Lo demás es historia: Lamborghini Gallardo.

Corría el año 2003 y en la factoría de los "toros bravos" de Santa Ágata Bolognese, estaban a punto de "alumbrar" al "Lambo" más exitoso de la historia de la marca, con más de 14.000 unidades vendidas en todo el mundo; el Lamborghini Gallardo.



Su construcción estaba basada en un diseño de Italdesing para la marca, hacía ya tres años, en los que aprovecharon para "limar" los detalles y homologar el vehículo para su comercialización como el Lamborghini de acceso a la gama.

Se presentaba con unos rasgos muy afilados, una carrocería muy baja y unos cuartos traseros muy musculosos. Bajo la batuta de Audi y compartiendo la tecnología de las mejores creaciones del Grupo VAG, crearon un deportivo muy atractivo y muy utilizable en el día a día (dentro de las limitaciones de los deportivos...).

Su carrocería empleaba aluminio de alta resistencia montado sobre un chasis específico que después también aprovecharon para el Audi R8. En el interior había muchos mandos conocidos de los Audi más altos de la gama, el A8, el A6...


El único motor disponible en aquella época, era un propulsor atmosférico, situado en posición central, 5.0 V10 con 500cv. Ese poderoso "corazón" impulsaba al "baby Lambo" hasta los 310 Km/h, lo que no era mucho a tenor de la potencia, pero tiene su explicación en que a pesar de que estaba construido enteramente de aluminio, su peso era de unos respetables 1.550 Kg, tenía tracción total permanente y además; la aerodinámica estaba estudiada para ofrecer el mayor agarre en curva y estabilidad a altas velocidades, no solo en línea recta.

Se podía elegir con dos tipos de transmisiones; una manual y otra automática-secuencial con levas detrás del volante denominada E-Gear, ambas de 6 relaciones.

Las cosas iban bien para éste modelo y las ventas aumentaban de manera exponencial, para tratarse de un vehículo que superaba los 150.000 euros...

En 2006 se animaron con una versión descapotable con techo de lona denominada Spyder, con los consiguientes refuerzos estructurales para compensar la pérdida del techo.
También extrajeron 20cv más al V10, por lo que en ésta ocasión contaba con 520cv, que le permitían acelerar de 0-100 Km/h en 4,3 segundos y alcanzar una máxima de 314 Km/h con la capota cerrada (307 Km/h con la capota abierta).

Puestos en gastos; aprovecharon para mejorar el tacto de la dirección y hacerla más incisiva y directa, además de modificar ligeramente las suspensiones, para que fueran más efectivas con éste tipo de carrocería abierta y las cajas de cambios ahora tenían unas relaciones más cortas.

Un año más tarde, en 2007; lanzaron una versión para los más "quemados" y expertos al volante denominada Superleggera.

Se trataba de una versión aligerada en 100 Kg, y de la que habían conseguido extraer otros 10cv más al propulsor original, llegando en ésta ocasión hasta los 530cv.
Mejoraba la aceleración de 0-100 Km/h y ahora lo conseguía en 3,9 segundos y su relación peso-potencia era de las mejores de la época, con 2,76 Kg/cv.


Para "adelgazar" esos 100 Kg, en Lamborghini utilizaron materiales tan exclusivos como la fibra de carbono para algunos elementos como las carcasas de los retrovisores, el difusor trasero, algunos de los paneles de las puertas o el revestimiento del túnel de transmisión, además de utilizar policarbonáto en algunas superficies que originalmente eran de cristal.

En el interior todo estaba tapizado con tejido Alcántara y los asientos tenían una estructura de fibra de carbono que también ayudaba a que el peso fuera más contenido. Se podía elegir solo entre cuatro colores, y un alerón fijo como opción (de serie llevaba uno retráctil) y habitualmente, una banda en el borde de las taloneras con la inscripción Superleggera, nos recordaba que versión era en todo momento.


En 2008 sufrió un ligero "restyling" que afectaba principalmente a las ópticas tanto delanteras y traseras, con un aspecto más actualizado y tecnológico, con una tira LED en forma de Y como luces diurnas, además de algunos elementos como los parachoques, que ahora eran más "agresivos".

Pero el cambio más sustancial vino de la mano de la mecánica, ya que incorporaba un nuevo motor 5.2 V10 que generaba ahora 560cv y se denominaba LP 560-4. Podía estar asociada a un cambio manual de 6 relaciones o uno robotizado con las mismas, que favorece el consumo y las prestaciones en general.



Mejoraron las suspensiones, la aerodinámica, la transmisión (un 40% más rápida) y el sistema de tracción total es ahora más efectivo, dando prioridad siempre al eje posterior en mayor porcentaje.

Con todos éstos cambios es capaz de acelerar en 3,9 segundos y alcanzar una punta de 325 Km/h, con un consumo medio homologado de "solo" 13,5 litros/100 Km.

La caja de cambios robotizada tenía cinco modos de funcionamiento: Normal, Sport, Corsa, Trusht Mode (que en otras marcas se denomina Launch Control) y Automático. En cada una de las tres primeras, el cambio se modifica según nuestra elección y se hace más rápido y violento con cada nivel y en el último de los casos, sirve para circular de manera "relaxing cup of café con leche" y que sea el propio mecanismo el que elija cual es la marcha más adecuada.

El equipo de frenos estaba firmado por el especialista Brembo y opcionalmente podíamos contar con discos carbocerámicos CCB con pinzas de 8 pistones delante y de cuatro detrás en ambos casos.

Valentino Balboni es el probador de la marca de los toros que más años a dedicado a poner a punto todas las creaciones de la factoría italiana. Por ese motivo; en 2009 le homenajearon fabricando una serie limitada a 250 unidades que llevaba su nombre y con las especificaciones técnicas que sugirió uno de los personajes más relevantes de la historia de la marca.


En ésta ocasión, el bueno de Valentino se decantó por adoptar una solución más purista y la tracción era exclusivamente trasera. El 5.2 V10 reducía la potencia hasta los 550cv y gracias al empleo de materiales más livianos, ésta edición especial adelgazaba 20 Kg respecto al Gallardo "normal", mejorando a su vez, ligeramente las prestaciones... y exponencialmente las sensaciones...

Contaba también con un programa especial del ESP que te permitía hacer drifting de manera mucho más segura, junto con un diferencial trasero de deslizamiento limitado.

A finales de ese año, se presentó en sociedad el nuevo Spyder, con las mismas mejoras que sufrió el Gallardo de carrocería cerrada y manteniendo el techo de lona con activación eléctrica de su antecesor.

En 2010 se presenta la nueva edición del Superleggera. Aumenta la potencia hasta los 570cv con 540Nm de par máximo y el peso se ve reducido esta vez en "solo" 70 Kg, pero teniendo en cuenta que es bastante más potente que su predecesor; las prestaciones finales son muy buenas. Alcanza los 100 Km/h desde parado en 3,5 segundos y los 200 Km/h en 10,2 segundos..., así hasta los 325 Km/h, vamos; que es un coche que comprime el tiempo...

Además del ahorro de peso; se distinguía por montar de serie un alerón fijo que ayudaba a la sustentación del coche en altas velocidades y opcionalmente, se podía pedir con uno más grande.
También destacaba el gran trabajo realizado en el túnel de viento y todos los aditamentos específicos que montaba de serie, como un difusor más profuso, un parachoques delantero sobredimensionado con grandes entradas de aire y un fondo plano, al estilo de los coches de competición.


Y hablando de competición; a sido tal el éxito cosechado por el Gallardo, que en 2009 se creó un trofeo monomarca que actualmente se denomina Blanckpain Super Trofeo, del que han derivado también algunas unidades en edición limitada como el Gallardo Super Trofeo Stradale o el Blanckpain Editión.


También han existido unidades especiales a lo largo de la historia como el Gallardo Nero, el SE (Special Editión), el Bicolore, el Tricolore, el 40 Aniversario, el Squadra Corse...; incluso algunas unidades fabricadas y cedidas expresamente para la policía italiana.



Actualmente está ligeramente actualizado porque volvió a recibir otro ligero restyling hace un año, que afectó principalmente a la estética de los parachoques y poco más, con la firme intención de aguantar el "tirón" hasta que llegue su sustituto éste año.



¿Cual va a ser su sustituto?. Pues lo va a tener complicado, pero éste año se comercializa el Huracán; que intentará por todos los medios mantener el nivel que le ha dejado el Gallardo en éstos más de 10 años en el mercado.


Se presenta con un diseño más afilado y parece mucho más sobre-dimensionado que el Gallardo. Tiene formas más angulosas y la vista desde cualquier punto, es la de un coche realmente poderoso. El frontal nos recuerda al del Aventador y la trasera está inspirada en la del prototipo Sesto Elemento.

Estrena una nueva estructura combinada de aluminio y fibra de carbono que hace que el Huracán tan solo arroje en la báscula 1.445 Kg.

El motor todavía se resiste a la turbo-alimentación y emplea la misma estructura mecánica atmosférica 5.2 V10 de su antecesor, pero puesta al día y que ahora nos arroja 610cv de potencia. Incorpora un nuevo sistema de inyección y una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones, que hacen del Huracán, el "Lambo" menos "tragón" de la marca, con tan solo un consumo de 12,3 l/100 Km. Aunque en éstos vehículos, esto es un dato irrelevante del todo...


Las prestaciones mejoran, ya que si bien mantiene la velocidad máxima que alcanzaba el Gallardo de 325 Km/h; ahora es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 3,2 segundos y superar los 200 Km/h en... !!!9,9 segundos!!!.

Mantiene la tracción total y probablemente haya versiones tan solo con tracción trasera. También contará con frenos carbo-cerámicos y previo pago; podrá contar con suspensiones magnetoreológicos, que se adapatan constantemente al firme por el que circulemos; o la dirección de desmultiplicación variable.



En el interior nos encontraremos con materiales de primera calidad como el cuero o el tejido Alcántara, así como revestimientos en fibra de carbono y una gran dotación tecnológica a nuestra disposición.


Los precios aun no han trascendido, pero calcula que partirán desde cerca de los 200.000 euros.

El Gallardo cierra un ciclo y le da la bienvenida al Huracán. ¿Podrá seguir la herencia que le ha dejado su predecesor?. Hablaremos de él en futuras ocasiones; pero eso ya será otra historia...



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC