Nissan Note 2013. Capacidad compacta.


Desde el 14 de octubre ya está en nuestros concesionarios un vehículo que causó gran admiración en el Salón de Ginebra y en el de Frankfurt, gracias a su renovada carrocería y a su nuevo interior, de bastante más calidad que su antecesor.


El nuevo Nissan Note ha dejado de competir con esa especie de monovolúmenes urbanos como el Hyundai iX20, el Suzuki Splash o el Opel Meriva; y directamente prefiere competir con rivales mas convencionales como son el Renault Clío, Ford Fiesta o Citroen C3, entre otros. Aunque por configuración, su carrocería y su interior; no parece que pueda ser un buen rival para coches más convencionales a pesar de su contenido tamaño. 


El nuevo Nissan Note se presenta con una nueva carrocería más versátil y dinámica. Llaman la atención sus grandes y afiladas ópticas delanteras con forma de casco de caballo (o algo), que se fusionan en los laterales de la carrocería y están unidas entre si por una gran rejilla delantera, con detalles y el logo de la marca cromados. 


En sus laterales, una nervadura de la carrocería que recorre el coche terminando en sus ópticas traseras integradas casi sobre la luneta del portón, le aporta un toque de dinamismo a todo el conjunto. Uniendo el diseño fluido de la carrocería y las originales ópticas; hacen del pequeño Note un producto realmente atractivo e innovador. 


Las dimensiones exteriores se mantienen más o menos (4,10 m de largo, 1,69 de ancho y 1,53 de alto). Lo han hecho un poco mas bajo, han recortado sus voladizos y han aumentado la batalla hasta los 2.600 mm, lo que le confiere una estabilidad y aplomo bastante mejores que los que atesoraba su predecesor. 

Esta circunstancia también ha mejorado la comodidad de sus pasajeros, sobre todo en los asientos traseros, en los que los ocupantes podrán ir mas cómodos sin tener que encoger sus piernas demasiado.


Existen tres motorizaciones para el Nissan Note. Dos de ellas son gasolina, con un nuevo bloque de tres cilindros 1.2 DIG-S con dos potencias disponibles; uno de 80 cv y 110 Nm de par y otro de 98 cv y 142 Nm de par máximo (todavía no disponible en España). A este ultimo se le podrá instalar un cambio CVT de variador continuo si no, todos los motores equipan por defecto una caja manual de 5 velocidades. En diésel existe un cuatro cilindros 1.5 con turbo que genera una potencia de 90cv.  Este motor es fruto de la alianza Renault-Nissan y también lo utilizan modelos como el Dacia Sandero, el Renault Clio o Mégane e incluso, los vehículos comerciales ligeros de ambas marcas.


Sus consumos son  bastante ajustados; desde 3,6 l/100 Km que atesora el motor diésel en ciclo combinado, hasta 4,3 l/100 Km de la mecánica de 80cv, pasando por los 4,7 l/100 Km del de 98cv, que se incorporará en la gama a principios de 2014. Son tres motores muy fiables, comprobados y con suficiente respuesta para mover con soltura el modelo que nos ocupa.


El Nissan Note estrena en primicia, el nuevo sistema denominado Escudo de protección (Safety shield). Se trata de un asistente a la conducción que incorpora cámaras con visión de 360º y que nos muestran todo el perímetro del vehículo en una pantalla de 5,8 pulgadas situada en el centro del salpicadero.  El Safety shield integra tres sistemas de seguridad: aviso de ángulo muerto, aviso de cambio involuntario de carril y detector de objetos en movimiento, que nos avisa de coches en movimiento al aparcar o desaparcar.


También podemos disponer del sistema de navegación NISSAN CONNECT; sistema que se integra también en la pantalla del vehículo y que, junto al software desarrollado por Google,  send to car, nos permite opciones como planificar rutas desde el ordenador de casa y pasarlas directamente al coche, nos indica los hoteles más cercanos, los parkings en el centro de las ciudades... También podemos acceder a puntos de interés en ruta, gasolineras con combustible mas barato, trafico, y alguna cosilla mas que nos hará más cómodo el viaje. !Ojo!, esta tecnología sólo está disponible de serie en el acabado TEKNA y Visia, que son los más dotados de serie, en los demás acabados estará disponible de manera opcional.


El Nissan Note es un coche bien rematado, aunque plásticos con un tacto un poquito duro predominen más que los plásticos blandos. Los asientos son cómodos y grandes, tapizados en tela o como opción, en tela y cuero y una guantera doble y enorme en el lado de pasajero y huecos por muchos de sus rincones hace que tengamos ordenados todos los objetos. La posición del volante es alta y la postura muy cómoda, aunque la columna de dirección no es regulable en profundidad, como ocurre en la mayoría de los coches nipones. Las indicaciones del cuadro son muy claras y de fácil lectura. Los pulsadores y botones también son de fácil acceso e intuitivos, excepto los que gobiernan el climatizador, ya que vienen dispuestos en forma de dial telefónico y nos tocará sacar de vez en cuando el manual para tenerlo todo bien claro.


La percepción del ruido del motor en el interior es mínima, lo cual es más que notable si tenemos en cuenta que los motores de gasolina son tricilíndricos e incluso, si estamos hablando del motor diésel, que siempre se presupone que aumenta el nivel de vibraciones. Incorpora el sistema START-STOP, para aquilatar un poco más los consumos. En este caso se puede desconectar.


En las plazas traseras, como comenté antes, hay mucho espacio para las piernas. Existe un reposabrazos con huecos para la bebida en el caso de que sólo viajen dos personas y bandejas tipo avión y revistero en los respaldos de los asientos delanteros, lo que marca ciertas diferencias con sus competidores en cuanto a "mimar" a los ocupantes de esas plazas. El maletero de 295 litros parece quedarse un poco corto, pero aun así, es un poquito más grande que el de otros vehículos de su categoría. Además podemos ganar 30 litros más si levantamos la base y descubrimos su doble fondo, para guardar nuestros objetos mas queridos. 


Teniendo en cuenta de que estamos hablando de un monovolúmen urbano, es lógico pensar que no es el coche más apropiado para realizar rutas de montaña a "tumba abierta", pero realmente no desmerece en cualquier tipo de vía. Debido al aumento de batalla, ahora es un poco más dócil que su antecesor en virajes cerrados, pero su altura libre al suelo merma las grandes posibilidades de paso por curva que podría tener el pequeño de la familia Nissan


Su medio son las grandes urbes y las ciudades con tráfico, ya que su compacidad y su maniobrabilidad le permiten "colarse" en cualquier hueco y callejear con mucha agilidad entre el resto de los usuarios. Además; también tiene la ventaja de ser más capaz y tener mayor espacio. Sus mecánicas no son el "summun" de la tecnología ni de la potencia, aunque se mueven bien en tramos de autopistas y radiales y podríamos decir que la solvencia es su mejor carta de presentación, junto con unos consumos realmente ajustados.


Los precios, parten desde los 10.690 hasta los 20.100 euros, que no está nada mal dada la calidad general ofrecida y toda la tecnología disponible, a golpe de talonario en muchos de los casos, eso sí. Opcionalmente, también podemos incluir el paquete llamado Dynamic, que llegará en 2014 y que nos mejorará nuestro Note con unos paragolpes más deportivos, faldones laterales, llantas de 16” y un pequeño alerón que despertara nuestra pequeña vena deportiva.

El Nissan Note va a mantener una dura pelea en el segmento B, pero creo que será capaz de hacerse un hueco en esta dura batalla. Aunque por mucho que se empeñen en la marca, seguirá rivalizando con los monovolúmenes urbanos como hasta ahora.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Porsche 911 Turbo S. Un poco más de pimienta.

Cupra Formentor. El SUV más hermoso y salvaje.

Lexus LS 600h. El lujo más limpio.

Lo demás es historia: La saga 200 de Peugeot.

Dodge Challenger. Sinónimo de fuerza.