BMW Serie 2 Gran Tourer. Cuarta dimensión.

BMW crea, una vez más, un nuevo segmento automovilístico con el BMW Serie 2 Gran Tourer.


Gracias a su considerable espacio y su versatilidad, el BMW Serie 2 Gran Tourer es el primer automóvil perteneciente al sector Premium del segmento de coches compactos, que ofrece siete asientos de forma opcional, cumpliendo así las exigencias que plantean las familias jóvenes.

A pesar de sus compactas dimensiones exteriores (4.55 m de largo, 1.80 m de ancho y 1.60 m de alto), el BMW Serie 2 Gran Tourer ofrece un amplio espacio interior y cuenta con un maletero de 645 litros, que puede ampliarse hasta 805 litros en el caso de abatir los asientos de la segunda fila. Si se abaten los respaldos de los asientos traseros de la primera fila, el volumen del maletero incluso llega a ser de hasta 1.905 litros, que son dignos de cualquier furgón de reparto...

La banqueta posterior, desplazable longitudinalmente y con respaldos segmentados en relación 40:20:40 y abatibles presionando un pulsador, garantiza un máximo nivel de versatilidad, como tiene que ser en un vehículo de estas características. Esta versatilidad logra aumentarse mediante una tercera fila de asientos, completamente escamoteable en el suelo del maletero.

Los numerosos vanos portaobjetos disponibles en las tres filas de asientos y los soportes perfilados, montados en el dorso de los asientos delanteros y provistos de mesas abatibles (opcionales), logran maximizar la utilidad diaria del coche. Adicionalmente, el nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer logra conjugar por primera vez las propiedades típicas de un coche de este segmento, con las cualidades típicas de la marca.

Disponibles desde la fecha oficial de lanzamiento: cinco motores turbo y tracción total. Los cinco nuevos motores turbo de tres y cuatro cilindros (desde 116 CV hasta 192 CV, consumo combinado de combustible: 6,4–3,9 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 149 – 104 g/km), y el conjunto de soluciones de BMW EfficientDynamics, garantizan unas sensaciones únicas al volante, gracias a un comportamiento deportivo y dinámico en combinación con una eficiencia ejemplar y las emisiones de CO2 más bajas del segmento, siendo además, el único automóvil perteneciente al sector más selecto de los coches compactos que ofrece hasta siete asientos, el BMW 220d xDrive Gran Tourer incluye el sistema de tracción total desde la misma fecha de su lanzamiento al mercado.


Los sistemas de asistencia al conductor, así como las funciones de información y entretenimiento, ofrecidos a través de BMW ConnectedDrive, logran aumentar el nivel de seguridad y el confort de la conducción.
Con la pantalla virtual Head-Up Display (opcional, sólo en combinación con Navegación Plus), por ejemplo, todas las informaciones de relevancia se proyectan justo en el campo visual del conductor. El asistente en retenciones, por su parte, ayuda al conductor al acelerar, frenar y a mantener al coche en su carril.

Durante el viaje, también contamos con la posibilidad de entretenimiento para los más pequeños de la casa. Con la nueva aplicación «myKIDIO» (en una primera fase únicamente disponible en Alemania) para teléfonos móviles, incluso los niños podrán disfrutar de viajes largos.
Esta aplicación está disponible, por primera vez, en el BMW Serie 2 Gran Tourer y ofrece juegos, películas, cuentos y audiolibros apropiados para niños y público de todas las edades, disponibles en tabletas. Una vez que se conecta el aparato móvil al sistema del coche, el conductor o su acompañante siempre pueden controlar los contenidos, ya que la aplicación se utiliza cómodamente con el botón de mando Controller y la pantalla Control Display del sistema de mando iDrive. A partir de ese momento, la aplicación «myKIDIO» permite controlar y activar los programas que se consideren apropiados para la edad de los niños, utilizando las tabletas conectadas. De esta manera, los viajes largos son entretenidos para los niños y se les hacen más cortos. Además, los niños sentados en los asientos del fondo pueden utilizar el «BMW Kids Cockpit» para obtener de manera muy sencilla, casi jugando, informaciones sobre la conducción, entre ellas una que suele importarles mucho: la hora de llegada (¿hemos llegado ya, hemos llegado ya...?). También pueden consultar la velocidad del coche o la temperatura exterior.

El BMW Serie 2 Gran Tourer cuenta con cuatro acabados para un mayor grado de personalización. Además de la versión de serie, el nuevo BMW se ofrece en cuatro variantes adicionales.


  • El acabado Advantage cuenta con diversas soluciones funcionales adicionales e incluye, entre otros, un Control de crucero con función de freno, faros antiniebla, Faros LED de contenido ampliado y un Control en distancia de aparcamiento (PDC) trasero.
  • El acabado Sport subraya el carácter deportivo del coche con diversos acabados exteriores exclusivos, llantas de aleación ligera especiales y asientos deportivos.
  • El acabado Luxury realza su exclusividad con aplicaciones cromadas, llantas de aleación ligera de diseño especial y selectos acabados en cuero Dakota, además de calefacción para los asientos delanteros.

Adicionalmente se ofrece el acabado M Sport, que incluye, entre otros, el Paquete aerodinámico M, el acabado Shadow Line brillante de BMW Individual, un volante M forrado de piel y asientos deportivos.


El BMW Serie 2 Gran Tourer cumple las exigencias que familias jóvenes plantean frente a su medio de movilización. Para este grupo de clientes, la funcionalidad y versatilidad, además de la utilidad en concordancia con su estilo de vida activo y deportivo, son criterios fundamentales a la hora de decidir la compra de un automóvil.

El nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer, al igual que el BMW Serie 2 Active Tourer, también brilla por su maniobrabilidad en el denso tráfico urbano. Esta es una cualidad que se explica por su moderno (y de momento único en la gama) sistema de tracción delantera de BMW y un motor montado transversalmente, así como por sus dimensiones muy compactas. Al mismo tiempo ofrece espacio suficiente para que tomen asiento cómodamente hasta siete personas.

El nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer, apenas 214 milímetros más largo y 53 milímetros más alto que el BMW Serie 2 Active Tourer, ofrece mucho más espacio en su interior, gracias a la gran distancia entre ejes de 2.780 milímetros. La gran altura del techo y la postura erguida que asumen el conductor y sus pasajeros, garantiza una visibilidad óptima de 360 grados y, además, permite entrar en el coche y salir de él más cómodamente. Por lo demás, el BMW Serie 2 Gran Tourer ofrece especialmente a los ocupantes de los asientos traseros más espacio a la altura de la rodilla, comparable más bien al espacio disponible en coches del segmento Premium con mucha mayor envergadura.

La banqueta de los asientos traseros puede desplazarse horizontalmente130 milímetros para aumentar el volumen del maletero o disfrutar de mayor espacio a la altura de las rodillas, según sea necesario o conveniente. Adicionalmente puede regularse la inclinación de los respaldos con la misma finalidad, es decir, disfrutar de un mayor nivel de confort o disponer de más espacio en el maletero. Si se tiene que aprovechar todo el espacio disponible que puede tener el compartimiento de carga, es posible desbloquear los respaldos de los asientos delanteros simplemente presionando un pulsador, y abatirlos en relación de 40:20:40. De esta manera se obtiene un espacio de carga con piso casi plano. También es posible transportar objetos muy largos o aparatos deportivos de una longitud de hasta 2,60 metros. Para ello, no hay más que plegar el asiento del acompañante, eso sí, este asiento plegable se ofrece como opción.

El gran portón del maletero, muy ancho y con amplio ángulo de apertura, permite acceder muy cómodamente al compartimiento de carga. El portón también se abre o cierra automáticamente, simplemente pulsando un botón, o también puede accionarse de manera más cómoda, realizando un movimiento con el pie debajo del paragolpes posterior para que el sensor correspondiente active la función, incluido opcionalmente con el Acceso Confort.


Otro detalle muy práctico es el piso plegable del maletero, que, a pesar de ello, es completamente estable. Debajo del piso se encuentra un práctico vano de 100 litros de volumen, que se puede aprovechar de varias maneras. En este vano inferior es posible guardar la rueda opcional de emergencia, o bien el porta-bicicletas plegable que se ofrece como accesorio original de BMW, mientras no se necesite. También la persiana enrollable del maletero puede guardarse debajo del piso del compartimiento de carga. Las armellas de amarre en el maletero y los ganchos de funciones múltiples en ambos lados, son muy apropiados para sujetar, por ejemplo, las bolsas de la compra.

Otra guinda del equipamiento del interior del BMW Serie 2 Gran Tourer son los así llamados "monorail", es decir, los soportes perfilados montados en el dorso de los respaldos de los asientos delanteros. En ellos es posible sujetar una mesilla plegable de forma opcional, que puede regularse cómodamente en altura e inclinación.

La versatilidad del nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer aumenta adicionalmente con la tercera fila de asientos opcional. Esta fila ofrece un amplio espacio para dos personas más. La superficie antideslizante de la parte trasera del umbral de la puerta, así como la posibilidad de abatir y desplazar los asientos de la segunda fila (Easy Entry) permiten acceder cómodamente a esa práctica tercera fila.
Incluso utilizando la tercera fila de asientos, el maletero ofrece suficiente espacio. Si no se necesitan los asientos para llevar pasajeros adicionales, esta tercera fila se guarda completamente debajo del piso del maletero dejando ese piso totalmente plano, pudiéndose aprovechar el volumen íntegro del compartimiento de carga, exceptuando el espacio debajo del piso.

Siendo un BMW típico, también el nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer, funcional y espacioso, permite apreciar sus cualidades a primera vista. La gran distancia entre ejes y la altura de la línea del techo bastan para constatar que se trata de un automóvil con un habitáculo muy espacioso, pero al mismo tiempo, el nítido trazado de sus líneas logra alargar ópticamente el coche, confiriéndole al BMW Serie 2 Gran Tourer un aspecto dinámico.

De esta manera, la imagen es, desde cualquier ángulo, la de un automóvil deportivo, elegante y a la vez funcional y, por supuesto, con el inconfundible aroma de la marca germana.
La pertenencia a la marca se evidencia en la parte frontal mediante íconos de diseño de BMW, es decir, la parrilla ovoide doble, los faros dobles y el emblema blanquiazul. A pesar de tratarse de un automóvil de habitáculo muy espacioso, visto desde adelante da la impresión de ser un coche bajo y deportivo ya que el inclinado parabrisas y el elevado capó, forman un conjunto que parece hacer reducir considerablemente la altura.

Parece también evidente la sensación de que el motor es potente, pues así lo indican las formas abombadas del capó. La mirada concentrada que simulan los faros redondos dobles, las marcadas líneas de la carrocería que subrayan el ancho del coche y, además, las entradas de aire en los extremos del frente, le confieren al conjunto una expresión deportiva y ágil.
Si lo desea el cliente, puede adquirir el sistema de luces de cruce y largas con eficiente tecnología Bi-LED. Esta luz Bi-LED tiene la luminosidad de un sistema xenón comparable, provisto de anillos luminosos de LED para la luz diurna, sin embargo, tan sólo consume la mitad de su energía.

Los faros orientables de diodos luminosos distribuyen de manera automática el haz de luz, siendo más ancho y de intensidad atenuada en el tráfico urbano. Hasta velocidades de hasta 40 km/h estos faros asumen la función de luz denominada "cornering". Los mismos faros se utilizan para proyectar un haz de luz de orientación estática en curvas cuando el coche circula a velocidades de hasta 70 km/h.

La silueta lateral está marcada por llamativas líneas que realzan la expresión de dinamismo. Estas líneas ascendentes en la medida en que se prolonga hacia la zaga del coche, crean una visible forma de cuña. El abombamiento de las superficies por encima de las ruedas posteriores recalca el aplomo del nuevo modelo y el diseño de las superficies acristaladas permite apreciar la espaciosidad del habitáculo ya desde el exterior y, por lo tanto, la versatilidad del coche.

Gracias a la línea elevada del techo y a las grandes puertas delanteras y posteriores, es muy sencillo acceder al interior y tomar asiento en cualquiera de las plazas. También las formas de la parte posterior expresan la funcionalidad que distingue al BMW. Las superficies y las líneas de la zaga forman una sólida estructura definida, que a pesar de su altura tiene un aspecto muy ancho y, por lo tanto, deportivo. El plano de carga del maletero es muy bajo y el espacio que deja abierta la puerta es muy grande, por lo que es muy sencillo acceder al compartimiento de carga.
Los pilotos posteriores de grandes dimensiones se prolongan un buen trecho en las partes laterales, uniendo armoniosamente los costados a la parte trasera.

Tal como es habitual en los modelos de la marca BMW, las luces posteriores tienen forma de L. Sus elementos de diodos luminosos se proyectan en un ligero ángulo hacia el centro de la zaga, lo que acentúa adicionalmente el aspecto dinámico de la parte trasera. Diversas soluciones aerodinámicas como, por ejemplo, los deflectores debajo de alerón posterior, así como los elementos aerodinámicos verticales detrás de los montantes D, completan la dinámica y moderna expresión estética de la parte trasera.

El trazado marcadamente horizontal de sus líneas, superficies y volúmenes consiguen que el interior del automóvil tenga un aspecto diáfano y espacioso. Al mismo tiempo, las formas ergonómicas de los mandos y la clara proyección hacia la carretera logran que el nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer sea portador de los genes deportivos que marcan el carácter de cualquier modelo de la marca alemana. Gracias a la elevada posición del asiento, la visibilidad es óptima y la consola central y el tablero de instrumentos están separados entre sí, de manera que el tablero parece "flotar" libremente en el habitáculo.


La pantalla central Control Display acentúa adicionalmente la imagen selecta del interior del coche. La radio BMW Professional de alta calidad, con sistema de manos libres mediante Bluetooth, el sistema de audiostreaming con teléfonos móviles inteligentes compatibles, el sistema de mando iDrive con el botón de mando Controller en la consola central, la función de llamada de emergencia inteligente, así como con la pantalla de color Control Display de 6,5 pulgadas y el selector de reglaje personalizado Driving Experience Control, también se incluyen de serie.

Adicionalmente, cada BMW Serie 2 Gran Tourer dispone de un freno electrónico para aparcar, apoyabrazos central delantero, sensor de lluvia con regulación automática de las luces de cruce entre otras muchas opciones. Con el fin de aumentar aún más el nivel de confort, la seguridad y el placer de conducir, BMW ofrece opcionalmente para su Gran Tourer de la serie 2 un techo panorámico de cristal y, además, un sistema de apertura automática del portón posterior la función de control dinámico de la amortiguación DDC, una dirección deportiva variable, así como una pantalla virtual Head-Up Display. Sobre esa pantalla escamoteable y transparente, que se encuentra entre el volante y el parabrisas, es decir, justo en el campo de visión del conductor, se proyectan a todo color los datos ofrecidos por los sistemas de asistencia, por el navegador o por el velocímetro.
El nuevo asistente de conducción Driving Assistant Plus basado en cámara incluye ahora adicionalmente un sistema de regulación de la velocidad con función Stop&Go, así como un asistente para la conducción en retenciones de tráfico.


Un BMW Serie 2 Gran Tourer puede personalizarse al máximo con una amplia selección de colores exteriores, listones embellecedores para el habitáculo, así como con llantas de aleación ligera de diversos diseños. En total, se ofrecen 13 colores exteriores diferentes y la gama de llantas de aleación ligera incluye nueve modelos de diseños diferentes, de 16 hasta 18 pulgadas.

La nueva generación de sistemas de asistencia funciona sobre la base de procesamiento de imágenes y logra aumentar aún más el nivel de seguridad. Por ejemplo: Sistema de aviso de colisión, el control de crucero basado en cámaras y con función Stop&Go, asistente para la conducción en retenciones de tráfico, información sobre límites de velocidad Speed Limit Info, asistente para la activación y desactivación de las luces de carretera, y sistema de advertencia de abandono involuntario del carril. El asistente para aparcar en paralelo recurre sensores de ultrasonido para detectar los espacios libres y ejecutar la maniobra y la función de llamada de emergencia inteligente de BMW, incluida de serie, es ya en la actualidad un sistema capaz de localizar automáticamente el coche y detectar la gravedad del accidente, lo que significa que ofrece servicios mucho más amplios de los que exigirá la ley a partir de 2015.

Una vez que se activa un airbag debido a un impacto, los sensores detectan el tipo de accidente, la cantidad de asientos ocupados y la gravedad de los daños físicos. El sistema de llamada de emergencia inteligente transmite esos datos al centro de llamadas de BMW. Al transmitir el aviso, informa también sobre la posición del coche y, además, indica el tipo de coche del que se trata. El agente que atiende la llamada en el centro de llamadas de BMW establece contacto telefónico con los ocupantes del coche accidentado, recibiendo las informaciones del caso, para poder informar rápidamente al servicio de salvamento, indicando los detalles del accidente. La llamada de emergencia inteligente también puede activarse manualmente, por ejemplo para pedir auxilio con el fin de ayudar a otras personas involucradas en un accidente.


Otros servicios aumentan el nivel de confort del coche. El sistema de información sobre el estado del tráfico en tiempo real RTTI (Real Time Traffic Information) indica al conductor prácticamente en tiempo real cuál es la situación del tráfico y si el tráfico es muy denso, propone rutas de alternativa con la suficiente antelación.
El Concierte Service establece una conexión con un agente en el centro de llamadas. Este agente no solamente sabe cómo llegar a la siguiente farmacia de turno y envía la ruta correspondiente al navegador. También puede reservar una habitación en un hotel, si así lo desea el conductor.

Cuando se lance al mercado el nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer, se ofrecerá con cinco potentes motores ligeros y de bajo consumo. Todos ellos están equipados con la nueva tecnología BMW TwinPower Turbo. Los propulsores de tres y cuatro cilindros, pertenecientes a la nueva gama de motores de la marca, se distinguen por su deportiva entrega de la potencia y su ejemplar eficiencia. Además del motor de gasolina de cuatro cilindros del BMW 220i y del motor de gasolina de tres cilindros del BMW 218i, se ofrecen tres motores diésel que completan la gama de propulsores en la fecha del lanzamiento del nuevo modelo.


Concretamente, se trata de los dos motores diésel de cuatro cilindros de los modelos BMW 220d xDrive y BMW 218d, así como del motor diésel de tres cilindros del BMW 216d. La transmisión está a cargo de una caja de cambios manual de seis velocidades que aplica la fuerza a las ruedas delanteras.
Los modelos provistos de un motor de tres cilindros pueden estar equipados opcionalmente con una caja automática Steptronic1 de seis velocidades y las versiones con motores de cuatro cilindros pueden incluir una caja de cambios automática Steptronic de ocho velocidades (que se incluye de serie en el caso de los modelos BMW 220i y 220d xDrive). Todas las cajas cuentan con la función Auto Start Stop para reducir el consumo. Las versiones Steptronic disponen, además, de la función de conducción a “vela” que logra aumentar la eficiencia del coche, así que si el conductor retira el pie del acelerador conduciendo a velocidades relativamente altas, se desacopla el motor del conjunto propulsor, lo que significa que sigue funcionando en ralentí. De esta manera se consigue disminuir adicionalmente el consumo de combustible y, además, se reducen las emisiones de CO2.
Los propulsores de la nueva gama de motores establecen una referencia por su potencia y eficiencia.

  • BMW 220i Gran Tourer: potente motor de gasolina de cuatro cilindros. Gracias a su gran potencia máxima, a las reacciones inmediatas a los movimientos del acelerador y a su gran capacidad de recuperación, el motor que también tiene el Active Tourer logra que el BMW 220i Gran Tourer brille por sus extraordinarias prestaciones y, a la vez, por sus bajos niveles de consumo. El motor de cuatro cilindros en serie de 2.000 cc entrega su potencia máxima de 192 CV a partir de 5.000 rpm y el par máximo de 280 Nm está disponible entre las 1.250 y 4.600 vueltas. Gracias a sus cualidades dinámicas, el BMW 220i Gran Tourer es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,7 segundos, alcanzando una velocidad punta de 223 km/h.
  • BMW 218i Gran Tourer: ágil motor de gasolina de tres cilindros. El BMW 218i Gran Tourer tiene un motor de gasolina de tres cilindros muy compacto y ligero. Gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo, convence por su gran potencia y ejemplar eficiencia.  El propulsor de tres cilindros de 1.500 cc tiene una potencia máxima de 136 CV, disponible a partir de 4.400 rpm. El par máximo de 220 Nm está disponible a partir de apenas 1.250 rpm y con la función Overboost, ese par puede aumentar durante unos breves instantes a 230 Nm. El BMW 218i Gran Tourer con caja de cambios manual de seis marchas acelera de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y su velocidad punta es de 205 km/h. 
  • BMW 220d xDrive Gran Tourer: potente motor diésel y tracción total. El propulsor tope de gama es el motor diésel de cuatro cilindros de 2.000 cc del nuevo BMW 220d xDrive Gran Tourer. Gracias a su potencia máxima de 190 CV a 4.000 rpm y, también, a su par motor máximo de 400 Nm a partir de las 1.750 rpm, el nuevo BMW 220d xDrive Gran Tourer permite una conducción sumamente dinámica. Adicionalmente, este modelo con motor diésel es el único automóvil de carácter selecto perteneciente al segmento de coches compactos que tiene siete asientos y que, además, incluye de serie el sistema de tracción total. El sistema BMW xDrive distribuye la fuerza entre las cuatro ruedas según sea necesario, de manera que optimiza la capacidad de tracción y la estabilidad dinámica del coche sobre todo tipo de calzadas y en cualquier condición meteorológica. Además, el sistema de tracción total inteligente logra aumentar el comportamiento dinámico del BMW 220d xDrive en curvas. Este modelo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,6 segundos, y si lo desea el conductor, el ágil coche con motor diésel puede alcanzar una velocidad punta de 218 km/h. 
  • BMW 218d Gran Tourer: gran capacidad de recuperación y ejemplar eficiencia. El BMW 218d Gran Tourer también está dotado de un motor diésel de 2.000 cc. Este motor diésel se caracteriza por su gran potencia y, al mismo tiempo, por su gran eficiencia y economía. El nuevo BMW 218d Gran Tourer tiene una potencia máxima de 150 CV a 4.000 rpm, mientras que su par máximo de 330 Nm está disponible entre las 1.750 y 2.750 vueltas. En estas condiciones es capaz de parar el crono en 9,3 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h, y alcanza una velocidad punta de 205 km/h. 
  • BMW 216d Gran Tourer: motor diésel de tres cilindros, especialmente eficiente. El motor diésel de tres cilindros y 1.500 cc del nuevo BMW 216d Gran Tourer logra establecer ambiciosos listones de referencia. Este propulsor confirma, una vez más, el liderazgo de la marca BMW en materia de motores diésel especialmente eficientes. Este motor diésel tiene una potencia de 116 CV a 4.000 rpm y su par motor máximo de 270 Nm está disponible a partir de 1.750 vueltas. Con este motor, el BMW 216d Gran Tourer alcanza una velocidad punta de 192 km/h y es capaz de acelerar en 11,1 segundos de 0 a 100 km/h. Gracias a su consumo promedio de combustible diésel de 4,2 hasta 3,9 litros a los 100 kilómetros y a sus muy bajas emisiones de CO2 de apenas 111 hasta 104 gramos por kilómetro, este modelo es el coche más económico, ecológico y eficiente de su segmento. 

En el transcurso del presente año, BMW ampliará la gama de motores disponibles para los modelos
Gran Tourer de la serie 2, y agregará una variante de propulsión más. El BMW 216i será el modelo básico con motor de gasolina y el BMW 220d Gran Tourer se ofrecerá adicionalmente como variante de tracción delantera y con caja de cambios manual o automática.

Dos de las cualidades más resaltantes del nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer consisten en su extraordinario dinamismo y, además, el gran placer que significa estar a sus mandos. Ello se debe en buena parte a la sofisticada tecnología del chasis que se complementa a la perfección con el moderno sistema de tracción delantera. La precisión de la trazada, la fidelidad del coche a su trayectoria, y las rápidas respuestas de la dirección, también son cualidades que permiten que el BMW Serie 2 Gran Tourer se distinga claramente de otros modelos de la competencia.
El nuevo BMW cuenta con potentes frenos con pinzas flotantes y discos delanteros autoventilados y se distingue por su resistencia, confort y una precisa dosificación del pedal.

Numerosos sistemas electrónicos de regulación, concebidos para aumentar el dinamismo y al mismo tiempo, la seguridad, permiten disfrutar de manera especial de la conducción a los mandos del nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer. El sistema de control dinámico de la estabilidad DSC (Dynamic Stability Control) incluye el sistema antibloqueo ABS, el control dinámico de la tracción DTC (Dynamic Traction Control), la función de control electrónico del bloqueo del diferencial EDLC (Electronic Differential Lock Control) y la función Performance Control. A estas funciones se suman otras específicamente desarrolladas para el funcionamiento del sistema de tracción delantera, y que tienen la finalidad de optimizar el funcionamiento coordinado del motor y del chasis.


Además, el Performance Control de los modelos equipados con motor de cuatro cilindros también logra aumentar la agilidad del BMW Serie 2 Active Tourer. El comportamiento del coche en curvas en situaciones límite se corrige de manera apropiada en la medida en que se suprime la tendencia a subvirar que típicamente suelen tener los coches con tracción delantera. El asistente para arrancar cuesta arriba, la función de secado de los frenos, la función de alerta de los frenos y la compensación de la pérdida de eficiencia de los frenos a causa del «fading», se incluyen de serie. Con la función "launch control", es posible acelerar de manera especialmente brutal y se ofrece de serie, si el coche cuenta con la caja de cambios Steptronic de ocho marchas.

La suspensión deportiva M del acabado M Sport, diez milímetros más baja, también se puede adquirir por separado. En este chasis, el reglaje de la amortiguación y suspensión es más duro, y las barras estabilizadoras son más rígidas. Además, el BMW Serie 2 Gran Tourer equipado con el acabado M Sport lleva llantas de aleación ligera específicas de 17 o 18 pulgadas. A modo de alternativa puede adquirirse un chasis con el sistema de control dinámico de la amortiguación DDC. Con la tecla de la función pueden activarse dos líneas características de la amortiguación, para adaptarla a las condiciones de conducción y con la dirección deportiva variable (opcional) es posible dirigir al BMW Serie 2 Gran Tourer de manera aún más ágil y precisa. De esta manera, con la dirección deportiva variable el coche es más fiel a su trayectoria y reacciona de manera más precisa a cualquier movimiento del volante.


El conductor de un BMW Serie 2 Gran Tourer también tiene la posibilidad de adaptar el carácter general del coche a las condiciones dinámicas en todo momento o, también, a sus preferencias personales, acentuando más el carácter deportivo, cómodo o económico de su automóvil. Con ese fin, utilizando la tecla que se encuentra en la consola central, el conductor puede elegir entre los modos ECO PRO, SPORT y CONFORT.

Al pulsar la tecla correspondiente, se activa un reglaje previamente definido que modifica el ajuste de todos los componentes del conjunto propulsor y del chasis.

Con el modo ECO PRO activado, los grupos secundarios y las unidades consumidoras de electricidad son parte de un sistema inteligente de gestión de energía. La bomba del líquido refrigerante, que únicamente se activa cuando es necesario, la bomba de aceite regulada en función de un mapa característico, así como la servodirección electromecánica que únicamente consume energía cuando es necesaria la función de asistencia, contribuyen adicionalmente a la reducción del consumo de combustible. También el modo ECO PRO, redunda en un modo de conducción que maximiza la eficiencia, sin por ello reducir el nivel de confort. Concretamente, es posible reducir el consumo en hasta un 20 por ciento. El consumo puede reducirse adicionalmente con la función conducción a “vela” (únicamente con cajas automáticas con Steptronic) y con la función ECO PRO Route (en combinación con el navegador).

Los modos CONFOT y SPORT, complementan los otros dos modos de conducción disponibles, siendo el CONFORT el que utilizaremos por defecto y el SPORT el que activaremos cuando queramos darle un poco de "vidilla" a nuestra ruta.


Como véis; el nuevo BMW Serie 2 Gran Tourer mantiene la personalidad propia del Serie 2 Active Tourer, pero dando un paso más en cuanto a habitabilidad interior, colmando de esa manera, las expectativas de las familias jóvenes a las que el Active Tourer les parecía todavía un monovolumen insuficiente. Ahora no tienen por qué quejarse...

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style