Porsche 911 DS. Curiosa combinación.





La televisión digital y concretamente, el canal Discovery Channel; nos ofrece una serie de programas, generalmente norteamericanos, en donde se modifican coches de todo tipo y sin ningún tipo de limitaciones.

Ese fenómeno sería inviable en un país como España, en donde las trabas para modificar un vehículo son infinitas y las homologaciones traen consigo una tediosa burocracia y cantidades ingentes de dinero, para que el coche esté en regla y poder pasar la inspección técnica.

Pues bien; menos mal que todavía quedan algunos soñadores dentro de éste mundillo, con la locura suficiente como para crear productos originales y con una gran repercusión mediática, lejos de la seriedad, tecnologías y aplicaciones de las marcas más reputadas de la automoción moderna (aunque residan fuera de nuestras fronteras).

Una de esas últimas locuras que hemos podido ver por la red, es la fusión de todo un Porsche 911, con una berlina de representación de los años 70, como lo fue el Citroën DS (más conocido como "tiburón").



En su momento ya os hablamos del Nissan Juke R, al que le "calzaron" el enorme motor del GT-R y le modificaron de tal manera, para que pudiera soportar y gestionar toda esa potencia desmesurada. Y ahora os vamos a hablar de la unión de dos iconos del diseño del siglo XX, dentro de un mismo conjunto. Son dos ejemplos de "locuras" automovilísticas, que creemos que se merecen unas líneas en éste blog.

Ésta locura está ideada por una firma que se dedica a la publicidad y a la comunicación audiovisual impactante, y !vaya si lo a conseguido!. Brandpowder (http://www.brandpowder.com/) es la impulsora de éste proyecto y para hacerlo realidad, contaron con la ayuda del ingeniero Stewart Johnson, que una vez vistos los primeros bocetos del "engendro" preguntó; ¿donde queréis el motor?, ¿delante o detrás?.



Es una pregunta lógica, teniendo en cuenta que el 911 lo monta detrás y el DS lo monta delante... Los responsables se decantaron por dejarlo detrás, ya que no obstante; monta el 3.0 del Porsche de la época, con 200cv disponibles bajo el pedal del acelerador.


Se necesitaron muchas horas de arduo trabajo para unir las dos carrocerías y modificar el chasis y los refuerzos, para que todo se acoplase de una manera perfecta; ya que siendo dos vehículos con una configuración radicalmente opuesta, el intento de que fuese un coche realmente apto para circular y versatil, no podía caer en saco roto.

Tuvieron que fabricar un nuevo chasis de aluminio, ya que las cotas de ambos vehículos no "cuadraban" y además; tuvieron que modificar la altura del parabrisas delantero, puesto que las sensuales formas del "tiburón", con una línea descendente tan pronunciada, no podía aprovechar la luna delantera del 911.



El motor tampoco cabía en el maletero del DS, así que el ingeniero propuso desplazar el asiento trasero hacia adelante y girarlo 90º. Los tubos de escape les orientamos hacia los laterales del vehículo, soldamos por aquí, soldamos por allá, le pintamos con el color naranja característico de Porsche, le colocamos unas ruedas más anchas con unas llantas específicas... y !voilá!; ya tenemos el Porsche DS que dará tanto de que hablar en internet.



Personalmente me parece un coche precioso y si alguna vez a los chicos de Porsche se les hubiera ocurrido comercializar un precursor del actual Panamera; éste hubiera sido un diseño con mucho "tirón" en aquellos locos años 70... ¿no creéis?.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC