BMW CONCEPT M4 GTS. Arrancando el asfalto.


El BMWConcept M4 GTS se ha estrenado mundialmente el pasado 13 de agosto, cuando aún muchos de nosotros, estábamos en la playa contando las horas que nos quedaban para agotar nuestra primera quincena de vacaciones. Ha sido presentado en el prestigioso Concours d'Elegance de Pebble Beach, en California (EE.UU), rodeado de galardonados automóviles deportivos de épocas pasadas y también futuras, como es su caso.

Transcurrido un año desde el lanzamiento del BMW M4 Coupé, BMW M GmbH nos permite echar un primer vistazo a un modelo de altas prestaciones, apto para conducir en la calle, aunque ideal por su preparación para los circuitos.

Con este modelo, BMW Motorsport retorna, una vez más, a sus raíces. Cuando la empresa se fundó en el año 1972, no solamente causó furor con su BMW M1, un icono de la competición automovilística y que veis en la imagen, sino que también desarrolló el primer motor turbo, que logró ganar el campeonato mundial de Fórmula 1 y, además, consiguió que el BMW M3 del grupo A, sea hasta el día de hoy el turismo más exitoso del mundo.



El nuevo BMW Concept M4 GTS es un hito más de la tradicional secuencia de modelos especiales de BMW M3: BMW M3 Evolution (1988), BMW M3 Sport Evolution (1990), BMW M 3GT (1995), BMW M3 CSL (2003), BMW M3 GTS (2010) y BMW M3 CRT (2011).

Gracias a su tecnología proveniente de la competición automovilística, a su mayor potencia, al uso consecuente de materiales ligeros y, también, a la fabricación de una cantidad limitada de unidades; estos modelos más agresivos de las respectivas series garantizan máximas prestaciones y sensaciones al volante y son capaces de hacernos hervir la sangre en cada curva y aceleración extrema.


La base de este GTS, el BMWM4 Coupé, es la combinación perfecta entre los genes de la competición y un uso diario sin limitación alguna. Este BMW Concept M4 GTS nos permite dar un paso más y anticipar la aparición de un modelo especial exclusivo y fascinante, que marca las pautas por su tecnología y que fue concebido de manera consecuente para las pistas de carreras. Osea, al revés que un M4 "normal".

Sin embargo, a pesar de sus excelentes cualidades de competición, se trata de un automóvil perfectamente apto para su uso diario, teniendo en cuenta siempre, intentar evitar a los "fotógrafos" recaudadores que invaden nuestras carreteras. Es pues, tecnología de competición automovilística puesta en la calle, no apta para "alucinados" del volante, que donde yo vivo hay muchos... Estamos hablando de una máquina muy seria y que retoma de nuevo el sentido a la relación carreras-cliente.

Este BMW Concept M4 GTS monta soluciones tecnológicas nuevas, que se estrenarán mundialmente en una fecha posterior en alguno de los modelos futuros de BMW. Concretamente cuenta con el innovador sistema de inyección de agua. Con este sistema, el BMW M4 MotoGP Safety Car que utilizan en el mundial de motociclismo y que ya lo incorporan a modo de prueba, consigue aumentar la potencia y el par motor.
También utiliza luces posteriores con tecnología de diodos orgánicos de emisión de luz (OLED) de los que también os hablamos en un artículo hace unas semanas. Con estas fuentes de luz, la escenificación del coche en la oscuridad es completamente nueva y espectacular.


Por su parte, con el sistema de inyección de agua, los ingenieros aprovechan la cualidad física del agua de extraer energía del entorno durante el proceso evaporación. Al evaporarse, el agua que se inyecta en calidad de fina neblina en el colector del módulo de aspiración, provoca un enfriamiento del aire aspirado. De esta manera se disminuye la temperatura final en la cámara de combustión, por lo que se reduce la tendencia a las autodetonaciones, lo que significa que el motor turbo puede funcionar con una presión turbo mayor y, además, con un punto de encendido más temprano. Lo que traducido significa, que el M4 GTS obtendrá un mayor rendimiento y unas prestaciones más brutales y con un menor tiempo de reacción.

Esta tecnología redunda en un aumento de la potencia y del par motor, a la vez que reduce el esfuerzo térmico que deben soportar diversos componentes relevantes para las prestaciones. Otra ventaja consiste en que esta solución también aumenta la resistencia y durabilidad del motor turbo.

Así que como hemos dicho, con el BMW Concept M4 GTS, la avanzada tecnología utilizada, comprobada y aprendida en las competiciones automovilísticas, se traslada directamente al tráfico vial.


La gran potencia de su motor turbo; un 3.0 TwinPower de seis cilindros, y sin las cifras oficiales en nuestras manos, suponemos, que desarrollara unos 460-470CV.

Constituye de por sí, un reto para el sistema de gestión de temperaturas en el motor y en los grupos secundarios. Por este motivo. además del radiador principal, el coche cuenta con radiadores complementarios para que la gestión térmica sea óptima en los circuitos de alta y de baja temperatura, así como en la refrigeración de la caja de cambios y del turbo.

Las innovadoras luces posteriores llamadas OLED, ya utilizadas en nuestros smartphones y alguna television, son novedosas fuentes luminosas que emiten una luz homogénea en toda su superficie, por lo que se diferencian de la emisión por puntos de los LED normal.
Gracias a su altura de apenas 1,4 milímetros y, además, a la posibilidad de activar por separado diversos módulos luminosos, se dispone de nuevas posibilidades para la escenificación lumínica del coche. Con esta tecnología, las superficies adquieren una nueva plasticidad y una apariencia inconfundible, así como una expresión de máxima precisión. Realmente esta nueva tecnología, marca el inicio de una nueva era en sistemas de iluminación, dando un gran paso adelante sobre las "lucecitas" LED que conocemos. Con estas OLED podremos mandar mensajes más nítidos y claros a los conductores que nos preceden y crear formas imposibles en los pilotos traseros. En la parte final del artículo, os dejo un vídeo que he encontrado, para que observéis de primera mano la capacidad de esta tecnología.


La expresión estética del BMW Concept M4 GTS esta basada en el dinámico y emotivo diseño del BMW M4 Coupé guardando las diferencias. A primera vista, revela que se trata de un modelo especial de altas prestaciones, concebido en todos sus detalles para la competición en los circuitos de carreras.

El deflector delantero regulable manualmente, así como el alerón posterior, ambos de fibra de carbono visible, logran un perfecto equilibrio aerodinámico y permiten adaptar el comportamiento del coche a las características de cada circuito, así como también a la conducción en las calles o autopistas. El uso consecuente de materiales ligeros también se manifiesta en el capó de polímero reforzado con fibra de carbono (PRFC), que consigue reducir aún más el peso, por lo que el centro de gravedad del coche es más bajo y por tanto, su comportamiento mucho más dócil y neutro. Por su parte, la amplia entrada de aire situada en el centro, optimiza el guiado del mismo con el fin de reducir las fuerzas ascendentes que actúan sobre el eje delantero cuando aceleramos sin compasión, a modo de alerón. Todo preparado aerodinamicamente para arrancar el asfalto, pero sin despegar...

El dinamismo y la imagen de gran aplomo del coche, se subrayan mediante el color exterior Frozen Dark Grey metalizado, que contrasta llamativamente con el color Acid Orange del deflector delantero. Este llamativo color Acid Orange se retoma en las llantas de aleación ligera forjadas, de peso optimizado y especialmente ligeras. Las llantas delanteras de 19 pulgadas y las posteriores de 20, se combinan con neumáticos Michelin Sport Cup 2 (las delanteras de formato 265/35, y las traseras de 285/30). Esta combinación de neumáticos de diversas dimensiones ha sido adaptada óptimamente a las cualidades dinámicas del BMW Concept M4 GTS para asegurarnos un agarre extremo bajo cualquier circunstancia, mientras no sea lluvia claro... ya que son semi-slicks.

En conclusión; el nuevo M4 GTS nos traslada de una manera fiel a lo que puede ser un auténtico coche de competición, pero perfectamente homologado para circular por la calle sin que nos multen, por supuesto; siempre y cuando guardemos con celo las normas de tráfico. También podríamos ponerle un dorsal y participar en una carrera del DTM alemán como segunda opción...

¿Lo acabarán fabricando?, no lo sabemos. De momento, tan solo nos conformaremos en contemplar su brutal figura en las fotos ya que no deja de ser un concept, aunque eso sí; nos podremos beneficiar en un futuro de las soluciones técnicas y aerodinámicas que incorpora, en otros vehículos de serie.


Entradas populares de este blog

¿Cual es el mejor neumático?

Prueba Mitsubishi ASX 160 DI-D Motion 4WD

Prueba: Seat Ateca 1.0 TSI Style