Prueba: Nissan Pulsar 1.5 dCi



Siempre que hablamos de coches deportivos, las primeras marcas que nos vienen a la cabeza son Porsche o Ferrari y si ya eres muy retorcido y rebuscado, lo primero que dirás será Lamborghini o Aston Martin, pero casi nunca tenemos en cuenta a las creaciones procedentes de la isla de Japón como el Honda NSX apodado el "Ferrari japonés" o el increíble Nissan Skyline o como se le conoce en la actualidad GT-R, que con una carrocería "rechoncha" y su elevado peso, es capaz de "fundir" a todo un 911 o a un 458 Italia sobre cualquier tipo de tramo.

Lo mismo ocurre si preguntamos por marcas generalistas. Si tendríais que decirme una así, sin apenas pensar, la mayoría de vosotros seguro que me diría Ford, Renault, Opel, Citroën..., o incluso en alguna ocasión se escucharía Hyundai o Kia; pero dudo mucho que la primera marca que se os venga a la cabeza sea, por ejemplo, Nissan.

Y puede que sea normal, ya que desde el extinto Almera no ha existido una berlina o compacto como tal y se han centrado en vehículos de tipo "crossover" y pequeños monovolúmenes con mucho éxito como es el caso del Qashqai o el Nissan Juke, pero no se les puede considerar vehículos compactos como tal. Tienen lo mejor de ambos mundos, pero no llegan ni a ser auténticos compactos ni auténticos "crossover". Son solo un concepto híbrido entre los dos, pero que a funcionado muy bien.

El objeto de nuestra prueba dinámica de hoy es realmente un compacto y digno rival de su "primo" el Renault Mégane (con el que comparte muchos de sus componentes) y de otros compactos como el Opel Astra, el Ford Focus o el Seat Leon, por poner algunos ejemplos. El compacto que vamos a probar hoy es el Nissan Pulsar.

Su diseño exterior no es para nada rompedor, como lo puede ser el diseño del Juke, pero es que el público objetivo al que va dirigido el Pulsar no es muy amigo de los "experimentos". Realmente es tan discreto, que gustará a un amplio abanico de personas y de clientes tipo; desde jóvenes conductores que no tengan pretensiones muy "macarras", hasta personas de mediana edad con los hijos emancipados, a los que una berlina les parezca demasiado grande para el uso que le van a dar.

Lo de "macarras" lo he dicho, porque el Nissan Pulsar no es precisamente un coche que llame la atención. De hecho, su diseño es bastante conservador y mantiene ciertas reminiscencias con sus hermanos. Por ejemplo, en la zaga no se han "liado" mucho y al primer golpe de vista lo podemos confundir con un nuevo Qashqai, ya que comparte pilotos traseros y casi hasta la misma forma del portón del maletero. Aun así; me parece que tiene un cierto aire atractivo y bastante más poderoso que cualquiera de los compactos de la marca japonesa en los últimos años.


Solo se comercializará en carrocería de 5 puertas, que es la más práctica y accesible, aunque depende las ventas que tenga, probablemente se puedan plantear una versión un poco más Sport con 3 puertas, aunque eso ya son conjeturas mías...

En un principio, tan solo habrá dos motorizaciones disponibles; una diésel y una gasolina. Ambas son mecánicas muy frugales y con la potencia suficiente para mover con soltura el conjunto. Nuestra unidad contaba con el motor diésel de 110cv y 260Nm de par máximo, con el que homologa unos consumos ínfimos de tan solo 3,6 l/100 Km, aunque ya sabemos que en la práctica no bajaremos de los 5 litros casi nunca en una conducción normal. Esto es debido también a que nosotros cuando hacemos una prueba, la hacemos a conciencia, ya que no disponemos de los vehículos por mucho tiempo y hay que aprovechar cada minuto en el que estamos con el coche..., ya me entendéis...
Tampoco ayudan unas enormes ruedas de 17" con unas llantas ciertamente bonitas, que montaba nuestra unidad de pruebas.

El motor de gasolina corresponde a un 1.2 DIG-T que genera 115cv y 190Nm de par máximo con un consumo de combustible en ciclo combinado de tan solo 5 l/100 Km. Próximamente se podrá asociar este motor a una caja de cambios automática X-Tronic y aparecerá una mecánica de gasolina más potente para los más deportivos, con 190cv.

La verdad es que nuestro motor es ya un viejo conocido de la alianza Renault-Nissan y destaca por su frugalidad y su buen funcionamiento, aunque se nos antojaba un poco ruidoso. Sus 110cv son más que suficientes para mantener un buen ritmo de marcha, aunque este queda penalizado por el desarrollo del cambio de seis relaciones.

Su tacto es bueno, aunque no puedes dejar "morir" al motor y esperar que, incluso en tercera, el coche salga como alma que se lleva el diablo. Le falta ese "punch" que sí que tienen otros modelos de la misma categoría y motores similares. No me entendáis mal; es idóneo para realizar una conducción relajada y anticipándose a los ciclos de la vía y esos desarrollos nos ayudarán a conseguir esas cifras de consumo que nos anuncian desde la marca, pero nunca será un coche para ir al "ataque"...

Y con este último comentario, tampoco me malinterpretéis, porque si utilizamos el cambio como es debido, en carretera abierta se comporta de manera muy noble incluso a altas velocidades. Se muestra mucho más aplomado que su "primo" el Megane, que cuida mucho más el confort de marcha.
Las suspensiones del Pulsar son perfectas para realizar largos viajes sin que se perciban movimientos extraños ni sacudidas dentro del habitáculo, pero a su vez, sujetan muy bien a todo el conjunto cuando realizamos una conducción más que deportiva y nos aventuramos a comprobar los límites de la física en las curvas. En ese aspecto nos sorprendió, y mucho...

La dirección se mostraba muy directa aunque he de decir, que el tacto del volante multifunción, así como su tamaño, desmerecía un poco las buenas vibraciones que me estaba dando en general este coche. Los frenos son bastante potentes y tienen un gran mordiente, además que se dosifican a la perfección cuando realizamos esa conducción un poco... digamos... "destroyer".

Aunque no es un coche diseñado para estos menesteres, ni tiene planeado competir con ningún GTI, ST, OPC o similares (ya vendrá el Nismo para eso...). Es un coche devorador de kilómetros y eso lo demuestra por sus motores y también por su habitáculo.



Con una longitud de 4,38m, el espacio interior es una de sus mejores bazas. Todas y cada una de sus plazas son muy cómodas y muy amplias, siendo los pasajeros de las traseras los que más se benefician en este aspecto, ya que cuentan con una de las mejores cotas para las piernas del mercado actual. El maletero entra dentro de las capacidades que se barajan en este segmento y en este caso, sus 385l son suficientes para albergar las maletas de todos los que viajemos en él.

El puesto de mando cuenta con un diseño continuísta y solo se ve "roto" por un diseño un poco más elaborado en la parte superior del salpicadero. Los mandos de la consola central están muy a mano del conductor, lo cual es de agradecer y tanto la pantalla táctil de 5,8" como los mandos de la climatización está a un solo movimiento del brazo. Lo que queda en una posición inusual es el botón de arranque que está en la parte más baja de esa consola.


Por lo demás, los asientos son muy cómodos, la postura de conducción se encuentra muy fácilmente y el equipamiento disponible tanto de serie como en opción es bastante extenso dentro de esta categoría de compactos y podríamos contar con elementos como el climatizador bizona, sensores de lluvia y luces, sistema de ayuda al aparcamiento con visión perimetral a vista de pájaro de 360º, tapicería de cuero, asientos calefactados, lunas tintadas, ordenador de a bordo, sistema multimedia con navegador, sensor de presión de los neumáticos, control de velocidad activo, asistente de cambio involuntario de carril, sistema anti-colisión frontal, control de ángulo muerto (que forman el paquete de Escudo de Protección Inteligente) o el control de trazada activo.

También tenemos un amplio catálogo aftermarket con el que poder personalizar nuestro Pulsar con diferentes diseños de llantas, diferentes molduras y diseño de los parachoques, alerones, diferentes colores en la carrocería, barras para el techo, porta-bicicletas...

Conclusión final.

El nuevo Nissan Pulsar es comparable al Honda Civic del que ya dimos buena cuenta en una de nuestras pruebas dinámicas. Es un coche que lo hace todo bien, pero que no destaca en nada.


Tiene unos motores suficientes y eficientes para mover al conjunto con cierta soltura y con unos consumos a nivel general, muy asumibles. Son mecánicas muy contrastadas y fiables, así que ya no existirán los posibles "fallos" que puedan surgir en el lanzamiento de nuevos motores y por lo tanto, podemos contar también con un ahorro en quebraderos de cabeza...

El habitáculo es excepcionalmente amplio teniendo en cuenta el tamaño del compacto japones, aunque se le ha dado mayor preferencia a los pasajeros que al volumen del maletero, que solo lo podemos considerar de suficiente.

Los materiales utilizados en los guarnecidos y salpicadero, son plásticos con cierta prestancia y unos ajustes a priori, bastante buenos, con un buen tacto, pero que son proclives a acusar el desgaste del uso diario con el tiempo.

El equipamiento disponible también colmará las expectativas del consumidor medio y los elementos exclusivos de la marca, como el escudo de protección inteligente o el sistema de asistencia al aparcamiento con visión de 360º, son elementos muy prácticos y que nos evitarán más de un disgusto en forma de arañazos o golpes tontos en ciudad.

Su conducción dinámica es también, junto a su habitabilidad, uno de los puntos fuertes del Nissan Pulsar. Si bien no es un coche que te inspire velocidad, el tarado de las suspensiones es el ideal, tanto para circular a ritmo normal y disfrutando del viaje, como para hacer nuestros pinitos en un tramo con curvas sin apenas despeinarnos. Es confortable, pero el indice de seguridad que nos ofrece en situaciones un poco forzadas es también digno de mencionar.

Por fin podemos hablar de un compacto auténtico en el seno de la marca japonesa. Con un diseño atemporal, pero con un cierto atractivo; un equipamiento extenso, unas cualidades dinámicas muy bien calibradas, una habitabilidad sorprendente y un precio de partida de a partir de 17.450 euros, lo hacen un coche muy apetecible para muchos tipos de conductores, de diferente rango de edad y con diferentes ratios de utilización.


Puede ser el coche perfecto para alguien que se acabe de sacar el carnet de conducir, o para una pareja joven sin hijos, o para un prejubilado que no necesita "más coche" en su día a día... Realmente cubre las necesidades de una amplia población, así que no dudo que a este nuevo compacto de Nissan le salgan muchas "novias"... Por lo menos aptitudes sí que tiene...

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC