Bentley Continental GT Speed. El otro capricho de papá.





El Bentley Continental se puso a la venta en el 2003 y fue el primer modelo que se fabricó en la nueva era, desde que esta marca pertenece al grupo Volkswagen.
Se manufactura en la moderna fábrica de Crewe (Reino unido) y gracias a su diseñador, Dirk Van Braeckel, se ha evitado el diseño reto que siempre habían compartido con Rolls; lo que agradecí cuando ví por primera vez el primer Continental en una revista de coches, cuando tenia veintitantos años.

Es un coupé que se inicio con un motor de 5998 cm³ con 12 cilindros en W  560CV, tracción total y una configuración 2+2. Más adelante apareció la versión descapotable llamada GTC.
8 años después, durante los cuales, las ventas de éste modelo aumentaron de una manera desproporcionada; en 2011 se le realizó un "restyling", en el que el coche parecía igual, pero en el que curiosamente se cambiaban muchas piezas respecto al original.

De hecho; se incorporaron nuevas técnicas de fabricación y ensamblaje, más modernas y respetuosas con el medio ambiente. Desde entonces, incluye unos nuevos pilotos, los delanteros con luces diurnas de leds, un diseño un poco más afilado y el motor W 12 pasaba de 560 a 575cv.

Las 3 versiones que actualmente están a la venta son: la mas "limitada" GT V8 (507 CV), la  mas "deportiva" GT W12 (575 CV), y la mas "extrema" GT SPEED (625 CV); aunque acaban de presentar la que podríamos considerar la versión más "equilibrada", con el motor V8 aumentado hasta los 529cv y que se denomina GT V8 S.

De la mecánica más contundente, es de la que os hablaremos un poquíto más en profundidad en ésta entrada.

MENUDO DERROCHE DE CABALLOS 
TIENEN ESTOS INGLESES...

El Bentley Continental GT es un autentico coupé, o como bien indica su sobrenombre; un auténtico GT (Gran Turismo), que mana exclusividad y lujo por los 4 costados. Su capacidad para que puedan viajar 4 personas, relativamente cómodas, le dan a este GT una pequeña ventaja entre sus competidores.
Por ejemplo; en el Jaguar XK, las plazas traseras son bastantes limitadas e incomodas para adultos y quedan casi como de porta-bolsas de emergencia.


EN MOTORPROYECT HOY PRESENTAMOS 
EL BENTLEY CONTINENTAL GT SPEED Y SU VERSIÓN GTC

          
Es el modelo de producción mas rápido de la historia de esta factoría inglesa.
Con 625cv es capaz de acelerar de 0/100 Km/h en tan solo 4.2 segundos y alcanzar una vertiginosa velocidad punta de 330 km/h. Teniendo en cuenta que no es que sea precisamente muy aerodinámico y su peso desproporcionado; el poderío de su mecánica está fuera de toda duda..., aunque eso lo veremos más abajo.

Este nuevo GT Speed, reúne un montón de mejoras que a simple vista pasan un poquito desapercibidas respecto al modelo que le precedió. Además de una figura más estilizada y sus nuevos pilotos delanteros y traseros; destacan también su entradas de aire inferiores, la rejilla delantera de color oscuro y el acabado estriado de sus escapes, que además; hacen que suenen de una forma celestial...

Las llantas que lleva son exclusivas para este modelo; de 21 pulgadas con un neumático Pirelli PZero Ultra High Perfomance y medidas de 275/35, acompañados por unos discos de freno ventilados de (405 y 335 mm) en eje delantero y trasero, respectivamente.

Como opción se le pueden montar, discos perforados de carbono y carbono de silicio con diámetros de 420mm y 356mm, aunque con los convencionales, ya obtendremos unos registros de frenada bastante contundentes...
Pero si al futuro propietario le sobran 10.700 euros, puede optar por poner los discos cerámicos. Con estos discos o frena, o frena además de que resisten excepcionalmente la fatiga y el desgaste.

La suspensión y dirección han sido reajustadas para darle, aun mas, esa sensación de deportividad, que a pesar de ser un coche lujoso; se le presupone a todo GT. La carrocería se ha acercado más al asfalto y la dirección servotronic hace que tengamos un control mas directo y nítido sobre el vehículo.

También monta un diferencial autoblocante tipo Torsen, que hará todo lo posible para que tanto caballo desbocado no haga de las suyas y tengamos que ir a recoger nuestros sesos al primer chopo en la vera de una curva...
Éste diferencial, distribuye el par entre ambos ejes según sea necesario, aunque originalmente, la tracción se distribuye en 40/60 (eje delantero y trasero)


El propulsor que da rienda suelta a esta maquina, es el ya conocido W12 de 6.0 litros turboalimentado, que ha sido afinado para ofrecer 625 CV.

Con un doble turbocompresor y 48 válvulas, desprende 800Nm de par máximo y acelera de 0 a 100 en solo 4,2 segundos.Teniendo en cuenta sus 2.395 Kilos, ésto no esta nada mal... El motor también admite como carburante gasolina o etanol, con baja proporción de alcohol.

El nuevo cambio ZF de 8 velocidades secuencial al que va asociado, tiene como punto fuerte una mejora de aceleración y recuperaciones, para que nunca nos quedemos "a medias", gracias a unas relaciones cortas y a un sistema de de control adaptable inteligente.

También es capaz de disminuir hasta un 12 por ciento, los consumos y emisiones. Los oficiales, según la ficha técnica que yo creo que siempre nos la "cuelan"; son 22.2 l en ciudad, 10 l en carretera y 14.5 l en consumo mixto.¡Mas vale aparcar el coche en un pinar, para no tener que buscar un sitio por las calles de la ciudad!.
Sus emisiones de CO²  son de 338 gr por Km, así que no cuenta con la exención del impuesto de matriculación. ¿A quién le importa?.


EL INTERIOR. (BELLEZA  CALIDAD Y ESENCIA RETRO)




Montamos en el interior y aquí no podemos hablar de que si los plásticos son de buena o mala calidad, por que básicamente no hay (solo los plafones de luz y algún botón). En este Bentley solo hay piel, aluminio y fibra de carbono.

Hay que recordar que todo está hecho artesanalmente y a mano, así que podemos elegir entre varios colores de pieles (se utilizan hasta 16 toros para forrar todo el interior)  y combinarlas como queramos; desde un volante rojo, con asientos negros y un salpicadero camel... (sí vale; es una aberración, pero es para poneros un ejemplo...)

2013 Bentley Continental GT Speed W12 interiorLos mas sibaritas pueden cambiar como opción; éste tapizado en piel por fibra de carbono en el techo y salpicadero.

Salvo algún elemento decorativo el habitáculo del Speed, es similar al del resto de los Continental GT.
Los asientos, al igual que los paneles de las puertas, vienen decorados con una serie de rombos en relieve.



El reposacabezas no es regulable en altura y  forma una sola pieza dentro del conjunto del asiento, con el logo de la marca bordado. Curiosamente la banqueta se puede alargar electricamente para poder apoyar mas parte de nuestras piernas y llevarlas más relajadas. Las funciones de masaje y ventilación son opcionales, aunque son calefactables de serie, y aunque no os lo creáis; el volante también lo puede ser.

Una característica destacable del interior del Speed, es la plancha de aluminio que lleva en el salpicadero. Está pulida y con formas circulares como la que tenía el Speed six, que ganó en su momento, dos ediciones del las 24 horas de le Mans.


El volante multifunción es de cuero con inserciones de aluminio, como la palanca de cambios, logicamente.
Tras volante se encuentran las levas, que me da la sensación que están un poquito alejadas, además de ser algo pequeñas y probablemente no sean demasiado cómodas de accionar.

La postura de conducción es buena, se va sentado un poco mas bajo que en otro turismo de lujo, pero no tanto como en los superdeportivos en los que te cuesta montar y salir de ellos.Vamos; que está en un termino medio.

Tenemos cuatro plazas casi reales. Las traseras no son súper espaciosas, pero un pasajero de 1.80m puede viajar sin ir muy incomodo, si la altura del techo, rozando su cabeza, no le produce claustrofobia.

El acceso a estas plazas es bastante cómodo, a pesar de lo que pueda parecer en un principio.
Lo bueno es que en este 2 puertas, las ventanillas traseras también se pueden bajar para coger un poquito de aire de vez en cuando.
Estos 2 asientos son independientes, a modo de butacones y vienen separados por una consola central abatible, con posa vasos, cenicero y dos salidas de climatización.

Un sin fin de detalles de buena calidad y buen gusto, que harán olvidarte un poquito del dinero desembolsado por este vehículo.

El maletero, de unos suficientes 358 l, se abre y se cierra automáticamente mediante 3 botones: uno situado en la puerta del conductor, otro desde el mando de la llave  y por último; apretando la letra B alada de la insignia que hay en la tapa. Es amplio y profundo pero no muy alto.
Está muy bien rematado con moqueta de alta calidad y tiene muy buena iluminación. Hay dos lamparas leds en la parte interior de la tapa del maletero, una en cada lado del mismo y otra en la parte superior, para que encontremos rápidamente lo que estemos buscando.

EL DESCAPOTABLE O VERSIÓN GTC

No hay mucho más que contar sobre esta versión, salvo que cuenta con una capota de lona que se abre y cierra en 25 segundos escasos. Aunque tenemos que tener en cuenta que estamos hablando del descapotable con 4 plazas más rápido del mundo. Alcanza los 325 Km/h, y su rival más directo es el BMW M6 Cabrio, pero éste solo alcanza los 305 Km/h.

Exteriormente las mismas ópticas, las mismas formas  y unas llantas de 21 pulgadas, aunque en ésta ocasión; específicas para éste GTC. La carrocería también esta rebajada 10 mm pero lo que es curioso; es que Bentley cree innecesario montar deflectores de aire adicionales en las plazas posteriores, porque la forma de la tapa del maletero es más que suficiente para que el aire no se cuele en el interior y genere las temidas turbulencias.
Me gustaría comprobar que mi gorra no sale disparada cuando vaya a 325 Km/h "volando" con este descapotable.

Yo no soy de descapotables por lo del pelo y porque donde yo vivo hace mucho calor en verano y mucho frío en invierno. Pero para mí; éste sería una buena opción, si dispusiera de todo lo necesario para comprarlo (ya sabéis; una plaza de garaje, tiempo para usarlo, DINERO... en fin, todas esas cosas que se necesitan)





LE PONEMOS SOBRE EL ASFALTO A VER QUE NOS CUENTA...

Al Speed le sobra potencia en cualquier circunstancia y yo creo que ni en las carreteras de aquel país en el centro de Europa que no hay limites de velocidad; vamos a ser capaces de poner esta máquina a 330 Km/h.

Suele ocurrir que en los coches de lujo de mucha potencia y peso, las sensaciones de aceleración desde cero no son tan exageradas como los súper deportivos que circulan por ahí.
A pesar que el GT Speed es el vehículo con mas caballos entre sus rivales directos, no es el que más rápido sale de los semáforos.

En recuperaciones entre 80 y 120 Km/h; un BMW M6, que pesa casi 500 kg menos es mas rápido aunque tenga menos CV (solo 2 segundos). El Mercedes SLS AMG también le supera en ésto, empleando solo 2.2 segundos.

¿Muchos caballos desperdiciados por su gran peso?. El Chevrolet Corvette Grand Sport Coupé de 436 CV y el BMW 650 Xi de 408 CV son los que más asemejan en esta aceleración al GT Speed, empleando 2,6 segundos de una velocidad a otra. No vayáis a pensar que no gana a nadie, pero mover semejante "mole" como si fuera un grácil colibrí, tiene que ser muy complicado a pesar de tener un caballaje de "pura raza".

Lo bueno que tiene el llevar tanto "lastre", es que circulando a mas de 250 km/h, el Speed no llega a trasmitir esa velocidad de vértigo.
En la parte trasera al sobrepasar esos 250 Km/h, un pequeño alerón asoma para contrarrestar las fuerza ascensionales, aportando 125 Kg de carga en la parte posterior.

Por su tamaño y peso no es un vehículo perfecto para circular por las carreteras retorcidas de nuestros queridos puertos de montaña. ¡Ojo; no quiero decir que no sea valido!, si no que tenemos en el mercado otros GT más apropiados para éste menester. Y eso que hay que tener en cuenta que la tracción total nos facilitará la tarea incluso en condiciones climatológicas adversas, donde agradeceremos aun más esa tracción.

En autopistas ya sabéis; todo lo que queráis y más... Su cambio de 8 relaciones es suave, rápido y efectivo. Ademas de su modo normal, podemos cambiarle a un modo más deportivo poniendo la palanca en la posición S;  que cambiará la respuesta del acelerador y hará que el sonido del escape sea mucho más bronco, además de endurecer la dirección y dejar una mayor permisividad respecto a los sistemas electrónicos. Todo se vuelve más radical...

Cuando entramos en la ciudad , todo vuelve a la calma. La agilidad y respuesta de su dirección, la buena insonorización del habitáculo y el suave ronroneo del motor nos hará disfrutar del paseo... si no tenemos en cuenta los consumos.

Ya acabamos dando siempre un poco de opinión personal. El Bentley Continental GT Speed es un coche bonito que no llama exageradamente la atención cuando circulas relajadamente, pero que cuando se "nos cruza el cable", nos permite alcanzar velocidades vertiginosas, que deportivos más consagrados ni siquiera son capaces de soñar. Y además lo hace sin que nos percatemos de ello y en total y absoluto silencio, tan solo roto por un sonido embriagador y adictivo que emana de sus escapes cromados.

No es el GT más divertido, ni el más ágil, ni quizás, el más bonito; pero es como el Orient Espress de los coches; una locomotora potente y de lujo, en la que podrás viajar con todo tipo de comodidades y recorrer kilómetros y kilómetros sin cansancio alguno. El precio que tiene, yo creo que lo vale...

Por cierto; ¿no os lo he comentado?. Todo lo tendrás por tan solo 249.780 euritos. Un coche fabricado para gente selecta con los bolsillos bien llenos.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC