BMW X1 2015. Sucesión de un pionero.


El nuevo BMW X1, siendo el sucesor del pionero en su segmento automovilístico, traslada ahora aún más las propiedades propias de un SAV (Sports Activity Vehicle) al sector Premium del segmento de los automóviles compactos y se acerca un poco más al diseño que ya conocemos en sus hermanos mayores X5 y X6.


La segunda generación de este exitoso vehículo, del que ya se van vendiendo más de 730.000 unidades, tiene los mismos rasgos de diseño que caracterizan a todos los modelos X de BMW. El habitáculo del nuevo BMW X1 es también ahora mucho más espacioso, acogiendo más holgadamente a los pasajeros y su equipaje correspondiente. Además, impera en él un ambiente moderno y elegante, así como de ingeniosa funcionalidad. La deportividad y el confort dinámico del vehículo se acrecientan gracias a los motores de cuatro cilindros de última generación de BMW Group, a la eficiencia optimizada del sistema de tracción total inteligente BMW xDrive, así como a la nueva tecnología del chasis. Este progreso va de la mano de una reducción del consumo y de las emisiones, que puede llegar a ser de hasta un 17 por ciento en comparación con los modelos antecesores que compartían motorización.

El nuevo BMW X1 se impone debido a su extraordinario dinamismo y a su gran eficiencia, pero también por incluir una gran cantidad de equipos innovadores como dotación de serie. No obstante, opcionalmente pueden adquirirse, entre otros, faros de LED, sistema de control dinámico de la suspensión DDC, pantalla virtual BMW Head-Up Display, así como el sistema Driving Assistant Plus.

Las proporciones indican que se trata de un vehículo muy robusto, el diseño de gran aplomo y el dinámico trazado de sus líneas le confieren al nuevo BMW X1 una imagen de superioridad, además del dinamismo que siempre caracteriza a cualquier modelo de la marca y que está grabado en el ADN de todos y cada uno de sus modelos. 

A primera vista se puede apreciar que se trata del integrante más reciente de la gama de los modelos X de BMW. En comparación con su antecesor, es más alto (+ 53 milímetros), por lo que el habitáculo resulta ser más cómodo y holgado. Los asientos están también más elevados (+ 36 milímetros los delanteros, + 64 milímetros los traseros), por lo que el conductor tiene una visibilidad optimizada para controlar lo que sucede en el tráfico, como siempre corresponde a un vehículo con estas pretensiones de todo-camino.


El espacio a la altura de las rodillas de los pasajeros del fondo es también ahora 37 milímetros mayor, aunque puede ser de hasta 66 milímetros mayor con los asientos posteriores opcionales, desplazables horizontalmente. El volumen del maletero es de 505 litros, lo que significa que es 85 litros mayor que el maletero del modelo anterior y abatiendo los respaldos de los asientos traseros, el volumen de carga puede aumentar hasta los 1.550 litros. Además, los respaldos pueden abatirse en relación de 40:20:40; y opcionalmente también puede regularse su inclinación. Para aumentar la versatilidad del coche, es posible adquirir el asiento del acompañante con respaldo abatible, así como una banqueta posterior que admite un desplazamiento horizontal de 13 centímetros, por lo que contamos con numerosas configuraciones, así sean nuestras necesidades.

Si nos incorporamos al interior, el diseño del nuevo BMW X1 combina la orientación ergonómica del cuadro de instrumentos, típica en todos los modelos de la marca, con un ambiente moderno y selecto, concebido para disfrutar al máximo de la conducción a los mandos de un SAV. 


El equipamiento de serie incluye climatizador, sistema de audio con conexiones USB y AUX-In, o sistema de mando iDrive con pantalla independiente de 6,5 pulgadas, integrada en el salpicadero. Las variantes de acabado Advantage, Sport Line, xLine y M Sport, ofrecidas a modo de alternativa frente al equipamiento básico, permiten personalizar el coche específicamente, según los gustos de cada cliente, al igual que ocurre con el resto de modelos de la gama.

La segunda generación del BMW X1 se lanza al mercado con una gama de motores completamente nueva. Cuando se presente en el mercado en octubre de 2015, el nuevo modelo se ofrecerá con un motor de gasolina y tres motores diésel, todos ellos de cuatro cilindros en combinación con cambios manuales o automáticos. Estos propulsores son parte de la nueva gama de motores de BMW y abarcan un margen de potencia desde 150 CV hasta los 231 CV. Estos motores se combinan con una caja de cambios manual de seis marchas, o bien con una caja automática Steptronic de ocho marchas, también de nuevo desarrollo.

El nuevo BMW X1 también incluye una versión mejorada del sistema de tracción total inteligente xDrive, cuyas virtudes comprobamos este invierno en la estación de esquí de Sierra Nevada. Este sistema de peso optimizado, compacto y eficiente, dotado de un acoplamiento de discos de regulación electrohidráulica, consigue una distribución siempre perfecta del momento de impulsión entre los dos ejes en función del comportamiento dinámico del vehículo en todo momento, por lo que la seguridad está cubierta en todo momento y nos permitirá contar con una capacidad de tracción insuperable en cualquier circunstancia. El BMW X1 sDrive18d, que es la versión de acceso, cuenta con el mismo sistema de tracción delantera que ya comprobó su eficiencia en el BMW Serie 2 Active Tourer y en el BMW Serie 2 Gran Tourer, y que fue concebido para obtener el dinamismo que distingue a los coches de la marca.


El cambio generacional del BMW X1 también se manifiesta en el considerable progreso conseguido en materia de inclusión inteligente en la red. Una novedad aportada por BMW ConnectedDrive consiste en la pantalla virtual Head-Up Display que, al igual que en los modelos superiores de la gama X de BMW, permite proyectar sobre el parabrisas diversas informaciones relevantes para la conducción. Además, el BMW X1 puede estar equipado ahora con diversas funciones incluidas en el sistema Driving Assistant Plus como el control de crucero activo con función Stop&Go, advertencia de salida de trayecto, asistente para conducción en retenciones de tráfico, advertencia de colisión, así como advertencia de presencia de peatones, con función de frenado en el tráfico urbano. A estos sistemas se suma una nueva gama de aplicaciones para ampliar las funciones de confort, navegación, información y entretenimiento.

Pronto solicitaremos una prueba de esta nueva edición del más pequeño vehículo recreacional de la marca de Munich, pero mientras tanto, lo que vemos nos gusta bastante...

Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style