Prueba: Ford Ecosport 1.5 TDCi




Hoy vamos a ir con una prueba inusual para nosotros pero como estamos "a la que salta", hemos tenido la oportunidad de ser de los primeros en probar el Ford Ecosport en España. Pero no una prueba de unas horas en la que tenemos que montárnosla de cualquier manera para ofreceros un reportaje medianamente decente y en la que tenemos que agudizar nuestros sentidos para encontrar las virtudes y los defectos que vemos, eso no.

"Es un coche que me ha sorprendido muy gratamente; mucho más de lo que me esperaba cuando lo vi el primer día."


Esta vez a sido una prueba de larga duración en la que hemos convivido con el pequeño SUV de la marca americana durante algo más de un mes y hemos recorrido más de 3.000 Km.
Con el pequeño Ecosport nos hemos ido de vacaciones a Granada, a comer a Valladolid, a la playa a Cantabria e incluso de despedida de soltero a Potes (Cantabria), además de utilizarlo diariamente para nuestros recados.

Ahora empezaremos hablando del diseño como siempre, pero primero tengo que decir que es un coche que me ha sorprendido muy gratamente; mucho más de lo que me esperaba cuando lo vi el primer día.

La primera impresión fue la de ver un coche muy alto, estrecho y corto, de hecho, utiliza la misma plataforma B de la marca, la misma que utilizan los Ford Fiesta y Ford B-Max. Mide 4,24 m de longitud, lo que es 12 cm más que el Renault Captur que probamos en esta web en su momento (quien lo diría...), 1,76 m de ancho y unos más que respetables 1,66 m de alto. La sensación visual es que se trata de un SUV más compacto de lo que en realidad nos marcan sus cotas reales. Ahora bien; la enorme carcasa que va colgada en el portón trasero y que aloja la rueda de repuesto también cuenta, así que...



Mientras sus rivales en este segmento nuevo de SUV urbanos mantienen diversas fórmulas para diferenciarse de la competencia, pero a fin de cuentas, siguen siendo urbanos un poco más grandes y orientados al asfalto; en Ford se han querido desmarcar con una imagen de auténtico TT y lo mires desde donde lo mires, es un coche que "da el pego" en ese sentido.

"Si el Fiesta es un prodigio en cuanto a manejo y la versión deportiva ST es un referente del segmento y un coche muy "juguetón"; el Ecosport no se queda rezagado."

En el frontal nos encontramos con una imagen realmente poderosa, con unas líneas rotundas y muy marcadas, una gran parrilla delantera, protecciones en los bajos y unos faros que estrenan en el mercado europeo el nuevo lenguaje de diseño de Ford y que poco a poco lo iremos viendo en otros modelos como el Mondeo o el mismísimo Mustang. Y sí, he dicho en el mercado europeo, ya que en otras latitudes esa imagen con los faros rasgados ya es conocida; el Ecosport se lleva vendiendo en latinoamérica desde hace algún tiempo y el Mondeo (allí llamado Fusion) y el Mustang se venden con esa imagen en E.E.U.U. desde hace más de un año.
Parece que por su configuración no van a iluminar correctamente, pero el haz de luz que desprenden es realmente potente y gracias a la altura del vehículo y la posición elevada en la que están situados, la visibilidad es muy buena. Cuenta también con luces diurnas que son los mismos faros anti-niebla y prescinden de las omnipresentes tiras de LED que comienzan a popularizarse con formas diversas en todas las marcas. Lo curioso es que sí que tiene una finísima pestaña en el propio faro que se ilumina para darnos la bienvenida al abrir las puertas del coche y se podía haber aprovechado para hacerla más funcional, pero solo es una luz de cortesía.

En la zaga nos encontramos con la nota más curiosa y simpática; la rueda de repuesto colgada. Sí amigos, la rueda de repuesto se sitúa anclada al portón trasero como se hacía antaño en los TT puros y duros, de ahí que cuando todo el mundo se cruza con un Ecosport piense: "mira que todo-terreno más chiquitín". De hecho es una de las preguntas a las que he tenido que contestar en innumerables ocasiones durante el tiempo en el que he disfrutado del coche... "Que no es un TT..."- "Pero ¿como que no? si lleva la rueda ahí detrás..."- bendita inocencia...

Por lo demás, también tiene protecciones en los bajos de diferente color de la carrocería y llama la atención por su altura en general, como ya hemos dicho anteriormente. El portón del maletero es enorme y la apertura está camuflada detrás de una moldura cromada en el mismo piloto trasero derecho.

Vamos a ver que capacidad tiene...; espera..., esto no sube... !El portón se abre en forma de libro!. Puede ser un pequeño problema a la hora de acceder a él cuando aparcamos un poco apurados en línea, pero tiene una explicación más que lógica, bueno; tres explicaciones.


La primera y la más "banal" es que su diseño está pensado para el mercado latino y allí se estila que en este tipo de vehículos (tengan el tamaño que tengan), se acceda al maletero de esa manera. La explicación más práctica es que por la altura que ya tiene el vehículo de por sí, si abrimos el maletero de forma convencional no alcanzaríamos de nuevo a la puerta cuando nos tocase cerrarlo. Y la explicación más coherente es que al llevar la rueda ahí colgada, lo que no tendríamos es fuerza ni siquiera para abrirlo y las bisagras deberían de ser enooooorrrrmes y muy resistentes (osea; duras)...

En su favor tengo que decir que en un mes de convivencia en el que he usado mucho el maletero, no he tenido ningún problema a la hora de acceder a él en un uso normal. Sí que he tenido alguno con la propia capacidad del maletero... A pesar de que es más grande y aprovechable que el del Fiesta, tan solo cuenta con 310 litros de capacidad (370 si lo medimos hasta el techo y si llevamos la correspondiente jaula anti-intrusión).

No es muy grande que digamos y en nuestro periplo por tierras de Granada, las maletas de 4 adultos se las vieron y se las desearon para alojarse "cómodamente" en su interior. Al fin y al cabo es un urbano... Considero que si vais a viajar mucho y con muchas personas y queréis un SUV, directamente pasaros al Kuga.

Antes de acceder al interior nos paramos a observar la planta lateral que también se nos muestra imponente, como el resto de la carrocería. La chapa predomina respecto al cristal y hace que el vehículo parezca muy pesado y para el tamaño que tiene, posiblemente lo sea (1.384 Kg), pero es algo que no se transmite lo más mínimo a la hora de conducirlo.

"!Mira que ruedas más pequeñas!", es lo que solía comentarme todo el mundo, hasta que les decía que mirasen las medidas."!!!17 pulgadas!!!, pues parecen más pequeñas...". Es verdad; es tanta la sensación de ser un coche más grande de lo que es y tiene unos trazos tan contundentes, que los neumáticos parecen insuficientes para soportar las capacidades del conjunto, pero nada más lejos de la realidad.

Si el Fiesta es un prodigio en cuanto a manejo y la versión deportiva ST es un referente del segmento y un coche muy "juguetón"; el Ecosport no se queda rezagado. A ver, entendámonos; teniendo en cuenta el tipo de coche que es..., a ver si ahora se os va a ir "la pinza" y os compráis uno para hacer tramos de rally. Me refiero a que lo primero que pensé en cuento lo vi, fue que si le apuraba un poco en las curvas era más que probable que mi hombro se apoyase en el codo del copiloto (por eso de la inclinación), pero no es así.

"Gracias a su contenido tamaño, es un coche muy ágil en el ámbito urbano y gracias a su altura libre al suelo, también es muy apto para circular por caminos"

Las reacciones del chasis son muy neutras y el Ecosport apoya en las curvas a la perfección sin cabecear en exceso. El esquema de suspensiones está muy bien estudiado para nuestro mercado y mantiene un equilibrio perfecto entre dureza y confort que los pasajeros agradecerán.

Yendo ligero por asfalto roto y tomando las curvas a velocidades algo por encima de lo recomendable, el Ecosport no se inmutaba y las ayudas electrónicas no tenían que echarme un cable para enmendar la situación. El coche no se descoloca tan fácilmente y aunque pisemos algún desperfecto de la carretera en pleno apoyo, apenas nos daremos cuenta ni lo sentiremos en nuestras propias carnes.


La dirección es muy liviana para mi gusto, lo cual viene estupendamente para callejear, pero a la que te tienes que adaptar cuando sales a la carretera. Aunque tiene desmultiplicación en base a la velocidad, sigue siendo bastante ligera. Es un proceso al que te acostumbras rápido aunque es un factor que hay que tener en cuenta a la hora de enlazar curvas ya que igual podemos adelantarnos a los acontecimientos y tener que corregir la trayectoria en mitad del giro.

Los frenos son más que suficientes, muy fáciles de dosificar y con una buena mordida además de contar con asistente a la frenada de emergencia, pero creo que deberían haberlos montado con unos discos más grandes, ya que me da la impresión que pueden agotarse relativamente rápido en un uso intensivo, por ejemplo, en un puerto de montaña.

Aunque para evitar el efecto "fadding" en estos casos, está la caja de cambios que nos ayudará a controlar el freno motor. La caja de cambios es manual de 5 relaciones, muy bien escalonadas y cuya primera velocidad es bastante corta para ayudarnos por si queremos hacer alguna pequeña incursión por el campo.

Ya que se parece a un TT puro; ¿que tal andará por caminos de tierra?. La verdad es que también hicimos la prueba y las sensaciones fueron buenas, pero muy contradictorias.

Gracias a su contenido tamaño, es un coche muy ágil en el ámbito urbano y gracias a su altura libre al suelo, también es muy apto para circular por caminos de concentración parcelaria a ciertas velocidades, terrenos más escabrosos y afrontar vadeos de hasta  55cm de altura, con un ángulo de ataque de 21cm y uno de salida de 35cm, lo cual es impensable para la competencia.



A ver; el concepto está muy bien pero voy a matizar lo que me pareció a mí. Sí, el Ecosport se mueve con mucha soltura por caminos de grava sin ningún tipo de complejos y permitiéndonos hacer alguna que otra "virguería" gracias a la altura y a unas suspensiones que no dejaban que lo que pasaba debajo de las ruedas se trasladase hasta nuestros culos.
En cuanto nos quisimos hacer los "valientes" y afrontar una subida con una inclinación pronunciada (bastante), con piedras sueltas y arena arrastrada por las últimas lluvias, nos dimos cuenta de que efectivamente, el coche no era un TT puro...
Lógicamente, la falta de tracción total y un pequeño motor de 90cv que tenía que tirar cuesta arriba los casi 1.400 Kg del vehículo nos puso nuestras limitaciones, pero aun así; recorrimos un buen tramo en el que el control de tracción nos indicaba que nos estábamos "columpiando".

Y llegados a este punto, ahora toca bajar. El Ecosport no cuenta con ninguna ayuda electrónica como el control de descenso ni cosas así; !!tonterías!!. Lo que sí tiene es la primera muy corta que contiene muy bien al conjunto y nos permitió descender muy lentamente sin tener que utilizar el freno en ningún caso.

En conducción convencional por vías convencionales, como os he dicho antes; ninguna objeción, con excepción de una dirección muy ligera.  Es muy cómodo, el ruido del motor no se traslada para nada al habitáculo y la mecánica es lo suficientemente solvente como para moverse por las grandes urbes y hacer salidas de fin de semana sin problema.

Los motores elegidos para el continente europeo son solo dos: el 1.5 TDCi de 90cv que es el cedido para nuestra prueba y un gasolina 1.0 con tecnología Ecoboost que rinde 125cv. Ambos aseguran unos consumos frugales.
En nuestro caso, para el diésel de 90cv están homologados 4,6 l/100 Km en ciclo mixto y nosotros, tras más de 3.000 Km recorridos sin cuidado de hacer una conducción ecológica, atesoramos 5,5 l/100 Km de media, lo que no está pero que nada mal...



Es un motor suficiente para deslizarnos sobre cualquier terreno sin problema y manteniendo una conducción relajada. La velocidad máxima es de 160 Km/h y la aceleración de 0-100 Km/h la completa en unos discretos 14 segundos, pero este humilde servidor os asegura que se le puede exprimir un poco más..., aunque no me hago responsable ya de vuestra integridad.

"Es muy cómodo y el ruido del motor no se traslada para nada al habitáculo"

A la hora de realizar adelantamientos en carretera abierta de doble sentido, no es que sea el "summun" de la instantaneidad, pero tampoco entraña ninguna situación de peligro ni dramática por falta de empuje. Es más; sus 204 Nm de par máximo no parecen mucho, pero el par motor está ahí cuando lo necesitas.
En recuperaciones también podríamos decir que anda un poco justito, pero también es justo decir que aunque tarde un poco más, no pierde comba. Digamos que es como el alumno que no es tan listo, pero que gracias a su constancia acaba sacando buenas notas.

Ahora vamos a pasar al interior en donde nos encontraremos alguna que otra grata sorpresa.


El puesto de conducción, como es de suponer en coches como estos, es alto; pero en el Ecosport lo es aún más. Cualquier persona de cierto tamaño se encontrará a su gusto a la hora de entrar ya que no te tienes que "tirar" al asiento como en un utilitario, sino que simplemente te sientas. Las butacas tapizadas en cuero de nuestra unidad son muy cómodas y sujetan muy bien el torso y caderas.
Llama la atención el hecho de que a pesar de que el capó delantero no es extremadamente largo, desde el puesto de conducción no se percibe hasta donde llega el final y muchas veces dejábamos bastante espacio respecto al coche aparcado delante pensando que casi le estábamos empujando.

"Todo está al alcance de la mano del conductor"

El volante es pequeño y aglutina los mandos necesarios para controlar lo imprescindible sin tener que soltar las manos: el regulador-limitador de la velocidad, los mandos del equipo de sonido y el control por voz del sistema SYNC exclusivo de Ford.

Este sistema se conecta por medio de Bluetooth a tu smartphone y le permite ineractuar con él en funciones como llamar por teléfono, instrucciones del navegador o música y todo por medio de comandos de voz. Su funcionamiento es muy cómodo y una "secretaria virtual" te va indicando lo que tenemos que hacer, aunque por ejemplo, para llamar tienes que tener una lista de contactos bien definida ya que si dices: "Llamar a Pedro móvil" y en tu smartphone tienes apuntado Pedro Mvil, el sistema no lo reconocerá.

Existen otras aplicaciones específicas como navegadores on-line en las que el sistema te marcará las instrucciones por medio de voz, ya que el propio coche no contaba con esa opción de serie. Está muy bien, es muy práctico y la conectividad es perfecta, pero tenéis que tener en cuenta que todo eso gasta Gigas, así que tenedlo presente para que no os asustéis con la tarifa de móvil.

Otra función que me pareció excepcional del sistema SYNC es el asistente de llamada de emergencia, el cual, no tuve la oportunidad de probarlo (por fortuna). En el momento en el que entras al vehículo y arrancas el motor, el sistema se conecta con tu teléfono móvil y mantiene una función latente que llamaría automáticamente a los servicios de emergencia en el caso de que tengamos un accidente de tráfico y marcaría nuestra posición. Lo único malo es que solo funciona si el teléfono tiene batería y en un momento dado... Ya sabéis que cuando viene una desgracia, nunca viene sola, no obstante me parece una gran idea.

Bueno, pero aunque podamos mantener una conversación con la "secretaria" de nuestro Ecosport, también tenemos un hermoso cuadro de mandos si no nos apetece algo de "palique"... Es curioso que a mi se me parezca a los primeros móviles que tuvimos todos; una pantalla central y botones perfectamente ordenados y muy accesibles e intuitivos distribuidos en cascada. El climatizador de serie no es bi-zona, pero os aseguro que es muy potente como para que ninguno de los ocupantes le ponga ninguna pega a la temperatura interior.

La capilla de los relojes también es muy legible y tiene una pequeña pantalla central del ordenador de a bordo donde se nos muestran parámetros como el consumo instantáneo, el consumo medio, la media de velocidad, la temperatura exterior, los kilómetros recorridos... Todo está al alcance de la mano del conductor, bueno; todo, todo...

La posición de los elevalunas eléctricos está bastante adelantada para mi gusto y es más que probable que cada vez que queramos abrir nuestra ventanilla, abramos la ventanilla de atrás (a mí por lo menos me pasaba siempre...) Tampoco me gustó la posición del mando de los retrovisores eléctricos, ya que está en uno de los paneles de la puerta y es el mando menos intuitivo de manejar. Creo que estaría mejor situado justo debajo de los botones de los elevalunas.


Otro detalle que me sorprendió fue la ausencia de los asideros encima de las puertas. Es un detalle sin importancia, pero a muchas personas todavía les da por usarlo como mero apoyo y sino, no saben donde colocar la mano...

Por lo demás, no le encontramos ninguna "pega". La habitabilidad es realmente sorprendente en cada una de sus plazas a pesar de su contenido tamaño. Cuatro adultos viajarán cómodamente en cada una de ellas quedando la plaza central relegada a personas de menor envergadura teniendo en cuenta que es la más estrecha. Hay mucho espacio para las rodillas y también mucho espacio libre sobre nuestras cabezas.

Cuenta también con varios huecos para dejar objetos, incluida una guantera refrigerada y un cajón debajo del asiento del copiloto bastante práctico. Los materiales empleados para los guarnecidos interiores no es que sean el "top" de los materiales, pero los plásticos utilizados tienen muy buen tacto y unos ajustes bastante decentes, además de que el cuero utilizado para los asientos y demás, es de muy buena calidad.

Conclusión final.

El Ford Ecosport es un coche que me ha sorprendido para bien. Todas las reticencias que tenia respecto a su posible comportamiento se disiparon al recorrer los primeros kilómetros.

Es un coche muy llamativo visualmente hablando, ya que parece un pequeño TT muy "cuqui", como dicen en algunos círculos en Sotogrande. Solvente en cualquier tipo de situación, tanto en el ámbito urbano,como en el ámbito rural, como en carretera abierta.

Su motor de 90cv puede resultar escaso, pero realmente cumple con las expectativas y mueve con soltura a todo el conjunto. No es muy gastón y a pesar de que en frío suene un poco a diésel rudo de los de toda la vida, en el interior reina la calma y el sosiego ya que está muy bien insonorizado. No cuenta con sistema Start&Stop y no le vendría de más una sexta velocidad a la caja de cambios, aun así; sus consumos son muy contenidos.


El equipamiento disponible es suficiente y a pesar de no contar con los últimos "gadgets" tecnológicos del mercado, cumple de sobra con las expectativas de las personas que buscan este tipo de vehículos. Yo le añadiría sensores de aparcamiento delanteros (los de atrás los monta de serie) ya que debido a la altura no se percibe con exactitud hasta donde nos llega el morro. Tampoco le vendría mal la ayuda de arranque en pendientes.

Climatizador automático, asientos de cuero, volante multifunción, sistema SYNC, ordenador de a bordo, Conexion USB y varias tomas de 12V, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, limitador-regulador de la velocidad, Bluetooth, retrovisor interior fotocromático, apertura y arranque sin llaves y por botón..., es parte del equipamiento disponible.

La habitabilidad es excelente para tratarse de un coche tan compacto. La altura es considerable y el espacio para las piernas de los pasajeros está bastante logrado. Existen varios huecos porta objetos repartidos por el interior, incluido un cajón muy práctico debajo del asiento del copiloto. No puedo decir lo mismo de la practicidad del maletero. Es pequeño y la boca de carga está bastante elevada, aunque a su favor tengo que apostillar que el espacio disponible, por lo menos, es bastante aprovechable.

En cuanto al diseño; realmente es un coche que para mi gusto, gana mucho más al natural que en foto, así que si estáis interesados no dudéis en acercaros a vuestro concesionario. La estética campera te puede resultar más o menos atractiva, pero lo que nunca te dejará es indiferente.

El comportamiento es uno de los puntos fuertes de la marca americana (por lo menos en Europa) y el pequeño Ecosport no podía ser menos. En vías urbanas se mueve con mucha soltura y la posición elevada de conducción nos proporciona un grado de poderío respecto a los demás usuarios. En vías interurbanas, el motor de 90cv cumple con nota y se puede mantener un ritmo de conducción "alegre" sin temor a tener algún tipo de problema de inseguridad. Y en caminos en un estado relativamente decente, podemos circular sin miedo gracias a su gran altura.


¿Para quien está orientado el Ecosport?, pues para cualquiera que esté dispuesto a pagar unos 18.300 euros por un urbano "mazado" y con las botas de montaña puestas. Os parecerá algo más caro que la mayoría de sus rivales, pero en su equipamiento de serie existen elementos que sus competidores ofrecen en opción, con lo que a igualdad de equipamiento los precios serían más equitativos.

En general, resulta muy atractivo para el público femenino, o así me lo han manifestado en más de una ocasión... Esas mamis que van a buscar al colegio a los niños con el enorme Q7 o X5, encontrarán una alternativa más políticamente correcta en el Ecosport.
También es una buena compra si nos movemos en el ámbito rural ya que es bastante capaz de moverse por caminos rotos, sin temor a reventar el carter ni los bajos del vehículo y para parejas jóvenes sin hijos, a los que les guste disfrutar de salidas los fines de semana.


Después de más de 3.000 Km, el nuevo Ecosport me ha cautivado. Hemos viajado cómodamente con él, le hemos hecho "perrerías" en caminos de concentración, le hemos "apretado" en carreteras con curvas enlazadas de todo tipo de grados, nos hemos deslizado entre el tráfico de la ciudad como auténticos ninjas..., y el pequeño Ford a cumplido como un auténtico "señor". ¿No os lo creéis?; probadlo...





Tenemos que agradecer a Ford España la cesión del vehículo y a Marisa de Autocid Ford que es el concesionario oficial de la marca en Burgos, por todas las facilidades que nos ofrecieron.



Autocid es el concesionario oficial de Ford en Burgos y provincia y está en:

Ctra Madrid-Irún Km 234,4

Burgos

Tlf: 947 20 84 42


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC