PEUGEOT 208 GTI 30 Aniversario. Quien lo pillara...


Su puesta de largo en las concesiones ha arrancado este mes de noviembre, a un precio más que interesante, teniendo en cuenta que es una versión especial. Se ofrece por tan solo 26.780 euros.

Peugeot presentó al público el 208 GTI 30th con motivo del Salón del Automóvil de París
30 años después de que el primer 205 GTI se puso a la venta en el año 84, Peugeot construye el mito, con una versión más radical del deportivo 208 GTI. Realmente es el GTI mas agresivo fabricado por Peugeot Sport.

Esta factoría siempre a dejado una marca imborrable, en el panorama de los automóviles deportivos. Este ADN sigue vivo en la sangre de este 208 GTI, exactamente igual que en el RCZ y en la versión R puesta a punto por Peugeot Sport. 

En el momento en que Peugeot festeja el 30º aniversario del lanzamiento del 205 GTI, el 208 GTI se somete a las expertas manos de esta división deportiva, para recibir un enfoque, tanto interior como exterior, más radical o agresivo. Este coche ha nacido para los amantes de las siglas GTI, pero que no se quieren conformar solo con eso.
  
Nervio, elegancia y mucha exclusividad, es lo que ofrece esta maquina francesa.

Lógicamente este 208  sólo podría vestirse con colores que identifican claramente el universo deportivo en el que se inscribe. La interpretación que combina el rojo y el negro en una edición bi-materia es única e innovadora.




La parte delantera está pintada en negro texturado que contrasta con un rojo inédito barnizado en la parte trasera. Los dos colores quedan delimitados por un corte limpio y oblicuo visto por primera vez en el concept car Onyx y reinterpretado posteriormente en los concepts: nuevo 308 R y Exalt. El 208 GTi 30th estará también disponible con el color alto de gama Blanco Perlado Nacarado y en Rojo Ruby, colores históricos entre los GTi de otras generaciones.

Como estamos viendo en la imagen, su carrocería realza y luce el temperamento exclusivo tan significativo de todos aquellos que portan las siglas GTI. Tiene una altura libre rebajada en 10 mm, sus vías (22 mm más ancha delante y 16 mm detrás) y sus grandes ruedas le procuran una postura más asentada en la carretera y muestran, sin ninguna posibilidad de duda, para lo que esta fabricado este modelo.

Los brillantes y elegantes cromados del 208 GTI dejan su sitio en el 208 GTI 30th a elementos en negro mate que le dan un aspecto más agresivo. Delante, encontramos ese color negro en el junquillo que enmarca la parrilla, en los adornos de los faros antiniebla y en las carcasas de los retrovisores.

En el perfil, su postura rebajada está subrayada por el negro mate de los bajos de caja y los pasos de rueda ensanchados que cubren unas ruedas inéditas de 18" cuyas llantas negro mate alojan, delante, grandes pinzas de freno rojas específicas firmadas por Peugeot Sport.

El marco de los cristales, termina en una firma que rinde homenaje al 205 GTi, es también de color negro mate, mientras que el embellecedor del montante trasero exhibe el logotipo “208 GTi 30th”.



Detrás, el escape termina en una salida doble cromada de forma redondeada que firma el sonido bronco y elegante de su nuevo motor de gasolina junto a la rediseñada línea de escape.


EL INTERIOR SE VE DESBORDADO DE DETALLES
DEPORTIVOS.

De acuerdo con el aspecto exterior y el dinamismo del coche, el habitáculo anuncia el registro deportivo más radical desarrollado con este  GTi 30th.



La decoración en rojo degradado hacia negro del 208 GTi pasa a ser en negro lacado. Las contrapuertas en negro con pespuntes rojos combinan con los cinturones de seguridad. Las alfombrillas rojas alto de gama y los asientos baquet delanteros con una forma específica están firmados por Peugeot Sport. Estos asientos están tapizados en una mezcla exclusiva de materiales, especialmente de Alcantara con TEP negro, y pespuntes en rojo y una malla negra salpicada de rojo.

Por ultimo, una placa numerada con la mención “208 GTi 30th” situada en el techo confirma la pertenencia de cada unidad a esta edición de aniversario.

Este 208 GTi 30th ofrece unas sensaciones de conducción más intensas con su nuevo motor 1.6 THP que desarrolla una potencia de 208 CV (curiosa coincidencia...) y un par elevado hasta los 300 Nm.
Monta una caja de cambios manual de 6 velocidades, con un diferencial de deslizamiento limitado Torsen y unas suspensiones específicas, para conseguir una motricidad y una eficacia impresionantes.

En el apartado de la motricidad, la potencia y el par se transmiten a las ruedas a través de una caja de cambios manual de 6 velocidades con una relación específica y a un diferencial de deslizamiento limitado Torsen (ambos procedentes del RCZ R) que permitirán explotar todo su potencial.

El ESP y el control de tracción, se han reprogramado, para que resulten menos intrusivos en la conducción, para así liberar motricidad y permitir trabajar al diferencial. La aportación del este diferencial y de la estabilizadora delantera reducida, se notan particularmente en las aceleraciones en curva que permiten mantener trayectorias cerradas, y en las fases de frenada, con un aumento de la estabilidad.

PODREMOS IR MUY RÁPIDO, CON TODO EL CONTROL EN NUESTRAS MANOS.


Su centro de gravedad rebajado, una geometría de suspensiones modificada (vías, convergencia, llantas media pulgada más anchas) y unos neumáticos Michelin Pilot Super Sport 205/40 ZR 18 optimizan la adherencia y garantizan un comportamiento en carretera impresionante.

La dirección ha sido también objeto de una calibración para circuito y para carretera. El objetivo era obtener una asistencia lineal, de acuerdo con el planteamiento deportivo del coche, y que tuviera en cuenta los efectos inducidos por el diferencial Torsen.

Combinada con nuevos tarados de amortiguadores y unos muelles endurecidos y con una barra estabilizadora retrasada, la dirección es muy informativa. El conjunto ofrece al mismo tiempo precisión y agilidad.

Dispone de un sistema de frenos a la altura de las prestaciones obtenidas. Los discos delanteros de 323 mm de diámetro y 28 mm de grosor disponen de pinzas Brembo fijas de cuatro pistones.

El temperamento deportivo está latente, y se traduce a si mismo en cifras, con un 0 a 100 km/h realizado en 6,5 segundos y los 1.000 metros con salida en parado en 26,5. Las recuperaciones son, del mismo modo, muy buenas y el coche pasa de 80 a 120 km/h en 6 segundos con la quinta marcha engranada.


Las sensaciones de conducción son salvajemente  desbordantes, unidas a un comportamiento seguro y exageradamente divertido.

El cosquilleo empieza en el momento de sentarse al volante de este 208 GTi 30th. Para el conductor, la responsabilidad, de llevar en sus manos 30 años de historia de un GTI, soñado por muchos de los mortales, puede que le pase factura, y no sea capaz de exprimir al máximo los 208 CV que hay bajo el capó.

Por eso los chicos de Peugeot Sport, nos lo van a poner mas fácil. El volante, de dimensiones compactas, nos ayuda a encontrar la posición de conducción idónea enseguida, mientras nos acomodamos en sus baquets de perfecta factura y con una gran sujeción. Nos sentiremos como uña y carne sentados en en sus asientos extremamente deportivos
La instrumentación, como ya conocemos, está en una posición elevada para facilitar su lectura, sin apartar la mirada de la carretera, aunque todavía nos hace falta acostumbrarnos.

Peugeot no podía celebrar los 30 años de la aparición del GTI de mejor manera, con un coche como el 208 ultravitaminado, "endurecido" y muy, pero que muy "juguetón". Ya no se puede pedir más.

¡YA POR ÚLTIMO SOLO NOS QUEDA DISFRUTAR!




Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC