Berlinas medias familiares. (Parte III).

Terminamos con el último bloque de presentación de las berlinas medias familiares a la venta en España.

Seat Ibiza ST (SporTourer).




Ocurre lo mismo que en el caso del 207 SW y del Clio Grand Tour; pertenece al segmento de los utilitarios, pero tiene aptitudes más que de sobra para entrar en este duelo. Además, el siguiente representante de Seat  con carrocería de tipo "break" es el Exeo ST, que pertenece al segmento D.

El Seat Ibiza ST me parece un coche muy redondo en todos sus aspectos. Tiene un diseño muy atractivo, juvenil, deportivo y encima es práctico. Cuenta con 430 litros de maletero con un suelo bastante plano y la posibilidad de abatir los asientos traseros por secciones para aumentar esa capacidad de carga. Tiene formas un poco irregulares, pero aun así, su capacidad es muy aprovechable y cuenta también con varios huecos laterales con red para dejar algún objeto y hasta una toma de 12V.

El interior es muy ergonómico, con todos los mandos orientados al conductor y el salpicadero tiene un diseño minimalista. Los asientos son tirando a duros, tienen una buena sujeción lateral y encontraremos muy fácil una postura de conducción agradable, gracias a sus múltiples reglajes. También nos encontraremos, según versiones, con numerosos huecos portaobjetos por todo el habitáculo, incluido uno bajo el piso del conductor o un tarjetero a la altura del retrovisor interior. También cuenta con una toma de 12V junto al mechero, muy práctica para enchufar diferentes cargadores de nuestros teléfonos o GPS.
Los mandos son muy intuitivos y hasta los de la radio tienen ligeras reminiscencias al mando del famoso manos libres de Parrot.
Es muy seguro, ya que tiene 5 estrellas Euro-Ncap y cuenta con airbags de conductor y acompañante además de los laterales y de tórax; anclajes Isofix y correas de fijación especiales para la protección de los niños en los asientos posteriores.

El equipamiento de serie u opcional es muy variado y según versiones podremos contar con climatizador automático, ABS, ESP con XDS, que es un sistema electrónico que emula a un diferencial autoblocante mecánico, radio CD con toma Aux y posibilidad de puerto USB con mandos en el volante, luces antiniebla con función "cornering", asistente de arranque en pendientes, aviso de pérdida de presión de neumáticos, retrovisor interior fotosensible, sensor de lluvia, techo solar, lunas tintadas, sensores de aparcamiento trasero, volante y pomo de la palanca de cambios de cuero, llantas de aleación de 16" o 17"...

Los motores elegidos para este modelo no son el "sumum" de la potencia, pero ofrecen un buen compromiso entre prestaciones, consumos y emisiones de CO2, y aunque sea un coche muy activo y efectivo en conducción ligera o deportiva, esta carrocería en concreto no la han estimado como la más apropiada para ello.
Así pues; los motores elegidos en gasolina son un 1.4 atmosférico con 16V y 85cv y un 1.2 TSI de 105cv con Start/Stop. Entre las versiones de ciclo diésel nos encontramos con un 1.2 TDI con 75cv y un 1.6 TDI con dos gamas de potencia; 90 y 105cv.
El Ibiza está a punto de recibir un ligero "restyling" para este verano y con ello también llegan buenas noticias, ya que para el ST incorporan a la gama un motor más potente de gasolina; concretamente un 1.4 TSI de 150cv. Además se podrán montar las soluciones Ecomotive en las variantes con el motor 1.2 TSI de 105cv, con lo que se permitirá unos consumos en ciclo mixto de tan solo 5,1 litros a los 100 Km.
El cambio puede ser manual de 5 o 6 relaciones o el fabuloso cambio de doble embrague y 7 marchas con levas detrás del volante DSG, tan solo asociado al motor 1.4 TSI de 105cv de momento, y es incompatible con el sistema Start/Stop.



Los acabados que podemos elegir a la hora de adquirir nuestro Ibiza ST son muy variados; desde el Reference, que es el básico, pasando por el Style, el Sport, el Ecomotive y la serie especial Copa. Todos tienen un equipamiento especifico y acorde con su denominación, con la posibilidad de completarlo a base de opciones.



Los precios parten de los 14.100 euros para la versión Reference con el 1.4 de 85cv sin opciones, hasta los  poco más de 21.000 euros que te solicitan por el Sport con  el motor 1.6 TDI de 105cv. Todos tienen ahora un descuento de 1.500 euros y si esperas al nuevo lavado de cara, posiblemente lo encuentres más barato.


Skoda Fabia Combi.


Es el primo-hermano del Seat Ibiza ST. Pertenecen al mismo segmento y comparten varias de sus piezas y motores.
En este caso nos estamos refiriendo a un coche con aire más familiar y menos deportivo y juvenil. Su diseño es más redondeado, es más alto y da la sensación de ser menos ágil que el Ibiza; pero tan solo es un espejismo, como veremos más adelante, ya que tiene otras cualidades que el Seat no tiene.

El interior rezuma un ambiente más austero, no obstante, estamos hablando de la marca del grupo más económica. Los plásticos son de tacto duro pero agradable y dan la sensación de durabilidad, a pesar de ello, los ajustes son puramente alemanes.
La habitabilidad es muy buena y cuatro ocupantes viajarán muy cómodamente en sus plazas. En realidad está homologado para cinco, pero al igual que ocurre con los demás utilitarios familiares, nos vemos limitados por la cota de anchura, no así por altura, ya que tendremos espacio más que de sobra entre nuestras cabezas y el techo; ni de espacio para las piernas, ya que aunque la longitud sea compacta, este tema lo tienen muy bien resuelto.
El maletero cubica en esta ocasión unos respetables 480 litros, con un suelo plano y una gran boca de carga. Tiene ganchos laterales para dejar bolsas, huecos en ambos lados, toma de 12V y la posibilidad de instalar un sistema de anclaje para bicicletas y unas bolsas especificas para guardar objetos.

El equipamiento de serie u opcional, también está bastante bien resuelto y podemos contar entre otros con detector de pérdida de presión en los neumáticos, climatizador automático bi-zona, navegador integrado con pantalla táctil, sistema de audio con conexión Aux, puerto USB y ocho altavoces con mandos en la columna de dirección, cristales tintados, paquete de cuero,faros direccionales con antinieblas delanteros con función "cornering", eyectores de limpiaparabrisas calefactables, asientos calefactables, control de velocidad de crucero, llantas de 15" o 16" o techo solar eléctrico.


Los motores de los que podemos disponer para este coche son en gasolina; un 1.2 TSI con dos gamas de potencia de 85cv y 105cv, y en diésel nos encontramos con un 1.6 TDI con tres gamas de potencia; 75, 90 y 105cv.
En cuanto a las transmisiones, nos encontramos con la misma dinámica que con el Ibiza. Tiene cambio manual de 5 relaciones y el cambio de doble embrague DSG de 7 marchas asociado al motor de gasolina de 105cv como opción.
Mueven con suficiente soltura a este coche, sus consumos son bastante frugales y sus niveles de CO2 emitidos a la atmósfera, más que aceptables; sobre todo con el paquete de soluciones de la variante GreenLine, que es la más "limpia".
Circulando con él, se nota que conduces un coche familiar porque las suspensiones son relativamente blandas y existen algunas derivas si tomamos las curvas un poco forzados. Es más conveniente circular relajado y disfrutando del paisaje. Pero a cambio, te ofrece un gran maletero, un equipamiento más que suficiente y unas medidas muy contenidas para que no tengamos problemas en las grandes urbes al circular o aparcar.



Los acabados disponibles son Ambition, Family y Elegance y los precios se sitúan a partir de unos 13.800 euros, de la variante 1.2 TSI de 85cv y acabado Ambition sin opciones; hasta los 17.500 euros que te pedirán por el Fabia 1.6 TDI de 105cv y acabado Elegance.


Volkswagen Golf Variant.


Es la variante familiar del superventas de Volkswagen; el Golf. El diseño de esta variante es, para mi gusto, el menos logrado de todos. Mientras que frontalmente nos encontramos con un Golf, la zaga no encandila y parece que le han acoplado un cacho de carrocería con unos faros elegidos al azar, pero aún así; sigue siendo un Golf.



En el interior nos encontramos con una calidad propia de la marca, o lo que es lo mismo; excelente. La calidad de los plásticos y el ajuste de los mismos está fuera de toda duda tratándose de una marca como Volkswagen. Todos los mandos tienen un tacto espectacular y son muy intuitivos en su utilización. Los asientos recogen muy bien el cuerpo y son bastante cómodos, sin ser excesivamente blandos.
La habitabilidad es también buena, y cuenta con un habitáculo suficiente para que cuatro ocupantes puedan disfrutar del trayecto sin ningún tipo de estrecheces, ya que un quinto se vería afectado por la insuficiente anchura.

El maletero cuenta con 505 litros de capacidad y un doble fondo donde poder colocar aún más objetos. El piso es totalmente plano y tiene un contorno muy regular. También cuenta con varias soluciones para poder fijar la carga; desde ganchos en los laterales, para colgar bolsas, hasta cinchas elásticas para enganchar objetos voluminosos, pasando por raíles o redes.

El equipamiento del que puede disponer es bastante amplio y entre otras opciones, podemos tener según acabados faros de xenon, climatizador bi-zona, camara trasera, navegador integrado, sensores de aparcamiento, "Park Assist",  control de velocidad de crucero, asientos tela/Alcántara, asistente de arranque en pendientes, techo panorámico, luces antiniebla con función "cornering", equipo de sonido con diez altavoces y conexión Bluetooth, con puerto Aux y USB, asientos calefactables y con ajustes eléctricos, lunas tintadas o llantas de aleación de 16" a 17", entre otros "gadgets".

Los motores elegidos son varios y de última hornada; así que entre los propulsores de gasolina nos encontramos con un 1.4 TSI con dos gamas de potencia; 122 y 160cv y entre los diésel nos encontramos con un 1.6 TDI de 105cv y un 2.0 TDI de 140. Todos los motores han sido optimizados para favorecer el ahorro de combustible y las emisiones, pero las variantes de ciclo diésel, han perdido la "patada" que tenían los motores 1.9 TDI de las anteriores generaciones.
Las transmisiones son tres, según la motorización elegida y podemos contar con una caja manual de 5 o 6 marchas y el citado cambio DSG de 7 relaciones, con levas detrás del volante.

Los precios se sitúan un poco por encima de la media y estaríamos hablando de 22.100 euros para la versión 1.2 TSI de 105cv y acabado Advance, hasta los 26.500 euros aproximadamente, que te solicitarán por el 2.0 TDI con el acabado Sport y sin opciones.


Hasta aquí, hemos hecho un repaso a las berlinas del segmento C con carrocería familiar. La mayoría de las personas que eligen comprar este tipo de carrocería, se decantan por adquirir las berlinas del segmento D, pero la diferencia de espacio no es tan sustancial como la diferencia de precio. Además con estas berlinas contamos con mayor agilidad a la hora de conducir y ese plus de espacio para realizar nuestros viajes de ocio, bien en pareja o bien con los amigos.

Podíamos haber incluido a coches como el Mini Clubman o el Tata Indigo, pero el primero me parece más un producto destinado al ocio y hacia un público sibarita y el segundo, no me parece suficiente coche para cubrir las necesidades mínimas de movilidad dentro del perfil de clientes tipo que demandan esta clase de vehículos.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC