¿Quieres ser piloto?

Cuando somos pequeños, la pregunta ¿qué quieres ser de mayor? es ineludible en cualquier cultura. La mayoría de nosotros nos decantamos por profesiones de riesgo como bombero, astronauta, médico, aviador... y solo unos pocos; los que han visto una cierta motivación en su entorno, se decantan por seguir los pasos de su familia a la hora de elegir profesión.

El ser piloto de carreras, es una cosa que a nadie o a casi nadie se le pasa por la cabeza (o por lo menos; a casi nadie se le pasaba por la cabeza...), y siempre suele ser un sueño que desarrollamos en nuestra adolescencia, cuando ya suele ser tarde para dedicarse a ello a nivel profesional o elitista.



Así que esas personas cuando tienen hijos, vuelcan sus frustraciones en el chaval y le inculcan esa cultura del motor que ellos no vivieron. Pero eso puede salir o bien o mal, porque al igual que ser futbolista de alto nivel; para llegar al escalón de arriba de las competiciones del motor tienes que nacer con un don que no todo el mundo tiene y que no va a aflorar por mucho que el chaval entrene...

También nos encontramos con el "muro" económico, ya que dedicarse a ese deporte implica, ya no solo sacrificio y entrenamiento, sino mucho, pero mucho dinero, y para seguir aumentando de nivel necesitaremos a un mecenas que sufrague los gastos, lo cual; solo conseguirás si el chico es realmente bueno y lo sabes "vender", además de contar con la colaboración de la diosa fortuna...

Pero por suerte; hay otra forma de liberar adrenalina compitiendo sin tener que explotar a nuestros hijos de manera innecesaria y en la que somos nosotros los protagonistas, que al fin y al cabo; es lo que siempre hemos querido...

Renault España lleva varias décadas apoyando la competición de base y creando copas monomarca relativamente asequibles y accesibles casi, para cualquier economía. La copa Renault 8, la copa Renault 5, la fórmula Renault..., y también en rallyes nacionales, con la copa Twingo y con el Clio de cualquier generación, sirviendo de base para muchos aficionados que participan en rally sprint, de tierra o de asfalto a nivel amateur.

Pero los tiempos cambian y la crisis agudiza el ingenio. La cantidad de posibles "pilotos" ávidos de oportunidades, afloran en nuestro país, motivados en su mayoría por el éxito de Fernando Alonso, Carlos Sainz (ese es más de mi época...), Dani Sordo o en otros ambientes; Marc Márquez, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo o Nani Roma, vigente campeón del Dakar, pero lógicamente; ni todos pueden, ni van a adquirir nunca ese nivel.

Así que de nuevo Renault se a reinventado y desde el año pasado, funcionan dos modalidades que a muchos aficionados les podrá interesar y demostrar que en España hay mucha más calidad en el mundo del motor de lo que se ha visto a lo largo de la historia hasta ahora. Por otra parte; así muchos aficionados se quitan de paso el "ranchillo" de la competición por "poco" dinero.

La primera de ellas está basada en el experimento que se inventaron los de Nissan, Sony y Polyphonic (creadores de la saga Gran Turismo), en la que existía una competición on-line con clasificaciones, en la que los mejores de cada país eran seleccionados para participar en la final, cuyo premio era competir al más alto nivel con un coche oficial en las 24 Horas de Le Mans. Curiosamente el primero que ganó el concurso fue el español Lucas Ordoñez.

Pues bien; desde el año pasado existe la Clio Cup Online, una competición virtual sentada sobre las mismas bases y la única con estas características amparada por la Federación de Automovilísmo.




Es una réplica exacta a la Clio Cup real; con la misma adrenalina, con los mismos coches, los mismos circuitos, tandas de entrenamientos, clasificaciones... y todo desde el salón de tu casa.

Para empezar; lo que necesitas es descargarte el programa para poder competir que se llama rFactor y lo podrás descargar de forma gratuita en http://www.cliocup-online.es/Descargas.aspx y la inscripción para el certamen en http://www.cliocup-online.es/Inscripciones.aspx en la que te proporcionarán una licencia de piloto virtual vigente solo durante ese año. Necesitarás también un ordenador con una tarjeta gráfica de al menos 1Gb, conexión de banda ancha o fibra, y casi por "coj...es", un kit compuesto por volante, pedales y asiento, acoplado a tu PC.

Existen varias categorías; Junior: participantes nacidos a partir de 1990, Senior: participantes nacidos a partir de 1980, por equipos y Trofeo Ibérico.

Ahora viene lo complicado. Para competir de manera virtual, primero te tienes que clasificar y teniendo en cuenta que en la primera carrera de este año en el Circuito de Navarra, había inscritas casi 800 personas; tendrás que demostrar que eres excepcionalmente bueno.

Entre los demás participantes nos podremos encontrar a alguno de los que corren en la Clio Cup real y expertos en juegos de simulación, así que o eres bueno o... Pero hay una buena noticia. Puedes correr durante toda la semana anterior y sin tiempo limitado ni número de vueltas, para poder hacer un mejor tiempo y clasificarte entre las 60 personas que entrarían en las semifinales.

Éstas se componen de dos mangas con 30 pilotos cada una entre los que se acabarán clasificando los 14 primeros, que son los que competirán en la carrera. Si demuestras tu valía y llegas hasta ese punto; el resto del fin de semana será similar al de la carrera real y los 28 finalistas se tendrán que "partir la pana" en la pista para clasificarse lo más arriba posible y acabar en el podio durante la carrera.

Es tan realista; que durante el fin de semana se realiza un brieffing de pilotos, en el que te comentarán todas las características de la pista y después de las comprobaciones pertinentes, habrá sesiones de entrenamiento y la clasificación para determinar la parrilla de salida.

Según la longitud del circuito; estaríamos hablando de una media de 20 vueltas por carrera y tenemos que tener en cuenta factores como la gasolina que vamos a echar, el desgaste de las ruedas, roturas de motores por forzarlos demasiado o los posibles daños en nuestro vehículo como consecuencia de los toques con otros participantes. Vamos; que te faltaría invitar a tus colegas a casa para que te animen desde la grada mientras pilotas y ser totalmente fiel a la realidad...

El premio para el ganador de cada carrera es copilotar un Clio Cup real con un piloto real; para aprender un poco más en vivo y en directo y así mejorar nuestras técnicas.

Si eres un buen piloto y lo demuestras en las pistas virtuales ganando la Clio Cup Online; el premio final va a hacer que se te haga el "culo gominola". Se trata de participar en una carrera real del certamen con un equipo oficial, coche oficial, asistencias, mono, casco, gasolina, neumáticos...; con todos los gastos pagados y batiéndote en duelo con pilotos reales del certamen.

Néstor García fue el primer ganador de la experiencia y en el circuito de Motorland consiguió un excepcional 8º puesto en la primera carrera y por desgracia tuvo que abandonar en la segunda; pero eso demuestra que los pilotos formados con simuladores desde el salón de su casa, tienen muchas "tablas" y pueden enfrentarse con los pilotos más experimentados sin problemas.

¿Te atreves con la experiencia para el próximo año?

El otro certamen que se a "inventado" Renault España para que los simples mortales podamos competir por poco dinero es la Dacia Sandero Rallye Cup; una copa monomarca de rallyes en la que el protagonista es el modesto Dacia Sandero de 75cv...


Sí has leído correctamente; un coche de rallyes de 75cv. Para que os hagáis a la idea; es como volver al los orígenes de este deporte, un coche de serie, una jaula anti-vuelco, unos pocos sistemas de seguridad pertinentes, unas pegatinas... y !!!!a correr!!!!.

Competirá en los nueve rallyes de asfalto que se disputan en nuestro país durante este año, con excepción del rallye de las Islas Canarias porque dispararía los costes debido al transporte y esas cosas. Tampoco hará falta competir en todas las carreras, ya que solo cuentan los seis mejores resultados de la temporada, así que los costes aun se reducen más si somos participantes y decidimos no correr un rallye porque nos pilla demasiado lejos de nuestra localidad.

La montura es un Dacia Sandero 1.2 con 75cv y 107 Nm de par máximo, asociado a una caja de cambios manual de 5 relaciones, que alcanza los 157 Km/h de velocidad punta, hace el 0-100 Km/h en 14,5 segundos y tiene unos diminutos neumáticos Pirelli Cinturatto P1 en medidas 185/65 R15. !!!Menudas prestaciones!!!.

La verdad es que las cifras, no ayudan a pensar que es un coche competitivo ni divertido; pero te invito a que sigas leyendo.

El motor es de serie, el embrague es de serie, el coche en sí es de serie; lo único que han modificado es el esquema de suspensiones, con unos amortiguadores Bilstein y unos muelles H&H específicos y el sistema de frenos, cuyas pastillas y el líquido del sistema es de carreras, dejando los mismos discos que vienen en el coche de calle. El escape también es diferente, y suena hasta mejor que los F1 de la actualidad, lo cual clama al cielo...

¿Los precios?. La Dacia Sandero Cup será la forma más económica de participar en rallyes en España y el coste final de la temporada, sin contar posibles averías o accidentes; ascendería a unos 30.000 euros. 15.000 euros del coche más el kit más el montaje, alrededor de 1.500 euros entre licencia, mono, guantes, botines, casco y HANS. Cada prueba te saldrá por algo más de 1.000 euros entre inscripción costes de entrenamiento, hoteles, gasolina, traslados...


Como veis; en España también existen las oportunidades para ser piloto y Renault sigue apostando año tras año por generar futuras promesas o simplemente; para que "quemados" como muchos de nosotros, puedan competir con cierto nivel con otros caballeros deseosos de quemar adrenalina y ávidos de victorias.

!!!Bravo Renault España!!!. Gracias por mantener viva la ilusión por la competición en este país.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC