MERCEDES AMG GT Y GTS. Directamente desde Affalrerbach.



Las primeras unidades estarán disponibles en primavera del 2015. Tras el impresionante alas de gaviota, el Mercedes Benz SLS AMG, este AMG GT o "baby" SLS, es la segunda obra maestra producida íntegramente en Affalterbach, en los talleres artesanales de los chicos de AMG.

Este baby SLS se gana a pulso este apodo, ya que realmente parece el hermano pequeño del SLS, exceptuando el sistema de apertura de puertas, quizá un poco incómodo, pero que era un guiño al mítico 300 SL Guldwing del pasado.

En este GT, han sido sustituidas por unas de apertura convencional, ademas de ser mas pequeño, barato, ligero y mantener esos aires de deportivo poderoso que tiene su hermano mayor.

Estará disponible en España por 141.800 euros en su versión GT y 163.400 la versión más radical GTS, como precio base, ya que hay numerosa opciones disponibles para añadir a nuestro antojo.
El primer año de lanzamiento y como viene siendo habitual, saldrá una versión especial llamada Edition 1, disponible por 181.170 euros con mejoras estéticas, tanto interior como exteriormente.



SU COMETIDO ES SIN DUDA, MERENDARSE AL 911 DE PORCHE


Líder en ventas en este inframundo de los GT, aunque también este nuevo AMG sera rival directo, del Jaguar F-Type, el Audi R8 incluso llega para hacerle sombra al Aston Martin Vantage V8.


Estamos hablando de un deportivo de 4,56 metros, por lo que se trata de un un coche mediano en el segmento, con una altura reducida de 1,28 m y una anchura de 1,93 m. Su distancia entre ejes de 2.630 mm y su reducido peso de solo  1.540 kilogramos, deja claro para lo que esta pensado este AMG.

Su chasis es de aluminio y solo pesa 231 Kg y el reparto del peso total del conjunto entre los dos ejes, está estudiado para ofrecer un dinamismo en la conducción impresionante. Cuenta con un 47/53 eje delantero y trasero, lo que es prácticamente un equilibrio perfecto.
La suspensión trasera de doble triangulo y las rótulas de dirección están también fabricadas en aluminio, que contribuye a esa reducción del peso.



Su esbelta carrocería esta exenta de lineas de tensión y ángulos rectos, eso sí, están cargadas de lineas orgánicas muy fluidas. 
Los diseñadores han creado, lo que ellos denominan, un Clásico Instantáneo, preparado para perdurar durante muchos años y que los coleccionistas se "peguen por él" en las subastas de cualquier rincón del planeta. Pero bueno, eso el tiempo lo dirá...


Los pasos de rueda trasero, he oído por ahí, que se asemejan a los de  su competidor mas directo, el 911, eso os lo dejo a vuestro criterio. Yo juzgando el contorno en general, observando su capó alargado, su llantas de 19" sus nervios laterales capaces de colocar el viento en su sitio correcto a su paso y una carrocería aún mas pegada al suelo que en el SLS, solo se me ocurre pensar que estamos ante un autentica "bala" capaz de dejar su rastro por todas las carreteras que atraviese.

El sistema de frenos lleva discos de 360mm en la versión GT y 390mm en el GTS en el eje delantero. Opcionalmente podemos poner discos cerámicos de 402mm, con pinzas de color amarillo en vez de rojas. En el eje trasero la medida es de 360mm para las dos versiones.
Los neumáticos cambian según la versión: el de 462 CV monta llantas de 19" en los dos ejes con medidas de 255/35 en el delantero y 295/35 en trasero. El GTS aparte del neumático, también cambia el diámetro de la llanta segun el eje con 265/35/ZR19 el delantero y 295/30ZR20 el trasero.


Su interior bi-plaza, roza la perfección. La exclusividad y su calidad de  acabados, unidos a los materiales utilizados, le hacen alcanzar una nota de un once sobre diez.

Su salpicadero, basado en la industria aeronáutica, junta el ala de un avión en el lado del pasajero, con las salidas de aire del climatizador simulando las turbinas.
Practicamente todo esta tapizado en cuero bi-tono (negro junto a camel, rojo o gris), que alcanza hasta la zona del túnel central que también está tapizada. Lo que no tiene cuero, lleva acabados como el cromo plateado, fibra de carbono mate y brillante y fibra de vidrio en plata mate.

Tanto los bordados, como el tacto, nos hace prever que estamos ante una pieza que hacía mucho que no veíamos en Mercedes. Los artesanos de AMG  han dejado su huella a lo mas alto standing en este GT y eso, hay que valorarlo y pagarlo, claro está...

Montando en el interior, bueno; tirándonos a los asientos (ya sabéis que estos coches tienen los asientos muy bajos), disfrutaremos del sorprendente espacio disponible para los dos ocupantes. ¿Como puede ser tan amplio y cómodo?, será un secreto de la estrella...

El cuadro de mandos destaca por un volante achatado y muy ancho, una gran pantalla multimedia de 7 u 8,4" en función de si monta el sistema Command Online en el centro del salpicadero y un sinfín de mandos y botones para manejar todo el apartado tecnológico en el túnel central.

Este bi-plaza puro cuenta con un mas que generoso, maletero de 350 litros detrás de los asientos con mucha profundidad y longitud. Además, también encontramos una barra protectora para evitar que el equipaje se eche encima de los ocupantes en una situación, digamos...; comprometida.
Seremos capaces de meter en él dos maletas bastantes amplias, incluso, las bolsas de los palos de golf, ya que seguro que muchos de los propietarios disfrutan de este deporte.

Los equipamientos de serie para este GT son los que ya montan casi todos los Mercedes de última generación: Attention Assist, para controlar el comportamiento del conductor con síntomas de fatiga. Collision Prevention Assist Plus, capaz de avisar al conductor y detener el coche automáticamente en caso de posible colisión, sistema de alerta por cambio de carril involuntario, reconocimiento de señales, avisador de objetos en el ángulo muerto... y un largo etc propio de la casa alemana. Existen opcionalmente también, un kit de carrocería con piezas en fibra de carbono, y un gran techo acristalado.


El motor utilizado para empujar este pequeño demonio, va a ser un V8 Biturbo de 4 litros sobrealimentado, que lleva ya desde agosto produciéndose artesanalmente en la línea de ensamblaje de Affalterbach.
Este M178, llamado así internamente en AMG, tiene el objetivo de sustituir al V8 atmosférico de 6.208 cc que montan casi todos los AMG incluido el hermano mayor de este; el SLS.
Este nuevo motor se ha fabricado exclusivamente para este modelo, y sera utilizado mas adelante para otros Mercedes de carácter deportivo, como puede ser los futuros C63 AMG del año 2016.


La versión GT de 462 caballos acelera a los 100 en 4 segundos y alcanza la velocidad de 304 Km/h y tiene una relación peso/potencia de 3,33 Kg/cv. Su consumo, como siempre aproximado, homologado por la marca es de 9,3 litros/100 Km.

El GTS, la variante mas enérgica, alcanza esos 100 Km/h con sus 510 CV en unos fugaces 3,8 segundos, alcanzando la velocidad punta de 310 Km/h. Su relación peso/potencia es solo de 3,08 Kg/cv, alcanzando unos consumos de 9,4 litros a los 100 Km. Además de la potencia, el cliente podrá elegir entre amortiguadores normales o pilotados electricamente, un diferencial de bloqueo mecánico o electrónico e incluso la aerodinámica la puedes elegir para que esté más optimizada.

La caja de cambios de serie, es una AMG Speedshift DCT con 7 relaciones, que permite la conducción automática o secuencial. Combinándolo con el AMG Dynamic Select podremos cambiar de modo de conducción, de más a menos deportiva, según nuestro estado de animo en el momento.

El modo C es el básico, el S suaviza la suspensión pero afina mas la respuesta del cambio, acelerador y otros elementos. y ya por encima se encuentra el S+  y el I, que ya os podéis imaginar de lo que son capaces... potencia explosiva, pero controlada en cierto modo.
Tranquilos amantes de los circuitos, también podemos desconectar el modo automático y ponerlo en modo RACE,  para disfrutar de una conducción no apta para amateurs. El ESP como es lógico es desconectable en este caso.


El Ride Control, permite ajustar a nuestra manera la suspensión entre 3 configuraciones y la gestión de motor y cambio entre; Confort, Sport y Sport Plus.
Con este sistema también tenemos la opción de gestionar el ESP en tres modos; ON, Sport Handiling y Off. Este Ride Control esta disponible de serie en el GTS y es opcional en el GT.

A esto podemos añadir el paquete AMG Dynamic Plus, digno complemento para un coche de competición, (solo en el GTS) que utiliza soportes en el motor que son capaces de gestionar su dureza en un milisegundo por medio de un sistema informático y que además nos ayudarán a no perder el control en cada curva y aceleración extremas. Este paquete también incluye la suspensión dinámica, capaz de reducir el balanceo de la carrocería y así mejorar la dinámica del coche en tramos revirados, mejorando la precisión de dirección y la estabilidad lateral. Sin duda lo tendremos todo controlado en cada momento.

La versión GTS monta un escape de alto rendimiento con variación de sonido. Podemos pasar de las melodías broncas que tanto nos gustan, hasta las favoritas de nuestros queridos vecinos; suaves y armoniosas. Todo esto gracias al sistema de gestión Drive Unit de AMG.

Está claro que este Mercedes AMG GT es uno de los mejores deportivos de los últimos años fabricado en Affalterbach y tiene casi asegurada una plaza en el podium entre su rivales mas directos, en donde el 911 es su némesis, aunque hasta primavera no lo podamos comprobar. Aquí os dejo un vídeo para que vayáis abriendo boca.

FELIZ AÑO A TODOS NUESTROS LECTORES Y SEGUIDORES 











Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style