KOENIGSEGG REGERA. Sobrepasando los límites.


Koenigsegg CC
Todo empezó en Suecia en el año 1994. El joven Christian Von Koenigsegg con tan solo 22 añitos, decidió dar luz verde a una de las muchas ideas, que  recorrían su cabeza. Se puso en marcha uno de sus sueños, que era el de crear un superdeportivo perfecto, condicionado por una serie de dibujos animados que veía cuando era un niño.

Junto a un equipo de trabajo, con una confianza máxima en la idea de Christian, (y por qué no decirlo; con unos sueldos coherentes...) diseñaron el prototipo del primer modelo; el Koenigsegg CC. Se trataba de un modelo artesanal con cuerpo de carbono y techo desmontable.

A pesar de sus limitados recursos, consiguieron que les fabricaran a medida las suspensiones, chasis frenos, horquillas montantes y muchas de las piezas del vehículo, acabando este prototipo en el año 1996.

Koenigsegg CC8S
Sus primeros contactos con el público general y máximos mandatarios del mundo de la automoción, se lograron al exponer el Koenigsegg CC en el festival de Cine de Cannes en 1997, donde el público quedó maravillado, llegando a establecer sus primeros contactos internacionales.

Koenigsegg CCR
Año a año fueron naciendo nuevos modelos y batiendo diversos récords:




En el año 2002, empezaron la producción en serie del modelo CC8S, homologado completamente para circular en Europa.

Más tarde en el 2005, el nuevo modelo CCR se convirtió en el modelo de producción más rápido. 

En el 2006 el CCX tuvo el record de vuelta en el famoso programa (y por desgracia, desaparecido) Top Gear, y fue el CCXR el primer superdeportivo "verde" preparado para funcionar con E83 y E100 de biocombustible y también con gasolina normal. Como no podía ser de otra manera, en Suecia crearon el primer superdeportivo respetuoso con el medio ambiente...

En la actualidad, la marca Koenigsegg sigue batiendo nuevos registros. La empresa está compuesta por más de 70 personas a las ordenes de Christian y cada uno pone de su mano su artesanía en el mundo de la automoción, llevando a los mas altos límites de calidad su costoso trabajo.

Ahora, en estos momentos, los modelos disponibles de la marca son tres; el ONE:1, AGERA RS y en un futuro próximo, el Regera.

KOENIGSEGG REGERA, UN SUPERDEPORTIVO HÍBRIDO CON 1.510 
CABALLOS Y SIN CAJA DE CAMBIOS.



Regera significa "reinar". Un nombre perfecto para esta máquina que ofrece una combinación de potencia y capacidad de respuesta, todo ello combinado con materiales y acabados de lujo.
A pesar de todo su compendio de tecnología y equipo de serie, el Regera es especialmente ligero ya que solo pesa en vacío 1.420 kg. Con este peso y sus maneras, seguramente solo pueda ser batido en el crono por otro Koenigsegg, aunque será una tarea bastante ardua ya que la marca sueca siempre se suele superar con cada nueva creación y este, es el caso...

Es el más rápido en aceleración. Realmente es como un Boeing 747 ya que alcanza de 0 a 400 Km/h en tan solo 20 segundos llegando a sobrepasar los 450 Km/h de velocidad máxima y es el coche más potente de producción que ahora mismo existe, con 1.510 caballos que lo avalan. Ahora será el conductor el que decide si circular a 130 Km/h por una carretera normal o autodilapidarse contra el asiento en un circuito de carreras.

Este super deportivo exclusivo y artesanal se limitará a solo 80 unidades y ya se han conseguido vender, antes de su presentación en Ginebra, cinco unidades a un precio lógicamente prohibitivo, por lo menos para muchos de los mortales:1.8 millones de euros.

La factoria Koenigsegg en Suecia se ha actualizado y reformado para acoger por primera vez en su corta historia la producción manual de dos vehículos a la vez, puesto que este Regera compartirá línea de producción con el Agera.

Su carrocería y su chasis están fabricados en aluminio, fibra de carbono y kevlar, mientras que el sistema de escape es de la firma Akrapovic y está fabricado en titanio con una curiosa y original salida en forma de cola de pescado.

Sus llantas son de 20" fabricadas en fibra de carbono y montan unas gomas Michelin Super Sport específicas. Por otra parte, su carrocería de lineas afiladas con un frontal alargado y con un gran voladizo trasero, sobresale en aerodinámica activa. Su alerón trasero de carbono al replegarse se camufla totalmente en la carrocería y se vuelve a elevar en cuanto sobrepasamos ciertas velocidades, generando una fuerza descendente descomunal.

Diversos elementos colocados por la carrocería, unos visibles y otro no, generan unos exagerados 450 kilos de fuerza descendente a 250 Km/h, por lo que a altas velocidades, este "bicharraco" va a ser imposible que eche a volar.

Sus puertas cuentan con un reconocimiento... !!!facial!!! para la apertura. Estas son eléctricas con sistema de apertura vertical y en ángulo de 90 grados, sobresaliendo así del vehículo solo el ancho de las mismas. También se pueden accionar conjuntamente con el maletero capó y techo, desde un smartphone o desde el mando de la llave.
La "constelación" DRL (que así se denominan a sus grupos ópticos) van ha hacer notar desde la distancia que se acerca un Regera. Un conjunto de LEDs dispersados en sus focos delanteros de fibra de carbono pulido, crean el efecto de estrellas en un cielo nocturno. Aunque realmente también parece que le han insertado diamantes en sus cavidades dándole esos brillos tan exclusivos...


El interior sobrepasa con creces el término del lujo, ya que os recuerdo que todo esta hecho y ensamblado artesanalmente.
Piel, fibra y aluminio decoran minuciosamente todo el habitáculo. Asientos de espuma de memoria ajustable, un sistema Koenigsegg de información y entretenimiento, conectividad Wi-Fi, cámara interna y trasera con capacidad de grabación, Apple CarPlay, sistema de sonido de alta gama, iluminación ambiental y muchas otras nuevas tecnologías, llenan el interior de un ambiente totalmente sibarita. El Regera también viene con sensores de aparcamiento delanteros y traseros y capacidad de actualización de diagnóstico.


LOS 4 CORAZONES DE LA BESTIA, Y
LA SOLUCIÓN PLUG-IN.

El Regera utiliza un enchufe EV que se ubica detrás de la placa de matrícula trasera robotizada. Es un puerto de carga tipo 2 Modo 3. Esto significa que la unidad de batería directa se puede cargar tanto por el motor de combustión o a través del puerto de carga
.

La solución plug-in permite crear una nueva función llamada BDM o modo de drenaje de batería. El automóvil determina el comportamiento al volante asegurando que la batería no se descargue por completo antes del siguiente punto de carga. Estos puntos de carga se ubican en la pantalla táctil mediante una geo preestabilización o con el sistema GPS, si estamos a menos de 50 Km del destino establecido. Con este sistema BDS haremos funcionar solo los motores eléctricos para eliminar el consumo de combustible y rodar en silencio en estos cortos trayectos si lo deseamos, en teoría, sin miedo de quedarnos sin carga en las baterías.


La marca sueca ha optado por usar ingeniera similar a la  utilizada por sus más cercanos y admirados rivales como el Ferrari La Ferrari, el Porsche 918 Spyder o el McLaren P1, pero eso sí; sobrepasando sin acobardarse la potencia de estos, llegando a esos 1.510 Cv, repartidos entre sus 4 motores y con unos 2.000 Nm de par máximo.

Combina un V8 biturbo de 5 litros que rinde 1.100 CV, con 3 motores electricos. La caja de cambios no existe y en su lugar, una única relación transmite la potencia del motor de combustión a las ruedas traseras con la ayuda de los motores eléctricos. Uno ejerce de transmisor y los otros van en cada rueda posterior, aumentando la potencia del conjunto a esos exagerados 1510 CV.

Aquí os explico un poco por encima como funciona esta combinación de motores, que realmente parece cosa de brujas...

El Regera cuenta con un sistema electrohidráulico que acopla y desacopla el motor de combustión de las ruedas.
Este sistema cuando desacopla el V8, permite que los motores eléctricos, situados en cada rueda, entreguen unos 490 CV entre los dos, añadiendo que como son independientes el uno del otro, actúan también como diferencial aplicando las revoluciones de giro en la rueda y ofreciendo microimpulsos para que a la vez hagan las veces de control de tracción.

Al circular a partir de 50 Km/h, el impulsor central de 210 CV se encarga de llevar al motor de combustión al régimen de vueltas óptimo para facilitar al acoplador electrohidraúlico el emparejamiento con los motores de cada rueda mientras estos ya están funcionando y así, poder ofrecer una  aceleración de 0 a 100 que pone los pelos de punta, con tan solo 2.8 segundos alcanzando, como os comenté anteriormente, los 400 Km/h en esos 20 segundos.

Una vez acoplado el V8, su fuerza pasa por un grupo reductor capaz de transformar una vuelta de su cigüeñal en tres vueltas de rueda. Con esto se entiende la necesidad de asistir electricamente al Regera en baja, ya que este Koenigsegg tiene una única relación de transmisión mecánica.

Y si no tenemos caja de cambios, ¿como circulamos marcha atrás?. Estos impulsores eléctricos funcionan tanto hacia adelante como hacia atrás. Solo cambiamos el sentido de estos, nos abrochamos los cinturones si no queremos acabar con los dientes en el salpicadero y dejamos soltar suavemente, si queremos, los 490 CV de pura electricidad. Seguro que también este Regera conseguirá otro récord de velocidad marcha atrás...



Seguramente, nosotros los "humanos" de a píe, solo veremos un Regera en los salones de automóviles o quizá, quizá, en alguna película. Pero si tenéis la posibilidad de observar un pique contra sus más directos rivales de corazones híbridos el Ferrari La Ferrari (800 CV), McLaren P1(727 CV) o el Porsche 918 Spyder (608 CV), podréis observar como el Regera les arranca la pintura al adelantarlos con sus espectaculares 1.510 CV. Realmente como su nombre indica, ha nacido para reinar sobre el asfalto, respetando, aunque sea un poquito, nuestra capa de ozono, pero nunca a sus rivales "comerciales".




Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style