Prueba: Volvo V40 D2

Todas las marcas de automóviles tienen una fama creada, con o sin fundamento, según algunas características históricas, que han permanecido con el paso del tiempo en el ADN de todas sus nuevas creaciones.



Por ejemplo; los Mercedes tienen fama de ser los primeros en incorporar nuevas soluciones tecnológicas a sus vehículos, antes que la competencia, de ser bastante lujosos y de ser coches "indestructibles".
BMW tiene la fama de ser una de las marcas premium que más carácter imprime a sus coches y de hacerlos más divertidos de conducir, sin perder "comba" respecto a acabados.
Audi es mundialmente conocida por su motricidad, gracias a la famosa tracción integral Quattro.

"El V40 se ofrece con solo una carrocería convencional de 5 puertas, que es la más lógica y práctica en éste sector"

Pero no solo están las marcas germanas como ejemplo de coches "premium" con un "San Benito" colgado. Lexus es conocida por la aplicación de tecnología híbrida en sus modelos, Infiniti por combinar refinamiento y dosis de deportividad con unos diseños vanguardistas, la renacida Saab por ser los primeros en incorporar el turbo a sus motores y por la longevidad de sus modelos...; ¿y Volvo?.

Volvo es muy conocida por ser la marca que más innovaciones y más inversión ha realizado a lo largo de su historia en la seguridad de sus coches y en la integridad de sus ocupantes. Pero desgraciadamente, también es muy famosa porque hasta hace algunos lustros sus coches eran literalmente "cajas", con un diseño cuadrado y vetusto que no atraía a los potenciales compradores de coches "premium".

Quizá por eso, y a pesar de ser una gran marca que siempre a cuidado de sus clientes y a manufacturado coches excelentes; hace algunos años tuvieron problemas de liquidez y tuvo que venir al rescate un "holding" empresarial de origen chino (donde no van a estar los chinos...).

Ahora diréis que se van a convertir en coches chinos y de baja calidad; pero os estaréis confundiendo del todo. Jaguar y Land Rover pertenecen al gigante indio Tata..., sí; ese que fabrica el coche más barato del mundo y urbanos "low cost" como el Indica y que desde que dirige a estas dos marcas inglesas, no hace nada más que mejorar los productos y por lo tanto; los beneficios. Así que no os precipitéis en vuestras valoraciones...

Volvo ya estaba en plena transformación y estaban suavizando las líneas de sus modelos, pero fue esa inyección económica lo que les impulsó a una nueva era en la que sus coches, además de ser los más seguros del mercado; ahora también poseían un carácter y un atractivo que convencían.

El V40 que os vamos a presentar en esta prueba, es un vivo ejemplo de ello.

Se engloba dentro de la categoría de los compactos "premium", en lucha directa con modelos consagrados como el BMW Serie 1, el Audi A3 o el recién llegado Mercedes Clase A.



El V40 se ofrece con solo una carrocería convencional de 5 puertas, que es la más lógica y práctica en éste sector, por otra parte...

"Realmente encuentra el punto justo entre porte y dinamismo."

Sus líneas de diseño son muy suaves y armónicas desde el frontal hasta la zaga, donde esas líneas se ven "rotas" por un diseño truncado; con unos pilotos en posición vertical que flanquean el marco del cristal del portón del maletero y adquieren una ligera forma de boomerang, muy atractivos y visibles para el resto de usuarios.

En la vista frontal observamos que la parrilla parece que sobresale más que los faros y que ahora las luces diurnas con tecnología LED, vienen "camufladas" sobre un acabado cromado en la zona baja del parachoques, en vez de en unos pilotos supletorios al lado de los principales. Mucho más estético y que nos permite observar también la pureza de líneas en esa zona. Rematan con un capó con cuatro nervaduras que le confieren un aire mucho más dinámico.

La vista lateral se caracteriza por lo que os hemos comentado antes; fluidez de diseño y una cintura ascendente hasta la zaga, que es la que rompe un poco con el convencionalismo y parece que se funde con las aletas traseras.

Personalmente me parece un coche atractivo, que no rompe moldes en cuanto al diseño, pero que realmente encuentra el punto justo entre porte y dinamismo.

Esta versión me llamó poderosamente la atención, porque prescinde de unos neumáticos excesivos, como viene siendo habitual en el resto de las marcas (aunque si los queréis, también tiene llantas de hasta 18"). Montaba unos Bridgestone Turanza en medidas 205/55 R16, que eran los que montaba yo en mi malogrado Seat León y que se caracterizan por ofrecer un agarre excepcional, sobre todo en seco; pero en ésta versión D2 también servía para favorecer al consumo.

El motor de la unidad probada era un 1.6 turbodiésel con tecnología "common rail" y que genera unos discretos 115cv, pero unos más que impresionantes 270Nm de par máximo. En el seno de la marca lo han denominado D2 y supone el modelo de acceso a la gama V40.

"Nuestra versión D2 se me antoja la más coherente a la hora de la compra"

Los siguientes motores a los que podemos acceder son otros dos diésel y dos gasolina. El D3 de 150cv y el D4 de 177cv, ambos con un motor 2.0, como los representantes de motores alimentados por gasoil, y el 1.6 con turbo T4 con 180cv o el todopoderoso y conocido 2.5 de cinco cilindros T5 de 254cv, como representantes del "equipo" de los de gasolina.

Nuestra versión D2 se me antoja la más coherente a la hora de la compra, ya que su motor es más que suficiente y sus consumos homologados son muy frugales ya que se conforma con 3,7 litros/100 Km en ciclo mixto, aunque ya sabemos que en condiciones normales andaremos sobre los 6 litros, cifra que tampoco está nada mal...



Las cifras oficiales son bastante irrelevantes; una velocidad máxima de 190 Km/h y alcanza el 0-100 Km/h en 11,9 segundos. Las sensaciones que me transmitió son diametralmente opuestas...

Realizamos la prueba en mis lugares habituales, en los que se combinan tramos de autovías, carreteras nacionales de doble sentido y con un tramo con un desnivel importante, donde probamos la recuperación del motor en marchas largas, carreteras comarcales bastante "rotas" y sin arcén, un pequeño puerto con muchas curvas de diferentes ángulos y un recorrido por ciudad.

"El voluntarioso propulsor tiene un empuje bastante bueno."

En el tramo de autovía probamos la aceleración y algo de velocidad. Digo algo, porque tal como anda el panorama no quiero salir en los periódicos con un coche prestado y encima que me quiten todos los puntos del carnet...

La verdad es que el voluntarioso propulsor tiene un empuje bastante bueno. No te "pega" la espalda al respaldo del asiento, pero acelera de forma contundente y muy progresiva. Si los datos de aceleración son correctos, a mí me dio la impresión de que el coche no tardaba tanto en alcanzar los 100 Km/h...



Otra cosa en la que creo que se han quedado cortos es en la velocidad máxima, ya que a pesar de que no circulamos a esas velocidades; el marcador digital no dejaba de moverse a un ritmo bastante elevado y no tenía pinta de quedarse quieto de repente en 190, así que intuyo que superará los 200 Km/h sin problema.






No quiero dar pistas a la Guardia Civil, pero en sexta y a velocidades "ilegales" por un puñado de kilómetros; al Volvo todavía le quedaban poco más de 1.000 rpm para que el motor dijera "hasta aquí". A buen entendedor...

Llegamos al tramo donde nos gusta probar las recuperaciones de los motores, con un desnivel bastante pronunciado. Dejamos caer el velocímetro hasta los 80 Km/h y en quinta; observamos si el coche puede o no puede con ello. Después de unos 2 Km de subida y sin tener que insertar una marcha menos, coronamos a más de 130 Km/h, por lo que ésta prueba la superó con un sobresaliente.

De momento, la satisfacción al volante del D2 es total. Nos desplazamos hasta una carretera comarcal con muchos baches y sin arcenes. Ahora viene la parte en donde comprobamos el comportamiento de los vehículos, ya que esa carretera también cuenta con un pequeño puerto con muchas curvas y en los que podemos "jugar" con cambios bruscos de dirección sin apenas peligro.

Vía libre; no hay tráfico. Aumentamos el ritmo y agarramos con más fuerza el volante que, por cierto; tiene un tacto muy agradable, un tamaño justo y además, nos ofrece una precisión muy buena. Horquillas, "eses", cambios de rasante...; allí donde apuntaba con el volante, allí se dirigía el coche.

"La satisfacción al volante del D2 es total."

La suspensión ofrece un compromiso casi perfecto entre confort y deportividad, ya que absorbía los baches como si nada y en curvas enlazadas no hacía que el vehículo perdiera la compostura en ningún momento. El aplomo del conjunto era total y el agarre realmente sorprendente. Por muchas "diabluras" a las que le sometimos, el Volvo reaccionaba de manera muy noble...

Otro punto favorable era el tacto de los frenos. Muy fáciles de dosificar, con una frenada muy potente y sin ningún viso del tan temido efecto "fadding", que es cuando los frenos se recalientan y el pedal se vuelve más "gomoso" e impreciso.



Estaba perplejo. Antes de probarlo, temía que fuese un coche demasiado "correcto" y que claudicase en algunas de las pruebas; bien por tener unas suspensiones muy blandas, bien porque el motor se quedase "corto" o porque iba a ser un coche para "puretas" que nunca iban a explorar los límites bajo ningún concepto. Como siempre; me equivocaba...




Lo único que me faltó fue estamparlo contra algo para comprobar si es cierto eso de que los Volvo son tan seguros..., pero igual ya era abusar de la confianza del concesionario que me lo prestó, así que decliné esa idea. Mejor os comento todo el arsenal tecnológico en ésta materia que puede montar el V40 y espero que nunca tengáis que utilizarlo; señal de que sois buenos conductores...



Todos esos sistemas juntos es lo que en Volvo denominan "Intellisafe" y entre otros cuenta con el sistema City Safety, que por medio de un radar delantero detecta si el coche que nos precede ha frenado bruscamente y si no actuamos inmediatamente, nuestro coche frenará automáticamente siempre que circulemos a menos de 50 Km/h, para evitar una colisión por alcance.

"La suspensión ofrece un compromiso casi perfecto entre confort y deportividad"

También han mejorado el sistema BLIS de aviso de vehículos en el ángulo muerto que por cierto; lo inventaron ellos. Ahora también incorpora el sistema de alerta de tráfico cruzado, que te indica por medio de radares si puedes incorporarte a la vía en el caso de tener que hacerlo marcha atrás en lugares con poca visibilidad.

Como no podía ser de otra manera; en Volvo también piensan en los peatones y detecta con antelación a los mismos. Si éstos hacen algún movimiento extraño y se cruzan en nuestro camino cuando estamos despistados, el coche los detecta y frena automáticamente a menos de 30 Km/h.



Y por último; si el atropello es inevitable, porque es el peatón el que se abalanza sobre nosotros..., también cabe la posibilidad de montar otro sistema perfeccionado por la marca escandinava como es el Airbag para peatones, que se infla en la zona del parabrisas y eleva unos centímetros el capó para evitar que se golpee en la cabeza contra la luna delantera.

Vamos, que si tienes un accidente con éste coche, por lo menos en ciudad; es que lo vas buscando...

"El equipamiento de serie es muy amplio desde las unidades de acceso a la gama"

Por supuesto y como no podía ser de otra manera; el V40 tiene las 5 estrellas en los test de colisión homologados por la Euro NCAP, así que por lo menos, sabes a ciencia cierta que éste coche cuidará de tí como si fuera tu mami.

¿Os está gustando?, pues ahora vamos a hablar del interior, del equipamiento y de los acabados y procuraré no extenderme mucho ya que podría escribir un libro al respecto.


Es muy fácil encontrar la postura de conducción en ese coche y los asientos tienen un mullido perfecto; ni muy duros ni muy blandos. El cuadro era digital de alta resolución y lo mantuvimos en el vistoso modo Performance que veis en las imágenes, aunque también podemos configurarlo de un modo más convencional por medio del menú del ordenador en otras dos lecturas; Eco y Elegance.

En cualquiera de las maneras es muy legible y fácil de interpretar con tan solo un vistazo. Todos los mandos están a mano y son relativamente fáciles de encontrar sin desviar la vista de la carretera, aunque la verdad es que hace falta acostumbrarse un poco antes, ya que tiene una buena cantidad de ellos y podemos pulsar alguno que no queramos en ese momento...

"Es muy fácil encontrar la postura de conducción en ese coche"

Llama la atención el panel central flotante que nos deja un hueco porta-objetos que pasa desapercibido a la vista de cualquier "mangui" que eche un vistazo al interior. Los ajustes generales son de primera factura y los materiales también destacan por su calidad.


La habitabilidad también es buena y cuatro ocupantes viajarán muy cómodos en cualquiera de sus plazas. Se nota que la medida en altura de los suecos es bastante elevada, ya que es un coche con unas buenas cotas de altura respecto a las cabezas de los ocupantes. No lo es tanto para las piernas en las plazas posteriores, que aunque no está mal, no es de las mejores del mercado, pero lo suplen con una posición del asiento más erguida.
El maletero no está tampoco mal y se sitúa dentro de la media de capacidad del segmento con 335 litros.


Nuestra unidad de pruebas, a pesar de ser una unidad de acceso; tenía muchos elementos opcionales que resultaban muy vistosos y como consecuencia; aumentaban la factura, pero desde el acabado básico viene con una dotación de serie impresionante.




Entre otras cosas y obviando los elementos de seguridad mencionados anteriormente, puede montar como dotación de serie u opcional, 8 airbags, climatizador bi-zona con detección de calidad del aire, volante multifunción de cuero, asientos de cuero calefactados y con ajuste eléctrico, navegador, sistema de aparcamiento autónomo, techo solar panorámico, ordenador de a bordo, llantas de aleación de hasta 18", faros de xenón auto-direccionales, sensores de luces y lluvia, sensores de aparcamiento traseros con cámara, retrovisor interior anti-deslumbramiento, protección contra latigazos cervicales, Bluethooth, tomas de corriente de 12V, Puerto USB, arranque por botón...


"Existen cantidad de combinaciones a elegir para no tener el mismo coche que el vecino."

La unidad de nuestra prueba tenía el acabado Kinetic, con techo solar panorámico, faros de xenón, tapicería de cuero, navegador y el color exclusivo gris magenta entre otras opciones, pero podemos elegir otros acabados superiores como el Momentum o el más dotado Summum.

Existe también la posibilidad de adquirir el atractivo paquete deportivo R-Desing con los acabados Kinetic y Momentum, que incluyen elementos estéticos y de equipamiento propios, para dar al V40 un aspecto más "racing".



Incluye una doble salida de escape cromada, una suspensión rebajada, llantas de 17" Ixion, tapicería y volante de cuero, con inserciones de aluminio pulido y pomo de la palanca de cambios iluminado, panel de instrumentos digital, retrovisores exteriores de diferente color de la carrocería y aditamentos estéticos específicos.

No es el típico coche "configurable" como lo pueden ser el Opel Adam, el Fiat 500 o el Mini; pero la verdad es que existen cantidad de combinaciones a elegir para no tener el mismo coche que el vecino. 15 colores, 4 acabados de equipamiento, dos colores para la consola, 4 tipos de inserciones decorativas, 3 tipos de tapicerías a elegir entre varios colores y tonalidades y hasta 17 tipos de llantas diferentes.


Conclusión final.

El V40 me ha sorprendido muy gratamente. Mis ideas preconcebidas se han disipado totalmente y lo que creía que estaba destinado para un tipo de clientela de mediana edad, con una vida sedentaria y que practicaba una conducción tranquila y sin excesos; era totalmente erróneo.

Sí que es verdad, que el ambiente que se respira nada más entrar no te incita nada más que a relajarte conduciendo y disfrutar de un rodar confortable. Pero en cuanto pulsé el botón de arranque y vi ese cuadro digital rojo con mucha información a mi disposición, me dije a mi mismo que algo no me cuadraba...

El motor que "a priori" no me decía nada en especial; cumplió con las expectativas sobradamente y en ningún momento me pareció insuficiente, es más; pensaba que se trataba de uno más potente...

El comportamiento también me resultó muy agradable, ya que a pesar de que no es un vehículo que esté pensado para ir "al ataque", reacciona de una manera muy noble en cuanto se le buscan un poco las "cosquillas".

Lógicamente no es un coche de circuitos y el confort prima sobre todas las cosas. El interior está muy bien insonorizado y el coche va tan bien aplomado que nunca nos dará sensación de velocidad que nos pueden dar otros coches con un carácter más deportivo.

El equipamiento de serie es muy amplio desde las unidades de acceso a la gama, pero la lista de opciones tampoco desmerece y no estaría de más echarlas un vistazo antes de adquirir el vehículo, para imprimir un poco de nuestra personalidad en el coche.

También tiene defectos como todos..., no todo va a ser perfecto; pero sí que es cierto que los suecos no se han dejado muchas cosas en el tintero.

No me gustó el tacto del pomo de la palanca de cambios. Digo del pomo; que las inserciones de las marchas se hacían de una manera muy intuitiva y quizás tan solo la sexta costaba un poco de encontrar. Me refiero al pomo, porque tenía una forma muy voluminosa y un poco "ortopédica" si se me permite la expresión. Además el acabado en plástico transparente desmerece un poco la imagen del resto del habitáculo de excelente factura.

También acusaba poca visibilidad desde el interior sobre la luna trasera, que se me antoja un poco pequeña y la capacidad del maletero tampoco es que sea una maravilla, a pesar de que en éste tipo de vehículos sea la nota predominante.

En definitiva; es un coche muy completo que colmará las expectativas de la mayoría de los usuarios de vehículos compactos. Es muy confortable, los materiales y el tacto de los mismos son de primera, el equipamiento de serie es muy amplio, la tecnología en materia de seguridad es indudable y sus motores cuentan con una gama de potencias bastante acertadas y para todos los gustos, siendo la mecánica de nuestra unidad de pruebas, la más frugal de todas y con un rendimiento mucho más que aceptable.



Además; si eres joven y "alocado" podrás adquirir el paquete R-Desing con el color azul Rebel, que resulta muya atractivo visualmente y tendrás un compacto deportivo original, práctico y además; muy "racing".

Los precios varían desde los 19.850 euros con el Plan Pive incluido y estrictamente de serie, para la unidad con la mecánica que hemos probado, hasta los poco más de 40.000 euros que cuesta el T5 con el acabado Summum y casi todas las opciones disponibles.

Si vas a elegir un Volvo V40, no te preocupes; tendrás un coche muy bueno, con un acabado excelente y una presencia muy aparente. Pero sobre todo; tendrás un valor SEGURO.



Agradecimientos a Grupo Julián por habernos cedido esta unidad para realizar la prueba.

El Grupo Julián es el concesionario multi-marca más grande de España y entre todas ellas; encontrarás a Volvo. Para mayor información y contacto:

Ctra. Madrid-Irún, Km 234
Polígono Los Pedernales (a 800 m del Nudo Landa por la vía de servicio). 09001. Burgos.

Web: http://grupojulian.com/

Atención al cliente: 947 267 085





Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC