Skoda Scout. Capacidad campera.


El nuevo SKODA Scout se une a los aventureros de nuevo. Este familiar-todocamino único impresiona por su rendimiento de conducción excepcional incluso en carreteras irregulares, su potente tracción a las cuatro ruedas y el robusto aspecto off-road. Al mismo tiempo, las emisiones y el consumo se han reducido hasta en un 20% en relación con el modelo anterior. Además, este vehículo es extremadamente espacioso, muy práctico, incluye sistemas de seguridad y confort de última generación y ofrece una excelente relación calidad/precio.

El nuevo Scout está basado exclusivamente en el Octavia Combi y se lanzará al mercado español en septiembre de 2014. Este modelo forma parte de la gama desde 2007, y con la segunda generación del Scout, el fabricante quiere ampliar el éxito de este vehículo tan versátil y capaz. Entre el 2007 y finales de 2013 se vendieron 53.600 Scout en todo el mundo, un 8% del total de Octavia Combi vendidos en dicho periodo.
El Scout muestra un modelo con estilo propio; seguro de sí mismo y distintivo. Sus rivales más cercanos son sus "primos" el Audi A4 AllRoad y el Volkswagen Passat AllTrack, cuya configuración es muy similar y atrae a clientes que demandan coches prácticos, capaces y con tracción total, que les sean útiles en cualquier circunstancia pero sin llegar a tener una carrocería tipo SUV mucho más aparatosa. 
El frontal tiene un parachoques distintivo y específico con molduras sintéticas en negro, y con una protección off-road plateada en la parte inferior. Los faros antiniebla de relieve afilado son exclusivos del diseño Scout, mientras que la parrilla del radiador lleva el logo que diferencia a esta versión de las demás.
Las molduras laterales negras envuelven el marco de la puerta y los pasos de rueda se extienden hacia ambos lados del vehículo, definiendo así su aspecto lateral. También presenta franjas protectoras en plástico negro y retrovisores exteriores con carcasas de look en aluminio. Las barras del techo de efecto aluminio son opcionales.
La distancia al suelo del nuevo SKODA Scout se ha elevado hasta los 171 milímetros, y ahora es 31 milímetros más alta que en el Octavia estándar. El paquete para malas carreteras con protección adicional para los bajos viene de serie, así como las llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 220/50 R17.

La parte trasera del Scout se ha diseñado con precisión, con líneas limpias e ininterrumpidas. Hay dos reflectores integrados a izquierda y derecha del parachoques (ojos de gato), mientras que la parte inferior negra también incluye una protección off-road de color plateado en el medio. Las protecciones de plástico adicionales para los bajos y las conducciones de combustible y líquido de frenos forman parte del paquete robusto, y prevén daños de los bajos o la entrada de suciedad en el compartimento del motor. 
El interior ha sido especialmente diseñado para esta versión. Los marcos de las puertas delanteras llevan escrito el nombre Scout y los paneles son de un diseño único. También el volante multifunción de tres brazos y el pomo del cambio de marchas muestran el emblema. El salpicadero está disponible en el negro clásico o en combinación negra y marrón, mientras que los asientos están disponibles en tela marrón o en combinación cuero/Alcántara, que puede ser negro o marrón. El interior del Scout impresiona por su orientación horizontal y su generoso espacio. También el pasajero de delante tiene una vista optimizada de los instrumentos; una especie de democratización del interior.


Es tan espacioso como el Octavia Combi. El compartimento para los pasajeros es uno de los mayores de su categoría con longitud interior (1.782 mm), espacio para las piernas atrás (73 mm) y altura delante y detrás (983 y 995 mm, respectivamente) optimizadas. El maletero tiene una capacidad enorme de 610 litros, y con los asientos posteriores abatidos llega a los 1.740. Al abatir el asiento del acompañante, se pueden transportar objetos de hasta 2,92 metros de largo.

El doble suelo en el maletero permite dividirlo en seis posiciones distintas, lo que amplía las opciones de transporte. Los usuarios pueden simplemente extraer el suelo de carga para colocarlo en la posición
más baja. Este sistema ofrece un práctico espacio de almacenamiento. La cubierta del maletero y las barras opcionales del techo (incluyendo las llaves pertinentes) se pueden almacenar bajo el doble suelo.

El Scout cuenta también con una serie de características 'Simply Clever' como la alfombrilla de doble cara en el maletero, el elemento de carga plegable, el rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible, el chaleco de alta visibilidad bajo el asiento del conductor, la papelera en la puertas y los espacios de almacenamiento repartidos por todo el habitáculo. Un soporte multimedia en el posavasos permite ubicar el teléfono o el iPod en la consola
central. Hay una papelera en la puerta y tampoco faltan posavasos y botellas, ya que hay hasta ocho espacios. En cada una de las puertas delanteras hay una cavidad para botellas de 1,5 litros, en la consola central hay dos espacios de medio litro cada uno y otros dos iguales en el reposabrazos posterior cuando se abate. 

El nuevo SKODA Scout combina una alta funcionalidad con un rendimiento extremadamente potente. A primera vista, este robusto vehículo de tracción total transmite distinción y seguridad. El Scout tiene carácter y un claro lenguaje de diseño junto a unas proporciones perfectas y un alto nivel de precisión hasta el mínimo detalle.

Está disponible en toda la gama de colores del Octavia, que incluyen cuatro colores no metalizados, entre los que está el nuevo Blanco Laser, y nueve metalizados. Así existen hasta 13 opciones de color distintas: Blanco Candy, Blanco Laser, Rojo fuego y Azul Pacífico, además de nueve colores metalizados como Marrón Topaz, Azul Race, Gris Metál, Plata Brillante, Azul Denim, Rojo Rio, Beige Capuccino, Blanco Luna y Negro Mágico con efecto perla.

Tiene una gran capacidad de conducción con la tecnología de última generación de tracción total Haldex 5 que utilizan también otros modelos del Grupo Volkswagen. El Scout está disponible exclusivamente con tracción total.

La óptima conducción y tracción están aseguradas gracias a la tecnología de última generación basada en el embrague Haldex de quinta generación. La distribución de la potencia a las cuatro ruedas cambia según las condiciones, y la unidad de control calcula continuamente el par ideal. Comparado con el Haldex 4 utilizado anteriormente, el nuevo conjunto es 1,4 kg más ligero. Además, todos los modelos incorporan un bloqueo de diferencial electrónico EDL. La interacción finamente sintonizada de estas tecnologías innovadoras proporciona una alta tracción en superficies resbaladizas y un excelente comportamiento en cualquier situación. 
El SKODA Scout es un auténtico caballo de carga. El vehículo puede tirar de hasta dos toneladas, un 25% más que antes, y también tiene una gran capacidad para afrontar pendientes pronunciadas. Con mayores ángulos de inclinación delante (16,7 grados) y detrás (13,8), el Scout supera sin dificultades el terreno más exigente. El bloqueo electrónico del diferencial (EDL) permite poner en marcha el coche a bajas velocidades.


El Scout ofrece un Control de Estabilidad Electrónico (ESC), que se puede ajustar para adaptarse a condiciones específicas de conducción off-road con solo pulsar un botón. Presionando brevemente el botón del ASR, el control de tracción se desconecta; cuando se presiona y se mantiene, se activa el modo especial dinámico ESC para proporcionar características más ágiles de manejo. En este modo, la respuesta del ESC se retrasa ligeramente. 

El nuevo SKODA Scout cuenta con tres motores, dos diésel y uno de gasolina, que son más potentes, económicos y hasta 29 kg más ligeros que los utilizados en el modelo anterior. Todo los propulsores se combinan con la tracción total mejorada y el uso de los eficientes paquetes Green Tec con sistema start-stop y de recuperación de la energía de 
la frenada.  

El motor diésel más potente para el SKODA Scout es el TDI 2.0 de 184 CV, que se combina con la caja de cambios DSG de seis velocidades y la tracción total. Es la primera vez que este motor se utiliza con dicha configuración en SKODA. El consumo combinado es únicamente de 5,1 litros a los 100 y las emisiones de CO2 se sitúan en los 134 g/km. La velocidad punta que alcanza este Scout es de 219 km/h, acelerando de 0 a 100 en tan solo 7,8 segundos.

El TDI 2.0 de 150 CV está disponible tan solo en combinación con el cambio manual de seis marchas. Consume 5,1 litros a los 100 km y emite 129 g de CO2 por km. La aceleración en este caso es de 9,1 segundos y la velocidad punta de 207 km/h. 

El motor de gasolina es el TSI 1.8 de 180 CV, que se combina con la caja de cambios DSG de seis velocidades. Su consumo en ciclo combinado es de 6,9 litros a los 100 km emite 158 gramos de CO2 por km. La velocidad punta que alcanza son los 216 km/h y la aceleración de 0 a 100 Km/h es de 7,8 segundos

La tecnología en seguridad del nuevo SKODA Scout marca nuevas referencias respecto a la generación precedente. Hasta nueve airbags y cinturones de tres puntos protegen a los ocupantes en caso de accidente. Entre el equipamiento opcional, destaca el sistema Front Assist con función de frenado de emergencia, Lane Assist, Crew Protect Assist para situaciones de accidente y el Asistente de Actividad del Conductor (detector de fatiga). 
Entre las opciones adicionales, ofrece un gran número de sistemas de confort electrónicos como el Asistente de Crucero Adaptativo (control automático de la distancia), el Inteligent Light Assist, el Park Assist y el Traveller Assist con 
reconocimiento de las señales de tráfico. Entre el equipamiento opcional, se estrena el sistema KESSY de entrada y puesta en marcha sin llave. Además, el vehículo puede dotarse del Asistente de estacionamiento óptico (cámara posterior) y un nuevo volante de diseño Supersport.

Como podéis observar, el nuevo Skoda Octavia Scout es todo un portento. Te permite moverte con tu familia o con tus enseres deportivos de fin de semana, por cualquier ámbito, ya sean carreteras en buen estado, como caminos rotos por la lluvia. Tiene una enorme capacidad de carga y de remolque, así como una estética atractiva y diferenciadora.
La tracción total no hace nada más que aumentar la seguridad a la hora de conducirlo y nos permite salir de algún que otro apuro en un momento determinado, además de contar con la tecnología más demandada en cuestión de seguridad y confort. Y todo; por un módico precio a tener muy en cuenta si buscamos un vehículo tan capaz como este Octavia.

Scout 1.8 TSI 180cv DSG 4x4: 31.840 €
Scout 2.0 TDI CR 150cv 4x4: 30.340 €
Scout 2.0 TDI CR 184cv DSG 4x4: 32.740 €

Un gran coche, muy polivalente, una buena marca, muy seguro, muy atractivo, potente y bastante económico en el uso diario y efectivo para escapadas de fin de semana. ¿Alguien puede pedir más?, pues seguro que sí..., pero tendrá que pagarlo...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style