Porsche Panamera S E-Hybrid. Eco-deportivo-familiar






Desde que Porsche ha querido hacer caja con modelos que no fuesen el 911, Porsche ya no es lo que era. Empezaron bien con modelos como el Boxter y después el Cayman, al fin y al cabo, eran deportivos que tenían que ver bastante con el "gallo" del corral.

"Combina de manera excepcional el concepto de deportividad y consumo"

Después llegó el super-ventas Cayenne, que para los más puristas nos resultaba un sacrilegio, pero que después de ver los resultados y que el resto de las marcas han comenzado a imitarles; entiendo que fue un gran acierto del equipo de marketing. Aunque cuando realmente me eché las manos a la cabeza, fue cuando acoplaron el motor diésel del Volkswagen Tuareg, mientras se rumoreaba la aparición de una berlina de 5 puertas. ¿Pero estos chicos han perdido el rumbo?

Apareció el Panamera, que para mí era un 911 alargado y las ventas del Cayenne diésel no hacían nada más que aumentar, por lo que también se animaron a construir esa berlina con esos motores tan ruidosos y toscos...; ya está...Porsche a perdido una buena parte de mis respetos y lo único que me queda son los Boxter, Cayman y, por supuesto, el 911 como el pilar sobre el que se apoyaban mis anhelos deportivos de la marca de Stuttgart (el día que fabriquen alguno de esos tres con motores diésel, dejo de ser "porschista").
Pero claro, no se conformaban con los motores diésel; tenían que probar también la tecnología híbrida. ¿Se está convirtiendo en una marca generalista?. Hoy en día no eres nadie si no tienes por lo menos un coche con esta tecnología.





El Panamera acaba de recibir un "restyling" que matiza ligeramente algunos de sus rasgos, y desde el comienzo ya cuenta con la versión híbrida... espera...; ¿es una S lo que lleva delante de donde pone Hybrid?. Parece que la cosa se pone interesante...

" Tenían que probar también la tecnología híbrida. ¿Se está convirtiendo en una marca generalista?"


Combina de manera excepcional el concepto de deportividad y consumo, además de subir un escalón más en la carrera de la hibridación que han emprendido todas las marcas.
Sustituye las anteriores baterías de níquel-hidruro metálico que generaban 1,7 KW/h, por unas nuevas más compactas de iones de litio con 9,4 KW/h, además de incorporar un motor eléctrico de 70 KW; más potente que el de 40 KW de la anterior generación.
Esto se traduce en una mayor autonomía en modo eléctrico y una mayor potencia combinada, ya que el motor térmico V6 biturbo tiene 333cv y junto con el eléctrico, puede alcanzar picos de hasta 416cv de potencia máxima disponible debajo del pedal del acelerador.

De esta manera, se convierte en el coche híbrido con uno de los mejores rendimientos en la actualidad. Acelera de 0-50 Km/h en modo eléctrico, en tan solo 6,1 segundos y su funcionamiento solo con la energía que le proporcionan sus baterías le permiten circular entre 35 y 70 Km, según sea nuestra forma de conducir de más o menos agresiva.
Por eso atesora un consumo homologado de 3,1 l/100 Km, lo que para un modelo de Porsche es ya un hito histórico.

Eso no quiere decir que se "achante" respecto a otros modelos convencionales de gasolina, ya que también es capaz de ofrecer unas prestaciones, con el uso combinado de los dos motores; envidiables.
Los 100 Km/h los alcanza en 5,5 segundos desde parado y los 200 Km/h en 19, con una velocidad máxima de 270 Km/h. Para una berlina en la que caben cuatro pasajeros y que tiene la etiqueta de híbrida, no está nada mal ¿no?.

En el interior todo sigue igual que en sus hermanos de gama; una factura excelente, unos ajustes meramente alemanes y unos materiales sublimes, además de contar con un equipamiento excelso tanto de serie como de manera opcional. La única nota discordante es el indicador de carga que se refleja tanto en el indicador de la derecha, como el modo de funcionamiento que podemos ver en la pantalla multifunción.
De hecho; podemos seleccionar entre cuatro modos de conducción: Normal, Sport, E-Power y E-Charge.

" No quiere decir que se "achante" respecto a otros modelos convencionales de gasolina, ya que también es capaz de ofrecer unas prestaciones envidiables"


En el primero, ambos motores trabajan de forma simultanea intentando mantener la carga óptima de la batería; en el segundo, los dos motores trabajan al unísono para ofrecer la mayor potencia disponible, en el modo E-Power tan solo es el motor eléctrico el que impulsa al vehículo y por último, el E-Charge es el más novedoso, ya que cuando nos aproximamos a una urbe y siempre que superemos los 80 Km/h, este modo hace que el motor térmico cargue a las baterías al 100% para que podamos circular por la ciudad tan solo con el motor eléctrico y así ni contaminemos, ni gastemos ni una gota de combustible.
Por supuesto; al ser un híbrido enchufable, podemos recargarlo en una red convecional en 3,8 horas y la batería tiene una garantía plena de funcionamiento de 8 años.




Sabemos que en condiciones reales, el consumo será algo mayor, pero aun así; se mantendrá entre unos 5 a 8 litros cada 100 Km, lo que para un coche de estas características está muy bien, pero que en el fondo no se yo si al cliente de este tipo de vehículos le importa tanto la ecología y el dinero que se ahorra en combustible.
La marca ya anuncia que probablemente, las ventas del Panamera S E- Hybrid no superen el 10% de las ventas totales del Panamera, pero por lo menos el cliente puede elegir entre la potencia y virilidad de una mecánica de gasolina, el buen hacer y los consumos de la mecánica diésel, o decantarse por una mezcla de las dos cosas con el híbrido. 114.100 euros tienen la culpa; ¿nos "hibridizamos"?



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC