Peugeot 308 R Hybrid. Extremadamente híbrido.


Desde su lanzamiento, el Peugeot 308 ha seducido a más de 280.000 clientes en todo el mundo, hasta marzo de este mismo año, por sus cualidades inéditas en el segmento C. Siguiendo con su estrategia de internacionalización, la marca lanzó, con motivo del Salón de Shanghái de 2015, el nuevo 308 S, fabricado y comercializado en China.

Independientemente de la silueta y el motor elegidos, las prestaciones del Peugeot 308 son siempre de alto nivel gracias a la polivalencia de la plataforma EMP2 que utilizan ya varios modelos del Grupo PSA. Sobre esta base, la división deportiva de la marca francesa, Peugeot Sport, ha desarrollado un nuevo sistema de propulsión híbrido de gasolina plug-in.

La potencia de 500 CV y las cuatro ruedas motrices establecen nuevas referencias en cuanto a deportividad en su segmento y proporcionan unas prestaciones extraordinarias. El Peugeot 308 R HYbrid presenta también un planteamiento inédito del habitáculo, con cuatro asientos individuales y con el corte limpio en la carrocería ejecutado en azul y negro.


Para empezar, el Peugeot 308 R HYbrid presenta unas proporciones ideales en su búsqueda de las prestaciones puras. Perfectamente identificables, la elegancia y la deportividad del 308 recogen los códigos de diseño explorados por el concept Quartz para lograr una expresión radical.

"La potencia de 500 CV y las cuatro ruedas motrices establecen nuevas referencias en cuanto a deportividad en su segmento"

Pegado al suelo con sus neumáticos 235/35 R19 montados en unas vías ensanchadas para la ocasión de 80 mm, el Peugeot 308 R HYbrid parece devorar el asfalto con su impresionante frontal coronado con un capó con unas expresivas tomas de aire y un parachoques con aristas vivas y planos lisos.

Con su rejilla frontal ajedrezada, exclusiva para este concepto, la parrilla proporciona aire fresco al innovador sistema de propulsión híbrido que desarrolla la impresionante cifra de 500 CV. Las salidas de aire laterales integran los intermitentes progresivos de LED mientras que la toma central exhibe la firma del coche, un escudo con la denominación 308 R HYbrid esculpida.

El Peugeot 308 R HYbrid se viste de gala, también para esta ocasión, en un azul particularmente intenso mediante la integración de pigmentos fluorescentes y partículas de cristal. Este color evoca, al mismo tiempo, el sistema híbrido y el tono históricamente reservado a los coches de competición franceses. Este azul se combina, al nivel de las puertas traseras, con un negro mate en una nueva expresión del corte limpio, signo de identidad de los modelos Peugeot más extremos y que ya vimos en el concepto del 308 R o el 208 GTI 30 Aniversario, pero combinado con el rojo.


En la parte trasera, el Peugeot 308 R HYbrid exprime su radicalidad con una notable sobriedad. La forma de la parte posterior anuncia el comportamiento dinámico del coche mientras que el pequeño alerón en la parte superior del portón culmina el trabajo aerodinámico. Por su parte, el parachoques dispone de dos salidas de aire que contribuyen a gestionar la temperatura de la batería mediante la extracción del aire caliente acumulado.Aplicados en los embellecedores de las salidas de aire y en los bajos de caja, una serie de adornos en un blanco de aspecto cerámico ponen de relieve el dinamismo intrínseco del coche.

Al abrir las puertas, nos permite descubrir un habitáculo impresionante estructurado por una consola central que atraviesa el interior longitudinalmente y que configura el espacio para cuatro asientos de tipo baquet. Los materiales y los colores utilizados confirman de manera distintiva el objetivo del Peugeot 308 R HYbrid: las prestaciones.

Así, los acabados de la parte superior del habitáculo y del techo son de color antracita y los asientos de tipo baquet están tapizados en un cuero beige. En la más pura tradición de la deportividad, diferentes detalles en rojo se reparten por el interior, especialmente en el marco de los instrumentos principales, la referencia para el centrado del volante y la consola central.

"Los materiales y los colores utilizados confirman de manera distintiva el objetivo del Peugeot 308 R HYbrid: las prestaciones."

Por primera vez, el Peugeot 308 R HYbrid adopta, en un coche basado en un vehículo de serie, materiales sólo empleados en concept cars. Así, el salpicadero está forrado con un material textil obtenido mediante una técnica de tejido digital. 
Este procedimiento, muy innovador, permite tapizar piezas complejas de gran tamaño y darles un tacto blando sin necesidad de recurrir a espumas. Con ello, también se consigue reducir el peso de la pieza entera. Este tejido digital se combina en las contrapuertas con cuero en colores negro y beige.


Gracias a la innovadora arquitectura del Peugeot i-Cockpit, el conductor controla con naturalidad los 500 CV que desarrolla la mecánica. El volante compacto, forrado de cuero perforado y con el logotipo 308 R HYbrid, permite colocar el coche con absoluta precisión y de manera incisiva en las curvas. Muy cerca del volante, las levas para el cambio permiten gestionar la caja de seis velocidades con las yemas de los dedos y la instrumentación elevada, por su parte, proporciona todas las informaciones necesarias sin necesidad de apartar la vista de la carretera. Aunque mantiene esa forma tan característica que hace que según en qué posición nos sentemos, no veamos del todo bien el cuadro de relojes.

Finalmente, dos botones situados en la consola central permiten supervisar la mecánica. El primero pone en marcha el potente sistema de propulsión del vehículo mientras que el segundo permite elegir entre cuatro modos de conducción.

Como no podía ser de otro modo y al igual que se viene haciendo en las últimas creaciones radicales de la marca francesa, el desarrollo del Peugeot 308 R HYbrid se confió a Peugeot Sport. Se trataba de un verdadero desafío: desarrollar un sistema de propulsión híbrido de gasolina plug-in de elevadísimas prestaciones, integrarlo en la plataforma EMP2 y sobre la carrocería de un compacto de serie y establecer nuevos horizontes en su rendimiento.
"El Peugeot 308 R HYbrid presenta un temperamento brutal con una relación peso/potencia de apenas 3,1 kg/CV."

El resultado está a la altura del reto. Con una potencia de 500 CV y cuatro ruedas motrices, el Peugeot 308 R HYbrid alcanza 250 km/h, velocidad limitada electrónicamente, realiza el 0 a 100 km/h en apenas 4 segundos y cubre los 1.000 metros con salida parada en sólo 22 segundos. Todo ello combinado con unas emisiones de CO2 de sólo !!!70 g/km!!!.

Perfectamente equilibrado, con un reparto del peso del 60 % en la parte delantera y un 40 % en la trasera, el Peugeot 308 R HYbrid presenta un temperamento brutal con una relación peso/potencia de apenas 3,1 kg/CV.


De manera sistemática, Peugeot Sport utiliza su experiencia técnica y su palmarés en competición para determinar las características de los componentes y su emplazamiento ideal. De este modo, el sistema de propulsión de este modelo incluye tres fuentes de potencia que pueden mover el vehículo de manera independiente unas de otras:
 
  • El motor cuatro cilindros de gasolina 1.6 THP 270 S&S, el motor de serie con la potencia específica más elevada del mundo a este nivel de cilindrada. 
  • Un motor eléctrico con una potencia de 115 CV, acoplado a la caja de cambios de seis velocidades. 
  • Un segundo motor eléctrico, con las mismas características, situado sobre el eje trasero. 


Para garantizar un comportamiento dinámico irreprochable, los pesos se han centrado y rebajado al máximo. La batería de iones de litio, con una excelente relación potencia/tamaño, se ha situado bajo los asientos traseros, en el lugar que habitualmente ocupa el depósito de combustible. Con una capacidad de 50 litros, éste ha pasado a situarse sobre el piso del maletero, justo encima del motor eléctrico trasero y de los dos transformadores. 

En su búsqueda de la perfección, los ingenieros de Peugeot Sport han modificado el fondo del depósito para que se sitúe lo más cerca posible del resto de elementos mecánicos. De esta manera se han ganado algunos milímetros suplementarios en altura, siempre en beneficio de las prestaciones.

"El Peugeot 308 R HYbrid demuestra de manera brillante el talento de los ingenieros y diseñadores así como la excelencia del Peugeot 308"

El selector situado en la consola central controla los cuatro modos de conducción de los que os hemos hablado antes:
  1. El modo Hot Lap, el de mayores prestaciones, proporciona la potencia íntegra de las tres fuentes para alcanzar un total de 500 CV y un par máximo de 730 Nm. 
  2. El modo Track proporciona 400 CV y 530 Nm, principalmente gracias al motor de gasolina y al eléctrico trasero. El motor eléctrico delantero, por su parte, funciona como un boost suplementario durante las aceleraciones. 
  3. El modo Road está pensado para un uso convencional en carretera con una potencia de 300 CV y un par de 400 Nm. El motor de gasolina entrega todo su potencial y el motor eléctrico trasero le asiste durante las aceleraciones. En este modo, el eléctrico delantero no interviene. 
  4. El modo ZEV utiliza prioritariamente el motor eléctrico trasero para propulsar el Peugeot 308 R HYbrid. El motor eléctrico delantero interviene en función de la presión ejercida por el conductor sobre el acelerador. 

De esta manera, el comportamiento dinámico del Peugeot 308 R HYbrid es impresionante, en especial a la salida de las curvas gracias a su sistema de tracción integral. El sistema de frenos está a la altura de sus prestaciones ya que delante monta discos ventilados de 380 mm de diámetro con pinzas de cuatro pistones mientras que en el eje trasero monta discos de 290 mm. No obstante, este equipo de frenos no se utiliza en todas las maniobras de frenada.

Peugeot Sport ha desarrollado el sistema de propulsión para decelerar con la ayuda de los motores eléctricos en toda la gama de velocidades, es decir, desde los 250 km/h. Además de preservar los discos y las pinzas, esta frenada regenerativa es uno de los tres métodos de recarga de las baterías. Otra de las fórmulas consiste en utilizar el motor eléctrico delantero como generador, movido por el motor de gasolina. Finalmente, una toma de recarga rápida exterior permite que la batería recupere su carga máxima en apenas 45 minutos.

El Peugeot 308 R HYbrid demuestra de manera brillante el talento de los ingenieros y diseñadores así como la excelencia del Peugeot 308. Pero es que en este caso, han logrado fabricar un superdepotivo ecológico, dentro de una carcasa no menos deportiva y espectacular, pero en el fondo, un coche convencional. 

De momento es un concept, pero no estaría mal que se decidieran por fabricarlo aunque sea solo en edición limitada, ¿no creéis?.



Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style