Prueba: Dacia Duster 110 dCi 4x2 Laureate.






Además del mundo del automóvil, "el menda" tiene otras inquietudes que engloban varios temas; desde la gastronomía, pasando por la lectura, la informática..., hasta viajar. De mis viajes por toda la geografía española, un sitio que me tiene embaucado y totalmente enamorado es Asturias

Paisajes verdes, mar, montaña, sus carreteras viradas, su gente, su gastronomía, sus costumbres y sobre todo; la tranquilidad que se respira en sus innumerables pueblos y aldeas perdidos de la mano de Dios y donde es bastante complicado acceder si no es con vehículos adaptados a ese medio.

"El Duster es un SUV compacto de 4,31 metros de longitud con todas las aptitudes y actitudes necesarias, para convencer al gran público."

El Suzuki Samurai lo tiene todo para campar a sus anchas en sitios como éstos. Es pequeño, liviano, consume poco, tiene unas suspensiones que absorben todo tipo de rotos en las carreteras y caminos de la zona, es barato, y su mecánica es tan simple y duradera, que cualquiera puede apañar una reparación en un momento dado.

Pero el Samurai ya no se fabrica hace años y ahora lo que se lleva son los SUV de cualquier marca; pesados, con dotaciones técnicas y de confort equiparables a la de una berlina de representación y muuuuyyyy torpes para andar siquiera por caminos en, medianamente, buen estado.

El coche que os vamos a presentar en ésta prueba, podría ser un digno sucesor de los "Suzukis" que aun hoy, pueblan esos sitios recónditos de los que os he hablado. Es ligero, ágil, tiene la opción de tracción total, sus mecánicas están más que contrastadas, es económico, consume poco y su red de concesionarios en caso de una posible avería, está muy extendida.

Pero además tiene un valor añadido que no tenía el Samurai (y no hubiera soñado nunca con ello); es confortable, tiene un maletero amplio, una dotación tecnológica más que suficiente, es compacto pero tiene una gran habitabilidad y puede ser un coche excepcional para el día a día o para afrontar viajes de largo recorrido. Hablamos del Dacia Duster.



El Duster es un SUV compacto de 4,31 metros de longitud con todas las aptitudes y actitudes necesarias, para convencer al gran público.

Por desgracia en España, todavía son muchos los que no se fían de marcas como Hyundai, Kia, Ssang Yong, Chevrolet o la propia Dacia. No se dan cuenta que son coches que siempre te ofrecen mucho más, por mucho menos y prefieren pagar una marca consagrada europea, que una nueva que llega de los países asiáticos o del Este, como es el caso...

"Hace poco tiempo que el Duster ha recibido ligeras mejoras "

Dacia es una marca rumana sí; pero lo que no saben muchos es que pertenece al gigante automovilístico Renault-Nissan y que todos sus componentes, tecnologías y sistemas de seguridad, son compartidas con otros vehículos de esas marcas, que sí que tienen un índice de ventas importante. Entonces... ¿por que son más baratos?, os preguntaréis algunos.


Básicamente porque los materiales utilizados son básicos (que no quiero decir de baja calidad, sino que son plásticos duros), porque las mecánicas son las mismas que utilizan en vehículos de gran serie como el Renault Clio, por ejemplo y porque la dotación de serie prescinde de cualquier elemento extra, que no sirva nada más que para encarecer el producto (llantas, asientos calefactados, faros de xenón, climatizador bi-zona...)


Hace poco tiempo que el Duster ha recibido ligeras mejoras entre las que se encuentran una nueva parrilla delantera, con unos grupos ópticos más atractivos y con la posibilidad de incorporar luces diurnas LED (de serie son halógenas) y una rejilla del radiador más atractiva y con detalles cromados.

El resto de la carrocería sigue con un diseño que de por sí ya resultaba bastante poderoso y lo único que han hecho a sido incorporar una mayor cantidad de material aislante para mejorar el confort de los ocupantes, pero en lo que más se han centrado es en el interior.

Utilizan ahora unos materiales con un poco más de calidad y más agradables al tacto. Siguen siendo plásticos duros y sin ninguna concesión al diseño, pero con una factura y unos ajustes más logrados e incorporan nuevos acabados cromados que lo hacen más atractivo, visualmente hablando.



Algunos de sus mandos han sido re-ordenados en base a las peticiones de los consumidores y ahora los mandos del elevalunas eléctrico están en una posición más natural, que es el guarnecido interior de las puertas y no en la parte baja del salpicadero como antes. Debido a su diseño vertical, todos los mandos están muy a mano y como no tiene muchos; encontraremos lo que buscamos al instante.

"Algunos de sus mandos han sido re-ordenados en base a las peticiones de los consumidores"

Lo único que nos puede resultar más incómodo de activar es el botón ECO, que ese sí que está en la parte inferior y debido a una posición de conducción bastante elevada, nos tendremos que agachar un poco para poder pulsarlo y favorecer los consumos en trayectos urbanos o periurbanos.

En el caso de montar la tracción total (nuestra unidad de pruebas no la montaba), el selector de bloqueo del diferencial tampoco queda muy a mano, pero no es importante puesto que hay que activarlo con el coche totalmente detenido, así que...

Éste selector tiene tres posiciones; 2WD, que es para circular en condiciones normales por cualquier tipo de vía, AUTO, que ofrece el compromiso perfecto en cualquier situación de adherencia o velocidad y reparte el par entre los dos ejes para favorecer la mejor motricidad en todo momento y LOCK, que distribuye el par entre las cuatro ruedas en las condiciones más complicadas y está adaptado a un uso meramente "off road".

Los asientos son bastante cómodos y tienen un buen mullido, aunque no estoy seguro si llegaría a cansarnos antes de lo debido en un viaje largo... La posición de conducción es muy elevada y podemos controlar todo lo que nos rodea con un simple golpe de vista. En la parte trasera también hay mucho espacio para las rodillas y la cota de altura no es problema incluso para personas de más de 1,80 de altura.



Por anchura que tampoco quede y tres adultos podrán acomodarse en la banqueta posterior sin problema, ya que tampoco el túnel de transmisión es muy voluminoso. En nuestra unidad de pruebas, había una toma de 12V para esas plazas, que viene bastante bien a la hora de poner a cargar el "imprescindible" móvil.



El maletero también nos pareció bastante aceptable, con un volumen diáfano y muy aprovechable. Sus 475 litros (443 l en su versión de tracción total), entran dentro de la media del segmento y como siempre en éste tipo de vehículos; se puede aprovechar hasta el techo, solo si quitamos la bandeja y ponemos la consiguiente rejilla de separación, que ofrecen en opción... No seáis "cafres" que cualquier elemento en un frenazo puede ser un auténtico proyectil.

Habitabilidad y maletero...; !!vistos!!. El salpicadero como os he dicho tiene muy buenos ajustes y un buen tacto, pero sigue siendo de plásticos duros. Todo es muy funcional y no existe ningún elemento superfluo que en realidad no tenga ninguna función básica de cualquier vehículo.

Bueno...; en el acabado Laureate de nuestra unidad y que es el más equipado, sí que disponíamos de navegador con pantalla táctil  de 7", con Bluethooth, puerto Jack y USB más radio y MP3, dentro del sistema Media NAV opcional.

"El maletero también nos pareció bastante aceptable, con un volumen diáfano y muy aprovechable"

También contábamos con otros elementos opcionales como la pintura metalizada en color Marrón Bronce, tapicería de cuero y Pack Look Gris, que incluía las barras de techo cromadas, llantas de aluminio de 16", protecciones de bajos y laterales cromados, cristales tintados, retrovisores pintados en color gris y cánula de escape cromada.

Y además (ésto se está pareciendo peligrosamente al Precio Justo...), contábamos con el Pack Adventure y el Pack Off Road, con protecciones plásticas alrededor del coche, defensa delantera y estribos laterales.
Nos faltaba tan solo el sensor de aparcamiento trasero que os recomiendo encarecidamente, debido al volumen de nuestro vehículo, sobre todo en altura, lo que no nos permite calcular del todo bien a que distancia nos encontramos del parachoques del coche de atrás...


De serie incluía aire acondicionado, cuatro elevalunas eléctricos, retrovisores eléctricos, volante y pomo de la palanca de cambios de cuero u ordenador de a bordo como los elementos más destacados.




Como veis en las fotos, el resultado de sumar varias opciones, muchas de ellas estéticas, hacen del Duster un coche que llama poderosamente la atención. Es más; cuando estábamos haciendo nuestro recorrido por ciudad, todo el mundo se nos quedaba mirando a nuestro paso y ya no sabíamos si era por la cantidad de barro que habíamos acumulado en nuestra prueba o porque realmente les interesaba el Dacia (os aseguro que era por lo segundo...).

Existen otros dos acabados; Base y Ambiance, que se diferencian del Laureate por tener un equipamiento más básico y por consiguiente; un precio más económico.



Nuestra unidad de pruebas era de tracción delantera, aunque como os he comentado antes, podemos adquirirlo con tracción total.

El motor también era el conocido 1.5 dCi con 110cv, que es uno de los que más utilizan en el grupo para impulsar a todos sus super-ventas; el Clio, el Megane, el Qashqai..., por lo que no deberíamos tener miedo a que se nos "rompa" de buenas a primeras, todo lo contrario.

"En carretera abierta, el SUV de Dacia se comportaba como un rutero perfecto."

Las otras mecánicas que podemos elegir para el Duster son un 1.6 de gasolina con 105cv, el mismo bloque diésel de nuestra prueba pero con 90cv y el novísimo 1.2 TCe de gasolina con 125cv con una media de consumo homologado en ciclo mixto de unos sorprendentes 6 l/100 Km.



Todas van asociadas a un cambio de marchas de 5 o 6 relaciones, según sea el motor elegido y no hay posibilidad de montar un cambio automático.

Nuestra mecánica se torna como la más equilibrada de la gama, ya que ofrece una cantidad de potencia suficiente, un par máximo bastante elevado de 240Nm y unos consumos ajustados de 4,6 l/100 Km. Su velocidad máxima es de 170 Km/h y acelera de 0-100 Km/h en poco más de 12 segundos.

Como no es un coche de prestaciones puras; nos decantamos por hacer una pequeña ruta por carreteras nacionales a velocidades legales, un trayecto por el centro de la ciudad con tráfico denso y como colofón; una "pequeña" incursión por el campo, para comprobar las verdaderas virtudes del Duster.



En carretera abierta, el SUV de Dacia se comportaba como un rutero perfecto. Con una posición de conducción elevada, que nos permitía anticiparnos a los posibles peligros que nos puedan suceder por delante nuestro, los asientos cómodos pero sin mucha sujeción lateral y el interior estaba perfectamente insonorizado.

En esas condiciones echaba un poco de menos una dirección más comunicativa, ya que el volante me pareció que tenía cierta holgura. El tacto de la caja de cambios es muy bueno y las relaciones de marcha son muy acertadas, con la primera muy corta, para favorecer así una posible conducción "off road" un tanto extrema. Quizás la sexta costaba un poco encontrarla y tienes que acompañar a la palanca un poco más de lo debido.

"El SUV de la marca rumana se desenvolvía perfectamente sobre las pistas de gravilla y arena suelta"

Por lo demás es muy confortable y yendo a velocidad constante y relajada, el Duster te ofrece una conducción muy placentera. No me cabe la menor duda de que también es un gran coche para realizar viajes de largo recorrido,eso sí; si no nos gusta pisar el acelerador demasiado...

En ciudad su tamaño compacto se convierte en un aliado perfecto y si pulsamos el botón ECO, además los consumos se vuelven todavía más frugales. Desde el acabado Base, tenemos el indicador de marcha, que te aconseja en todo momento cual es la relación idónea, pero está situado en el odómetro y a veces no nos percatamos de las indicaciones. Mejor seguir cambiando, según lo que nos dicte el oído y el sentido común...

Ahora viene la prueba a la que le sometimos en caminos embarrados y con infinidad de baches, donde se supone que el Duster debería encontrarse en su "salsa".

Efectivamente...; estaba en su "salsa". Gracias a unas suspensiones independientes tipo Mc Pherson con barra anti-balanceo y su contenido peso en vacío de tan solo 1.235 Kg; el SUV de la marca rumana se desenvolvía perfectamente sobre las pistas de gravilla y arena suelta, que además, estaban embarradas y muy deslizantes debido a las lluvias persistentes de los últimos días.

A pesar de tener solo tracción delantera, el Duster no se detenía ante nada y las suspensiones trabajaron de lo lindo para que desde dentro del habitáculo no percibiéramos ninguno de los "rotos" que tenían las pistas por las que circulamos a un ritmo muy ligero.

No nos atrevimos a sortear obstáculos de mucha envergadura, ya que temíamos que de tanto "jugar", nos tuviesen que venir a rescatar con una grúa; pero os aseguro que los pequeños montículos a los que le enfrentamos, los sorteó y superó sin ningún esfuerzo.

"Yendo a velocidad constante y relajada, el Duster te ofrece una conducción muy placentera."

No obstante; gracias a su altura libre al suelo y a unas suspensiones muy agradecidas, tiene un ángulo de ataque de 29,3º, un ángulo ventral de 23º y un sorprendente ángulo de salida de 34,9º. Si hubiéramos tenido la oportunidad de probar la versión de tracción integral, no me cabe la menor duda de que nos atreveríamos a sortear trialeras un poco más complicadas sin problemas.




Conclusión Final.

Definitivamente, es un coche muy polivalente. Me sorprendió de una manera muy agradable en carretera y me pareció un coche muy divertido de conducir por el campo.



En épocas de crisis aguda, como la que estamos sufriendo y las necesidades de movilidad que tenemos cada uno de nosotros; deberían de impulsarnos a comprar de una manera más racional nuestro vehículo.

No quiero tirar piedras sobre ningún tejado; pero os voy a plantear una pregunta; ¿por qué comprar un coche de segunda mano, con un buen puñado de kilómetros a sus espaldas y con un anterior propietario que sabe Dios el uso que le habrá dado al coche; si podemos comprar un SUV muy aparente, totalmente nuevo, con una motorización más que contrastada y fiable, bien equipado, cómodo, polivalente y con una gran habitabilidad, por un precio similar?.

Es un compacto excelente para el día a día, con capacidad para cinco adultos, una posición de conducción sobreelevada, un buen maletero con formas regulares, un equipamiento correcto en el que no falta lo imprescindible, con unos consumos frugales, una red extendida de concesionarios, unos motores muy fiables y fácil de aparcar, sobre todo si contamos con los sensores de aparcamiento.

¿Que quieres viajar?; es cómodo, confortable, amplio, seguro, silencioso y tiene una conducción muy placentera y unas reacciones muy previsibles si no circulamos con el pedal del acelerador a "tabla".

Y por último, pero no menos importante; es un vehículo muy divertido y solvente en terrenos más complicados. Puedes contar con tracción total o solo a las dos ruedas delanteras, pero de cualquier manera es capaz de sortear los obstáculos con una cierta facilidad y es muy ágil en pistas y caminos en buen estado y no tan bueno...

Sus defectos son ínfimos respecto a sus virtudes, pero es obvio que también los tiene. Por ejemplo; los materiales utilizados son en su mayoría plásticos duros y más pensados para su durabilidad que para darle al coche una imagen de mayor calidad.




La dirección es poco comunicativa y tiene cierta holgura, por lo que tendremos que ajustar un poco más el punto de mira allá donde giremos, aunque no es muy importante teniendo en cuenta que no es un coche de rallyes...

También nos percatamos de uno de esos fallos "chorra" que a veces se les cuela a los diseñadores. El limpiaparabrisas derecho es bastante corto y no limpia por completo la superficie del cristal que le toca, así que si eres alto, vas de copiloto y se pone a llover; te perderás parte de lo que ocurra delante de tus ojos.

Por otra parte; también nos dimos cuenta que el apoyabrazos central tapizado en cuero queda muy mono y es muy útil, ya que también hace las veces de cofre para guardar enseres, pero deberían haber cuidado más el detalle del cierre del mismo, ya que tiene un acabado muy endeble y corre el peligro de desprenderse en algún pequeño sobreesfuerzo.

Por último destacar que algunos ajustes en el maletero y en la parte baja de los asientos, no están del todo bien rematados y el equipamiento de serie para el acabado Base es realmente austero. Todo se puede comprar y las opciones se hacen casi indispensables, pero lógicamente, aumentará la factura final.

No obstante; aun así se trata de un "low cost", por lo que montando casi todas las opciones nos quedará un coche a la altura de casi cualquier modelo y rara vez superará los 20.000 euros.

El precio de partida para la versión con el acabado Base y el motor 1.6 de 105cv, con tracción delantera, es de tan solo 10.900 euros y el precio del 1.5 dCi con el acabado Laureate, tracción total y todas las opciones disponibles (similar al que probamos), sería de unos 20.500 euros, siendo la unidad más cara de todas.

Una vez leído toda la prueba, espero que vuestra idea de los Dacia haya cambiado minimamente. Si no es así; solo os recomiendo que os paséis por vuestro concesionario más cercano y solicitéis una prueba de conducción. Comprobaréis que la calidad y polivalencia que os ofrece por ese precio, es mejor de lo que en un principio pensaríais (repito lo de siempre; no cobramos por ésto, simplemente es un coche que nos encantó por todas sus virtudes).

Os aseguro que es un coche que sorprende en todos los aspectos y que a pesar de todo; llama también mucho la atención. ¿A qué estáis esperando para comprobarlo?.



Damos las gracias a Autovican y al Grupo Santiago, por darnos la oportunidad de probar ésta unidad del Duster que os hemos presentado.

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC