Opel Mokka. !!Juke a la vista!!

Opel lleva una buena temporada sobre la cuerda floja y constantemente se oyen rumores de su próxima desaparición. Personalmente no lo entiendo, ya que históricamente han creado auténticos superventas; el Kadett, el Astra en todas sus variantes, el Vectra, sobre todo el de la primera generación, el Corsa...
Cuando peor le iban las cosas a la marca alemana, apareció el Opel Insignia, con una linea preciosa, mucha tecnología y unos precios accesibles. A raíz de ahí, el nuevo Astra, el nuevo Zafira..., todos han ido adquiriendo los rasgos que en teoría, deberían de funcionar de cara al gran público.

Pero parece que la empresa sigue acumulando pérdidas de unos 1.000 millones de euros anuales y la crisis que seguimos sufriendo la mayoría, no hace nada más que agravar la situación.
Para contrarrestar ésta situación; van a lanzar una batería de nuevos modelos a ver si de esa forma se anima la situación. Es ya inminente la llegada del Opel Adam, del que ya dimos cuenta hace unos meses, y ya se puede adquirir en los concesionarios un nuevo SUV compacto de la marca del rayo, ya que parece que es el único segmento que a sufrido un ligero ascenso de ventas en los últimos tiempos.

Se trata del Opel Mokka y se engloba dentro del segmento en el que militan coches como el Nissan Juke, que será su máximo rival, o el Mini Countryman, que adquiere un halo de exclusividad propio. Pronto llegarán otros rivales como el Ford Ecosport o su "primo" americano el Chevrolet Trax, para añadirle más pimienta a éste sub-segmento.



El Mokka tiene un diseño muy atractivo y poderoso a la vez. Mantiene rasgos comunes con el resto de sus hermanos de gama, como por ejemplo, un frontal con matices afilados y elementos cromados que destacan sobre el radiador o los faros antiniebla delanteros.
La vista lateral es muy dinámica y tiene una linea ascendente que aporta cierta deportividad al conjunto, junto con las nervaduras de las puertas. En la zaga nos encontramos con una visión muy varonil y ciertamente muy bien rematada, con un gran portón de acceso al maletero y la posibilidad de montar el sistema Flex-Fix integrado en el parachoques, que no es más que una solución idónea para transportar hasta dos bicicletas sin necesidad de montar ningún acople adicional.



Sus medidas son muy contenidas en longitud y no tanto en altura; 4,28 m de largo, 1,77 m de ancho y 1, 66 de alto, lo que permite al conductor, mantener una buena posición y un buen campo de visión respecto a los demás vehículos.
La habitabilidad interior no es uno de sus puntos fuertes, porque a pesar de que conductor y acompañante tienen bastante espacio vital; los pasajeros de las plazas traseras no gozan de tanto espacio, así que mejor dos ocupantes para esas plazas... Además el maletero solo tiene una capacidad de 356 litros, por lo que tampoco es que sea de los más grandes del segmento, aunque su acceso es bastante cómodo, gracias a las dimensiones del portón y a su proximidad al suelo.

El salpicadero es muy similar al que montan sus hermanos Insignia y Astra; plagado de botones, pero muy elegante y muy bien rematado, con unos materiales y ajustes, dignos de cualquier coche que se jacte de proceder de Alemania.
El equipamiento, según versiones, puede ser muy extenso y entre otras cosas, puede montar tecnologías como faros con iluminación adaptativa AFL+, el Opel Eye de reconocimiento de señales verticales, aviso de cambio involuntario de carril LDW, sistema de alerta ante colisiones frontales FCA, asistente de arranque en pendientes HSA y asistente de descenso HDC, además de Bluetooth integrado, climatizador automático, ordenador de a bordo, volante multifunción, regulador-limitador de la velocidad, cámara de visión trasera de asistencia al aparcamiento...


Y como todo buen SUV compacto que se precie, también tienes la posibilidad de elegirlo con tracción a las ruedas delanteras o tracción total. La tracción total, envía la fuerza tan solo a las ruedas delanteras en condiciones normales, pero cuando éstas pierden motricidaz, se puede enviar el par a las ruedas traseras por medio de un embrague multidisco hasta un máximo total de 50/50 entre los dos ejes.
Con éste tipo de tracción y los sistemas HSA y HDC que os he comentado antes, el Mokka es un coche muy capaz en condiciones adversas y en caminos no asfaltados y en malas condiciones, pero sin perder ninguna aptitud en asfalto incluso a velocidades por encima de las limitaciones legales.

Los motores elegidos para montar en éste SUV son tres, dos alimentados por gasolina y uno de ciclo diésel.
Entre los de gasolina nos encontramos con un conocido 1.6 atmosférico y 115cv y un novedoso 1.4 Turbo con 140cv.
La única opción de gasóleo pasa por un remozado 1.7 CDTI de 130cv, con unos consumos bastante ajustados de 4,5 l/100 Km en ciclo mixto.
La versión de acceso a la gama, tan solo puede montar tracción delantera, mientras que la versión más potente de gasolina, solo se puede adquirir con tracción total. La variante diésel puede elegirse con los dos tipos de tracción, pero ésta versión es la única que puede beneficiarse del cambio automático de 6 relaciones opcional. De origen, todas las variantes montan una transmisión manual de seis marchas.

Los precios oscilan entre los 18.120 euros del Mokka 1.6 y tracción delantera, hasta los 23.200 euros del Mokka 1.4 Turbo y tracción total. 



Opel a sido muy valiente internándose en un segmento que le era totalmente desconocido. El Mokka es un SUV compacto con grandes pretensiones, que ofrece una muy buena relación calidad-precio-equipamiento y acerca la tecnología de coches de representación, a coches mucho más asequibles.
Veremos que tal les funciona la jugada. A mi me encanta, pero no se yo si esa falta de espacio en las plazas traseras y un maletero tan limitado, pasarán factura al pequeño todo-camino de Opel. Confiemos que no...




Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC