BMW Serie 3 2012. Más de lo que ves.

El BMW Serie 3 acaba de ser reeditado. Mantiene las mismas lineas de diseño que la anterior generación, pero un poco más suavizadas.
Un toque en la delantera, con unos faros más afilados, un toque dinámico en la vista lateral, con una linea de cintura más alta, un morro más alargado, un pilar C desplazado hacia atrás y una trasera en la que cambian pocas cosas, si obviamos la calandra de los pilotos, que también están remodelados.



En Alemania no hay lugar para extravagancias; si algo les funciona, no lo toques. Pero a BMW sí que les hacía falta "modernizar" su berlina media, ya que acapara el grueso de ventas de la marca y los competidores han renovado sus berlinas hace poco tiempo; Audi comercializará un "restyling" de su A4 en 2012 y Mercedes tiene un Clase C con poco más de un año de vida comercial. Además, existe el fenómeno de las marcas generalistas que intentan arañar ventas a estos tres con sus berlinas cada vez más grandes, más equipadas y mejor terminadas, por no decir más baratas.

También tienen previsto contraatacar en varios frentes a la vez, ya que para ésta generación se están proyectando hasta seis tipos de carrocería diferentes entre las que se podrían encontrar, además de la berlina, un Serie 3 GT con una estética semejante al Serie 5 GT; un coupé de cuatro puertas, al estilo del  Mercedes CLS o Volkswagen Passat CC y los ya conocidos coupe, cabrio y touring.

La gama de motores es muy amplia y contará hasta con 12 propulsores diferentes, lo que unido a sus tres acabados; Sport, Luxury y Modern y la posibilidad de incorporar a cualquiera de ellos el paquete deportivo M, además de contar con modelos con tracción integral; ofrece una infinidad de variantes a elegir.

Los propulsores serán; en gasolina el 316i, un 1.6 con 150cv, el 320i, con un 2.0 de 184cv, el 328i, también con un 2.0 más "apretado" hasta los 245cv; éstos dos últimos motores se podrán elegir con tracción integral y por último, el 335i, con un 3.0 de 306cv, que será el más enérgico hasta la llegada del todo-poderoso M3.
En diésel contamos como el acceso de gama, con el 316d, un 1.8 de 116cv, el  318d, un 2.0 con 143cv, el 320d, el mismo 2.0 pero con 163 o 184cv y en ésta variante de motor podremos contar con tracción total; después nos encontramos con el 325d, el 2.0 con un poco más; de 204cv, el 330d, un 3.0 con 245cv y el tope de gama diésel 335d, con un 2.0 biturbo de 292cv.
Además, también tendrá una versión híbrida denominada Activehybrid3, asociada al motor de gasolina de 306cv, asociado a su vez a uno eléctrico que genera otros 54cv.


Vaya lío ¿eh?. Tranquilo, que de momento solo hay disponibles cuatro motores; el 328i y el 335i de gasolina y el 320d con 163 y 184cv en diésel; los demás irán llegando paulatinamente.
Todos podrán ir acoplados a una caja manual de seis relaciones, aunque se puede optar por una automática de ocho con levas detrás del volante y de un funcionamiento excelente.
También mejoran en aspectos como las emisiones de CO2 o los consumos gracias a las soluciones adoptadas por la marca, que ellos denominan Efficients Dinamics, y que hacen de los motores desde un 6% hasta un 20% más eficientes que los de la anterior generación en éstos parámetros.

Todo ello a sido posible gracias a los retoques pertinentes en las mecánicas y a una cura de adelgazamiento que le hace más liviano respecto a la generación actual, pero más importante aún; es más ligero que sus rivales más directos de Audi y Mercedes.

El interior también ha cambiado de forma sustancial. El habitáculo es más grande, gracias a que también a aumentado su tamaño exterior hasta los 4,62 metros y la distancia entre ejes es 50mm mayor, lo cual redunda en una mayor habitabilidad en las plazas posteriores, aunque para dos personas, ya que el túnel de transmisión central sigue siendo bastante elevado.

Toma muchos mandos de su hermano mayor, el Serie 5, y según el acabado que elijamos, tendrá más madera, más cuero, más símil de fibra de carbono, más aluminio...
Como he comentado antes, hay tres acabados disponibles; Sport, que es el más deportivo, con molduras de color rojo o negro brillante, llantas de 17 o 18" ( puede llevar de 16 hasta 19") especificas, cuero...; el Luxury utiliza los cromados como su seña de identidad junto con acabados en madera y el Modern, utilizará muchos elementos en aluminio mate satinado.
A todos ellos se les podrá incorporar el paquete dinámico M, que cuenta entre otras opciones, con chasis deportivo, tapicería en tejido Alcántara y asientos deportivos, volante deportivo, pintura especifica, suspensión deportiva, palanca de cambios con recorridos más cortos...


Todos los mandos están en su sitio y la consola central está claramente orientada al conductor, con unos ajustes propios de la marca, es decir; excelentes.
Posee un gran arsenal tecnológico y un equipamiento bastante extenso. Cuenta entre otras cosas, con Head Up Display, que es una pantalla que te proyecta todos los parámetros imprecindibles del vehículo a tiempo real sobre el parabrisas; avisador acústico de cambio involuntario de carril con advertencia de aproximación al coche precedente, control de las luces inteligente, asistente de aparcamiento con control perimetral del coche, información y lector de señales de velocidad máxima en la vía, visión nocturna con reconocimiento de personas, avisador de presencia de vehículos en ángulos muertos o conexión a internet.

Dinámicamente hablando, es un coche más refinado que la generación precedente. No pierde ni un ápice de compostura en ningún momento, tan solo si le provocamos vilmente en las curvas más lentas, pero aún así, la electrónica hace de las suyas para devolver las aguas a su cauce. Según los expertos probadores, a perdido un punto de improvisación del piloto en los momentos más críticos; todo lo hace a la perfección y el coche es muy predecible.

Cuenta con un mando en el salpicadero que te permite controlar los reglajes a tu gusto; EcoPro, que según los responsables de la marca, optimiza los consumos un 15%, Comfort, Sport y Sport +. Los tres últimos actúan sobre las suspensiones, la respuesta del acelerados y del motor, la caja de cambios y la dirección, para hacerla más o menos deportiva.
La dirección es muy precisa y ofrece una información nítida de lo que ocurre en las ruedas delanteras. La motricidad es espectacular y con ayuda de la electrónica, aumenta sustancialmente su aplomo en las carreteras más viradas y las suspensiones, ofrecen un equilibrio perfecto entre comodidad y efectividad.

Lo esperaremos con los brazos abiertos en apenas 15 días, ya que se empieza a comercializar a partir de febrero, con un precio de salida de unos 32.000 euros aproximadamente, que costará la versión básica.



Parece que a los chicos de Munich les a quedado un Serie 3 redondo. Veremos si el mercado opina lo mismo y a ver como lo reciben sus rivales A4 y Clase C..., parece que les va a salir un grano en el culo...

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC