Audi A8 2014. Sibaritísimo.

El estandarte de la familia Audi, denominado A8 desde 1994; se renueva en éste 2014 y se nos presenta con numerosos cambios, que si bien no se aprecian a simple vista, suponen un salto enorme en cuanto a tecnologías y materiales empleados.



Desde el principio; el A8 creó tendencia con una carrocería fabricada íntegramente en aluminio, que ofrecía una gran resistencia y un peso mucho más liviano que el acero. Esa tendencia se mantiene en nuestros días y a pesar de que el nuevo A8 supera con creces los 5 metros de longitud y puede montar un arsenal tecnológico impresionante; logra arrojar un peso en la báscula de tan solo 1.830 Kg.

"El A8 creó tendencia con una carrocería fabricada íntegramente en aluminio"

Ese bajo peso (repito; es un coche realmente enorme), redunda en un comportamiento en carretera muy aplomado y relativamente ágil. También influye la posibilidad de contar con la tracción total Quattro y una suspensión variable, según sea nuestra forma de conducir en cada momento.

Lo más característico y evidente de su "lavado de cara" exterior, son los nuevos faros delanteros denominados "Matrix Led" y unos pilotos traseros con tecnología LED. Los delanteros son de nueva factura y seguramente sean los faros más tecnológicos que existen en todo el mercado.

Cada faro lo conforman 25 diodos luminosos independientes de pequeño tamaño que actúan según la necesidad o las características de la vía. Reaccionan en consecuencia, por ejemplo, respecto a los vehículos con los que nos cruzamos o los que nos preceden, atenuando la iluminación para evitar deslumbramientos pero sin perder ni un ápice, la imagen que nos ofrece de la carretera en todo momento.



"Una vez acomodados en el interior; nos encontramos con algo similar al "cockpit" de un avión comercial."

Todo eso lo consigue por medio de sensores y radares repartidos por todo el frontal del vehículo, que también mantiene la enorme parrilla delantera, aunque rediseñada, recibe un nuevo capó, nuevos paragolpes, diferentes salidas de escape y nuevas llantas.

Una vez acomodados en el interior; nos encontramos con algo similar al "cockpit" de un avión comercial. Incluso el selector del cambio automático, se asemeja al "acelerador" de palanca de dichos aparatos voladores.

El ambiente de lujo y distinción que se respira dentro de ese habitáculo es realmente sublime y los chicos de Audi parece que han dado una vuelta de tuerca más al significado de ambas palabras. Los materiales empleados son de primer orden y el recubrimiento del interior es casi total.



Todo está pensado para que tanto conductor (o chófer) y pasajeros, viajen de la manera más cómoda y, por supuesto; rápida posible.

"Los materiales empleados son de primer orden y el recubrimiento del interior es casi total."

Los asientos delanteros pueden contar con sistema de masaje con varios programas y climatización independiente para cada uno. Además los traseros, pueden incluir un reposapíes en la versión alargada, que como veis en las imágenes, es casi como una cama...



Además puede incluir sistemas multimedia, conexión a internet, dos pantallas en los respaldos delanteros y diferentes "gadgets" que hacen las delicias de los empresarios más importantes, que utilizan su tiempo de desplazamiento para seguir trabajando. "Tiempo es dinero"...

El conductor cuenta con numerosas ayudas a la conducción entre las que se incluyen avisador de cambio involuntario de carril con movimiento autónomo de volante, radar de control de crucero adaptativo con función de parada y arranque automático, asistencia al aparcamiento, control con mando central de diferentes parámetros del coche y de conducción, accesibilidad a equipo de sonido, ordenador de a bordo y navegador, además de otras tecnologías que nos harán la vida más sencilla como reconocimiento de ordenes por medio de la voz o reconocimiento de nuestra escritura a través de una placa táctil situada delante del selector del cambio.

" Lujo, confort, exclusividad, tecnología y calidad, son las mejores palabras para definirlo"

La gama de motores no se ha visto afectada, pero todos han sido revisados para ser más respetuosos con el medio ambiente y reducir, por lo tanto, los consumos.



Llega con dos variantes de gasolina y dos diésel. Las mecánicas de gasolina son un 3.0 TFSI con 310cv y un 4.0 TFSI con 435cv. En las versiones impulsadas por gasoleo, también nos encontramos con dos mecánicas muy poderosas; un 3.0 TDI con 258cv y un 4.2 TDI con 385cv. Todas van asociadas a una caja de cambios automática de 8 relaciones con un funcionamiento excepcional.



Más adelante, la gama se completará con el brutal S8 de 520cv, el excelso y sibarita W12 de 500cv y el ecológico Hybrid con 245cv.
Todas las versiones las podremos elegir con carrocería alargada, con excepción del S8, ya que perdería un poco de su carácter con ese tipo de montura.



La baraja de precios de la gama disponible actualmente parten de los 85.500 euros para el 3.0 TDI con carrocería corta, hasta los 117.350 euros de la versión alargada con el motor 4.0 TFSI.

En conclusión; lujo, confort, exclusividad, tecnología y calidad, son las mejores palabras para definir a un producto mucho mejor que su antecesor, de por sí; realmente bueno.

¿Hasta donde llegarán los límites de la automoción?. ¿Hasta donde llegarán los límites de Audi?...




Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC