Comparativa GTI: Audi A1 1.4 TFSI 185.

El Audi A1 TFSI de 185cv es como el Alfa que vimos en la anterior entrada de esta comparativa; un urbano muy potente y con ciertas dotes deportivas, pero que le falta el carisma suficiente para llegar a ser un auténtico GTI.


"Se presentaba como la antesala de lo que sería el S1, aunque esta variante parece que ha caído en el olvido."



Es un gran coche y muy divertido, pero está más orientado a los clientes de carácter "premium" que quieran un poco más, que a los "quemados" de la conducción que les guste disfrutar en una carretera de montaña con muchas curvas.




Su diseño es el típico de Audi y también empieza a ser bastante monótono; parece un A3 a escala. Es muy bonito y para muchos "coqueto", además puedes elegirlo con cinco puertas (aunque con otras motorizaciones), lo que aumenta su polivalencia. Pero yo no lo considero un auténtico GTI aunque se acerque por potencia a los más avezados competidores.

"Es un gran coche y muy divertido, pero está más orientado a los clientes de carácter "premium", que a los "quemados" de la conducción que les guste disfrutar en una carretera de montaña con muchas curvas."


En el interior nos encontramos con materiales de primer orden y unos ajustes típicos de la marca, con un diseño bastante sobrio y limpio. Los asientos son muy cómodos y sujetan de manera excelente el cuerpo en los virajes más cerrados, aunque la habitabilidad se ve limitada por su corta batalla y sus medidas contenidas, sobre todo en sus dos plazas traseras. El maletero se planta en unos suficientes y meritorios 270 litros de capacidad.




El equipamiento, como no podría ser de otra manera en la gama más alta del A1, es muy extenso tanto en la dotación de serie como en la opcional, aunque llaman la atención alguna de sus carencias como el retrovisor interior fotosensible o el control de velocidad de crucero, que forman parte del equipamiento opcional. No obstante, puede montar "gadgets" como sensor de lluvia y de luces, sensor de aparcamiento, climatizador bi-zona, tapicería de cuero, avisador de presión de los neumáticos, navegador, conexión Bluethooth manos libres, equipo de sonido de hasta 400W, diferencial electrónico XDS, techo solar, pintura metalizada bi-tono...



Se presentaba como la antesala de lo que sería el S1, aunque esta variante parece que ha caído en el olvido.
Cuenta con una mecánica de 1,4 litros y doble sobrealimentación con 185cv de potencia que se transmite a las ruedas delanteras por medio de una caja de cambios de doble embrague y 7 relaciones, con levas de accionamiento detrás del volante.

El par motor en cualquier gama de revoluciones está asegurado con esa doble sobrealimentación, ya que un compresor volumétrico actúa a bajo régimen y a partir de las 3.000 rpm entra el segundo turbocompresor, funcionando los dos al unísono de manera deliciosa e imperceptible.
Es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 6,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 225 Km/h, atesorando un consumo homologado en ciclo mixto de solo 7,1 l/100 Km. Para alcanzar los 10 l/100 Km hay que ser un auténtico "cafre" y hace falta correr mucho, aunque no es descabellado...

"El equipamiento, como no podría ser de otra manera es muy extenso tanto en la dotación de serie como en la opcional"


Para asegurar la mayor motricidad y estabilidad del conjunto, en Audi se han decantado por montar unas suspensiones más rígidas y rebajar el chasis unos 15 mm, además de una configuración trasera de tipo Mc Pherson.
De la frenada se encargan unos discos ventilados sobredimensionados, montados sobre unas llantas de 17" (18" en opción) y neumáticos en medidas 215/40, que por desgracia acusan bastante pronto la fatiga.
La dirección es muy directa y cumple a rajatabla con nuestras órdenes; ligera en ciudad y más dura en carretera abierta, por lo que es un coche muy entretenido de conducir y ante todo muy efectivo y rápido, pero nunca pierde su clase, ni las composturas que se le requieren a un coche "premium" como este, así que la comodidad y el confort de marcha están siempre fuera de toda duda.


Pero como todos sabéis; Audi es una marca muy buena, pero también muy cara, así que si queréis adquirir un "juguetito" como este y ser la envidia de vuestras amigas del club de campo; el desembolso inicial será de unos 27.500 euros sin opciones. Pero... ¿como sino medimos la calidad, el estilo y la imagen de marca?; pues ese es el precio si lo que queréis es destacar con vuestro utilitario con maneras deportivas, a la par que discreto...

Próxima entrada de la comparativa: Citroën DS3 THP Sport.

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC