PORCHE CAYMAN Y BOXTER GTS. Una dosis más de deportividad.



Por fin llegó el momento de que estos dos hermanos de pura sangre alemana, se hagan dignos para portar las siglas GTS, esto equivale a un plus de rendimiento y un pequeño cambio en su estética, más deportiva, respecto a sus versiones originales.




GTS para Porche, es sinónimo de deportividad desde que en 1963, portara estas siglas el legendario Porche 904 de competición. De este 904 solo se fabricaron 120 unidades para llegar a homologarlo y poder competir en la categoría de Gran Turismo con 2 litros del Campeonato Mundial de Resistencia, que incluía las 24 Horas de Le Mans, el Targa Florio, los 1000 Kilómetros de Monza y los 1000 Kilometros de Nurburgring entre otras, siendo el Porsche de los primeros en estas batallas sobre el asfalto.
También fueron importantes los 924 y 928 GTS de los años 90, pero si realmente hubo un antes y un después dentro de la historia de estas siglas; fue con la llegada del Porsche 911 GTS de 2010 y que reunía lo mejor del 911Carrera y el 911 GT3 dentro de un mismo "recipiente".




Los dos biplazas van a optimizar sus motores de seis cilindros y 3.4 litros, llegando a potencias de 340 Cv para ambos. Estarán disponibles con la transmisión manual de 6 velocidades y la automática de doble embrague PDK, esta con 7 marchas, preparadas ambas para contener la nueva potencia de estos GTS.

Gracias a estos motores Bóxer optimizados, la velocidad punta es ahora de 280 Km/h y la aceleración hasta los 100 se detiene en 4,7 segundos en el Boxter equipado con PDK. La versión Coupé solo necesita una décima menos que su compañero para alcanzar esta velocidad.
Al final la diferencia entre los GTS y sus hermanos S es de 2 segundos, lo que no parece un cambio sustancial, pero lo justo para llegar primero a comerse el pastel...
Los consumos no están nada mal para ofrecernos las prestaciones y sensaciones que son capaces de proporcionarnos; 8,2 litros con cambio PDK y 9 litros con el manual.

Los equipamientos incorporan algo más de "alegría" que las versiones de las que derivan, por eso también son 11.000 euros más caros. Teniendo en cuenta que muchos de los acabados de serie de estos GTS son opcionales en sus versiones S, la subida de precio es lógica y si lo piensas bien, si añades ese equipamiento a un "simple" Porsche Cayman o Boxter S, la diferencia sería de 17.000 euros, así que te sale más rentable adquirir este acabado...

De serie, el chasis con suspensión activa PASM y el paquete deportivo Sport Chrono, nos harán sentir en nuestra piel el comportamiento noble y extremo a la vez de estas dos joyas sobre ruedas y un nuevo sistema de escape con sonido más bronco o dulce (depende de quien lo escuche), deletairá nuestros oídos.

Llantas negras o plateadas de 20 pulgadas, faros Bixenon con luz dinámica que varían automáticamente entre largas y cortas, un frontal con tomas de aire negras y de gran tamaño junto al labio del spoiler, que es mas pronunciado que su versión original y faros traseros tintados, completan este acabado exterior del GTS.



El interior esta dominado por el color negro, e incorpora asientos deportivos plus, con regulación eléctrica, que aportan mas sujeción y comodidad a sus tripulantes siendo éstos, tapizados en cuero y Alcántara. Este material también lo encontramos en muchos revestimientos del interior.
Se incluye también de serie, el reconocimiento de señales y la cámara trasera de aparcamiento. En definitiva; acabados de lujo y unos ajustes excepcionales, como era de esperar en una marca como Porsche, ¿verdad?.



En movimiento, estos GTS se adaptan perfectamente al día día de cualquier persona lleve el ritmo que lleve (aunque si va con prisas es mejor esto que cualquier otro coche...). El nivel de confort sea cual sea la calidad del asfalto es mas que notable, gracias a su suspensión variable PASM, que se adapta a las imperfecciones del asfalto y en ningún momento las traslada al habitáculo. Aunque es posible que el sonido deportivo de sus escapes, llegue a molestar a alguno de nuestros vecinos (!!que se jod...!!, digo...que mala pata hombre...). Ya sabéis el dicho "Si la envidia fuera tiña...".



Pero bueno, como ya sabéis donde se exprime al máximo estos tipos de vehículos es en los circuitos. Nos daría igual escoger el Cayman o el Boxter, ya que sus diferencias casi son imperceptibles sobre el asfalto y la teórica falta de rigidez en la versión descubierta es realmente imperceptible.

Son muy rápidos y ágiles y la precisión con la que se mueven es excelente. Los frenos, se rumorea que acaban "cansándose" si les damos mucha tralla durante mucho tiempo, pero para eso se han inventado los discos cerámicos que por 8.350 euritos podemos disponer de ellos, y estos sí son inagotables.

Conectando el sistema Sport Chrono, estos Porsche se hacen más agresivos mejorando la respuesta del acelerador y la caja de cambios, endureciendo también la suspensión y consiguiendo así el máximo control a máximas velocidades.
Yo ya se que a muchos de vosotros eso de que el coche cuide de nosotros en las curvas cuando vamos a todo gas, pues como que os da un poco igual, por lo que podéis desconectar el control de estabilidad, agarraros al volante y apretar los dientes, ya que estos GTS se vuelven muy nerviosos en los pasos por curva, ya sean lentas o rápidas, así que es necesario un poquito de cordura y reflejos para no acabar en las tierras del circuito. Y digo circuito, porque si hacéis eso en carretera abierta con tráfico rodado y os pillo; os vuelco el Porsche o lo que haga falta, ya que seríais unos irresponsables y muy cafres...

En definitiva es un coche muy divertido si somos capaces de llevarlo controlado en todo momento. Es muy sencillo jugar con la zaga, pero como en todos los Porsche; hay que tener "manos" para realmente exprimirlo como queramos y prescindiendo de la electrónica.

Los precios del Boxter y Cayman GTS son de 81.039 y 85.383 respectivamente si les elegimos con caja manual. Con el cambio PDK el precio aumenta levemente: 81.160 en el Boxter y 85.344 el Cayman. 

Los GTS representan el término medio entre lo radical y lo deportivo y parece que la estrategia funciona dentro de la gama; el Panamera, el Cayenne y ahora les toca a los hermanos pequeños.
Motores optimizados, pequeñas mejoras y una estética más agresiva son las características de estos dos modelos que cada día se tornan más cercanos al icono del 911 y siguen siendo una alternativa más económica, sin perder un ápice de diversión al volante Made In Stuttgart.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style