Jaguar F-Type. La horma de la "zapatilla".

Hace ya unos cuantos lustros que Jaguar no sacaba  al mercado un coche de éstas características. El laureado E-Type del que hablamos hace ya más de un año es su antecesor espiritual y de hecho, el equipo de diseño de la marca inglesa capitaneado por Ian Callum han sabido trasladar el peso de semejante responsabilidad al nuevo modelo.

Después de varios años dando tumbos entre varios grupos automovilísticos, la marca del felino ahora está dirigida por la India Tata Motors y algo tienen que estar haciendo muy bien en la gestión, puesto que tanto la actividad en Range Rover (también de su propiedad) y Jaguar es incesable y cosechan un éxito tras otro cada nuevo modelo que sacan al mercado. Por algo será.

El F-Type no será una excepción cuando se presente durante la primavera. Su diseño está dando mucho de qué hablar y con toda probabilidad será uno de los grandes protagonistas del 2013.







Por concepto se sitúa por debajo del Jaguar XK; es más ligero, más manejable y los motores que utiliza son similares en potencia. ¿Será mejor coche?.

Las lineas de diseño son las de un deportivo puro a la antigua usanza. Son muy limpias y no están plagadas de aditamientos estéticos para darle mayor o menor empaque, eso lo dejaremos para un futuro F-Type R...
El frontal se caracteriza por ser muy afilado, con unos pilotos delanteros muy inclinados, el capó muy prolongado y la rejilla delantera con la configuración en forma de panal de abeja de la marca.
En el lateral nos encontramos lineas suaves pero que inspiran cierta tensión y un techo descendente que se fusiona con maestría con la zaga. (en el caso del futuro coupé, ya que originalmente se venderá solo con carrocería cabrio y techo de lona).
Las llantas se pueden elegir entre 18, 19 y 20", algunas con acabados en fibra de carbono y el conductor va en una posición retrasada con el motor en posición delantera-central, por detrás del eje lo que favorece mucho el centro de gravedad y mejora cuantitativamente la dinámica del vehículo.
También destacan unas rejillas laterales que disipan el calor del motor, perfectamente integradas y los tiradores de las puertas ocultos al estilo de Aston Martin. La longitud total del coche es la misma que en su día tenía el E-Type ( 4,44 metros) y la altura es ahora de tan solo 1,29 m, por lo que se va bastante cerca del suelo.
Por fin en la trasera, nos encontramos con un difusor que integra las salidas de escape que pueden ser una doble colocada en el centro o dobles separadas hacia los extremos, según el motor que escojamos, pero lo que está claro es que han hecho un gran trabajo en cuanto al sonido que emana de ellas.
Los pilotos traseros son muy afilados y se prolongan hasta los paneles laterales de la carrocería aportando una visión trasera bastante agresiva y moderna.







Una vez en el interior nos encontramos con una manufacturación exquisita y unos materiales de primer orden; cuero, fibra de carbono, Alcántara... No han querido romper con la tradición deportiva y muchos de los elementos interiores, recuerdan a los deportivos de antaño. Por ejemplo, han declinado la utilización de una pantalla TFT para la información de los relojes principales y se han decantado por unos marcadores convencionales con cierta profundidad, aunque si que mantiene una pequeña pantalla en el centro con los parámetros del ordenador de a bordo.
El volante es grueso con tres radios y con un diámetro pequeño y los asientos se pueden elegir con mayor o menor apoyo lateral, ambos con revestimientos en diferentes tipos de cuero y otros materiales de primer orden.






Las levas del cambio situadas en la parte posterior del volante, al igual que el botón de arranque; son de color dorado (personalmente, me parecen un poco "cutres" y desentonan), dicen que de inspiración aeronáutica. Los mandos están muy a mano y bien situados, con botones y selectores giratorios que controlan todo y además existe una gran pantalla táctil del navegador presidiendo la consola central y también muy bien integrada y fácil de manejar.
Existe un detalle curioso; ¿os habéis fijado que en la consola no existen toberas de ventilación?. Eso es porque las centrales son inteligentes y solo se activan cuando es meramente necesario, sino quedan ocultas bajo el salpicadero.

Entones ya tenemos un deportivo puro, con motor delantero y tracción trasera, una posición de conducción retrasada y un interior atemporal y de excelente factura; ¿y los motores?.

Las mecánicas que en un principio se utilizarán son tres. Comenzamos con un 3.0 V6 con compresor y 340cv como el más básico; el mismo 3.0 V6 pero potenciado hasta los 380cv que será la versión F-Type S y el tope de gama será un V8 con 495cv.
Todos van asociados a una caja de cambios ZF automática de 8 relaciones con un tacto y funcionamiento ejemplares y más adelante se ofrecerá también una variante manual.
Los V6 se distinguen por llevar la salida de escape en posición central y en el V6 S se ha trabajado más en el sonido que emana del propulsor, además de añadirle amortiguadores adaptativos y un diferencial de deslizamiento limitado.
El V8 se distingue por llevar los escapes dobles orientados hacia los extremos y en éste caso, le han incluído un diferencial autoblocante electrónico.








Las prestaciones son estupendas. El V6 más enérgico alcanza los 275 Km/h de punta y acelera de 0-100 Km/h en 4,9 segundos, mientras que el V8 lo hace en 4,3 y supera la barrera de los 300 Km/h... !!!y todavía están estudiando y desarrollando las versiones R y RS!!!

Dinámicamente estamos hablando de un coche ágil, a pesar de que supera los 1.600 Kg y eso que está fabricado en aluminio...
La dirección es muy comunicativa y gracias a su excelente visibilidad, puedes dirigir el morro hacia donde tu quieras. La electrónica juega un papel fundamental para domar tanta potencia comprimida, pero nunca te da la sensación de que pierdes el control y que el asunto se te pueda ir de las manos aunque te guste "jugar" un poco deslizando la trasera en cada curva.
La estabilidad es impresionante gracias a las enormes ruedas y un centro de gravedad tan bajo que favorecen las reacciones neutras y predecibles del coche.

Durante el verano se pondrá a la venta la versión cabrio que de momento será la única disponible, hasta que meses más tarde llegue la carrocería cerrada coupé. Tendrá techo de lona de activación automática y no mermará la capacidad del maletero que será de 200 litros. Los precios de partida se aproximarán a los 85.000 euros en España.







En conclusión es un coche muy bello y digno sucesor del famoso E-Type. Los motores son impresionantes y la conducción muy pura. Probablemente esté orientado a un público más joven y dinámico que a los que va dirigido el XK, pero es lógico que Jaguar quiera cuidar y mimar a su cantera de consumidores ¿no?.

¿Queréis pertenecer a la Comunidad Motorproyect? Pues compra uno de nuestros artículos personalizados de tu lugar preferido sobre el mundo del automóvil en la red.   







Yo soy Motorproyect; ¿y tú?.

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC