Volkswagen e-Golf, GTE y R400. Los más "excéntricos".

Que el Golf es uno de los coches más icónicos de todos los tiempos no cabe duda. Que la versión GTI es la más deseada; tampoco. Pero es que el Volkswagen Golf siempre se a caracterizado por contemplar diferentes versiones a elegir para todos y cada uno de los tipos de clientes que existen. No obstante, como su propio nombre indica, es el coche del pueblo ;¿no?.

Pues hoy os voy a presentar tres versiones, de las cuales; dos tienen bastante en común y la tercera es diametralmente opuesta. Se trata de la versión eléctrica pura denominada e-Golf, otra variante, pero híbrida y ultra-vitaminada denominada GTE (que se situaría entre el GTD y el GTI) y una versión radical que podría llegar a producción en una serie limitada denominada R400. Podríamos decir que serán los más "excéntricos" y "raritos" de la gama Golf y en esta página os los vamos a "desmembrar" para que conozcáis todos sus secretos.

Comenzáremos por el e-Golf, que es el más "modosito" de los tres. Como su propia nomenclatura nos hace entender; el e-Golf es un Volkswagen Golf totalmente eléctrico y tan solo se mueve gracias a las baterías que tiene distribuidas bajo el piso del maletero, por lo que su capacidad queda un poco mermada y pasa de 380 a 343 litros.



Lo bueno es que al estar en esa ubicación, la habitabilidad interior no se ve afectada y cinco personas viajarán cómodamente, como en cualquier otra versión del Golf. El cuadro de mandos se distingue por tener una tonalidad azulada, al igual que otros pequeños detalles del salpicadero o guarnecidos.

En el exterior también será complicado detectar que estamos ante la versión más ecológica del compacto alemán. Si nos fijamos en la parrilla delantera, veremos que está cerrada y está pintada de color negro piano, además de tener un ribete azul en los faros de tipo LED. También es característico ya en los modelos eléctricos de Volkswagen, la luz diurna con forma de C en los laterales del parachoques y las llantas específicas hacen que tenga un 10% menos de resistencia aerodinámica.

Por supuesto; el motor es eléctrico y genera una potencia total de 115cv, que serán más que suficientes para moverse por la ciudad y el extrarradio con totales garantías. Y digo por la ciudad, porque como pasa con todos los coches eléctricos enchufables; la autonomía es limitada y las infraestructuras de recarga insuficientes.

No obstante; estamos hablando de una autonomía de casi 200 Km, por lo que mucho tendremos que rodar durante el día para consumir la batería totalmente. Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 140 Km/h y las aceleraciones son realmente instantáneas.

La transmisión es automática de una sola marcha (¿para qué más?) y tiene tres modos de respuesta del acelerador: Normal, Eco y Eco+, que se seleccionan por medio de un botón detrás de la palanca de cambios y cuatro modos de recuperación de energía que se activan con la palanca de cambios: D1, D2, D3 y B.



En el modo Eco+ y con el selector en la posición B, el coche se detiene con tan solo soltar el acelerador y no hace falta casi ni pisar el freno, aunque es conveniente para que te vean los que vienen pisándote los talones...

Se comercializará en verano y su precio será bastante elevado; más o menos unos 35.000 euros.

La siguiente versión en discordia es el híbrido denominado GTE y que comenzaremos a ver rodar a partir de este otoño por nuestras calles.



Estéticamente es idéntico a la versión e-Golf y lo único que lo distingue en este caso, es la chapa con las letras GTE de la parrilla y que en esta ocasión no va cerrada, ya que también cuenta con un motor térmico que necesita refrigerarse...

Ese motor térmico es un bloque 1.4 TSI de 150cv, que cuenta con el apoyo de un motor eléctrico de 102cv, con el que el coche se podrá mover de manera totalmente silenciosa durante los 50 primeros kilómetros. En total; el GTE alcanza una potencia de algo más de 200cv y homologa unos ridículos consumos de 1,5 l/100 Km o 4,5 l/100 Km si no contamos con la energía de las baterías.

Así pues; es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 7,6 segundos y alcanzar una máxima de 222 Km/h, cosa que no pueden decir, yo creo, que ninguno de los coches híbridos del mercado.

La caja de cambios es una DSG de 6 relaciones, la cual se tiene que sincronizar también sobre el motor eléctrico, y lo hace a la perfección, ya que parece que en modo eléctrico E-Mode también existen las marchas.

Como en el e-Golf; en la versión híbrida también existe la posibilidad de contar con cuatro modos de conducción: 100% eléctrico, híbrido, reserva de la batería y carga de la batería, además de poder contar también con los diferentes parámetros de retención que se seleccionan a través de esa palanca de cambio. Al lado; encontraremos un botón que pone GTE y que nos ayudará a extraer el máximo rendimiento de los motores en momentos puntuales de conducción.

Esta versión es más proclive al éxito que el eléctrico puro, ya que reúne lo mejor de ambos mundos, sus consumos son muy frugales en cualquiera de las circunstancias, 50 Km de autonomía eléctrica son más que suficientes para moverse por la ciudad y las prestaciones generales son dignas de cualquier compacto deportivo que se precie.


Se prevé también que sea bastante caro, en torno a los 37.000 euros; pero en este caso, sí que adquieres un coche con todas las letras...

Por último, pero no menos importante; vamos a hacer una referencia a la versión más radical que han parido en los últimos tiempos y que además; tiene algún viso de convertirse en realidad en un futuro cercano.

En el Salón del Automóvil de China de este año; los chicos de Volkswagen se presentaron con un Golf descomunal que llamó la atención a propios y extraños a partes iguales.

En otras ocasiones os hemos hablado de "concept" que se realizaban expresamente para contentar a los seguidores del grupo alemán en el evento que se organiza todos los años en un pueblo montañés de Austria y que cuenta con el patrocinio de Volkswagen, pero que son unidades únicas que nunca se pondrán a la venta.


El R400 no es un "concept" sino que la marca lo considera un prototipo, así que podemos cruzar los dedos y rezar para que se animen a comercializarlo y que unos pocos afortunados y adinerados... simpatizantes de la marca puedan adquirirlo por un precio "módico".

Se trata de un Golf R (del que os hablaremos próximamente), al que le han hecho adelgazar 75Kg y le han aumentado la potencia 100cv más, además de exprimir al 2.0 TSI para que marque los 450 Nm de par máximo entre 2.000 y 6.000 rpm y por supuesto; mantiene la tracción total 4Motion. ¿Resultado?; realmente agresivo...

Acelera de 0-100 en 3,9 segundos y es capaz de alcanzar los 280 Km/h de punta. Cuenta con aditamentos específicos de fibra de carbono, un nuevo difusor trasero con una enorme salida de escape central y un alerón doble, además de unos pasos de rueda ensanchados, en homenaje al Golf G60 Rally de la época.



En línea recta, le "mojaría la oreja" a todo un Porsche 911 Turbo..., así que un "bicho" como este sería una buena pieza de coleccionista.

Estos han sido los tres Golf que darán que hablar en los próximos meses y en Motorproyect ya los hemos "probado"... (eso no nos lo creemos ni nosotros...). Veremos que acogida tienen en el mercado y yo por si acaso; voy ahorrando para el R400...




Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC