Mercedes SLS AMG Black Series. Desmesuradamente bestial.

Mercedes-Benz siempre a sido una marca innovadora. Ha creado nuevos segmentos que otras marcas han intentado emular, han sido los pioneros en incorporar en sus vehículos los mayores avances tecnológicos y de seguridad activa y pasiva, se han reinventado una y otra vez para mantener su imagen fresca...; y desde que absorvieron por completo la división deportiva AMG, también han aportado su grano de arena en pos de la deportividad y las prestaciones pero sin perder un ápice el halo de exclusividad y elegancia que siempre a caracterizado a todos sus modelos.

Pero como ocurre en las mejores familias, siempre tiene que existir el hermano "heavy" y anti-sistema, que lucha contra las normas establecidas y se desmarca del resto de los miembros. En la familia de Mercedes, ese hermano "diferente" se llama Black Series y lo componen una serie de modelos únicos en su especie que han ido dando guerra generación tras generación.







El Mercedes SLS AMG Black Series tiene en quien fijarse y a quien parecerse. El SLS nació en 2009 con una linea esbelta y atractiva y ciertas semejanzas físicas con su abuelo Mercedes 300 SL Guldwing, al que sus amigos apodaban "alas de gaviota". Tenía sus mismas puertas, pero en ésta ocasión, mejor esculpidas e integradas en la linea de la carrocería.

A medida que pasaban los años, el SLS iba creciendo, aprendiendo de los errores y madurando. Así pues, poco más tarde apareció el SLS GT3, que fue la temporada en la que le dio por correr contra rivales semejantes o más "mayores" que él; el SLS Roadster, con capota de lona de quita y pon, para lucir palmito en los calurosos días de verano, el SLS GT AMG, que fue la temporada que le dio por ir al gimnasio y ponerse en forma, el SLS AMG Electric, que supuso un cambio radical en su vida y era cuando tenia conciencia medioambiental... Poco a poco se le iba formando el carácter y se reunía en concentraciones de amigos en las que todos fardaban de su "cuerpo", de su fuerza, de su status social...

Pero el SLS no quería juntarse para siempre con esos "niños de papá". El SLS quería acción y mientras que por el día hacía vida social con el hijo de Ferrari, el 458 Italia; el Porsche 911 o el Lamborghini Gallardo, paseando por las calles de París, por el puerto deportivo de Saint Tropez o de copas por Marbella; por la noche se escapaba de casa y se juntaba con una banda de lo más peligrosa, de la cual le habían hablado alguno de sus parientes que ya habían pertenecido a esa banda. Los Black Series.






El SLS AMG no tenía la necesidad de juntarse a ese grupo de desalmados, que con su estética agresiva y sus escapes atronadores, asustaban a los niños y perros de todo el barrio. Pero se convirtió en un miembro más de la banda y por la noche se hacía llamar SLS AMG Black Series.

Los Black Series desprenden testosterona por todos sus poros y el SLS no iba a ser menos. Su estética exterior es muy agresiva. En el frontal destaca una abertura adicional sobre el capó para refrigerar su imponente motor y el "splitter" delantero fabricado en ligera fibra de carbono, junto con los dos apéndices del mismo material situados en los laterales para mejorar el efecto suelo del morro.
Sobre la trasera destaca el enorme alerón también de fibra de carbono, que es opcional y cuesta 7.000 euros. De todas formas, si no lo queremos, siempre contaremos con la ayuda inestimable del difusor trasero y el alerón retráctil de serie para sujetar el coche al asfalto.
Los escapes han sido también remodelados y ofrecen un sonido potente y embriagador, además de ahorrar unos kilogramos al conjunto ya que están fabricados en exclusivo titanio. En éste menester se han entretenido un poco más y han sustituido las carcasas de los retrovisores, las taloneras laterales, los paneles traseros de los asientos y las entradas de refrigeración del motor originales, por unas de fibra, con lo que en total se han quitado de encima unos 70 Kg, a los que también han contribuido la incorporación de una batería más ligera de iones-litio, unas preciosas llantas de aleación ligera y unos frenos de material carbocerámico con pinzas de seis pistones, que aseguran una frenada espectacular bajo cualquier circunstancia.







En el interior apenas notamos diferencias con el SLS que se deja ver por el "día". Tan solo notamos que viene alicatado hasta el techo con la omnipresente fibra de carbono y que los preciosos asientos tipo baquet y volante están tapizados con suave tejido Alcántara.

El motor sigue siendo el 6.2 V8 del SLS AMG, pero para ésta ocasión se han modificado algunos elementos internos como el mapa motor, el cigüeñal, el árbol de levas, la transmisión de carbono, la bomba del aceite, la admisión y refrigeración...; por lo que ahora pasa a tener 630cv, en vez del los 570 del AMG GT y se ha aumentado el régimen de giro de 7.200rpm hasta las 8.000rpm.
Es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 3,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 315 Km/h.
La caja de cambios elegida para digerir ese aumento de potencia es la misma de doble embrague y 7 relaciones con levas detrás del volante que utiliza el resto de la gama; la AMG Speedshift DCT 7, con cuatro modos de funcionamiento; Comfort, Sport, Sport + y Manual.







Para mejorar su dinámica y estar más acorde con su nueva caballería; se a sustituido el diferencial autoblocante mecánico por uno electrónico, se le han endurecido y rebajado las suspensiones, se le han ensanchado las vías delantera y trasera y se han realizado varios ajustes en barras estabilizadoras y en la dirección para favorecer la velocidad de paso por curva.

Se podrá elegir entre 7 colores para el exterior y el interior podrá pedirse en negro o rojo y negro. Los precios estimados para esta nueva versión que se comercializará a mediados de éste año, parten desde los casi 300.000 euros.







Obviamente, como pasa con muchos niños ricos, el AMG se aburre de la alta sociedad y de vez en cuando necesita ser un auténtico Black Series. Más rudo, más fuerte, más radical..., en conclusión; más malote...
¿A ti no te pasa alguna vez?


¿Queréis pertenecer a la Comunidad Motorproyect? Pues compra uno de nuestros artículos personalizados de tu lugar preferido sobre el mundo del automóvil en la red.   


Yo soy Motorproyect; ¿y tú?.

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC