BMW i8. i-mpresiona, lo mires por donde lo mires.





Hoy hablamos de un"supercoche". Bueno realmente se trata de un superdeportivo, que por sus formas rompedoras, potencia y configuración mecánica, prácticamente no tiene rival en la categoría al que pertenece. 

Realmente se trata del primer deportivo, con emisiones y consumos semejantes a los de un urbano diésel de última generación. Podría ser utilizado como vehículo de un superhéroe en cualquier película de la industria de Hollywood ¿a que sí?.

Con este BMW i8, tened por seguro que vais a ser la envidia de muchos  y notareis que no paran de observaros cuando lo conducis por las calles de cualquier ciudad, (pensároslo dos veces antes de introduciros el dedillo en la nariz......) REALMENTE ES UN COCHE IMPRESIONANTE.

El BMW I8 entra dentro de la nueva sub-marca "i". En ella se encuadran los vehículos más sostenibles de la marca bávara, que de momento solo la componen, el BMW i3 en sus variantes 100% eléctrica, y la REX  (autonomía extendida) con un motor de combustión que ayuda al eléctrico. Este i8 es un híbrido enchufable.



Su aspecto exterior tan poderoso cargado de fibra de carbono y plásticos duros de gran calidad lo hacen, como dije antes, objetivo de todas las miradas. Sus grandes dimensiones de 4.689 mm de longitud con 2.800 mm de batalla, 1.942 mm de anchura y tan solo 1.293 de altura, acaparan todas las miradas, lo que unido a sus formas imposibles, hacen que nunca pases desapercibido.

El frontal lo forma una doble parrilla plana, propia de BMW, junto a unos faros grandes y rasgados. En el centro, un Black Belt en forma de V, que envuelve dinamicamente toda la carrocería, desde el capó hasta la zaga.

En los laterales, las puertas de ala de gaviota de solo cinco kilos, aumentan aún mas la sensación de deportividad del conjunto, añadiendo unas llantas de 20 pulgadas de aluminio forjado, con neumáticos 195/50/R20 en el eje delantero y 215/45/R20 en el trasero (pequeños ehhh...) . Los voladizos quizá sean mínimos para un vehículo con tanta distancia entre ejes como este, pero bueno, no quedan nada mal. Su coeficiente aerodinámico resulta un Cx de 0,26. De todas formas a este modelo le sobran las palabras, sera mejor que miréis la imagen y seáis vosotros quien opinéis. ¡Su diseño es espectacular!.



Esta carrocería tiene tres conjuntos de piezas; El primero siempre será de color negro, formado por parte del capó, techo, portón y la parte posterior. El segundo conjunto lo forma el capó, los paneles laterales una parte del paragolpes delantero y del trasero, que pueden ir en cuatro colores (gris brillante, un Cristal perlado, Protonic Blue e Ionic Silver. El tercer conjunto son piezas repartidas por la carrocería. (mirar la imagen), y que pueden ir en color azul y Frozen Grey metalizado. Realmente podemos montar un tricolor de lo mas chulo.

Existen varios sistemas de alumbrado disponibles, uno de ellos es impresionante. Dos de Leds (uno mejor que el otro) y dos que combinan Leds y láser. Lo malo que el mejor de estos cuesta 9.000 euros, pero claro, tiene un porqué ya que consigue iluminar hasta 600 metros con la luz de carretera, duplicando el alcance por otros sistemas existentes. Las de cruce solo funciona con los Leds.
Esta luz láser, es emitida por tres diodos que convergen en uno, al pasar por una lente. El siguiente recorrido de este láser,  es por una lámina de fósforo luminiscente que transforma el color azul del haz en blanco, logrando así, que este láser no sea perjudicial para el ojo humano. Estos diodos láser son diez veces  más pequeños que los Leds, y dan 170 lúmenes por vatio respecto a los 100 que dan los Leds. Ahora entendéis los 9.000 eurazos extra ¿verdad?.

La estructura del i8 se basa en un bastidor de aluminio que contiene el grupo propulsor, y un habitáculo construido en plástico reforzado y fibra de carbono. Esto permite al i8 llevar un centro de gravedad extremadamente bajo y reducir la masa en orden de marcha a 1490 Kg, con un reparto de pesos de 50:50, por lo que estaríamos hablando de un coche ciertamente equilibrado.





El acceso al interior, no es la mejor de las virtudes del coche, porque al entrar tenemos que "saltar" el umbral de la puerta, un obstáculo grande y ancho que forma parte de la estructura de la celda del habitáculo, y tumbarnos en el precioso y esculpido asiento. Puede ser un problema para conductores gruesos, altos o poco ágiles. Incluso las mujeres con minifalda tendrán que tener cuidado de enseñar lo que no quieran que veamos... 


Es un vehículo 2+2 plazas, aunque de las traseras casi olvidaros. Tendréis que tiraros de cabeza por el hueco de la puerta para entrar en ellas, y básicamente por su tamaño solo sirven para trasportar alguna bolsa de mano, o algo similar. Pero bueno supongo que con la práctica todo sera más fácil. En las plazas delanteras una vez sentados no tendremos problema, son muy amplias y aceptan conductores que ronden los dos metros de altura.
El maletero situado en la parte trasera es justito, solo 154 litros, lo justo para alguna maleta pequeña. Se abre solo la luneta, desde la llave o desde un botón situado en la puerta.




El carácter deportivo del exterior, se integra perfectamente en el interior. Muchos elementos de fibra de carbono, invaden el habitáculo ofreciendo también molduras de color del tercer conjunto de la carrocería.
Dentro del BMW, la sensación, es de estar sentado en un coche de otra galaxia o de un concept car al que le queda mucho tiempo para comercializarse, tanto por la repleta tecnología que posee, como por esa luz de ambiente o sus modernos acabados. Bueno , y que al ponerle en marcha no vamos a oir ni un ruido, gracias a su motor eléctrico. Quizá para muchos de vosotros arrancar un deportivo de esta especie, y no oír nada, sea una aberración..., pero es lo que hay. Nuestra atmósfera os lo agradecerá.

La consola central alargada, esta alineada hacia el conductor, y todos los instrumentos, incluso sus dos grandes pantallas TFT ofrecen un manejo muy intuitivo. El controlador del iDrive esta estrategicamente en la consola central, junto a la palanca de cambios y el equipo de música.


Los tejidos del interior se ofrecen en materiales ligeros y reciclados. Dependiendo del acabado que elijamos: HALO, NESO Y CARPO, daremos mas o menos claridad al interior, jugando también con los contrastes. Estos tres acabados están compuestos por mezclas de pieles y telas obtenidos por diversos rincones del planeta.


Si a esto le añadimos esa luz de ambiente opcional, con tecnología Led, pudiendo alternar entre los tres colores disponibles; ámbar, blanco y azul, nos va a quedar un ambiente de lo mas exclusivo


En este BMW no solo impresiona su diseño ya que la mecánica que lo mueve va acorde con el conjunto.
Combina dos motores en paralelo, un tricilíndrico de gasolina con 1.499 cc, que desarrolla 231 CV y un motor eléctrico de 96 kw (131 CV). Combinando los dos, el híbrido BMW eDrive nos ofrece 362 CV con 570 Nm de par. No esta, pero que nada mal... 
El motor de combustión, va asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades, como el Mini Cooper S y sería más o menos como la mitad del motor de seis cilindros, que llevan, por ejemplo los BMW M3 o M4 de la marca.

Este motor y su caja de cambios se sitúan en la parte central trasera y el eléctrico va montado en la delantera. De esa forma cuando utilicemos solo el eléctrico, la tracción será delantera. La tracción sera trasera cuando usemos el de combustión y el combinado de los dos nos ofrece la tracción integral a las cuatro ruedas. Lógico, ¿no?.
La batería se encuentra en la parte central bajo los asientos y se puede cargar cuando circulemos con el motor de gasolina o con la  frenada re-generativa que también ayuda a mantener una mayor autonomía, pero lo mejor es enchufarlo a la red.

Necesitas unas dos horas,para cargar el 80% y casi 5 para llegar al 100%, Vamos; toda la noche, como mi móvil... Con el motor de combustión la carga se puede conseguir en 80% rodando durante 40 minutos tranquilamente por la carretera.

Arrancamos el i8 con un botón. Pulsamos el botón eDrive y si tenemos carga de batería empezamos a circular de "incógnito", lo único que escuchamos sera el rumor de los neumáticos contra el asfalto. Es muy silencioso, como es de esperar, en modo eléctrico. BMW asegura que conducirémos con esta tranquilidad durante 35 o 40 kilómetros en el caso de tener la batería llena, eso sí, sin llegar a alcanzar los 122 Km/h, que es ahí cuando arranca el de combustión.

El i8 se conduce igual que cualquier vehículo de gasolina automático, al iniciar la marcha se hace en un modo Normal (posición Confort) y es el propio vehículo quien gestiona la utilización de los dos motores. En este modo, también  podremos elegir la EcoPro, de mayor eficiencia, ya que solo usa el eléctrico.


Tenemos un i8 en nuestras manos. Esta muy bien eso de no contaminar y ser muy respetuoso con el medio ambiente, pero se trata de un superdeportivo y hay que exprimirlo...

Ponemos el modo Sport llevando la palanca de cambios hacia el conductor. El color de la instrumentación pasa de azul a rojo. Algo esta a punto de pasar..., porque hasta el indicador de carga de batería desaparece.
Aceleras a fondo. El motor tricilíndrico suena muy bien comparado a lo que conocemos en otros vehículos. Eso sí, gracias a una modificación electrónica realizada por los ingenieros bávaros, alcanza una velocidad punta de 250 Km/h limitada y los 100 desde parado les coge en tan solo 4,4 segundos.

Hay que acostumbrase a la frenada re-generativa, que es la otra opción  para cargar la batería en este sistema híbrido. Esta solución nos permite frenar más tarde para apurar en las curvas, porque ya está funcionando en el momento que soltamos el pedal del acelerador y hay que medir la pisada del pedal para no clavar las ruedas en el asfalto. Pero bueno, una vez acostumbrados a esto,  desconectando el control de estabilidad y de tracción (hacerlo solo en circuito cerrado, por si las moscas), el BMW i8 se comporta casi como cualquiera de su especie: Superdeportivos, capaces de pegarte al asiento en cada golpe de acelerador.

Sus consumos homologan 2,1 litros por cada cien kilómetros dependiendo claro, del botón de conducción que pulsemos. Utilizando el modo Sport con un ciclo combinando los consumos llegan a 8,2 litros, que no esta, pero que nada mal, para las prestaciones que es capaz de ofrecernos este vehículo.



Sin duda va a ser un coche, que gracias a su tecnología y diseño causará furor en las calles. No tiene la potencia de un  Ferrari, por ejemplo, ni nos ofrece la pasión que levantan este tipo de coches, pero te sentirás más ecológico conduciendo el i8, sin temor a que te señalen con el dedo acusador, como cuando las estrellas y la gente más "cool" se empeñaban en comprarse un Prius como segundo vehículo.

Con el i8 podremos ir a trabajar, a comprar o hacer cualquier recado, en un deportivo sin gastar un litro de gasolina, eso sí, siempre que el destino esté a menos de 40 kilómetros. Si queremos viajar, con el motor de combustión, nos olvidaremos de los miedos de agotar la batería. e incluso en un circuito podremos experimentar sin contemplaciones las sensaciones de un superdeportivo. Vamos; que en definitiva, en este BMW i8 son todo alegrías...

Alegrías he dicho... pero si somos capaces o tenemos disponibles 129.000 euros que es su precio, Pero bueno, con la ayuda del Plan Movele, que dan a los vehículos eléctricos, se nos queda "solo" en 126.000 euritos. Esto sí que es una alegría...

En definitiva, el i8 es un compendio de tecnología sin parangón que pasará a los anales de la historia por ser el primer vehículo deportivo "de verdad", que tiene los consumos de un urbano cualquiera. Gracias a su construcción en fibra de carbono y plásticos reforzados, el peso también es muy contenido y ayuda a que el diseño tenga unas formas inimaginables de realizar con una plancha de acero o aluminio.
Es bueno, bonito y... barato, pero en su utilización diaria, no a la hora de la compra, aunque la tecnología y el querer salvar al planeta pero con clase (como lo haría el mismísimo Batman); se paga.

Y si quieres gozar del aire puro, próximamente saldrá la versión para los que no temen al viento: El i8 SPIDER. Pero eso ya será otra historia...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC