Audi R8. Mejorar lo inmejorable.


Ningún otro modelo de la marca de los cuatro aros está más cerca de la competición, ningún otro es más impactante o más dinámico: en el Salón del Automóvil de Ginebra, Audi presentará la segunda generación de su deportivo R8 de altas prestaciones.


El motor central V10 y una transmisión quattro de nueva generación, aseguran un rendimiento dinámico impresionante, especialmente con la versión superior de 610 CV, que acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,2 segundos y su velocidad máxima es de 330 km/h. Mecánica que por otra parte; utiliza también Lamborghini en sus deportivos..., así que con eso ya está todo dicho.

Un motor central de altas prestaciones, un eficaz concepto de construcción ligera y un chasis extremadamente dinámico, con tracción integral quattro y sistema de reparto de par, convierte al R8 en la punta de lanza de Audi entre los modelos deportivos. El Audi R8 ha sido de nuevo desarrollado enteramente partiendo de cero así que es más impactante y más fascinante, tanto en circuito como en carretera. Pero también es cierto, y dentro de nuestra humilde opinión; que tampoco ha cambiado la estética en exceso respecto al modelo precedente.

Gracias a la estrecha colaboración entre ingenieros de competición, pilotos de carreras y especialistas en desarrollo, el Audi R8 ha experimentado un claro aumento de prestaciones; lo que beneficia tanto al modelo de calle como al R8 LMS, desarrollado a partir de él.

El motor V10 5.2 FSI estará disponible en dos versiones: una con 540 CV de potencia y otra más deportiva, con 610 CV. La versión superior acelera en sólo 3,2 segundos de 0 a 100 km/h, y alcanza una velocidad máxima de 330 km/h, como ya hemos puntualizado antes. 

El sonido del motor V10 atmosférico, cuyo par máximo está disponible a 6.500 rpm, es más lleno y agudo, algo que agradecerán los más entusiastas y "quemados". Un cambio S tronic de 7 marchas y un sistema de tracción quattro de nuevo desarrollo transmiten la potencia al asfalto con la diligencia precisa y requerida en todo gran super-deportivo que se precie. 


La distribución del par entre las ruedas también se adapta a las condiciones específicas de conducción, por ejemplo; en casos extremos, el 100 por 100 del par motor puede ser transmitido al eje delantero o al trasero. El nuevo modo performance en el sistema de conducción dinámica Audi drive select permite adaptar el comportamiento al coeficiente de adherencia del pavimento.
El modelo superior R8 V10 plus tiene un peso de 1.454 kilogramos. Pese al considerable equipamiento extra y a la mayor rigidez de la carrocería, el nuevo Audi R8 pesa hasta 50 kg menos que su predecesor. El ASF (Audi Space Frame) de material compuesto asegura un peso contenido y una óptima distribución de masas entre los ejes, junto con la combinación de aluminio y poliéster reforzado con fibra de carbono (CFRP) en el Audi Space Frame abre una nueva dimensión en relación al peso, rigidez y comportamiento. La aerodinámica también ha sido objeto de una larga investigación y desarrollo y ahora integran un largo difusor que aumenta la fuerza aerodinámica descendente. También el chasis, con su suspensión de dobles triángulos superpuestos, muestra lo próximo que está el nuevo Audi R8 a la competición.

El diseño refleja el potente carácter deportivo del nuevo Audi R8. Un rasgo visual distintivo lo forman los faros de serie LED. Para un campo de visión más amplio y mayor claridad, Audi ofrece como opción las luces largas láser, complementado por los intermitentes direccionales dinámicos en el frontal. La señalización dinámica de giro en la parte trasera es de serie en todas las versiones.


En el nuevo Audi virtual cockpit, los displays son digitales y ya han sido estrenados por su hermano pequeño Audi TT y los mandos más importantes están agrupados en conjuntos de botones en el volante. En el interior, el conductor tiene la impresión de estar en un coche de carreras en todo momento. Los mandos de aire acondicionado subrayan la sencillez del panel de control con su efecto de flotación, también incorporado como primicia en el nuevo TT y el sistema MMI navigation plus con MMI touch es de serie.

Las ventas del nuevo Audi R8 se inician en verano de 2015, con un precio de 191.800 euros para el R8 V10, y de 214.800 euros para la versión superior R8 V10 plus. Pero ahí no queda eso, ya que también habrá más sorpresas con respecto a la nueva generación del R8.


La segunda generación del Audi R8 constituye la base para más modelos. Por ejemplo; para la última evolución del Audi R8 e-tron de altas prestaciones el rendimiento alcanza los 462 CV de potencia y un par máximo de 920 Nm, lo que le permite acelerar hasta los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos. Gracias a las nuevas baterías, la autonomía se multiplica por más de dos en esta maravilla tecnológica, llegando ahora a 450 kilómetros.

Audi utiliza el deportivo eléctrico de alto rendimiento principalmente como un laboratorio de tecnología móvil, y el Audi R8 e-tron servirá por tanto como ayuda en el desarrollo de un futuro sedán eléctrico. A lo largo de 2015, el Audi R8 e-tron también se ofrecerá bajo pedido, como opción deportiva con propulsión eléctrica.


El nuevo Audi R8 LMS de competición ha sido desarrollado en base a la nueva normativa deportiva GT3 que entrará en vigor mundialmente en 2016. Este año será ya sometido a minuciosos ensayos en fábrica. Pese al aumento de rendimiento y prestaciones, aproximadamente el 50 por ciento de sus componentes serán los mismos que en el nuevo modelo de serie.


Así que después de este avance; solo nos queda esperar a su presentación mundial en el Salón de Ginebra y seguiremos informando en cuanto sepamos más datos sobre la nueva criatura de la marca alemana. ¿Ya lo estáis deseando?. 

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style