Honda y su i-ACC



Parece de ciencia ficción, pero Honda introducirá en el mercado el primer sistema de control de crucero predictivo del mundo, conocido como control de crucero adaptativo inteligente (i-ACC), capaz de predecir y reaccionar automáticamente ante la incorporación de otros vehículos delante del nuestro sin respetar la distancia de seguridad.

El sistema i-ACC, basado en exhaustivas investigaciones sobre los diferentes estilos de conducción europeos, emplea una cámara y un radar para detectar la posición de otros vehículos en la carretera. A continuación, aplica un algoritmo para calcular la probabilidad de que los vehículos de los carriles contiguos se incorporen delante del nuestro sin respetar la distancia de seguridad evaluando las relaciones entre los diversos vehículos, de manera que, al estar equipado con esta tecnología, es capaz de reaccionar con rapidez, seguridad y comodidad. Y a mi de pequeño que no me gustaban las matemáticas, y mira para lo que sirven también...

El nuevo Honda CR-V para Europa será el primer modelo de Honda en incorporar el i-ACC en los próximos meses, un sistema que complementa al ya existente sistema de control de crucero adaptativo (ACC).

Los sistemas ACC tradicionales mantienen una velocidad longitudinal previamente seleccionada, que se reduce únicamente para mantener la distancia de seguridad con respecto al vehículo que circula por delante. No obstante, si un vehículo se incorpora a nuestro carril delante de nuestro coche sin respetar la distancia de seguridad, el sistema ACC tradicional reacciona más tarde, además de requerir una mayor fuerza de frenado, lo que en más de alguna ocasión, hemos comprobado con alguno de nuestros vehículos de prueba que incorporaban este sistema.

El sistema i-ACC es capaz de detectar la probabilidad de que el vehículo que se incorpora delante del nuestro no respete la distancia de seguridad hasta cinco segundos antes de que ocurra, así que se ha diseñado para reaccionar con mucha suavidad para no sobresaltar al conductor, que podría no ser consciente aún de ello. Vamos; lo que viene siendo predecir el futuro...
En este caso, el sistema acciona inicialmente los frenos solo ligeramente y aparece un icono en la pantalla del conductor para informarle del motivo de la desaceleración. Entonces, procede a aplicar una frenada más notable para adaptar la velocidad de manera que se alcance la distancia de seguridad correspondiente. El responsable y artífice del sistema i-ACC en Honda, comenta que "con el sistema i-ACC, los sistemas de control de crucero alcanzan un nivel completamente nuevo al ofrecer lo que denominamos 'seguridad predictiva'".
El sistema i-ACC reconoce también en qué lado de la carretera se encuentra el vehículo equipado con el mismo (ya se trate de un coche con el volante a la izquierda o a la derecha) y detecta automáticamente qué vehículo de los más cercanos es al que hay que prestar más atención en cada momento.
Este sistema es el resultado de un proyecto de investigación y desarrollo propio de Honda, llevado a cabo por un equipo internacional en Europa y Japón, y específicamente diseñado para las carreteras europeas, ya que las investigaciones sobre el comportamiento del conductor para desarrollar el algoritmo correspondiente se realizaron por toda Europa.

El responsable del sistema i-ACC apostilla que supone una innovación importante y un gran paso hacia una nueva generación de sistemas de asistencia al conductor que prevén el comportamiento de otros usuarios de las vías.


Queridos amigos y seguidores de Motorproyect.com, aprovechemos estos momentos juntos, ya que con este y otros tantos avances tecnológicos que estamos viendo, el vehículo autónomo está a la vuelta de la esquina y el factor humano quedará relegado a un segundo plano. En poco tiempo ya no os podremos hablar de las sensaciones que nos produce un coche u otro...; van a conducir ellos mismos...

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC