Porsche GT3 RS. Rompiendo los moldes.



Con el nuevo 911 GT3 RS, Porsche está rompiendo una vez más la barrera entre los coches deportivos y los de competición. Si la versión GT3 siempre ha sido la más radical de la gama, el RS es lo que comúnmente se denomina, "la madre del cordero"...

 Va equipado con el máximo grado posible de tecnología de competición que actualmente se puede incorporar en un 911 homologado para carretera y adecuado para la conducción diaria. Las importantes modificaciones efectuadas en su sistema de propulsión, en la aerodinámica y en el diseño ligero mejoran las prestaciones respecto al 911 GT3 "normal". 

Con un tiempo por vuelta de siete minutos y veinte segundos, el nuevo 911 GT3 RS bate incluso el récord histórico del superdeportivo Carrera GT (uno de los coches de mis sueños) en el mítico trazado de Nürburgring Nordschleife, que estaba en siete minutos y veintinueve segundos. Con ello, el deportivo de altas prestaciones se sitúa de nuevo como referencia en su segmento. 


La razón de estas prestaciones superiores hay que buscarla en la experiencia en competición que históricamente ha caracterizado a la marca de Stuttgart. 
El 911 GT3 RS está propulsado por un motor de seis cilindros y cuatro litros, con 500 caballos de potencia y 480 Nm de par máximo, y que va combinado con una transmisión PDK desarrollada específicamente para soportar tal torrente de potencia. Este motor, que tiene la mayor cilindrada y la máxima potencia de los propulsores atmosféricos con inyección directa de combustible de la gama 911, consigue que el coche acelere de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y de 0 a 200 km/h en 10,9. Su consumo medio de combustible homologado es de 12,7 l/100 km, pero como decimos siempre, ¿a quién le importa el consumo con un coche así?. 

Incorpora funciones especiales como la de desembragar a través de las "levas en neutro" (que es comparable a presionar el embrague en una caja de cambios manual convencional) y la del limitador de velocidad por medio del botón Pit Speed, adaptadas para el uso en competición. Estas funciones dan más libertad al conductor en términos de dinámica de conducción, además de proporcionarle más ayuda cuando pilota en un circuito.


Por primera vez, el techo es de magnesio; la fibra de carbono se usa para el motor y el capó del maletero; y otros componentes ligeros están hechos de materiales alternativos. Esto hace que el modelo RS sea diez kilos más ligero que el 911 GT3, ya de por sí muy ligero. Además, con ese techo baja el centro de gravedad del deportivo, con lo que mejora su excelente dinamismo lateral. La carrocería proviene del 911 Turbo y acentúa su condición cercana a la de un coche de carreras, gracias al añadido de piezas aerodinámicas específicas del RS. El labio del spoiler frontal, que se alarga hasta casi tocar la carretera, y el gran alerón trasero refuerzan su aspecto dominante y especialmente atractivo.

Un rebaje de 30 centímetros de ancho se extiende por la parte central del capó, fabricado en CRFP, y del techo de magnesio. Esta característica es un guiño estilístico a la hendidura del capó delantero que tenían los modelos 911 clásicos, con motores refrigerados por aire, y hoy identifica a los dos componentes ligeros más grandes del 911 GT3 RS.


Otra característica distintiva es el conducto de ventilación de los pasos de rueda delanteros, que se extiende hacia la parte superior de las aletas, igual que en los coches de competición puros. Con esto se incrementa la carga aerodinámica en el eje delantero, que lo hace inamovible en altas velocidades.


El chasis del 911 GT3 RS también ha sido afinado para lograr el máximo dinamismo y precisión en la conducción. El eje trasero direccional y el Porsche Torque Vectoring Plus, con un diferencial autoblocante completamente variable en el eje trasero, incrementan la agilidad y el comportamiento dinámico, y la mayor anchura de ambos ejes proporciona una estabilidad en el balanceo aun mejor que la del 911 GT3. Además, el 911 GT3 RS incorpora unos neumáticos más anchos que cualquier otro modelo 911 de serie. El resultado: una agilidad y velocidad de paso por curva aún superior.

El diseño interior del 911 GT3 RS cuenta con varios elementos en alcántara y está basado en el actual 911 GT3. Uno de los nuevos componentes clave son los auténticos asientos bacquet, que toman como modelo los de carbono empleados en el 918 Spyder. También forma parte del equipamiento de serie el paquete Club Sport, que cuenta con unos arcos de seguridad atornillados por detrás de los asientos delanteros, la preparación para poner un cortacorrientes, un cinturón de seguridad de seis puntos para el conductor y el extintor con su soporte de montaje (estos dos últimos elementos se ofrecen por separado). El paquete opcional Sport Chrono lleva, además de los cronómetros integrados, la aplicación Porsche Track Precision para teléfonos inteligentes. 


La app Track Precision se puede utilizar para medir automáticamente los tiempos por vuelta, a través de GPS, y para registrar los datos de diversos parámetros de la conducción en el smartphone, como por ejemplo la velocidad del vehículo, la aceleración lateral o las aceleraciones y deceleraciones en la dirección de la marcha. Es una forma de gestionar los datos y, así, el conductor puede compartirlos y compararlos con los de otros pilotos. Vamos; que nos viene equipado con lo justo para circular legalmente por la carretera, pero que si nos da el cuarto de hora, le podemos poner unos dorsales y endosrnos el casco y colarnos sin ningún complejo en una carrera de cualquier campeonato de GT´s.

El 911 GT3 RS ya está disponible y las primeras unidades a España llegarán en mayo de 2015. El precio final será de 208.509 euros.

Iros reservando el coche y el circuito que más cerca os pille de vuestra casa y viviréis algo así...



                                                       http://superdeportivoscantabria.es/


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style