Berlinas medias familiares. (Parte I)

!Estoy harto de que me digan que es mucho mejor un monovolumen o un SUV, que una berlina familiar!. Este fenómeno solo ocurre en España, ya que en el resto de Europa las ventas de este tipo de carrocería gozan de muy buena salud, tanta; que en algún caso supone más del 50% de las ventas totales del vehículo.
No quiero menospreciar las virtudes de los otros tipos de vehículos, obviamente poseen más espacio para el equipaje, la misma comodidad que un turismo, el mismo equipamiento, un diseño muy atractivo y en el caso de los SUV, puedes hacer alguna incursión ligera por caminos en mal estado con los que no te atreverías con tu coche familiar; pero..., ¿y a la hora de conducirlos?, ¿se conducen de la misma manera?, ¿tienen la misma dinámica unos que otros?. Por supuesto que no.

Mi coche actual es un Hyundai i30 CW; me decanté por él porque quería un coche, pero con un maletero más amplio y portón para un mejor acceso. El coche me pareció amplio por dentro, original, bien equipado, con unas medidas contenidas y con un precio muy ajustado. Me ofrecieron varios monovolúmenes y llegué a probar el Nissan Qasqai dentro del grupo de los SUV; pero la sensación de ir más alto que el resto y la dinámica de conducción, no me acabaron de convencer.
Yo no me arrepiento de haber adquirido finalmente una berlina media familiar, pero mi circulo de amistades e incluso mi chica; opinan que un coche con carrocería familiar es como un coche para transportar difuntos. Cuanto daño han echo en este país los antiguos Volvo Station Wagon de los 80´s y 90´s con esa carrocería tan cuadrada...

Para demostrar que las cosas han cambiado desde entonces y que una berlina media familiar, sigue siendo una berlina media, se conduce igual que una berlina media, tiene las mismas características que una berlina media, el mismo diseño que una berlina media, pero con la ventaja de tener un maletero más grande que el coche del que deriva; voy a desgranaros una a una, todas las variantes con carrocería familiar que se ofertan en España.

Entendamos como berlina media a coches como el Volkswagen Golf, Ford Focus, Honda Civic y demás; ya que el Alfa Romeo 159, el Audi A4 o el BMW Serie 3, corresponden a un segmento superior.

Ford Focus SportBreak.






Del Focus ya dimos buena cuenta al poco de aparecer en el mercado en este enlace; pero ahora nos vamos a centrar en la carrocería SportBreak que es la de corte familiar.
El diseño es muy dinámico y moderno, con tintes deportivos aún siendo de carrocería alargada. Goza de la misma sensación de conducción que la versión de 5 puertas; todo está bajo control gracias a que posee uno de los mejores chasis de su segmento. Su comportamiento en curva es encomiable y además; cuenta con un arsenal tecnológico y de sistemas de seguridad casi exclusivos de coches de categorías superiores.
Por ejemplo, y según acabados y opciones, podemos equipar al SportBreak con elementos como el asistente de aparcamiento activo, detector de fatiga, alerta de cambio involuntario de carril, City Safe, que evita colisiones por alcance si circulamos a menos de 30 Km/h, detector de vehículos en ángulo muerto, cambio automático de luces cortas a largas, climatizador bi-zona, asientos de cuero, asistente de arranque en pendientes...

El puesto de conducción es muy acertado y cuenta con regulación de volante en altura y profundidad, con lo que encontraremos la postura idónea fácilmente, además, los asientos sujetan muy bien el cuerpo, tienen una muy buena sujeción lateral y un mullido perfecto.
Debido a su completo equipamiento, tiene muchos botones para controlarlo todo, lo cual es un motivo de distracción importante, a pesar de contar con mandos en el volante para manejar el regulador/limitador de velocidad de crucero y los comandos del equipo de sonido.
El maletero, que al fin y al cabo es lo que nos interesa de este tipo de carrocería, se sitúa dentro de la media del segmento, pero no es de los más grandes y cubica unos, nada desdeñables, 490 litros con un espacio de carga regular y plano. Tiene sendos ganchos en los laterales, para colgar bolsas y una toma eléctrica de 12V, además la boca de carga está bastante cerca del suelo para que nos resulte más sencillo acceder a él.



Los motores que podemos elegir para el SportBreak, son los mismos que para el resto de la gama. En las versiones de gasolina contamos con los novedosos motores de 1.0 Ecoboost con dos gamas de potencia de 100 y 125cv, ademas de los 1.6 con otras dos gamas de potencia; 125cv (presumiblemente tiende a ser eliminado) y con 150cv, relegando al motor más potente en gasolina de 185cv, para otras versiones más deportivas.
Como representantes diésel contamos con los bloque Duratorq TDCi, con dos variables; un 1.6 TDCi con potencias de 95 y 114cv y el 2.0 TDCi con 163cv. Aquí hecho en falta un motor intermedio entre el de 114cv, que aglutinará el grueso de las ventas y es más que suficiente para mover el coche con soltura, y el de 163cv.
En cuanto a la transmisión, podemos elegir, según motores entre dos cajas manuales de 5 o 6 velocidades y una automática-secuencial, denominada Powershift, de 6 relaciones y de un funcionamiento soberbio.



Los precios finales son sensiblemente más altos que los de la versión de 5 puertas a igualdad de equipamiento y acabado; así pues, podremos adquirir un Focus SportBreak a partir de 16.850 euros para la versión 1.0 Ecoboost de 100cv con Start/Stop y acabado Trend, hasta los 23.800 euros que nos pedirán por la versión con el motor 2.0 TDCi de 163cv y acabado Titanium.



Hyundai i30 CrossWagon.





Como ya os he dicho antes, el Hyundai i30 CW es mi coche desde hace ya tres años y estoy encantado con él. También pertenece a la categoría de los polivalentes con carrocería familiar y tiene ese halo de originalidad extra que no tienen los coches de otras marcas. Y digo lo de la originalidad, básicamente, porque a pesar de que el i30 de cinco puertas de a vendido muy bien; la variante CrossWagon no está tan vista y casi nunca sale en las comparativas de las revistas especializadas, pero tiene muchas aptitudes para competir de tú a tú con lo más granado del segmento.
También es original porque no da la impresión de ser un vehículo familiar al que le han añadido un "culo", sino que más bien parece como si al i30 de cinco puertas le hubieran agrandado. El eje posterior a sido desplazado minimamente hacia atrás para evitar lo máximo posible esa sensación de familiar y además, favorecer la estabilidad del coche al tener mayor distancia entre ejes y así equilibrar mejor el reparto de masas.

Desde la versión básica, ya cuenta con un equipamiento de serie ligeramente superior que sus rivales más directos. Según acabados, puede llevar "gadgets" como los sensores de aparcamiento traseros, asientos calefactados, equipo de sonido con conexión auxiliar y entrada de puerto USB y i-Pod con mandos de control en el volante, sensor de presión de los neumáticos, techo solar eléctrico, guantera refrigerada, tapicería de cuero y tela o de cuero integral, llantas de aleación de 16" o 18" (estas, bastante bonitas por cierto), regulador-limitador de velocidad...; la verdad es que muchos elementos de equipamiento que son de serie en este coche, son opciones con sobre-precio en otras marcas.




El puesto de conducción es muy ergonómico, los mandos del salpicadero están muy a mano y ademas son de accionamiento muy intuitivo. Tanto el asiento como el volante, se pueden regular a tu antojo, por lo que es muy sencillo encontrar la postura perfecta.
Dinámicamente, es un coche para disfrutar conduciendo a velocidades legales o incluso un poco más, por carreteras amplias y de curvas suaves; el aplomo y el confort que ofrece es muy bueno en esas circunstancias. Quizás el motor de gasolina deja sentirse un poco en el interior a ciertas velocidades, además de ciertos ruidos aerodinámicos, ya que la baca del techo viene de serie y los retrovisores son bastante grandes, pero en general es un coche muy silencioso. Dicho esto, es obvio que no es el coche más apropiado para afrontar con brío un tramo de curvas, ya que las suspensiones son bastante blandas para este menester.

El habitáculo es muy amplio, tanto para los pasajeros de la parte delantera como para los de la parte trasera, que cuentan con bastante distancia entre sus rodillas y el respaldo del asiento delantero. Tiene infinidad de huecos para vaciar los bolsillos, soportes para botellas o latas de refresco, para las gafas de sol...
El maletero también tiene poca distancia desde el suelo para facilitar la carga, cuenta con ganchos para dejar bolsas en los laterales, una toma de 12V e incluso una red con anclajes para que no rueden los objetos de un lado a otro, pero quizás estamos hablando de uno de los más pequeños de esta comparativa; tan solo tiene 415 litros. Además de tener un habitáculo bastante amplio, también a podido influir en su escaso tamaño, el hecho de que tenga un doble fondo para colocar herramientas y una rueda de repuesto de tamaño original.



En el apartado de motores, nos encontramos con tres variantes; un 1.6i de gasolina con 126cv y un diésel con dos gamas de potencia; un 1.6 CRDi de 90 y 128cv. Antes también existía una versión más de gasolina con 145cv, pero decidieron eliminarla.
La transmisión puede ser manual de  5 o 6 velocidades o automática de 4.
Tanto en el apartado de motores como de transmisiones, se han quedado un poco descolgados respecto a las variables más modernas de sus competidores, pero el lanzamiento del nuevo i30 es inminente (ya me han llegado noticias de él por parte de mi concesionario) y supongo que cambiarán en esos aspectos.



Los precios son bastante ajustados y puedes adquirir el i30 CW CRDI de 90cv con el acabado Comfort por 17.630 euros, hasta el tope de gama que sería el 1.6 CRDi de 128cv con el acabado Style y cambio automático, por 22.990 euros. Existe una variante de 90cv gasolina que cuesta poco más de 14.000 euros, pero esa no la ofertan nada más que para flotas.
Ahora es un buen momento para comprar este coche, ya que con el modelo nuevo, bajarán los precios para quitarse de encima las últimas unidades que les queden; estad atentos...


Kia Cee´d StationWagon.





El Kia Cee´d SW, es el primo-hermano del Hyundai i30 CW, ya que comparten muchos de sus componentes mecánicos, soluciones tecnológicas y conceptos de vehículos, no obstante; pertenecen al mismo compendio empresarial.
Como ocurre en otros grupos automovilísticos, aunque partan de una misma base, tienen personalidades muy bien diferenciadas.

En este caso, los chicos de Kia han optado por diseñar un familiar más convencional partiendo sobre la base del Cee´d de 5 puertas. Su linea exterior es bastante moderna y sobria, de hecho; se a diseñado en los centros que la marca tiene en Europa, con lo que pierde un poco de ese acento asiático a favor de un diseño más global y que guste al mayor número de clientes.
A diferencia de su primo i30 CW, en este coche se han limitado a añadirle un subchasis para albergar a la carrocería más larga y no han variado la distancia entre ejes, porque entienden que el Cee´d es la variante que elegirán los que tengan unas pretensiones más familiares y que el i30 es para los que tienen un carácter más lúdico.




En el interior nos encontramos con un panorama muy similar al que hemos descrito en el Hyundai. La consola central es prácticamente la misma, todo está muy a mano y te permite no apartar la vista de la carretera para activar los mandos. La habitabilidad es muy buena tanto delante como detrás, los asientos son muy cómodos para afrontar largos trayectos y tanto el volante como los asientos tiene  múltiples reglajes  con los que encontraremos la postura idónea fácilmente.
El equipamiento de serie según acabados, también es muy similar; sensor de aparcamiento trasero, sensor de luces y de lluvia, asientos calefactados, asientos de cuero, equipo de sonido con mandos en el volante y conexión Aux y USB, regulador-limitador de velocidad, Bluetooth manos libres para el teléfono, climatizador bi-zona...; son algunas de los "gadgets" con los que nos podremos encontrar.



Si con el Hyundai i30 nos quejábamos de su pequeño maletero, en el caso del Cee´d estaríamos hablando de todo lo contrario, ya que es uno de los más grandes de su categoría. Tiene la impresionante capacidad de  534 litros y abatiendo los asientos traseros obtendríamos hasta  1.664 litros de carga con un suelo plano.



En el apartado dinámico estaríamos hablando de un coche con aptitudes viajeras y para circular relajado, ya que las suspensiones están diseñadas para priorizar el confort de marcha, no para absorber los cambios bruscos de trayectorias, ni tomar curvas a velocidades de escándalo.

Los motores elegidos son dos; un gasolina que comparte con el i30 y es un 1.6i con 126cv asociado a una caja de cambios manual con 6 velocidades, y un bloque diésel que también comparte, con tres gamas de potencia, 1.6 CRDi de 90cv, 115cv y 128cv. Las transmisiones son las mismas que las del Hyundai, manuales de 6 y automática de 4 relaciones, pero al igual que el i30, se acaba de presentar la siguiente generación del Cee´d, por lo que también esperamos cambios en estos aspectos.




Los precios también son bastante ajustados para todo lo que ofrece y podremos adquirir un Kia Cee´d con el motor de gasolina y el acabado básico Concept por 13.840 euros. Curiosamente este motor solo se puede asociar con el acabado básico, ya que en el resto se puede elegir tan solo motores diésel. La versión más cara sería el acabado Emotion con el motor 1.6 CRDi de 128cv y cambio automático por el que te pedirán unos 19.300 euros. ¿Alguien te ofrece mejor relación calidad-precio-espacio?; seguimos comprobando...



Opel Astra Sports Tourer.





El Opel Astra siempre a sido un coche que se ha vendido muy bien, y se sigue vendiendo muy bien sobre todo ahora que acaba de comercializarse la versión de tres puertas GTC. Tiene una estética mas agresiva que la versión de 5 puertas, es más afilado en cuanto al diseño y hará las delicias del público más joven.
Pero para el público más maduro, aunque joven todavía; con ciertas cargas familiares como una hipoteca, niños pequeños..., le conviene más la versión Sports Tourer.

Su diseño es muy atractivo y deportivo, a pesar de contar con la carrocería familiar. El frontal es muy característico, con esas luces de iluminación diurna con forma de punta de flecha y tiene un cierto aire a su hermano mayor el Opel Insignia, de mayor empaque. La trasera también está muy bien resuelta y no da la sensación de que simplemente se han limitado a "acoplar" un trozo más.

Volvemos a los interiores suntuosos y con infinidad de botones para controlarlo absolutamente todo. Antes de conducir es muy importante saber donde está cada cosa para no perder de vista la carretera.
El puesto de conducción es de los menos cómodos, debido a la rigidez del asiento en la zona lumbar, aunque como opción puedes contar con los asientos ergonómicos Sport, que tienen más regulaciones y posiciones y además incluye una base extensible.Aun así, la habitabilidad interior es bastante buena en general, para todos los pasajeros.



Cuenta con un gran equipamiento digno de coches de categorías superiores, soluciones prácticas para el día a día  y una alta tecnología aplicada a la ayuda del conductor. Entre otras cosas, bien de serie o bien en opción, puede llevar el "Opel Eye", que es un sistema que reconoce las señales de tráfico, el "Opel Flex Ride", que controla la respuesta del coche en cuanto a suspensiones, dirección y motor, iluminación adaptativa, ayuda de arranque en pendientes, freno de estacionamiento eléctrico, climatizador bi-zona, equipo de sonido Infinity, tapicería de cuero, asientos calefactados, sistema integrado para el transporte de bicicletas "Flex Fix", asistente de aparcamiento...

Los ajustes y la calidad de los materiales están fuera de toda duda en los modelos que os estamos presentando, pero además en este caso; son muy alemanes.

El maletero tiene una capacidad de 500 litros muy aprovechables, con un suelo totalmente plano, ganchos y bolsillos en los laterales, aparte de un compartimento bajo piso donde se ubica el triángulo de emergencia y el botiquín. Como opción, puedes adquirir el "pack" "Flex Organizer", compuesto por una red elástica y unos carriles en los laterales, para organizar la carga según las necesidades del momento.



En cuanto a la conducción, no existen nada más que halagos hacia su chasis activo. Es un coche con unas reacciones muy ágiles y muy nobles en todo momento y te ofrece las máximas garantías de motricidad ante cualquier tipo de vía; sobre todo si adquirimos el sistema "Flex Ride" con el que por medio de un selector, podremos escoger entre varios modos de conducción, Normal, Tour o Sport.



Tenemos varios motores para elegir; en gasolina comenzamos con un 1.6i de 115cv, seguido por un moderno 1.4 turbo con 140cv y el más potente de los tres; un 1.6 turbo con 180cv. En la categoría de los diésel nos encontramos con un 1.3 Ecoflex con Start/Stop y 95cv como motor básico, un 1.7 CDTi con dos gamas de potencia; 110 y 125cv y por último, un 2.0 CDTi con 165cv.
Las transmisiones pueden ser manuales de 5 velocidades en el caso del 1.3 Ecoflex, manuales de 6 velocidades para el resto de motores y automática de 6 relaciones como opción para los motores 1.4 turbo y 2.0 CDTi.
Para reducir emisiones y consumos, algunos de los modelos cuentan con el sistema Start/Stop de serie.

Los precios parten de los 18.650 euros para la versión básica de 95cv y acabado Enjoy, hasta los 25.200 euros que te pedirán por el 1.6 turbo de 180cv sin opciones.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC