50 años de Ford Transit.

La verdad es que parece una tontería, pero los vehículos comerciales han sido siempre (y lo siguen siendo) el motor fundamental de nuestra economía y nunca los prestamos atención. Al día vemos cientos de camiones y furgonetas y no nos percatamos que si no existieran, el mundo se paralizaría.


Uno de esos vehículos comerciales es la Ford Transit, que recientemente ha cumplido el medio siglo de edad. Sí amigos; cincuenta años lleva la Transit moviendo parte del mundo y repartiendo sueños. Bueno y también realizando tareas un tanto al margen de la ley, ya que, como curiosidad que muchos de vosotros no sabréis; en los orígenes de la afamada Ford Transit, muchos ladrones de bancos y delincuentes comunes elegían este modelo de furgón de carga por varios motivos para realizar sus fechorías.

Para empezar, la potencia de sus motores era ideal para salir zumbando del lugar del crimen o aguantar con éxito una persecución policial, además que una furgoneta de reparto pasaba realmente desapercibida. En segundo lugar, gracias a su trabajado chasis y su tracción trasera, le proporcionaban una agilidad pasmosa y no era un vehículo "torpe" como se podría esperar de una furgoneta así. Y por último; su compacto tamaño les permitía acceder con normalidad a lugares en donde otros vehículos más voluminosos no podrían.

Digamos que la Ford Transit marcó las pautas a seguir por el resto de fabricantes, que enseguida copiaron la fórmula, no para que los ladrones más famosos y especializados del mundo pudieran realizar sus objetivos, pero sí para que el grueso de la población decente, como comerciantes, empresarios y demás profesionales, pudieran realizar su trabajo y transportar los enseres necesarios para ello, sin el incordio de contar con un vehículo extremadamente aparatoso.

En el 50 aniversario del lanzamiento de la Transit por parte de Ford Motor Company, los vehículos comerciales continúan siendo un vehículo de especial relevancia contribuyendo de especial manera a la economía europea, en nuestro caso.

Un estudio del Centro de Investigaciones Económicas y de Negocio muestra cómo los vehículos comerciales han contribuido a generar 580 billones de euros en Francia, Alemania y el Reino Unido el pasado año, lo que supuso un incremento del 16 por ciento con respecto a 2010. Esta cifra es similar a la economía de Suiza (sin contar el capital español ahí "escondido"... porque sino esa cifra se quedaría corta...).

Ford encargó el estudio para entender mejor el impacto de los vehículos comerciales en la economía de hoy día. Éste resalta el incremento en el uso de este tipo de vehículos gracias a la aparición de nuevos sectores como la venta online, el aumento de actividad de otros como el de pintores o fontaneros, y de los que tradicionalmente han dependido de este tipo de vehículos como el de la construcción, el mantenimiento y reparación o el reparto.

En Alemania, la principal economía europea, para nuestra desgracia..., el sector de las ventas online creció un 25 por ciento en el último año, y el pronóstico es que siga aumentando más de un 23 por ciento en 2015. En 2014, esta modalidad de compras en Polonia y España aumentó en un 23 por ciento y un 20 por ciento respectivamente comparado con el año anterior.

Este veloz incremento ha contribuido a mejorar el mercado de vehículos comerciales en los principales mercados europeos. Francia es el país en el que más comerciales circulan, con un total de 5,2 millones de vehículos registrados en 2014, seguido de España, con 4,6 millones e Italia con 3,8 millones. Les siguen Reino Unido con 3,5 millones, Polonia con 2,7 millones y Alemania con 2,3 millones. Polonia muestra el mayor incremento de su parque de las seis naciones con una subida del 85 por ciento desde el año 2000. Las ventas de comerciales de tamaño medio, como la Ford Transit, han mejorado en Alemania, con un total de 281.000 vehículos en 2014, seguido de Reino Unido con 231.000 y Francia con 187.000.


Con cuatro versiones, la Transit ha ayudado a conseguir que Ford sea el segundo fabricante de comerciales en el primer semestre a nivel europeo, cuando en 2012 era el séptimo, al mejorar sus ventas alrededor de un 33 por ciento anualmente desde entonces. Y es que podemos elegir una Transit casi a la carta, gracias a sus diferentes volúmenes de carga, incorporación de caja posterior e incluso, exclusivamente para el transporte de pasajeros.

Además, el Centro de Investigaciones Económicas y de Negocio, que también realiza estudios para el Gobierno inglés, revela que el mayor beneficio que generan los comerciales está en la contribución a las arcas públicas a través de la recaudación de impuestos. Por ejemplo, el año pasado, en el Reino Unido, los conductores de furgonetas realizaron más de 102 billones de kilómetros, un 20% más que en 2008, lo que generó 7 billones de euros en impuestos al combustible. ¿Seguro que estamos en crisis?.


La Ford Transit, a lo largo de estos cincuenta años de vida, se ha convertido en la furgoneta más popular a nivel mundial, con aproximadamente 8 millones de vehículos fabricados. Si se pusieran todas en fila, darían la vuelta al mundo. 


Interesante ¿verdad?. Creo que después de leer este artículo ya no miraremos a los vehículos comerciales con indiferencia, siendo conscientes de que son los que mueven la economía de un país y del mundo en general. También estaremos alerta por si los amigos de lo ajeno siguen utilizando a la Ford Transit como vehículo de "empresa"; ¿qué no?.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style