Peugeot 308 GT. Un punto más de diversión.

Peugeot presenta la versión GT del Peugeot 308 y 308 SW. Estas siglas son sinónimo de rendimiento dinámico y prestaciones, diseño deportivo y experiencia de conducción. El Peugeot 308 GT está ya a la venta en la red comercial de Peugeot desde 27.750 euros para la carrocería de 5 puertas sin opciones.



La gama 308 GT cuenta con dos versiones: 308 GT 180, equipada con el motor 2.0 BlueHDi de 180 CV, y 308 GT 205, con el bloque gasolina 1.6 THP 205 CV y sistema Stop/Start. Cada una de ellas estará disponible tanto para la berlina como para la carrocería SW.

Los consumos para ambos motores son los siguientes:
  • GT 205 1.6 THP 205 S&S: 5,6 l/100 km en berlina y 5,8 l/100 km en SW.
  • GT 180 2.0 BlueHDi 180: 4,0 l/100 km en berlina y 4,1 l/100 km en SW.
Además de estos motores, ya adaptados a la exigente normativa Euro6, el 308 GT presenta un chasis con reglajes específicos para soportar los nuevos requerimientos y que el conductor disfrute también de una conducción dinámica, acorde con estas nuevas mecánicas tan poderosas. Los ingenieros han utilizado todo el saber hacer de la marca del león para conseguir una relación peso/potencia de 5,85 kg/CV y que realiza la aceleración de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos (en la versión 308 GT 205).

Las suspensiones reciben reglajes específicos de acuerdo con los motores y el espíritu del coche. El tarado es deportivo, con una excelente sujeción de la carrocería para evitar el balanceo pero manteniendo un elevado nivel de confort, algo que nunca puede faltar en todo Peugeot que se precie.


Los ingenieros han regulado el conjunto de parámetros para asegurar una conducción precisa en todos los tipos de carretera con un comportamiento seguro sin un subviraje o un sobreviraje impredecibles. Así, los amortiguadores se adaptan de manera instantánea al tipo de conducción practicado.

La exclusividad y deportividad del Peugeot 308 GT surge, a primera vista, de su diseño. Las funciones de iluminación se confían por completo a luces de LED, así, para ofrecer una visibilidad óptima en toda circunstancia, los faros de gama alta se componen de elementos de 62 LED.

La deportividad de su imagen se transmite también mediante detalles como sus intermitentes progresivos (que son la última moda...), los retrovisores lacados en negro, los embellecedores de los bajos, las llantas diamantadas de 18” o su exclusivo color Azul Magnético.

Visto por detrás, el 308 GT destaca por su fuerte presencia debida, esencialmente, a su difusor de color negro lacado y a su decoración de tipo escape doble. La firma GT está presente en la parrilla, el portón trasero y las aletas delanteras, para que todo el mundo sepa que conducimos una versión especial.

Si nos adentramos en su interior, encontramos un ambiente deportivo y elegante con el techo y los recubrimientos interiores en las partes altas en color antracita, pespuntes rojos, aluminio en los pedales, acero inoxidable en los umbrales de las puertas o materiales como la combinación de TEP y Alcántara o el Cuero Club Nappa.


El Peugeot 308 GT adopta el puesto de conducción Peugeot i-Cockpit, una innovación que permite una conducción natural, ergonómica, intuitiva y segura, además de intensificar las sensaciones al volante. Situada en el ángulo de visión para no tener que apartar la vista de la carretera, la instrumentación exhibe un nuevo fondo con un motivo ajedrezado.

Al poner el contacto, el conductor recibe un mensaje de bienvenida con las siglas GT y la pantalla táctil de la consola central muestra un nuevo tema de presentación con dominante rojo llamado Redline.



Las emociones se amplifican mediante el Driver Sport Pack, de serie en ambos motores. Este equipamiento multiplica la vivencia de los amantes del automovilismo actuando sobre parámetros como:
  • Sonoridad del motor amplificada y más deportiva.
  • Instrumentación con iluminación en rojo.
  • Presentación en la instrumentación de la potencia y el par utilizados, de la presión de sobrealimentación y de las aceleraciones longitudinal y transversal.
  • Dirección asistida más firme y reactiva.
  • Cartografía del pedal del acelerador con reacciones más vivas.
  • Velocidad superior de la caja de cambios automática de seis relaciones.
  • Levas en el volante con la caja de cambios automática.

Al igual que en el Peugeot 308 y Peugeot 308 SW "normales", la calidad en la versión GT es una de sus máximas prioridades. Tanto la calidad percibida (mediante el uso de materiales, su imagen o disposición de elementos) como su fiabilidad, están al nivel más elevado. Un pliego de condiciones que da lugar a una berlina perfecta para los amantes de la deportividad y para los que buscan exclusividad y diferenciación.

No es un GTi pero... ¿no os lo compraríais? 



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style