Mercedes CLS Shooting Brake. Oro parece, platano es...

Mercedes Benz siempre a sido una marca adelantada a su tiempo y siempre a creado conceptos de automóviles que después han sido "copiados" por otras marcas.

El Mercedes CLS, fue un concepto innovador adelantado a su tiempo, porque reunía en un mismo recipiente la carrocería de una berlina de representación, con la estética de un coupé deportivo. Iba destinado para todos aquellos clientes que deseasen tener una berlina, pero que por edad, carácter o por estatus social; no querían un vehículo tan sobrio y anhelaban un punto más de deportividad.
El éxito fue abrumador desde el principio y el CLS se vendía como churros, superando en algunos momentos a su hermano "serio"  el Clase E.
Poco después, empezaron a surgir conceptos similares en otras marcas; Volkswagen Passat CC, Porsche Panamera, Aston Martin Rapide, y el último en llegar, pero no menos importante; BMW Serie 6 Gran Coupé.

Después de varios años liderando un sub-segmento que ellos mismos crearon y que las otras marcas han ido emulando; los chicos de Mercedes dan otro golpe sobre la mesa y otra vuelta de tuerca más al concepto berlina-coupé creando la versión familiar del CLS; el CLS Shooting Brake.


La denominación Shooting Brake procede del Reino Unido y se denominaba así, a los coches deportivos de personas pudientes, a los que modificaban su carrocería para poder transportar sus enseres de caza y a sus perros los fines de semana de montería.
De ésta manera nacieron varios coches curiosos y en algunos casos, únicos en el mundo, fabricados expresamente bajo petición de un cliente concreto; Aston Martin, Bentley y Jaguar, copan el "ranking" de berlinas modificadas para éste menester.

Obviamente, en Mercedes no se han planteado ese uso para su nueva creación; tan solo han utilizado esa denominación tan arraigada para bautizar a ésta nueva carrocería sobre la base del CLS, ahora bien; si alguno se va a cazar con el, será su problema...

Estéticamente es un coche muy atractivo a pesar de que las lineas de los coches familiares no suelen gustar mucho. Mantiene el perfil básico de la berlina, pero en ésta ocasión, se le ha añadido la parte correspondiente al espacio de carga, sin perder ni un ápice de su deportiva figura.
El perfil del techo se inclina hacia la zaga, dándole ese toque deportivo que caracteriza también a la berlina; mantiene las puertas sin marco (5, por supuesto) y también se reconoce el enorme capó delantero, como componente indispensable de cualquier coupé deportivo, por lo que la mezcla de los dos conceptos, se conjuga de manera perfecta.
Si además le añadimos un espacio de carga que oscila entre los 590 y 1.550 litros de capacidad, con los asientos plegados, tenemos un coche muy funcional y con mucho estilo, para los que quieran viajar con la mayor comodidad posible, sin prescindir de la deportividad y de un maletero amplio.
Para favorecer a la ligereza de todo el conjunto, han empleado el aluminio como material principal para fabricar las puertas, ahora 24 kg más livianas, el capó delantero, las aletas delanteras y algunos componentes mecánicos y del tren de rodaje.

Una vez en el interior, nos encontramos un aspecto similar al de la berlina; materiales de primera calidad, ajustes milimétricos y todo el buen hacer de la marca durante tantos años. El espacio disponible es sorprendente para ser el tipo de carrocería que es, aunque solo esté homologado para 4 ocupantes, éstos irán muy cómodos y dispondrán de bastante amplitud.
El maletero es la mayor diferencia, como es lógico, y además de aumentar su capacidad de carga; también lógico..., ahora cuenta con un portón que da acceso a una boca de carga bastante grande y a una muy buena distancia respecto al suelo para poder cargar objetos voluminosos y/o pesados, sin hacer grandes esfuerzos.
El piso está revestido con madera de cerezo con marquetería en tonos negros de roble y tiene guías de aluminio para anclar los diferentes elementos de sujeción. Le da como un ambiente de suelo de un yate y no se hasta que punto será más práctico que un piso revestido en moqueta o material plástico; además de los cuidados pertinentes, si queremos que se mantenga como el primer día...



El equipamiento de serie será abrumador desde las versiones más básicas y contará con las últimas tecnologías de seguridad y confort empleadas en la marca; aviso de cambio involuntario de carril, cámara de visión nocturna, limitador-regulador de velocidad con radar de proximidad respecto al coche precedente, climatizador, navegador, equipos multimedia de última generación...

La gama de motores no será de momento excesivamente amplia. Contará con dos diésel y dos gasolina, con potencias comprendidas entre los 204 y 408cv, cambio automático de 7 relaciones 7G-Tronic Plus y sistema Stop/Start en toda la gama. Además si lo deseamos con tracción integral, podremos elegir entre las versiones 350 CDI 4Matic y 500 4Matic. Más adelante, los chicos de la división deportiva AMG, nos deleitarán con una de sus preparaciones y potenciaciones sobre la base de éste coche.

Se empezará a comercializar en nuestro país a mediados de otoño, con unos precio ligeramente superiores a los de la berlina; entre 61.000 y 98.000 euros aproximadamente, sin confirmar por la marca.


¿Pasará lo mismo que en otras ocasiones, y habrán abierto de nuevo la lata de otro segmento aún sin explorar?. Yo creo que sí; y que, como sucedió con el CLS berlina, los "otros" intentarán imitarlo...

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC