus primos alemanes.
Además, tenía más variantes comerciales como el Cordoba; que no era más que un Ibiza pero con tres volúmenes, El Cordoba SX que era su versión de tres puertas y el Cordoba Vario que era la versión familiar.
Allá por 1996, Seat también lanzó una variante vitaminada del Ibiza que tantos éxitos les estaba aportando en el mundo de los rallyes. En ese instante se acuñó para siempre la palabra Cupra (procedente de la unión entre las palabras Cup y Racing), que desde entonces, sirve para denominar a las versiones más radicales de la marca española.






En 1999 se presentó un profundo lavado de cara, que afectó a todo el coche; calandra delantera, calandra trasera e interiores. Le configuraba un aspecto más amenazante y "mazacote" y la chapa empezaba a comerle terreno a las superficies acristaladas.
Pero seguía siendo un coche muy ágil y su chasis podía aguantar sin problemas motorizaciones más enérgicas, así que un buen día del año 2000; los chicos de la filial "latina" de Volkswagen decidieron comercializar la versión más radical conocida hasta esa fecha en el Ibiza; el Cupra R con un 1.8 turbo que entregaba 180cv y alcanzaba los 225 Km/h de velocidad punta. Aun hoy, podría medirse con compactos deportivos actuales sin apenas arrugarse el traje... Con el paso de los años ha ido creando leyenda y en la actualidad es un coche de culto; y si no me creéis, buscad alguno en el mercado de ocasión, que probablemente les podáis contar con los dedos de una mano. Por otra parte también es normal, teniendo en cuenta que tan solo se fabricaron 200 unidades a un precio prohibitivo para la época y el tamaño del coche; 22.800 euros.


En 2002 se presentó la tercera generación, con una linea totalmente nueva; mas estilizado y redondeado que su predecesor. Incorporaba mucha tecnología y era bastante más grande que los urbanos medios de la época (nota predominante en cada generación nueva del Ibiza). En ésta generación se comercializaron las versiones deportivas, pero no tan radicales, FR, con los mismos aditamientos estéticos que sus hermanos mayores Cupra, pero con motores menos potentes.
Aunque el punto y aparte también fue la versión Cupra de nuevo; pero en ésta ocasión, la sorpresa llegó de la mano del Cupra TDI. Sí, sí; tuvieron la brillante idea de fabricar un motor diesel bastante potente, concretamente un 1.9 de 160cv, para la versión más radical de la gama y les salió muy bien la jugada, ya que los diesel estaban en su mejor momento en cuanto a ventas se refiere y la edición Cupra era una de las más deseadas por los "jovenzuelos", ávidos de poseer un coche deportivo pero que tampoco gastase mucho. Fue tal el acierto, que más tarde han utilizado la misma fórmula otras marcas del grupo como por ejemplo Skoda.
También comenzaron a preocuparse por el tema de las emisiones, que tanto quebraderos de cabeza a dado a todas las marcas y casi al final de su vida comercial, comercializaron sobre la base del Ibiza la versión ecológica Ecomotive con tan solo 99g de CO2 emitidos cada 100 Km.


En el 2008 se presento la cuarta y actual generación, con un diseño mas afilado y muy atractivo. La gama de motores es muy extensa ya que cuenta con bloques  de 1.2 y 1.4 en gasolina, con potencias comprendidas entre los 60 a los 180cv del Cupra y con motorizaciones 1.2 y 1.6 diesel, con potencias comprendidas entre los 75 y 143cv. Además tienes tres tipos de carrocerías para elegir; de tres puertas o SportCoupe, de cinco puertas y familiar o SportTourer.
Los precios de la generación actual se hallan comprendidos entre los 11.820 euros que cuesta el Ibiza SportCoupe 1.2 con acabado Emocion y 60cv hasta los 23.310 euros que te pedirán por el Ibiza Cupra TSI con cambio DSG de doble embrague.








Como veis, al Ibiza le queda cuerda para rato y si los chicos de Seat son capaces de alimentar el mito con nuevas versiones y nuevos motores, veremos como acuña su nombre con letras de fuego, dentro de la historia del automovil.
 

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC