Ford Focus RS. Enésima potencia.



Ford presentó la semana pasada el nuevo Ford Focus RS, un coche de calle de altas prestaciones que debuta con un innovador sistema de tracción total, con el que ofrecerá una velocidad de paso por curva líder en su clase para que el conductor disfrute de una conducción precisa y emocionante.



El RS, irá equipado con un motor EcoBoost 2.3 especial, desarrollado para producir una potencia superior a los 320 CV. Es el último vehículo que se presenta como parte una nueva era de deportivos de Ford que traerá más de 12 vehículos de altas prestaciones a los clientes globales de aquí a 2020 y cuyo punto de partida y como tope de gama, se encontrará el Ford GT del que os hablamos hace unas semanas.

Además de cumplir con las expectativas de los fans, estos vehículos ayudan a cumplir el plan One Ford de la compañía para lograr el crecimiento positivo, la excelencia de producto y la innovación en cada segmento de su negocio.

Desarrollado por un pequeño equipo de ingenieros de Ford Performance en Europa y en EEUU, el nuevo Focus RS es la tercera generación de modelos Focus RS, siguiendo a las anteriores ediciones lanzadas en 2002 y 2009.

Será el coche número 30 en llevar la legendaria chapa RS y seguirá los pasos de coches que marcaron tendencia como el Escort RS1600 de 16 válvulas de 1970, el Sierra RS Cosworth turbo de 1985 con su radical aerodinámica y el Escort RS Cosworth de tracción total de 1992, todos ellos, mitos de la automoción moderna y objetos muy codiciados por los nostálgicos y coleccionistas más entendidos y entusiastas.



El nuevo Focus RS nace con un impactante diseño exterior que mejora la aerodinámica y la refrigeración, e incorpora nuevas tecnologías para el sello RS que incluye el sistema de conectividad SYNC de Ford. El nuevo Focus RS será el primer modelo RS en venderse en todo el mundo y será producido para todos los mercados en la planta Ford en Saarlouis, Alemania, a finales de este año.

La estrella de las famosas Gymkhanas y del Rallycross mundial, Ken Block, participó activamente como asesor del nuevo Focus RS y se unió al equipo Ford Performance en el evento de preestreno en Colonia, Alemania, la ciudad donde la leyenda RS nació en 1968 con el Ford 15M RS.

Contará con el innovador sistema de tracción total de Ford Performance para una conducción sin igual. El nuevo Focus RS explota el innovador sistema de tracción total con par dinámico vectorial All-Wheel-Drive con Dynamic Torque Vectoring de Ford Performance, que ofrece un nuevo nivel de capacidad de comportamiento y disfrute del conductor, combinando una tracción y agarre excelentes con una agilidad y velocidad de paso por curva incomparables.

El sistema de tracción total de Ford Performance se basa en dos packs de embragues controlados electrónicamente a cada lado de la unidad de tracción trasera, que gestionan el repartimiento de par delante/detrás y también pueden controlar la distribución de lado a lado en el eje trasero, proporcionando la capacidad de par vectorial que tiene un espectacular impacto en el comportamiento y la estabilidad en curva.


En la unidad de control de la tracción posterior varía continuamente la distribución de par delante/detrás y de lado a lado para adecuarse a la situación de conducción puntual, monitorizando los datos de múltiples sensores en el vehículo 100 veces por segundo. Un máximo del 70 por ciento del par de tracción se puede desviar al eje trasero y hasta el 100 por cien de par disponible en el eje trasero, se puede enviar indistintamente a cada rueda trasera.

En curvas, la unidad de tracción trasera da preferencia inmediatamente a la entrega de par a la rueda trasera exterior, basándose en datos como el ángulo del volante, la aceleración lateral, la inclinación y la velocidad. Esta transferencia de par tiene el efecto de "meter" el coche hacia el interior de la curva, facilitando su entrada en ella, mejorando la estabilidad y virtualmente, eliminando el subviraje.

El sistema de tracción total ha sido regulado para ofrecer un agarre excepcional, con una aceleración lateral que supera 1G, y una velocidad de paso por curva y aceleración saliendo de curva líderes en su clase, consiguiendo deslizamientos en sobreviraje controlados.

El Focus RS ofrece lo máximo en experiencia de diversión al volante, pero siempre, con total seguridad.

Otras características exclusivas del chasis incluyen la suspensión deportiva con mayor rigidez de muelles, casquillos y barras estabilizadoras que los del Focus ST, y amortiguadores con dos modos de funcionamiento, que ofrecen un reglaje más firme para conducir en circuito. El cuidadosamente reglado sistema de dirección asistida eléctrica, ofrece una dirección directa y de rápida respuesta con un tacto sobresaliente.
Los ingenieros de Ford trabajaron codo a codo con Michelin para desarrollar unos neumáticos en medidas 235/35 R19 de altas prestaciones, para complementar la dinámica de conducción del Focus RS: un neumático estándar Pilot Super Sport para su uso diario y, por vez primera en un RS, un neumático opcional Pilot Sport Cup 2 para mejorar la dinámica del vehículo en circuito.



El diseño exterior del vehículo también ha sido desarrollado para apoyar los objetivos deportivos del coche. La cuidadosa optimización aerodinámica del splitter delantero, el spoiler trasero y de la parte inferior de la carrocería elimina las fuerzas de elevación, y el diseño final ofrece prestaciones equilibradas con una elevación frontal y trasera cero, para un comportamiento y estabilidad óptimos a altas velocidades.

La tecnología Ford EcoBoost propulsa al Focus RS y a casi todos los nuevos vehículos Ford. El motor EcoBoost 2.3 especialmente diseñado, tiene niveles de potencia y par que se traducen en una impresionante aceleración al combinarse con la excepcional tracción total de la que os hemos hablado al principio.

Proyectado para ofrecer más de 320 CV, el bloque motor comparte su estructura fundamental con el motor 2.3 cuatro cilindros totalmente en aluminio del nuevo Mustang. Este motor ha sido, sin embargo, significativamente mejorado gracias a un extenso paquete de cambios en su diseño.

La mayor potencia se genera gracias a un nuevo turbocompresor de baja inercia de doble entrada con un compresor mayor que entrega un flujo de aire significativamente mayor, junto con un intercooler mucho más grande para maximizar la densidad de la carga. La refrigeración del motor también se ve mejorada con un diseño de admisión menos restrictivo, y un sistema de escape de gran diámetro de altas prestaciones con una válvula en la tobera de salida controlada electrónicamente que ayuda a optimizar el balance de la presión de retorno y el sonido emitido, por supuesto...

La culata se fabrica a partir de un material de aleación mejorado capaz de soportar mayores temperaturas, y se monta sobre una junta de culata más robusta con una capacidad termal mejorada. El bloque de cilindros emplea camisas de fundición de acero de alta tenacidad y mayor resistencia y la refrigeración del motor también ha recibido la más alta prioridad, y los ingenieros han creado un espacio adicional en el morro del vehículo para alojar un conjunto radiador significativamente mayor que ofrece el nivel de refrigeración requerido para un duro uso en circuito.

Un meticuloso trabajo de calibración asegura que la unidad de potencia entregue una excelente respuesta en bajos regímenes, con un potente empuje en la gama media de revoluciones, subiendo a una gama alta vertiginosa con un límite máximo de revoluciones de 6.800 rpm.



Las prestaciones requieren de una banda sonora inspiradora, así que los ingenieros de Ford Performance han afinado el RS para ofrecer un carácter sonoro gratificante y deportivo durante la conducción dinámica, con los distintivos borboteos, explosiones y crujidos marca de la casa de cualquier RS que se precie.

La transmisión manual de seis velocidades también ha sido optimizada para el disfrute del conductor más entusiasta, con una palanca de cambios más corta y cambios más precisos. Tanto la transmisión como el embrague han sido mejorados con componentes más resistentes para soportar el mayor par entregado por el motor y para aguantar un uso extremo.

Con su diseño EcoBoost de alta eficiencia, que presenta inyección directa, doble distribución variable independiente y avanzado turbocompresor, el motor también ofrece unos consumos significativamente mejorados. Con el sistema Auto-Start-Stop montado de serie, las cifras preliminares indican que las emisiones de CO2 se verán significativamente reducidas en comparación con el modelo anterior.

El diseño exterior del Focus RS es al mismo tiempo espectacular y funcional, con un carácter más muscular y potente. Los diseñadores trabajaron en íntima conexión con Ford Performance para asegurar que los atributos funcionales necesarios se vieran cumplidos, centrándose en el apoyo aerodinámico y el equilibrio conseguidos con el diseño, además de las necesidades de refrigeración de motor, transmisión y frenos.

Basado en el nuevo Focus, el RS presenta una nueva apariencia en el morro con una atrevida parrilla trapezoidal superior por encima del profundo splitter delantero, incorporando las mayores aperturas posibles para la refrigeración del motor. El amplio y muscular morro se ve remarcado por las aletas más bajas y las grandes aperturas laterales del coche, que alimentan los conductos de refrigeración de los frenos y alojan faros antiniebla montados verticalmente, que le quedan muy originales.



En la zaga, el panel inferior viene dominado por un difusor excepcionalmente grande, que optimiza el paso del aire por debajo del vehículo para reducir el arrastre aerodinámico, y contiene las dos salidas de escape y, en Europa y Asia, una clara luz antiniebla central.

El distintivo spoiler de techo trasero está cuidadosamente integrado en la silueta del coche a través de los paneles laterales del color de la carrocería que presentan un sutil logo RS.

El dinámico y musculoso perfil es remarcado por los faldones laterales esculpidos, y los atrevidos aletines que alojan una gama de llantas de aleación RS multiradio de 19 pulgadas, incluyendo un diseño forjado de peso ligero y altas prestaciones acabado en negro de bajo brillo, que ofrece mayor dureza y resistencia al impacto con ahorros de peso de 1 kg por rueda.

Los faros Bi-Xenon HID de serie ofrecen iluminación adaptativa Adaptive Front Lighting, que ajusta la intensidad y el ángulo de los haces de luz de los faros a la velocidad del vehículo, ángulo de giro y la distancia a los objetos para una óptima iluminación. Los clientes también pueden disfrutar de la más reciente tecnología de frenado automático Active City Stop que opera a velocidades de hasta 50 km/h.



El carácter deportivo del RS también se refleja en el interior del coche con asientos deportivos Recaro de gran sujeción y parcialmente tapizados en piel como pieza central del habitáculo. Existen en opción para los clientes de Europa y Asia los asientos deportivos Recaro con firma RS, con paneles en tejido microfibra deportivo auténtico.

La consola central presenta la rediseñada distribución de controles del Focus "normal" con su diseño más simple e intuitivo. La conectividad SYNC ofrece acceso a audio, navegación, control de climatización y conexión al móvil con control de voz, a través de una pantalla táctil en color de 8 pulgadas y alta definición. Simples comandos de voz como "encontrar un circuito" permiten a los propietarios del RS conseguir instantáneamente la dirección al circuito más cercano disponible.
El SYNC también se puede pedir con cámara trasera Rear View Camera con control de distancia de aparcamiento, además de un sistema de sonido Sony de primera calidad con 10 altavoces incluyendo un subwoofer.



La experiencia de conducción RS se ve reforzada por un nuevo volante de base plana forrado en piel blanda, pedales de aleación y unos gráficos de instrumentos únicos en el panel principal. Un banco de indicadores adicional por encima de la consola central muestra la presión del turbo, así como la temperatura y presión del aceite, al igual que ocurría con sus antecesores.

Por todo el interior, el distintivo color azul RS se marca en las costuras de los asientos, el volante, la moqueta y el acabado interior, los gráficos de colores en la palanca de cambios y en el mismo logo RS, que se muestra en los asientos, el volante y las placas anti arañazos de las puertas.

Los cuatro llamativos colores exteriores incluyen el Nitrous Blue, un vibrante acabado metálico de cuatro capas exclusivo para el RS, además del Stealth Grey, Shadow Black y Blanco Crystal. El coche presentado en Colonia muestra el mismo esquema de colores Liquid Blue visto en el nuevo Ford GT presentado el mes pasado en el North American International Auto


Desde que los primeros modelos Ford RS salieron a la carretera, la marca RS ha sido un elemento esencial del ADN de Ford, ofreciendo innovación técnica y prestaciones en carretera y circuito. Desde los primeros días de los éxitos de la compañía en la especialidad deportiva de los rallyes, los primeros modelos RS establecieron una reputación de avanzada tecnología y excitación al volante que sigue vigente hoy en día.

A lo largo de los años, los modelos RS han sido pioneros de tecnologías innovadoras en coches deportivos, desde potentes motores atmosféricos, a sofisticadas ayudas aerodinámicas y avanzadas tracciones delanteras y totales.

Ahora solo nos queda esperar, ahorrar y, a principios del año que viene acercarnos a nuestra concesión de Ford más cercana y comprar nuestra nueva "pequeña" criatura... Muy apetecible...


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC