Toma de contacto: BMW Serie 2 Active Tourer 218d.



Les ha costado pero al fin, podemos hablar de un monovolumen de BMW. Llamaba mucho la atención que no quisieran llevarse su trozo de pastel en un mercado en continuo ascenso de ventas y donde el Mercedes Clase B campaba a sus anchas dentro de las marcas premium y los Volkswagen Touran o Ford C-Max, por poner algunos ejemplos, son todo unos superventas del segmento.

Supongo que no querían hacerse a la idea de lo inevitable; un tracción delantera en la marca de Munich...

Basándose en la plataforma sobre la que se sustentan los Serie 2, han creado una variante con carrocería monovolumen y tracción delantera, pero sin perder en ningún momento el ADN de la marca, a pesar de todo. Versatil, compacto y dinámico, son las tres palabras con las que BMW define a este modelo. ¿Será tanto como dicen?.

Estéticamente es bastante atractivo ya que las sugerentes formas del Serie 2 se mantienen, solo que en un formato orientado a familias jóvenes que no se quieren hacer a la idea todavía de que su vida a cambiado y que necesitan más espacio para todo.

Aunque su habitabilidad no está nada mal, no podríamos decir que es excepcional, ya que la altura del vehículo no es mucha para mantener ese toque de deportividad que BMW imprime siempre a sus modelos. Si mides más de 1,80, encontrarás ciertas limitaciones a la hora de encontrar la postura ideal de conducción pero una vez conseguida, los asientos (en nuestro caso de cuero beige) son muy cómodos y sujetan muy bien el cuerpo.
Por cotas de anchura no hay problema y por espacio para las rodillas de los pasajeros del asiento trasero tampoco, lo que unido a que el túnel de transmisión ya no es tan voluminoso, cinco personas podrán acomodarse en su interior y "comerse" una buena "pila" de kilómetros sin agobiarse.



La calidad de los plásticos y materiales empleada es de lo mejor que hemos palpado últimamente y los ajustes son perfectos. Todo el habitáculo rezuma calidad y los pequeños detalles son los que más nos gustan al equipo de Motorproyect y diferencian a un coche muy bueno de uno bueno.

El cuadro de mandos está claramente orientado al conductor y todo nos queda muy a mano. El volante multifunción, de tacto muy agradable y con el tamaño justo, también ayuda a la hora de controlar el volumen de la radio, el control de velocidad o el Bluetooth sin soltar las manos. Para todo lo demás existe el mando i-Drive al lado de la palanca de cambios, con el que podremos variar algunos parámetros del coche de una manera intuitiva y muy simplificada.



También existe un pulsador con las nomenclaturas Eco-Pro y Sport el el cuadro central, que estamos deseando comprobar como funciona cuando lo probemos para todos vosotros la próxima semana. No tiene mucha pinta de que en el modo Sport nos vaya a entusiasmar mucho..., no es un coche diseñado para eso. Creo...

El equipamiento general es muy excelso y como siempre, se podrá completar con todo lo imaginable que encontraremos siempre en la lista de opciones, aunque de serie ya viene con muchos "gadgets" que nos harán la vida mucho más placentera mientras conducimos.

Los motores elegidos para el lanzamiento del Serie 2 Active Tourer son cuatro; dos de gasolina y dos diésel, con diferentes gamas de potencia.

El bloque de tricilíndrico de gasolina que monta el 218i emplea un 1.5 que genera 136cv y es capaz de acelerar de 0-100 Km/h en 9,2 segundos y alcanzar una velocidad punta de 205 Km/h. Esta mecanica mantiene unos consumos bastante contenidos, teniendo en cuenta su configuración, ya que están homologados entre 4,9 y 5,1 l/100 Km en ciclo combinado (0,2 litros más en el caso de montar el cambio automático Steptronic opcional).

El siguiente escalón lo ocupa un 2.0 Twin Power Turbo con dos gamas de potencia, 192cv con 280 Nm de par máximo y 231cv con 350 Nm. Es el que emplea la versión 220i y el 225i que en este caso, le permite acelerar hasta los 100 Km/h en 6,6 segundos hasta alcanzar su velocidad punta de 240 Km/h. Esta versión (la más potente de momento) admite la tracción total xDrive si así lo deseamos de manera opcional y monta la caja automática-secuencial de serie.

En cuanto a las mecánicas diésel también contamos con un tres cilindros de 1.5 litros y 116cv que correspondería al 216d y que se comercializará a partir de noviembre. Promete ser especialmente frugal, gracias a su configuración y a las soluciones Efficient Dynamics que empleará.

El  motor diésel de cuatro cilindros 2.0 lo montarán las versiones 218d y 220d con 150 y 190cv respectivamente. El primero será, previsiblemente, el más demandado (el que os mostramos en las imágenes y probaremos la próxima semana). Sus consumos son bastante parcos, quedándose entre los 4,1 y 4,3 l/100 Km, incluso si montamos el cambio automático opcional.
El 220d llegará también en noviembre y en este caso, también podrá recibir la tracción total y el cambio Steptronic de manera opcional.

El cambio opcional automático Steptronic dispone de ocho relaciones, pero de serie monta un cambio manual de seis marchas.



Tiene cuatro niveles de acabado: Advantage, Luxury, Sport y el último en llegar y más agresivo M-Sport, con precios sobre el acabado de serie de 1.800, 3.500, 4.900 y 5.400 euros más respectivamente.

Los precios parten desde los 27.900 euros para el 216d sin opciones, hasta los 40.800 euros que nos pedirán por el 225i y tracción xDrive.

Próximamente os contaremos nuestras impresiones en la prueba dinámica que estamos preparando y si es verdad eso que afirman desde la marca; ¿dinámico, versatil...?. Veremos.


Burgocar es el concesionario oficial de Mini y BMW en Burgos y está en:

Ctra Logroño Km 109

09007 Burgos

Tlf: 947 48 43 50

Enlace a web: Burgocar.es




Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC