Lo demás es historia: Mini.

Probablemente será uno de los coches más entrañables, uno de los más famosos, uno de los 50 coches más importantes de la historia, consiguió grandes éxitos tanto en el plano comercial como deportivo, a participado en numerosas películas como protagonista y ha sido conducido por las personalidades más famosas del mundo.

Junto con el Volkswagen Beetle y el Fiat 500 o Seat 600 en España; se le considera un hito del mundo del automóvil, por su simplicidad, su diseño, su comportamiento y sus innumerables anécdotas, además de lo que supuso en el Reino Unido como coche perfecto para movilizar a la población; aunque después se convirtiera en el capricho de los más acaudalados clientes. Y uno de los puntos en común que tienen entre ellos es que se fabrican todavía convenientemente actualizados.


El Mini original nació en 1957 de la cabeza de un visionario ingeniero de la marca BMC; Sir Alec Issigonis, al que le habían encargado un vehículo capaz de transportar a cuatro personas con su respectivo equipaje, con la premisa de que tan solo midiese como máximo 3,05 metros de largo.
La escasez de combustible de la época debido a la Crisis del canal de Suez, hizo que la población demandase vehículos utilitarios que consumiesen poco y fáciles de aparcar en detrimento de los grandes coches que se venían vendiendo hasta la fecha.

Simplemente se dedicó a pensar en una caja con cuatro ruedas y a partir de ahí, desarrolló su idea con un equipo bastante reducido de ingenieros.
La simplicidad era una de las premisas y el corto periodo de tiempo en el desarrollo, pasó factura a su diseño final, aunque todo estaba pensado para que tuviese la practicidad máxima.

Por ejemplo; las bisagras de las puertas estaban vistas en el exterior de la carrocería, en el maletero además, estaban colocadas en la parte inferior para poder circular con el mismo abierto y así poder optimizar el espacio de carga y la matricula también tenía bisagras para que fuese visible cuando se llevaba el maletero abierto. Algunos puntos de unión de soldadura son vistos desde el exterior y el esquema de suspensiones consistía en unos tacos cónicos de goma que hacían del Mini un coche muy seco en reacciones, pero muy divertido de conducir.

Gracias a estas curiosas suspensiones, un centro de gravedad extremadamente bajo, una dirección muy directa y a que las ruedas estaban situadas en las esquinas del vehículo; hacían del Mini un coche muy ágil y estable, capaz de abordar las curvas de las carreteras de la época a un ritmo endiablado.

De hecho; logró ganar el Gran Premio de Montecarlo de Rallyes en dos ocasiones, compitiendo con coches "a priori" muy superiores en todos los campos, sobre todo en motorizaciones...
Actualmente compite con un Mini Countyman de tracción total y con casi las misma especificaciones que sus competidores de Citroën, Ford y el siguiente año, Volkswagen; de momento, no con mucha fortuna, pero es un coche que promete grandes victorias futuras.






Las ruedas eran especiales y las más pequeñas del mercado, tan solo tenían 10" y el encargado de fabricarlas fue Dunlop.
La dirección era muy "viva" y comunicativa, además de ser muy avanzada para la época con un sistema de piñón y cremallera; pero tenía un radio de giro exagerado para ser un coche urbano, aunque siempre se podía disponer del freno de mano...

El motor original era un BMC de 848cc y como no se podía colocar de forma longitudinal con la caja de cambios detrás por problemas de espacio; Sir Alec Issigonis pensó que la mejor solución sería poner el motor transversal encima de la caja de cambios para que ambos compartieran el mismo aceite lubricante.
Otro problema era la refrigeración, ya que el motor tenía el radiador en la parte izquierda del coche y el aire que requería venía recalentado al atravesar previamente el compartimento del motor.
También tuvieron problemas con el carburador en las primeras series, ya que debido a su posición era muy proclive a congelarse, por lo que tuvieron que recolocarlo en la parte trasera del motor.

El Mini original se presentó en 1959 al gran público y desde el principio tuvo una gran aceptación.
A lo largo de sus más de 50 años de vida ha sufrido constantes evoluciones y preparaciones, a pasado por varias marcas y se ha vendido por todo el mundo en múltiples variantes.

Al motor de origen de 848cc, se le incorporaron a la gama durante diferentes etapas de su producción los bloques de 948cc y 1,275cc, además de una única unidad de record, con un motor V8 y una rareza fabricada por Jonh Cooper con dos motores, uno delante con 1.088cc y otro detrás con 1.212cc, que generaba 180cv, que estaba destinado a la competición y que sucumbió en un accidente mientras estaba en periodo de pruebas.

También han sido muchas las variables de carrocería que se han comercializado; el Mini, el Mini cabrio, el Mini Moke, con estética playera, el Clubman, un Mini furgoneta, un Mini pick-up...además de diferentes versiones entre la que siempre ha destacado la que terminaba con el apellido Cooper, que aun se utiliza en nuestros días para denominar a la versión más enérgica.

Fue tal el éxito del coche, que se fabricó en diferentes partes de mundo con las características propias de cada país; Reino Unido, España, Italia, Sudáfrica, Sudamérica, Australia...

A pasado por varias manos a lo largo de su historia. Primero por BMC, después por Rover, que absorbió en su momento a la otra marca inglesa y además fue la peor época del Mini, ya que sus acabados y materiales dejaban mucho que desear y por último; por BMW, que absorbió a Rover en su peor momento y acabó vendiendo la marca a un conglomerado de empresas chinas interesadas.
Pero se quedaron con los derechos de la enseña Mini, reeditaron el icono de la automoción moderna, crearon una submarca diferenciada y ofrecieron la misma fórmula que en su momento intentaron en el grupo VAG con el Beetle; con mucha menos aceptación.


El parecido con el Mini original era realmente asombroso, pero obviamente, era más grande y tenía los estándares de calidad de BMW, además de ser muy seguro y de tener los avances tecnológicos más punteros de la época.
Las posibilidades de personalización eran infinitas y los chicos de marketing lo ofertaban como un utilitario exclusivo, desmarcándose así de las marcas generalistas.

Actualmente la gama ha crecido mucho y a sufrido ligeros restyling en sus últimos diez años de vida. Existen el Mini, el Clubman, que es más amplio y tiene una puerta trasera de apertura suicida; el Countryman, que es una versión de 5 puertas sobrelevada, con posibilidad de tracción total y aptitudes de todo-camino; el Coupé, que es un estricto bi-plaza con techo rígido; el Spyder, con la estética del Coupé pero en éste caso es descapotable y el cabrio, que es también descapotable, con techo de lona y en éste caso sí que mantienen las cuatro plazas. Además; pronto se incorporará a la gama la versión de carga basada en el Clubman pero con los consabidos paneles laterales para convertirlo en una furgoneta exclusiva.

La gama de motores es muy amplia y su fiabilidad está más que contrastada y probada ya que también se utilizan en otros coches de BMW y el grupo PSA.
Las sensaciones en la conducción son casi las mismas que tenías con el coche original, se podría decir que se conduce y comporta como un auténtico kart, pero la mayoría de sus compradores nunca exprimirán sus condiciones al máximo...

Las versiones más deportivas son las más cotizadas y están preparadas bajo los estándares del señor Cooper en su época. El Mini JCW (Jonh Cooper Works) genera 211cv de potencia y sobre su base, existe una copa monomarca con mucho éxito en España y mucho "glamour" a su alrededor.




El mundo Mini a renacido de la mano de BMW y sigue manteniendo ese halo de exclusividad que ya tenía en sus orígenes. Sus clientes actuales suelen ser mujeres "fashion" con cierto poder adquisitivo y hombres de la misma índole y status; aunque también existen mucho incondicionales de la marca que desean tener un coche urbano diferente, con mucha historia a sus espaldas y en la mayoría de los casos; personificado.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC