MINI John Cooper Works. El matagigantes.

Se lanza al mercado la nueva versión del coche más deportivo del segmento de automóviles pequeños.


El nuevo MINI John Cooper Works combina la auténtica sensación de estar a los mandos de un coche de carreras con el carácter selecto y el ampliado acabado de la última generación de los modelos MINI, un concepto automovilístico inconfundible, basado en la tradicional unión entre MINI y John Cooper Works, con extraordinarias prestaciones, superiores a los coches de la competencia. 

Nos ofrece un extremo placer al volante e imagen exclusiva gracias a la tecnología del motor, del chasis y de la aerodinámica proveniente directamente de la competición, pero homologado para circular por nuestras carreteras, con rasgos de diseño interior y exterior específicos. 

El nuevo MINI JCW, monta el motor más potente jamás incluido en un modelo de serie de la marca selecta británica. Se trata de un motor de gasolina de cuatro cilindros 2.0, desarrollado recurriendo a los amplios conocimientos adquiridos en las pistas a lo largo de estos años, sobre la base de la última generación de motores con tecnología MINI TwinPower Turbo. 
La potencia se ha visto aumentada a 231 CV, con una entrega optimizada de la potencia para prestaciones más deportivas que ahora tiene el nuevo modelo británico. 

El nuevo JCW viene con un sonido de serie capaz de despertar nuestras más íntimas emociones, gracias a unos pistones, una unidad turbo y sistema de escape de configuración especial. 

El consumo combinado es de unos frugales 6,7 l/100 km y tiene unas emisiones combinadas de CO2 de 155 g/km, que no es mucho, habida cuenta de las prestaciones que nos ofrece el utilitario de carácter premium.

La potencia ha aumentado en un 10 por ciento en comparación con el modelo precedente y el Par máximo es ahora un 23 por ciento mayor, alcanzando los 320 Nm. De serie cuenta con una caja de cambios manual de seis marchas y la caja de cambios deportiva Steptronic de seis marchas es opcional. 

Con estás credenciales, el nuevo MINI JCW tiene una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos con la caja manual y con la caja automática lo hace en 6,1 segundos. También cuenta con una capacidad de recuperación un 10 por ciento mejor (aceleración de 80 a 120 km/h en 5,6 segundos) y los valores de consumo y de CO2 con la caja de cambios automática, son aproximadamente un 20 por ciento menores que los de la generación anterior, con 5,7 l/100 km y 133 g/km, según ciclo de pruebas UE. 


La tecnología del chasis también ha sido adaptada, con gran precisión, a la potencia del motor y a su forma de entregarla. Para frenar a tanto ímpetu, se han recurrido a unos impresionantes frenos deportivos Brembo, que se dejan ver entre las exclusivas llantas de aleación ligera de 17 pulgadas tipo John Cooper Works Race Spoke. 

La dirección asistida electromecánicamente, con Servotronic, es muy incisiva y efectiva, guiando al coche según nuestras órdenes a la perfección. Entre otros gadgets, también podemos disponer de un sistema de control dinámico de la estabilidad (DSC) con sistema de control dinámico de la tracción (DTC), control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC) y Performance Control de serie y opcionalmente, control dinámico de la amortiguación (DDC). 

El diseño de la carrocería se ha optimizado aerodinámicamente para esta ocasión, con la incorporación de un nuevo faldón delantero específico, con grandes entradas de aire, que también ocupan los espacios correspondientes a los faros antiniebla que incluye el MINI de 3 puertas y un diseño propio de los faldones laterales y del faldón posterior. A todo el conjunto le tenemos que sumar el alerón trasero del tipo John Cooper Works. 

Su imagen inconfundible, gracias a diversos rasgos de diseño y de equipamiento específicos del modelo, entre el que se incluyen cosas como los faros LED con luces intermitentes de color blanco, perfiles de acabado especial de los pasos de rueda, parrilla especifica, elementos de las luces intermitentes laterales y portón posterior con distintivo de John Cooper Works, sistema de escape deportivo con tubos terminales específicos y un nuevo color Rebel Green, disponible exclusivamente para el nuevo MINI John Cooper Works y que es el que veis en las imágenes.

En el interior, también tenemos el ambiente típico de coche deportivo, con asientos deportivos exclusivos de John Cooper Works con tapicería de tejido Dinamica y apoyacabezas integrados. listones embellecedores John Cooper Works en los umbrales, volante John Cooper Works con teclas de funciones múltiples y levas para cambiar de marchas, en combinación con la caja de cambios deportiva Steptronic, palanca de cambios o palanca selectora John Cooper Works, diseño específico de los elementos de indicación y del instrumento central del tablero, pedales y apoyapié para el conductor de acabado en acero inoxidable, guarnecido del techo de color antracita y el MINI Driving Modes también nos viene de serie, como no podría ser de otra forma en este modelo tan especial.

En cuanto al equipo de infoentretenimiento, tampoco nos podemos quejar y el carácter selecto del nuevo MINI John Cooper Works se acentúa mediante equipos especiales exclusivos del modelo y accesorios de preparación de John Cooper Works: pantalla virtual opcional MINI Head-Up-Display con indicaciones exclusivas, techo y carcasas de los espejos retrovisores de color Chile Red, llantas de aleación ligera John Cooper Works de 18 pulgadas, franjas John Cooper Works para el capó y toda una gama de diversos componentes para el exterior e interior del coche de la línea de diseño John Cooper Works, incluidos en la gama de accesorios originales de MINI.


También cuenta con un arsenal de equipos opcionales de alta calidad para aumentar el placer de conducir, el nivel de confort y la seguridad, como el sistema de control de las distancias al aparcar Park Distance Control, asistente de aparcamiento, cámara de apoyo a la marcha atrás, driving Assistant con regulación activa de la velocidad mediante cámara, advertencia de presencia de coches o peatones delante y función de inicio de frenado, así como con detección de carteles de tráfico, kit de luces con luz del habitáculo de LED, kit MINI Excitement con anillo luminoso interactivo de LED en el instrumento central y con iluminación ambiental regulable de manera continua y de diversos colores, acceso y arranque sin llave, techo solar de cristal, de accionamiento eléctrico, espejos retrovisores exteriores e interior con función automática de antideslumbramiento, asientos calefactables, climatizador bi-zona, navegador MINI o navegador MINI Professional, radio MINI Visual Boost con latavoces de alta fidelidad Harman Kardon...

Además, y como viene siendo habitual en los modelos del Reino Unido, existen diversas posibilidades de personalización adicional mediante decoraciones especiales para el techo y las carcasas de los espejos retrovisores exteriores, franjas para el capó, tapicerías de los asientos, diversas superficies para el interior, acabados Colour Lines, así como productos de alta calidad de MINI Yours.

Como podéis comprobar; el nuevo MINI JCW mantiene la frescura y el carácter premium que lo caracteriza, junto con un equipamiento que puede ser excelso y muy sibarita y uno capacidad de personalización extrema. Pero lo que más nos interesa, son las prestaciones extremas que nos puede brindar su mecánica.


MINI John Cooper Works monta un motor de gasolina de cuatro cilindros con tecnología TwinPower Turbo, con estas características:
  • Cilindrada: 1.998 cc.
  • Potencia: 231 CV a 5.200 – 6.000 rpm. Par máximo: 320 Nm entre 1.250 rpm y 4.800 rpm.
  • Aceleración 0–100 km/h: 6,3 segundos (caja automática: 6,1 segundos).
  • Velocidad máxima: 246 km/h.
  • Consumo promedio: 6,7 (5,7) litros/100 kilómetros.
¿Qué?, ¿como te quedas?. El nuevo MINI John Cooper Works lo ha vuelto ha hacer con su nueva vestimenta. Ahora solo hace falta esperar a que poco a poco vaya llegando a las concesiones en sus diferentes variables de carrocería. ¿Reservamos uno?.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Renault Captur 120 TCe EDC