Porche Cayenne Turbo S. ¿Querías taza? Pues taza y media...



En el Salón Internacional de Detroit, Porsche ha presentado el nuevo Cayenne Turbo S, el modelo cumbre en la gama de este SUV deportivo. Su renovado motor V8 biturbo de 4.8 litros desarrolla ahora, la friolera de 570 caballos y tiene !!800 Nm de par!!.
El chasis, se ha puesto a punto para obtener el máximo dinamismo en la conducción y se le ha equipado con una amplia gama de sistemas de control, haciendo del Cayenne Turbo S un verdadero atleta. El tiempo conseguido en la vuelta al mítico circuito de Nürburgring Nordschleife es de 7:59.74 minutos, lo que para un vehículo de estas dimensiones y peso, es realmente una hazaña. El Cayenne ha establecido aquí un nuevo récord en la categoría de los SUV, además de demostrar que todos los Porsche son auténticos deportivos, incluso en este segmento de vehículos. Hace poco tiempo se batió el record con un Range Rover Sport ultra-vitaminado y ahora Porsche se lo ha arrebatado; ¿os suena la historia?, sí hombre..., con un León y un Mégane...

La respuesta más inmediata del motor biturbo es el principal beneficio con la instalación de los turbocompresores integrados, que ahora van alojados directamente en los colectores de escape. Este nuevo enfoque también mejora la combustión. 

Este motor de altas prestaciones ofrece 20 caballos más de potencia y 50 Nm más de par que el anterior. El Cayenne Turbo S acelera de 0 a 100 km/h en unos frugales 4,1 segundos, lo que supone que es 0,4 segundos más rápido que el modelo precedente y su velocidad máxima es ahora de 284 km/h. Lo que tiene que ser circular "a tope" con un SUV de tamañas proporciones...


El Cayenne Turbo S también subraya su condición deportiva con todos los sistemas que incorpora el chasis. 
Lleva de serie los Frenos Cerámicos Porsche (PCCB), con unos discos delanteros de 420 mm y, por primera vez, pinzas de diez pistones. Los discos de freno traseros tienen 370 mm y pinzas de cuatro pistones. El sistema antibalanceo activo Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC) reduce desde el primer momento las inclinaciones laterales en curvas. También; con el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus) se incrementan la manejabilidad y la estabilidad a través de intervenciones específicas sobre el freno de la rueda trasera izquierda o derecha, con lo que se mejora notablemente la precisión de la dirección. El sistema activo de tracción integral permanente Porsche Traction Management (PTM) pasa siempre par a las ruedas posteriores y puede variar por completo la cantidad de fuerza que envía a las delanteras. 
Algunas de las ventajas de la interacción entre todos los sistemas son el excelente dinamismo en la conducción y la capacidad de tracción, así como una gran agilidad a cualquier velocidad.

El equipamiento de serie del Cayenne Turbo S refleja el alto nivel de este modelo, y es que un Porsche es un Porsche, tenga la carrocería que tenga. 
Incluye llantas de 21 pulgadas con diseño 911 Turbo y con los bordes pintados de negro, faros de LED adaptativos, interior tapizado por completo en cuero con el logotipo de Porsche grabado en todos los reposacabezas, además de numerosos detalles en carbono. 


El estilo del habitáculo, en una combinación de color negro y crema, se estrena en el Cayenne Turbo S como primicia. Entre los detalles exteriores destacan visualmente los marcos de las tomas de aire del frontal del vehículo, que van pintadas en negro brillante, así como la parte inferior de los retrovisores en el mismo color y el spoiler del techo y las molduras de los pasos de rueda con el mismo tono del coche. Como opción se puede pedir un sistema de escape deportivo en combinación con un conmutador de sonido, para transmitir con rotundidad al interior la experiencia sonora del motor V8.

El Porsche Cayenne Turbo S se lanzará en España en el segundo trimestre de 2015 y su precio final es de 192.590 euros. Demencial por concepto, pero como nos gustan los "dementes" en el mundo del automóvil...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC